Renovando el Sueño Americano: por nuestro futuro

“La educación cambió mi vida”. 

En cada comunidad que visité durante los casi dos años y medio últimos hay siempre graduados universitarios latinos que comparten sus poderosas historias de lo que tuvieron que sobrellevar para ingresar en la universidad y lo que les tomó para terminarla: “Fui el primero de mi familia en ir a la universidad”.  “Mi consejero de la escuela secundaria me dijo que nunca iría a la universidad y que debería pensar en trabajar con mis manos”. “No tenía ni idea acerca de cómo funcionaba todo esto: solicitar admisión a la universidad, becas, préstamos”.  “Tenía que trabajar cuando iba a la escuela”.  “Tenía que cuidar a mi abuela, a mi madre, a mis niños”.  “No tenía ni idea cómo iba a pagar la universidad”. Pero, a pesar de todos estos desafíos, lo hicieron, y de allí en adelante sus vidas y las vidas de sus familias no volverían jamás a ser las mismas.

El Presidente Obama comprende esta odisea. Y también lo hacemos la Primera Dama y la jueza asociada de la Corte Suprema Sonia Sotomayor y cada uno de nosotros para quienes un título universitario significó ingresar en un nuevo mundo de posibilidades, el Sueño Americano. Cambió nuestras vidas, para siempre.  Y también puede cambiar el futuro del país.

La única manera en que nos vamos a ganar este futuro, ha dicho el Presidente, es superando en educación, innovación y construcción al resto del mundo. Aquellos países que nos superen hoy en educación, nos superarán mañana cuando compitamos con ellos. Es por esto que el Presidente nos ha desafiado a ser para el año 2020 nuevamente número uno en el mundo en la proporción de nuestra población que posee un título universitario. En una fecha tan reciente como el año 2000 éramos el líder del mundo. Ahora ocupamos la 16a posición. 

Los latinos desempeñan un papel crítico en el plan de nuestra nación para ganarnos el futuro. De hecho, como lo ha dicho el Presidente, el futuro de los Estados Unidos está vinculado inextricablemente con el futuro de la comunidad latina. Hoy, los latinos son el grupo minoritario más grande y de crecimiento más rápido del país, siendo más de 54 millones y constituyendo más del 16% del total de la población, y el grupo minoritario más grande y de crecimiento  más rápido en cada una de las partes del sistema educativo --aprendizaje temprano, jardín de infantes a 12° grado, educación superior y educación de adultos-- y sin embargo tienen niveles de logro educativo más bajos que los de cualquier otro grupo. No podemos lograr el objetivo del Presidente de ser "Primeros en el Mundo" para el año 2020 sin que los latinos aumenten significativamente sus niveles de logro educativo.

Para contribuir a que esto se haga realidad, el Gobierno del Presidente Obama ha logrado un gran número de triunfos educativos que han beneficiado directamente a la comunidad latina.  Al nivel de aprendizaje temprano, los aumentos significativos en los programas Early Head Start y Head Start han creado muchas oportunidades adicionales para los niños latinos que constituyen el 36% de los estudiantes de Head Start. Esto es crucial porque menos de la mitad de los niños latinos están inscritos en algún programa de aprendizaje temprano, el único grupo de los Estados Unidos que tiene niveles de participación por debajo del 50%. 

Al nivel de jardín de infantes a 12° grado, donde los latinos representan poco más de 1 de cada 5 estudiantes o aproximadamente el 22% del total, el programa del Gobierno Carrera a la Cima (Race to the Top) de $4,000 millones está teniendo un impacto directo en los estudiantes latinos en cinco de los quince estados con las poblaciones hispanas más grandes: Florida (3°), Nueva York (4°), Georgia (10°), Carolina del Norte (11°) y Massachusetts (15°). Además, el enfoque del Gobierno en revertir la situación de las escuelas de más bajo rendimiento del país significa que las 2,000 escuelas secundarias y las escuelas que generan los estudiantes de estas y que producen el 75% de todos los latinos que abandonan la escuela reciban un apoyo financiero incrementado, hasta un total de $6 millones por escuela en un período de tres años, para transformar de una manera tangible a estas escuelas en lugares donde los estudiantes latinos aprendan a alto nivel y donde haya expectativas altas de cada niño en su movimiento exitoso a lo largo del camino que lo lleva a estar listo para la Universidad y la carrera.

Hacer que la universidad sea más asequible continúa siendo una prioridad tope del Gobierno. El Presidente comprende claramente las presiones que las familias y los estudiantes enfrentan tratando de pagar por la universidad. Un número de cambios claves han hecho a la universidad más asequible para los estudiantes latinos. En primer lugar, el Presidente Obama ha incrementado significativamente el monto de los subsidios Pell, incrementando este subsidio de $4,730 en 2008 a $5,550 hoy en día. Se estima que 150,000 estudiantes latinos adicionales se beneficiarán de estos cambios hacia fines de esta década. El Presidente luchó encarnizadamente durante la batalla presupuestaria más reciente para mantener el nivel máximo de $5,550 contra las presiones del Congreso. 

En segundo lugar, la simplificación del formulario de Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) ha hecho más fácil para las familias y los estudiantes completar la documentación. Las familias ahora ven un 70% menos de pantallas de computadora al llenar el formulario en línea y pueden también ahora obtener sus registros impositivos electrónicamente del Servicio de Renta Interna. Ha habido un aumento del 35% en el número de familias que llenan el formulario FAFSA en los últimos dos años académicos. 

En tercer lugar, por décadas, el gobierno federal subsidió a los bancos privados que proporcionaban préstamos estudiantiles. El Gobierno del Presidente Obama eliminó el subsidio a los bancos y ahora realiza los préstamos directamente a los estudiantes, con un ahorro de $68,000 millones sobre los próximos siete años. Los ahorros ayudarán a pagar por nuevos subsidios Pell y otros programas para impulsar la finalización de estudios universitarios y dar apoyo a los institutos comunitarios de educación superior para cumplir el objetivo del Presidente Obama para el año 2020 con respecto a la finalización de estudios universitarios.

Estos son solo unos pocos de los triunfos educativos que el Gobierno del Presidente Obama ha logrado y que han tenido un impacto directo en la comunidad latina. Los datos más recientes muestran que debido a estos cambios, particularmente el aumento de los subsidios Pell, hubo un crecimiento sustancial del 24% en la inscripción de latinos en las universidades de 2009 a 2010, lo que ha resultado en que los latinos sean ahora el grupo minoritario más grande en el universo de la educación superior.

“La educación cambió mi vida”. Tenemos que asegurarnos aún más de que nuestros hijos e hijas latinos tengan la posibilidad de afirmar estas palabras. El destino de nuestro país depende de ello.

 Juan Sepúlveda es el Director Ejecutivo del Programa de la Casa Blanca para la Excelencia Educativa de los Hispanos

Your Federal Tax Receipt