La Prevención Ayuda a Mantener a Las Mujeres Sanas

Todos queremos que nuestras familias se mantengan sanas. Y un factor principal para lograrlo es asegurarse que nuestras madres, hijas y hermanas tengan acceso a los servicios médicos preventivos que necesitan. Cuando el tema es sobre la salud, las mujeres son quienes a menudo se encargan de tomar las decisiones para el cuidado de la salud de sus familias y también son una fuente de información confiable para sus amigos. De la misma manera, las mujeres son consumidoras importantes de atención médica.

Las mujeres tienen necesidades únicas de atención médica durante su ciclo de vida. También, tienen tasas altas de enfermedades crónicas, como la diabetes, enfermedades cardíacas y ataques cerebrales. A pesar de que las mujeres son más propensas a necesitar servicios preventivos de salud, a menudo tienen menos posibilidades para pagarlos. Frecuentemente, las mujeres no reciben los servicios médicos de prevención necesarios debido a sus bajos ingresos y al costo que tiene que pagar de su propio bolsillo por servicios médicos. Sin embargo, al eliminar los gastos compartidos requeridos por los seguros se puede mejorar el acceso de las mujeres a servicios preventivos importantes. De hecho, un estudio demostró que cuando se eliminaron los gastos compartidos, la tasa de las mujeres que se hacían una mamografía subió hasta un 9 por ciento.

La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio ayuda a que los servicios médicos de prevención sean accesibles y estén al alcance de todos. La Ley requiere que los nuevos planes de salud cubran los servicios preventivos recomendados y eliminen los gastos compartidos, tales como los deducibles, copagos o co-seguros, para muchos servicios de prevención. La ley también requiere que las compañías de seguros cubran otros beneficios de salud preventiva adicionales para las mujeres.

Por primera vez, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS por su sigla en inglés) está tomando pasos importantes para mejorar los servicios médicos de prevención de las mujeres que se basa en recomendaciones existentes. Hoy, HHS anuncio un guía nuevo sobre los servicios preventivos de salud de la mujer. El guía ayudara que la mujer se mantenga saludable en todas las etapas de su vida.

El guía incluye una serie de servicios básicos para las mujeres. Para las mujeres adultas de todas las edades, un examen médico anual será cubierto sin costos compartidos. Al igual que en las consultas regulares para niños sanos y la consulta anual de bienestar de Medicare. Esta consulta anual para mujeres ayudará a que las mujeres y sus médicos determinen qué servicios preventivos son apropiados para ellas y formulen un plan para ayudar a que las mujeres reciban la atención médica necesaria para mantenerse saludables.

Las mujeres tendrán acceso a pruebas de detección que pueden salvarle la vida. Por ejemplo, las mujeres tendrán acceso a evaluaciones y aconsejo para la violencia doméstica. Se estima que el 25 por ciento de las mujeres en los EE.UU. son víctimas de violencia por su pareja en algún momento de su vida. Las evaluaciones son efectivas para la detección temprana y para la eficacia de las intervenciones que mejoran la seguridad de las mujeres maltratadas.

Las mujeres que tienen una vida sexualmente activa tendrán acceso a servicios anuales de aconsejo sobre las infecciones de transmisión sexual (ITS) y el VIH. Sólo el 28 por ciento de las mujeres de 18 a 44 años reportan que hablan sobre las ITS con su médico o enfermera, sin embargo, las pruebas de detección han demostrado que reducen los comportamientos de riesgo en la mujer. Las mujeres que tienen 30 años o más tendrán acceso a pruebas de alto riesgo de ADN del papiloma humano (VPH) cada tres años, independientemente de los resultados de la prueba del Papanicolaou. Las pruebas tempranas del VHP, la detección y el tratamiento ha mostrado ser efectivas para reducir el predomino de cáncer de cuello uterino.

Las mujeres también tendrán acceso a todos los métodos anticonceptivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés), procedimientos de esterilización, y educación y aconsejo al paciente. La mayoría de las compañías que ofrecen el seguro de salud a sus empleados cubren los anticonceptivos, y ahora ofrecemos a las mujeres más oportunidades para obtener estos servicios importantes. La mitad de los embarazos en los EE.UU. no son planeados, por lo tanto los servicios de planificación familiar son un servicio esencial de prevención para las mujeres. Estos servicios son críticos para tener un espaciamiento adecuado entre embarazos deseados y ayudar a que toda mujer tenga una mejor salud prenatal que conlleve a nacimientos más sanos.

Para las futuras madres, la prueba para la detección de la diabetes gestacional estará ahora cubierta sin ningún costo. Esto ayudará a mejorar la salud de las madres y los bebés, porque las mujeres que tienen diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Las mujeres embarazadas y en posparto tendrán acceso y apoyo integral para la lactancia y asesoramiento por proveedores entrenados, así como artículos para la lactancia. Uno de los obstáculos para efectuar la lactancia es el costo para comprar o alquilar las máquinas extractoras de leche y el aconsejo relacionados. Ahora, las mujeres tendrán cobertura para este importante beneficio. La lactancia es una de las medidas preventivas más eficaces que las madres pueden tomar para proteger su salud y la salud de sus hijos. El acceso a estos equipos sin costo puede ayudar a mejorar la salud materna e infantil.

La eliminación de barreras como los pagos compartidos ayudará a mejorar el acceso a la atención médica a un precio al alcance de todas las mujeres. Los nuevos planes de salud privados deben incluir estos servicios sin costos compartidos a partir del 29 de julio de 2012. Hoy, damos un paso más para asegurar que todas las mujeres tengan la oportunidad para vivir una vida más saludable.

Kathleen Sebelius es Secretaria de Salud y Servicios Humanos.

Your Federal Tax Receipt