Periódicos de todo el país se suman al consenso que elogia Ley para la Recuperación

A un año de la promulgación de la Ley para la Recuperación (Recovery Act), juntas editoriales de periódicos de todo el país examinaron meticulosamente el programa y opinaron sobre su impacto. Desde la evaluación por el St. Petersburg Times de que “Un año más tarde, [las medidas de] estímulo producen resultados en Florida” hasta la opinión del Philadelphia Inquirer de que “[las medidas de] estímulo rescataron a Estados Unidos”, está aumentando el consenso de que la Ley para la Recuperación nos ha sacado del borde del desastre económico y está logrando generar empleos e impulsar el crecimiento económico. Estos editoriales se suman a un coro cada vez más numeroso de expertos independientes que dicen que a la Ley para la Recuperación se le atribuyen hasta 2.1 millones de empleos en todo el país y ofrecen un vistazo de las formas en que la Ley para la Recuperación está beneficiando a comunidades de todo el país.

He aquí lo que comentaron:

FL  - St. Petersburg Times - "Un año más tarde, [las medidas de] estímulo producen resultados en Florida”: El hecho es que la desalentadora situación económica en el estado sería ser mucho peor sin el dinero federal. Los números lo dicen todo, incluso si se disputan las cifras precisas. Sin la ayuda federal, el estado se habría visto forzado a despedir a miles de maestros y enfrentaría una crisis presupuestal incluso más profunda… En la zona de la bahía de Tampa, el impacto del dinero de estímulo se sentirá durante varias décadas. Ya está en marcha la construcción de más cruces elevados en la U.S. 19 en la parte norte [del condado de] Pinellas, y en Hillsborough, un conector entre la Interestatal 4 y la carretera Lee Roy Selmon que cruza el condado contribuirá a la actividad comercial en el Puerto de Tampa y creará miles de empleos. El dinero de estímulo asignado al ferrocarril de alta velocidad entre Tampa y Orlando impulsará un proyecto que podría transformar la economía en toda la región.

KS - The Wichita Eagle - "Odio hacia la ley de estímulo es injustificado": Funcionarios del gobierno del Presidente Obama están recorriendo el país para generar conciencia sobre el impacto de la medida federal de estímulo que se promulgó hace exactamente un año. En base a una nueva encuesta de CNN, tienen mucho trabajo por delante. Solamente la cuarta parte de los estadounidenses piensa que el plan federal de estímulo ha ayudado a la clase media, y solamente una tercera parte piensa que ayudó a estadounidenses de bajos ingresos. Mientras tanto, 74 por ciento piensa que por lo menos la mitad del gasto de estímulo se ha despilfarrado. Tales percepciones son comprensibles, dadas las dificultades que las familias enfrentan y que la ley de estímulo no ha reducido la tasa de desempleo. Pero no son congruentes con el verdadero contenido de la medida. El mayor rubro en el conjunto de medidas de estímulo fue un recorte tributario para los trabajadores que asciende a $116,000 millones. Según la encuesta de CNN, 70 por ciento del público respalda los recortes tributarios en la ley. El segundo y cuarto rubro entre las medidas fue la ayuda a estados para Medicaid ($87,100 millones),educación y otros servicios esenciales ($53,600 millones). Imagínense cuánto más graves habrían sido los serios problemas con el presupuesto estatal sin esta ayuda federal. El tercer rubro ($69,800 millones) evitó que estadounidenses de clase media tuvieran que pagar el impuesto mínimo alternativo. Otro rubros considerables incluyen: $35,800 millones para prolongar los beneficios de desempleo; $27,500 millones para construcción de carreteras y puentes; $25,100 millones para extender el seguro médico con COBRA a los trabajadores desempleados y sus familias; $20,900 millones para ayuda alimentaria a estadounidenses de bajos ingresos; $14,800 millones para extender el crédito tributario por hijo, $14,400 millones para ayuda a personas mayores y veteranos discapacitados. En total, estos rubros representan aproximadamente 60 por ciento del gasto de estímulo. ¿Se trata de despilfarro de dinero? Gran parte del gasto restante de estímulo fue para recortes tributarios a empresas, becas universitarias Pell y proyectos como mejoras a la red eléctrica y sistemas de transporte público. Según la encuesta de CNN, 80 por ciento de los estadounidenses apoya las inversiones en infraestructura.

MD - Baltimore Sun - "Medidas de] estímulo: Más exitosas de lo que piensan": A diferencia de los programas de estímulo del gobierno de Bush, en los que el Tesoro enviaba cheques a los contribuyentes que principalmente se ahorraban o se usaban para reducir la deuda, los recortes tributarios de estímulo de Obama llegaron gradualmente a manera de menores deducciones por impuesto a la nómina, concebidas para asegurar que se gastara una porción mayor. Y el programa no ha concluido su labor. En gastos futuros se dará preponderancia a la infraestructura, tanto física como digital, que no sólo pondrá a gente a trabajar ahora sino que también pagará dividendos duraderos. Según The Washington Post, apenas se han gastado $31,000 millones de lo asignado a construcción de carreteras, expansión del servicio de banda ancha, eficiencia energética, ferrocarril de alta velocidad, mejoras a la red inteligente, historias médicas electrónicas y otros proyectos. Con eso quedan todavía $200,000 millones. [Las medidas de] estímulo no han hecho por sí solas que la economía vuelva a crecer y prosperar. Pero han ayudado a evitar lo que muchos temían hace poco más de un año: que se desencadenara una verdadera depresión, y aún no se ha visto su pleno impacto. Quizá no sean perfectas, pero de hecho no fueron un error.

MA - Boston Globe - "Un hecho: [Medidas de] estímulo generaron empleo" - Las cifras están disponibles y ya no puede haber duda alguna de que la ley de estímulo del Presidente Obama, aprobada hace poco más de un año, ayudó a sacar a Estados Unidos del borde de una catástrofe económica, en parte al generar millones de empleos que de otra manera no existirían. Todas las principales firmas de investigación económica que han estado estudiando el efecto de [las medidas de] estímulo han llegado a esta misma conclusión… El desempleo aún es altísimo, por supuesto, y los problemas económicos de Estados Unidos están lejos de haber concluido. Es comprensible que los estadounidenses cuya situación no ha mejorado notablemente con la ley despotriquen contra ella y el gasto anormalmente alto del gobierno, y no hay duda de que el estímulo tuvo ciertos defectos. Sin embargo, es ridículo negar, como muchos lo han hecho, que agregar 2.5 millones empleos fue un uso inapropiado de los fondos del gobierno, o que los otros aspectos de la medida, que van desde la expansión de los beneficios de salud con COBRA para los trabajadores despedidos hasta dinero para evitar el despido de maestros, bomberos y policías, ayudaron a muchos estadounidenses a permanecer a flote. Quienes se oponen a [las medidas de] estímulo, a menudo motivados por inquietudes estrictamente ideológicas o políticas, han afirmado repetidamente que la medida no generó ni un solo trabajo que la economía no habría creado de todos modos. Esto no es cierto, y afirmarlo debería caer fuera de los límites del debate político.

NH - Concord Monitor - "Programa de estímulo se justifica fácilmente": Muchas personas han llegado a creer que el dinero que se ha gastado hasta ahora con el programa federal de estímulo de $787,000 millones se despilfarró. Lo cierto es que la situación habría sido mucho peor sin la Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos. La tasa de desempleo, que ha bajado a 9.7 por ciento, habría sido más alta. El Consejo de Asesores Económicos del Presidente dice que podría haber llegado a 11.2 por ciento si no se hubiese generado el gasto y, lo más notable, si no se hubiese preservado empleos. Pero la generación y preservación directa de empleo fue sólo una parte del conjunto de medidas de estímulo. Aproximadamente 40 por ciento del dinero se utilizó para recortar los impuestos de trabajadores. Si ese dinero se despilfarró, no lo despilfarraron el Congreso ni los burócratas de Washington, sino la gente que recibió el dinero adicional. Pero ellos tampoco lo despilfarraron. Lo gastaron en cosas como alimentos, gasolina y pagos hipotecarios… La gente está molesta por el rescate federal del sector financiero, molesta por el rescate del sector automotor y molesta por el dinero que se pagó a los miembros del Congreso o que éstos exigieron a cambio de su respaldo. Pero la ira dirigida al programa de estímulo no está justificada… El programa de estímulo podría haber sido mejor y debería haber sido mayor. Pero está haciendo una labor decente al mantener la economía a flote hasta que pueda volver a funcionar como antes, y al mantener empleada a gente que de otra manera necesitaría asistencia.

NY - The Journal News - "Ley para la Recuperación no es un fracaso": La "red de seguridad" de la ley ayudó a alimentar, vestir, brindar albergue y proporcionar atención médica a millones a quienes se les recortó el horario de trabajo, estaban desempleados o fueron sorprendidos de otras maneras por la Gran Recesión. Cómo se las habrían manejado los necesitados sin tal ayuda es un enigma humano que pocas veces reconocen muchos de los críticos de la ley de estímulo, los más vociferantes de los cuales son los republicanos en el Congreso, quienes no respaldaron la medida. Convirtieron en un deporte el burlarse de la Ley para la Recuperación, en la mayoría de los casos haciendo caso omiso de aquello que se supone nos ayuda a recuperarnos. La recesión se inició en diciembre del 2007 con el Presidente George W. Bush. Para cuando Obama tomó el juramento del cargo en enero del 2009, la economía había perdido aproximadamente 4.4 millones de empleos, cifra que había aumentado vertiginosamente a 6 millones para cuando se aprobó la Ley para la Recuperación en febrero del 2009. Afortunadamente, la hemorragia se ha detenido bastante desde entonces.

NY - New York Times - "Verdad y ficción sobre la medida de estímulo": Fue un placer ver al Presidente Obama tomar la ofensiva esta semana y ganar una rueda en la larga batalla con los republicanos sobre la ley de estímulo de $787,000 millones. El miércoles, el primer aniversario de la promulgación del conjunto de medidas, el Sr. Obama y otros funcionarios del gobierno detallaron el éxito de [las medidas de] estímulo mientras que los republicanos seguían tratando de describirlas como un fracaso. Los demócratas no dejaron de señalar que muchos republicanos que votaron contra [las medidas de] estímulo, luego ejercieron presión para que sus distritos recibieran parte del dinero. (The Wall Street Journal recopiló una lista de casos vergonzosos particularmente reveladora usando la Ley de Libre Acceso a Información para obtener cartas escritas por más de una docena de republicanos en el Congreso a diversas agencias del gobierno, pidiendo que dinero de estímulo se asignara a proyectos para generar empleo en sus distritos.) Entre los economistas, prácticamente no se disputa que [las medidas de] estímulo evitaron que una recesión mala pasara a ser mucho peor. Entre otras cosas, ha preservado o generado 1.6 millones a 1.8 millones de empleos, según diversos análisis del sector privado, y se espera que a fin de cuentas, agregue un total de aproximadamente 2.5 millones de empleos. Pero eso no ha hecho que los republicanos –que a excepción de tres, votaron todos contra el estímulo– dejen de afirmar que no ha logrado generar ''ni un solo empleo''. También han dicho que es un despilfarro y socialismo, cuando es así que debe actuar el gobierno en una recesión profunda según los principios básicos de economía. También culpan a [las medidas de] estímulo por hacer que el déficit presupuestal aumente. Nuevamente se equivocan. El déficit actual tiene sus raíces en gran parte en los derrochadores años bajo Bush, y el estímulo contribuye poco al déficit a largo plazo porque el gasto es temporal.

PA - Lancaster Intelligencer Journal - "Pagos de estímulo": "Los estadounidenses pasarán las próximas décadas pagando por un experimento fallido del gobierno que no prestó ninguna ayuda " – Partido Republicano de Pensilvania. ¿Ninguna ayuda? ¿De verdad? Hablen con las firmas locales de construcción que pavimentaron carreteras y repararon puentes en el último año. Sin el estímulo, gran parte de ese trabajo no se habría hecho. Díganselo a los 328 adolescentes que recibieron trabajo en el condado de Lancaster el verano pasado o a los siete nuevos empleados de Head Start que están trabajando con niños pequeños. ¿Qué hay de los aproximadamente $4 millones que la ciudad de Lancaster recibió para mejorar bombas de desagüe y combatir los crónicos desbordes de aguas residuales? Sin los fondos, ¿cómo paga el gobierno local por las mejoras que exigen las normas para combatir la contaminación en la bahía de Chesapeake? ¿O los $3.25 millones que SouthEast Lancaster Health Services recibió para agregar 24 salas de examen y aumentar el espacio para servicios dentales? Cualquiera que haya visto las colas de personas en busca de atención médica y dental en la clínica comprende lo necesarios que son dichos servicios. Housing Development Corp. está usando el dinero de estímulo en mejoras para proteger 750 viviendas de las inclemencias del tiempo. La Dirección de Vivienda de Lancaster está reemplazando ascensores viejos y más de 300 ventanas en los edificios para personas mayores en las calles Church y Farnum. Se han asignado fondos para ayudar a pagar el alquiler de quienes han perdido el empleo o se les ha recortado el horario de trabajo. La lista continúa… Pero el mayor logro de [las medidas de] estímulo quizá sea que sacó al país del borde de un desastre económico… Insistir, como lo hizo el entrevistador de televisión Glenn Beck, que [las medidas de] estímulo "todavía no han hecho nada'', pasa por alto el impacto positivo que ha tenido en la economía. Peor aun, alimenta un ambiente en Washington que se ha vuelto tan polarizado que hay mínimas posibilidades de llegar a un acuerdo. Los contribuyentes tienen el derecho de criticar asignaciones específicas de [las medidas de] estímulo con las cuales discrepan. Y el Congreso tiene la obligación de asegurar que los fondos no se despilfarren ni se usen de manera fraudulenta. Pero sugerir que [las medidas de] estímulo no han proporcionado ayuda alguna es una ficción promovida por aquellos que se ciegan a los hechos debido a su ideología.

PA - Philadelphia Inquirer - "Cómo las medidas de estímulo rescataron a Estados Unidos": Pero ábranse camino entre todas las cifras, y esto es lo que descubrirán: La Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos nos salvó de caer en una segunda Gran Depresión… La Ley para la Recuperación rescató a la economía del borde del abismo. Y estas cifras probablemente subestimen su impacto, porque no toman en cuenta la sicología del mercado. Cuando se aprobó la ley, la economía se estaba desplomando a un ritmo similar al de los años treinta. Si el Congreso se hubiese quedado cruzado de brazos, el desempleo ahora fácilmente podría ser de 12 por ciento a 15 por ciento, y camino a 20 por ciento… Con la promulgación de la Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos, el Congreso dio un importante paso inicial para sacar a la economía del borde del abismo. Y surtió efecto. Ahora necesitamos que nuestros líderes tomen medidas adicionales para asegurarse de que la economía produzca resultados para los residentes promedio de Pensilvania y Estados Unidos. De otra manera, el desempleo seguirá alto durante muchos años.

PA - Pittsburgh Post-Gazette - "D ineroreal: El programa de estímulo apuntaló a Pensilvania": En caso de que algún residente de Pensilvania todavía sienta escepticismo acerca del conjunto de medidas de estímulo que produjo Washington el año pasado, la evidencia de su impacto es obvia en muchos sectores. El Departamento de Servicios Generales del estado informa que se pagaron $11,000 millones a los residentes del estado en beneficios tributarios; $13,500 millones se canalizaron por medio de agencias estatales para la construcción de carreteras, mejoras en escuelas, energía limpia y otros proyectos, y el saldo fue a gobiernos locales o programas federales que apoyan universidades, arreglan canales y represas, remodelan viviendas o ayudan a empresas. En total, el dinero en Pensilvania se ha traducido en 12,000 empleos hasta la fecha... En suma, el gasto de estímulo en el primer año no borró la alta tasa de desempleo nacional, pero nadie dijo que lo haría. Se requieren mayores esfuerzos de generación de empleo, pero Pensilvania y el país estarían enfrentando problemas más graves si este programa de recuperación no se hubiera implementado.

TN - Decatur Daily - "Estímulo federal funcionó como se esperaba": El miércoles, el Presidente Barack Obama le recordó a una nación quejumbrosa de épocas peores y de cómo la economía se está recuperando gradualmente. La recuperación no es tan rápida como nos gustaría, pero como dijo el Presidente, ya se desvanecieron las posibilidades de una depresión. El Presidente hizo las declaraciones a un año de [las medidas de] estímulo de $787,000 millones de la Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos. Como mencionó el Presidente, millones de personas siguen sin trabajo. Pero también enfatizó que no se pretendía que el programa de recuperación solucionara el desempleo de todos, sino que detuviera la avalancha, generara confianza y ayudara a la gente a sobrellevar tiempos difíciles. El Presidente tiene su mira en el sector privado para que genere empleos e impulse a la economía, y no en el gobierno, a pesar de que ha puesto a trabajar a 3.5 millones. Es difícil pedir a alguien que busca trabajo que sea paciente, pero la Gran Depresión duró de 1929 a 1939, y la recuperación fue lenta.

VA - The Roanoke Times - "La ley de estímulo mejoró la economía": Según una encuesta reciente de CBS News/New York Times, sólo 6 por ciento de los estadounidenses cree que se generó empleo con el conjunto de medidas federales de estímulo que se puso en vigor, cuyo primer aniversario se cumplió la semana pasada. Una simple ecuación matemática indica que 94 por ciento de los estadounidenses están mal informados. Como escribió la semana pasada David Leonhardt, columnista de temas de economía del New York Times, no hay duda alguna de que [las medidas de] estímulo generaron empleo y detuvieron la caída en picada de la economía estadounidense el año pasado: “Sólo miren evaluaciones independientes de [las medidas de] estímulo. Tal vez las firmas más conocidas de investigación económica sean IHS Global Insight, Macroeconomic Advisers y Moody's Economy.com. Todas ellas calculan que la ley ha agregado de 1.6 millones a 1.8 millones de empleos hasta ahora y que en total, su impacto será de 2.5 millones de empleos. La Oficina de Presupuesto del Congreso, una agencia independiente, considera que estos cálculos son conservadores”. Sí, la situación económica sigue mal. El desempleo es alto. Sin embargo, sin el estímulo, los expertos concuerdan en que hubiera sido muchísimo peor. Como dijo Leonhardt, “Decir que las cosas podrían haber sido incluso peores no es una frase muy inspiradora. A los liberales no les gusta el estímulo porque les habría gustado que fuera mayor. A los republicanos nos les gusta porque es un programa demócrata”. Ahora que el Congreso prepara otro proyecto de ley de estímulo (denominado ley de “empleo”, porque según Leonhardt, “estímulo” se ha convertido en una mala palabra), cree que lo razonable sería analizar lo que funcionó y lo que no funcionó en la ley del último año. Eso sería muy razonable. Lamentablemente, incluso mientras los republicanos suplican que les den dinero de la ley para su estado y distrito, continúan criticándola y afirmando no ha ayudado para nada. La suerte de los republicanos en las elecciones de noviembre depende de que las penurias económicas continúen. Algunos incluso han empezado a dar la voz de alarma de que la recuperación económica será demasiado obvia para entonces y los votantes se darán cuenta de ello para las elecciones. Por ejemplo, Karl Rove, en una entrevista reciente en Fox News, pareció adoptar una posición alternativa: “La economía se ha estabilizado en comparación con el año pasado, pero ¿se debe a que el gobierno ha gastado $200,000 millones en el programa de estímulo? Lo dudo”. ¿Qué tan empecinados están los republicanos en poner obstáculos a los esfuerzos demócratas para mejorar la economía y hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar? Los republicanos en el Senado parecen estar dispuestos a bloquear un proyecto de ley de empleos de $15,000 millones que sólo contiene cláusulas con las que ya anunciaron que están de acuerdo. La situación económica no es buena. Pero está mejorando. Y claramente, estaría mucho peor sin la tan criticada ley de estímulo. Los hechos son claros, incluso si la mayor parte del público estadounidense parece no verlos.

Liz Oxhorn es Directora de Comunicaciones de la Ley para la Recuperación  
 

Related Topics: Florida
JUMP TO: