Renovando el Sueño Americano – Por Nuestra Prosperidad

 El Mes Nacional de la Herencia Hispana es una oportunidad en que el país reconoce y celebra las importantes piezas del mosaico de nuestra nación que aportan los estadounidenses de origen hispano. El mes también celebra la libertad personal y la autodeterminación que los estadounidenses de origen hispano o sus ancestros buscaban cuando llegaron por primera vez a los Estados Unidos. Mis padres, que son estadounidenses de origen hispano de quinta generación, me enseñaron a apreciar estas libertades y otros valores centrales de nuestro país, entre ellos, la promesa de igualdad de oportunidades y el derecho de buscar empleo lucrativo.   

Como estadounidense de origen hispano, y como persona con una discapacidad, estas cuestiones laborales y de derechos civiles están muy cerca de mi corazón.  Y estas cuestiones están tomando una importancia creciente a medida en que el Presidente Obama y su Gobierno trabajan para generar empleos y lograr que la economía de hoy funcione para todos los estadounidenses.  Estoy orgullosa de ser parte de un equipo comprometido con la visión de la Secretaria de Trabajo Hilda L. Solís “Buenos trabajos para todos”.  La Secretaria Solís, que también es estadounidense de origen hispano, nos lidera en un espectro amplio de esfuerzos para hacer que la gente de todo el país vuelva a trabajar, y para asegurar que ellos tengan una oportunidad de participar en la recuperación económica.

Hoy, los hispanos son la minoría de crecimiento más rápido en los Estados Unidos, y nosotros representamos uno de cada tres integrantes nuevos de la fuerza laboral. Los hispanos, sin embargo, son más probables que los otros estadounidenses que trabajen en empleos de bajos salarios, y a menudo han sufrido una discapacidad. La falta de seguro médico, la prevalencia de discapacidades adquiridas por trabajadores en empleo de alto riesgo y la tasa desproporcionada de trastornos médicos tales como la diabetes y la hipertensión en la comunidad hispana son todos factores que contribuyen a la tasa creciente de discapacidad de nuestra población.

La discapacidad es también una cuestión emergente para los empresarios hispanos. Aproximadamente 3 millones de empresas de propiedad de hispanos generan casi  $400 mil millones en ingresos anuales de acuerdo con la Cámara Hispana de Comercio de los Estados Unidos.   Nosotros, en la Oficina de Política de Empleo de Personas Discapacitadas (ODEP, por sus siglas en inglés) creemos profundamente que las cuestiones de discapacidad deben incorporarse en estos planes de negocios para que estos tengan éxito. Es por esto que lanzamos una nueva iniciativa del Departamento de Trabajo llamada Add Us In [“Añádanos”].

La iniciativa Add Us está diseñada para identificar y desarrollar estrategias para incrementar las oportunidades de empleo dentro de la comunidad de pequeños negocios para las personas con discapacidades. Dado el nivel de crecimiento de la comunidad de pequeños negocios y de propiedad de minorías, uno de los objetivos prioritarios de los esfuerzos de la iniciativa Add Us es construir redes nacionales y locales de expertos capacitados en conectar a los pequeños empleadores con la reserva de talentos que comprenden las personas con discapacidades.  Además, está trabajando para desarrollar la capacidad de estas empresas de emplear más de nosotros, las personas con discapacidades.  

Los dueños hispanos de negocios están en una posición única para explotar la reserva laboral constituida por los hispanos con discapacidades y al mismo tiempo satisfacer las necesidades de clientes con discapacidades.  Un entendimiento de las cuestiones culturales, tales como la resistencia de algunos hispanos a buscar ayuda fuera del núcleo familiar, puede capacitar a los dueños de negocios hispanos a encontrar maneras proactivas de proporcionar modos de adaptación que incrementen la productividad de los trabajadores. 

De manera similar, haciendo accesibles sus negocios a todos los clientes, los empresarios pueden satisfacer las necesidades tanto de la comunidad como de las personas con discapacidades y sus familias. Después de todos, nosotros en la comunidad de personas con discapacidades constituimos el tercer segmento más grande del mercado de los Estados Unidos.  Sumen nuestras familias, amigos y asociados, y ustedes contemplan un poder adquisitivo de un billón de dólares. Como con todo segmento de clientes, una de las mejores maneras de acceder al mercado de las personas con discapacidades es asegurarse de que esta comunidad esté representada en su fuerza laboral. 

Por supuesto, efectuar cambios en la comunidad de negocios significa educar a los empleadores y revertir el estigma relacionado con cuestiones de empleos de personas con discapacidades.  La ODEP es punta de lanza de una diversidad de esfuerzos para promocionar la contratación, retención y avance de las personas con discapacidades, incluyendo el Mes Nacional de Toma de Conciencia de Empleo de Personas con Discapacidades que se celebra en octubre y la Campaña Pro Empleo de Personas con Discapacidades.  De hecho, la Campaña ofrece un número de recursos en español para el empleo de personas con discapacidades que pueden ser útiles para su  organización en el sitio web www.ustedquepuedehacer.org.    

Me complace que nuestra nación se beneficie de una fuerza laboral crecientemente diversa, una que ofrece diversas perspectivas distintas e ideas valiosas para las empresas estadounidenses. Una dimensión importante de esta diversidad es la discapacidad, que atraviesa todos los marcadores de identidad.  Comprendo esto por experiencia propia, porque además de ser hispana, soy también mujer, una persona que es ciega y una integrante de la comunidad LGBT.    

Es importante para los empleadores y trabajadores de la nación que saquen las discapacidades de la "estantería especial" y las incorporen en los esfuerzos generales de obtener diversidad en el lugar de trabajo.  Después de todo, la diversidad lleva a la innovación, y al generar una cultura laboral respetuosa de las diferencias individuales, los empleadores se benefician de las diversas perspectivas sobre cómo enfrentar los desafíos y lograr el éxito.

Esto es lo que el Mes de la Herencia Hispana significa para mí. Nos recuerda que el éxito futuro de los Estados Unidos nos requiere que saquemos provecho de los talentos de todos los segmentos de la población, tanto en la vida como en el lugar de trabajo.

Para aprender más sobre estas cuestiones, visite www.dol.gov/odep

Kathleen Martinez es Secretaria Adjunta de la Oficina de Política de Empleo de Personas Discapacitadas del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.  

Your Federal Tax Receipt