Renovando el sueño estadounidense: Un medioambiente saludable para comunidades saludables y familias saludables

Cuando me estaba criando en la comunidad muy unida de El Paso, Texas, siempre me sentía seguro de unas cuantas cosas.

Una de ellas fue que la familia es de suma importancia. Es el lugar en el cual pueden vivir varias generaciones, dentro de unas cuadras unas de las otras, y donde siempre hay alguien a mano para ayudarte, regañarte o elogiarte.

La otra cosa segura tenía que ver con el horizonte:  No importa dónde me encontraba en El Paso, siempre podía mirar para arriba y ver las amenazantes chimeneas de la vieja planta de fundición Asarco. La instalación afectó a la ciudad en más maneras que su constante presencia visual. Dio a muchos residentes, yo incluido, una lección duradera sobre cómo la polución y la contaminación industrial pueden afectar a una comunidad. 

Desde hace años, las familias de El Paso habían sospechado que los agentes químicos de la instalación de fundición de cobre habían estado contaminando los hogares cercanos. Varios estudios han confirmado que así es el caso – se ha encontrado contaminación tóxica de arsénico, plomo, cadmio y otros agentes químicos dentro de un radio bien por fuera de los lindes de la instalación. Por ejemplo, un estudio emprendido por la Agencia para el Registro de Enfermedades debido a Sustancias Tóxicas encontró que los niños que vivían cerca de la instalación tenían una probabilidad mucho más alta de tener concentraciones elevadas de plomo en la sangre, lo que puede conducir a problemas neurológicos, del comportamiento y del desarrollo.

Si bien la planta de fundición se cerró en 1999 (después de más de 100 años de operación), su legado de contaminación todavía afecta la comunidad.  

Desde que la compañía se declaró en quiebra en 2009, la EPA ha estado trabajando con el estado de Texas y líderes comunitarios locales para determinar la mejor manera de limpiar la contaminación tóxica de modo que no dañe a más generaciones de familias de El Paso. Es especialmente importante para mí trabajar con la EPA mientras mi ciudad natal se encuentre en medio de hacer algo tan significativo para mejorar la salud pública. El Paso se ha transformado de una ciudad que dependía de la industria pesada contaminadora a una ciudad con una base económica diversificada en atención médica, defensa, comercio internacional y educación. Entonces, la limpieza de la planta de fundición no es sólo un asunto importante para la ciudad de El Paso, también es importante para la EPA.

Desde mi nombramiento como administrador regional de la región Sur Central de EE.UU., he participado en muchas iniciativas para restaurar las comunidades afectadas por toxinas y contaminación industrial. Ha sido una de las actividades más gratificantes de mi carrera ver cómo las comunidades se transforman, inclusive lugares dedicadas a la limpieza del legado de la contaminación industrial tóxica y ciudades que se están reconstruyendo después de desastres naturales. 

La capacidad de ver de primera mano cómo la contaminación puede dañar al suelo, al agua y al aire en el patio de una familia es uno de mis primeros "recuerdos ambientales". Probablemente sea una de las cosas que me llevó a estudiar química e ingeniería y dedicarme a la protección del medio ambiente. Entonces, al encabezar el trabajo de nuestra región con los líderes estatales y de El Paso, ayudo a resolver un asunto ambiental que estuvo presente en las vidas de mis familiares y amistades. 

Por supuesto, no es tan sólo en El Paso que la EPA ayuda a mantener a las familias seguras y saludables. A lo largo de toda la frontera, estamos llevando por primera vez a las comunidades de colonos agua potable limpia y confiable, y estamos trabajando con el gobierno de México para reducir la contaminación atmosférica de los camiones que transportan fletes a EE.UU. Me siento orgulloso de formar parte de una Agencia con tan largos antecedentes de protección de la salud y el medioambiente de la gente a lo largo de la frontera.  

Al Armendariz es el Administrador Regional de la Agencia de Protección Ambiental para la Región 6 (Dallas: sirve a Arkansas, Luisiana, Nuevo México, Oklahoma y Texas)

Your Federal Tax Receipt