Tomando el juramento de ciudadanía en los parques nacionales de Estados Unidos

Este mes, mientras miles visitaban nuestros parques nacionales, caminaban por las Smoky Mountains y Everglades, o admiraban la Estatua de la Libertad y Mount Rushmore, casi 100 personas visitaron un parque nacional por motivos muy distintos: para hacerse ciudadanos de Estados Unidos. Con la mano derecha en alto, personas de todo el mundo prestaron juramento en el Sitio Histórico Nacional Fort Scott en Kansas. 

No se me ocurre un lugar más adecuado para darle la bienvenida a una nueva generación de ciudadanos estadounidenses que uno de los parques nacionales de nuestro país. Estos parques, propiedad de todos los estadounidenses, no solo son lugares de espectacular belleza natural y abundante flora y fauna, sino que en todo el país, casi 400 parques nacionales preservan la fascinante historia de nuestra nación y protegen nuestro rico patrimonio cultural.

Por ese motivo, el Servicio de Parques Nacionales (National Park Service) respaldó con gran entusiasmo la renovación de un memorando de entendimiento con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (U.S. Citizenship and Immigration Services o USCIS) que extiende un acuerdo para realizar ceremonias de naturalización en los parques nacionales de Estados Unidos.

Desde entonces, el Servicio de Parques Nacionales ha dado cabida a 30 ceremonias de naturalización, en las que más de 1,000 personas se han hecho ciudadanos estadounidenses.

Estas cautivadoras ceremonias han tenido lugar al pie de una secuoya de 3,000 años de edad en el cañón Kings, al borde del espectacular Gran Cañón del Colorado, en un campo de batalla de la Guerra Civil en el Parque Militar Nacional de Vicksburg y a la orilla de la piscina reflectante en el famoso Monumento a Lincoln. Estos lugares tan históricos y pintorescos ofrecen el entorno ideal para que nuestros más recientes ciudadanos aprendan y reflexionen sobre la identidad estadounidense y las responsabilidades de la ciudadanía.

Quiero compartir unos cuantos comentarios personales de superintendentes de parques que han escrito sobre sus experiencias como anfitriones de ceremonias de naturalización:

Sarah Craighead, superintendente, Parque Nacional Death Valley, California
Fue un placer tremendo ver a estos nuevos ciudadanos tomar el juramento y venir a recibir sus certificados. Estaban contentos, sus familias estaban contentas. Fue un día lindo en un lugar asombrosamente bello. Fue una de las cosas más importantes que he hecho en mis 32 años en el Servicio de Parques Nacionales.

Nancy A. Nelson, superintendente, Parque Histórico Nacional Minute Man, Massachusetts
Al acercarme a darle la bienvenida al grupo de personas congregadas, a quienes se les habían sumado muchos transeúntes, me conmovió la diversidad de sus rostros y países de origen… ¡50 personas de 29 países! Qué gran recordatorio de que todos somos parte de una familia internacional. Estos nuevos ciudadanos serán nuestra conexión a países y culturas de todo el mundo; ampliarán nuestro entendimiento del mundo, enriquecerán nuestra “experiencia estadounidense” y le darán mayor solidez y fortaleza a nuestro país para hacerles frente a los desafíos del futuro.

Thomas E. Ross, superintendente, Sitio Histórico Nacional de Sagamore Hill, Nueva York
Un día soleado y fresco de primavera fue nuestra bienvenida a la primera ceremonia de naturalización realizada en el Sitio Histórico Nacional de Sagamore Hill. Los pálidos capullos rosados de los cerezos japoneses frente a la cochera recibieron a los invitados mientras se abrían paso hacia la plaza de Sagamore Hill. Para las 9:00 AM, 50 futuros ciudadanos provenientes de 35 países de todo el mundo tomaron asiento en el pórtico con vista al famoso jardín oeste. En el preciso lugar desde el cual Theodore Roosevelt se dirigió a cientos de conciudadanos y se reunió con dignatarios y líderes mundiales en la “Casa Blanca de Verano” (entre 1901 y 1909), la jueza federal del distrito Joanna Seybert les tomó el Juramento de Lealtad. Una muchedumbre animada de amigos y familiares vitoreó a los nuevos ciudadanos y se sumó a ellos para cantar “The Star Spangled Banner” y “America the Beautiful”.

Para mayor información sobre las ceremonias de ciudadanía en los parques nacionales, sírvanse visitar nuestro sitio de Internet.

Jonathan B. Jarvis, director del Servicio de Parques Nacionales

Your Federal Tax Receipt