Renovando el sueño estadounidense: Empoderamiento a través de la diversidad

William Ramos

El Departamento Federal de Comercio tiene por misión ayudar a los negocios estadounidenses a ser más innovadores aquí dentro del país y más competitivos en el extranjero, para que puedan crear empleos aquí en Estados Unidos. Y, si bien dicha misión está claramente enfocada, la diversidad de los asuntos que el Departamento de Comercio enfrenta es extensa. Al igual que la comunidad latina en Estados Unidos, es una misión muy ecléctica.

El Departamento Federal de Comercio tiene un mandato amplio de avanzar el crecimiento económico, los empleos y las oportunidades para el pueblo estadounidense. Tiene responsabilidades multidisciplinarias en las áreas de comercio, tecnología, capacidad empresarial, desarrollo económico, administración ambiental, turismo e investigación y análisis estadístico. Los productos y servicios provistos por el Departamento afectan las vidas diarias de los estadounidenses y las compañías estadounidenses de muchas maneras, inclusive pronósticos meteorológicos, el censo decenal y la protección de patentes y marcas comerciales para los inventores y negocios. 

El desarrollo del comercio para brindar oportunidades nuevas ha sido la meta del Departamento desde su incepción en 1903, y sigue una obligación primordial hoy en día. Y, con aproximadamente 47,000 empleados a nivel mundial, el Departamento y sus 12 oficinas hace su trabajo aquí en nuestro país y en todo el mundo.

Es esta diversidad de asuntos que hace del Departamento de Comercio un lugar tan interesante y retador donde trabajar y, en mi papel de Director de Asuntos Intergubernamentales del Secretario, es mi responsabilidad promover las políticas, los programas e iniciativas del Presidente Obama ante funcionarios estatales y locales elegidos en los 50 estados y territorios, en cuanto se relacione con las 12 oficinas dentro del departamento, para incluir Ley para Trabajos Estadounidenses.

Habiéndome criado en una ciudad tan internacional como Miami, Florida, tuve la oportunidad de trabajar y aprender dentro de un entorno en el cual había una participación latina muy fuerte en el comercio, los medios, el gobierno, la educación y el trabajo sin fines de lucro. Como hijo de un cocinero jubilado y una trabajadora de cafetería de una escuela primaria, los dos activistas comunitarios, mis padres me inculcaron una pasión por el servicio comunitario, la justicia social y racial y el empoderamiento de la comunidad latina y las comunidades de color, que ha estado presente durante toda una carrera profesional de veinticinco años y más. Ya sea que se trataba de ayudar a desarrollar liderazgo a través de la educación entre la juventud latina; servir de miembro de la junta de un centro de personas de la tercera edad y una organización sin fines de lucro de vivienda y desarrollo económico; o abogar a favor de los latinos para su plena participación en el proceso político estadounidense en cuanto se relacione con asuntos de inmigración, nacionalización, ser contado en el censo y la protección de los derechos de votar –para mí siempre ha sido importante que todas las voces se escuchen y formen parte del proceso decisorio con respecto a asuntos que afectan a nuestra comunidad y nuestra nación.   

El amplio espectro de mi abogacía profesional de toda la vida y mi papel en el Departamento de Comercio fue la clave que hizo que uno de mis deberes del trabajo con funcionarios estatales y locales elegidos en todo el país fuera uno de los más importantes y de mayor satisfacción; el Censo Decenal de 2010 fue la movilización en época de paz más grande de nuestro país. El Censo Federal es una de las formas más básicas de participación cívica de nuestro país, se encuentra plasmado en el Artículo I, Sección 2 de la Constitución, y tiene lugar cada 10 años. Es una reseña fotográfica de nuestro país, y al igual que es importante tener todos los miembros de la familia en las fotos de las bodas, fiestas de quinceañera o bautismos, es igualmente importante que todos en este mosaico diverso que es los Estados Unidos sea parte de dicha reseña fotográfica también. Los datos recopilados por el censo decenal determinan el número de escaños que cada estado tiene en la Cámara de Representantes de EE.UU., y también se usan para distribuir miles de millones de dólares en fondos federales a las comunidades locales.  

Los datos del Censo de 2010 proporcionan percepciones de nuestra nación étnicamente diversificada. Según el Censo de 2010, al 1° de abril de 2010, 308.7 millones de personas residían en Estados Unidos, de los cuales 50.5 millones (o el 16 por ciento) eran de origen hispano o latino. La población hispana aumentó de 35,3 millones en 2000, cuando este grupo daba cuenta del 13 por ciento de la población total. La mayor parte del crecimiento total de la población provino de un aumento en los que indicaron su origen étnico como hispano o latino. De hecho, más de la mitad del crecimiento de la población total de Estados Unidos entre 2000 y 2010 se debió al aumento de la población hispana. 

La población latina registró un aumento de 15.2 millones entre 2000 y 2010, dando cuenta de más de la mitad del aumento total de la poblción de 27.3 millones en Estados Unidos. Entre 2000 y 2010, la población hispana registró un crecimiento del 43 por ciento, cuatro veces el crecimiento de la población total, del 10 por ciento. Adicionalmente, se contaron 3.7 millones en Puerto Rico. 

Como miembro portorriqueño de la Administración del Presidente Obama, es un honor servir a un presidente que valora la riqueza y la diversidad de nuestro país; y según demuestra el Censo de 2010, el perfil de este país es tan diverso y ecléctico como el departamento para el cual tengo tanto orgullo de trabajar. Y, en el Departamento de Comercio, contamos con americanos de origen y herencia latina para ayudar a los negocios estadounidenses a ser más innovadores aquí en nuestro país y más competitivos en el extranjero para que puedan crear empleos aquí en Estados Unidos para todos. 

William A. Ramos es Director de Asuntos Intergubernamentales en la Oficina del Secretario del Departamento Federal de Comercio.

Your Federal Tax Receipt