Renovando el Sueño Americano: Invertir en la educación de quienes estudian el idioma inglés

Cuando el presidente Obama mencionó a quienes están aprendiendo inglés en su discurso en la Gala del Mes de la Herencia Hispana ante el Instituto del Grupo Hispano del Congreso (CHCI por sus siglas en inglés) el mes pasado, ello sirvió como un recordatorio a la comunidad educativa de que los alumnos de inglés, de los cuales el 80% habla español como su lengua materna, son una parte integral de su plan para que nuestra nación gane el futuro.

El Presidente ha dicho muchas veces que uno de sus objetivos es tener la mayor proporción de graduados universitarios para el año 2020. Pero para alcanzar ese objetivo, nosotros, como nación necesitamos asegurarnos de que los alumnos de inglés, que ascienden a cinco millones de personas y constituyen el grupo de alumnos de más rápido crecimiento en el sistema K-12 (de Kindergarten al grado 12), reciban una educación de alta calidad que los prepare para la universidad y una carrera profesional.

Como secretaria adjunta y directora de la Oficina de Adquisición del Idioma Inglés (OELA) del Departamento de Educación de EE.UU., mi trabajo consiste en asesorar al secretario Arne Duncan en todos los asuntos relacionados con la educación de los alumnos de inglés, que actualmente se estima en alrededor del 10 por ciento de la matrícula escolar total a nivel nacional.

En los últimos ocho meses, la OELA ha dirigido seis Conversaciones Nacionales donde asistieron más de 800 interesados, incluidos educadores, investigadores, legisladores, profesores universitarios y grupos de apoyo que se reunieron para discutir temas que afectan a los alumnos de inglés. Estas reuniones, celebradas en Dallas, Chicago, Los Angeles, Seattle, Nueva York y Charlotte, Carolina del Norte, sirvieron para volver a conectar a la OELA con aquellos que trabajan en el sector e informar sobre la labor que se realiza en el departamento.

Además de esta serie de conversaciones nacionales, la OELA también organizó dos foros nacionales: uno sobre alumnos de inglés con necesidades especiales o discapacidades y otro sobre educación en materia de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) para alumnos de inglés. Ambos foros hicieron hincapié en el hecho de que los alumnos de inglés son a menudo relegados a la condición de segunda clase en nuestras escuelas y no se les proporcionan los servicios adecuados y el acceso a los tipos de clases que los puedan preparar para tener éxito en la universidad.

La OELA está utilizando los resultados de las conversaciones nacionales y estos dos foros como base para nuestro trabajo durante el próximo año fiscal. Las actividades previstas incluyen sesiones de conferencias sobre alumnos de inglés con necesidades especiales, educación de STEM para alumnos de inglés, formación docente y desarrollo profesional para profesores de alumnos de inglés, y educación para alumnos de inglés adultos.  Estas sesiones se llevarán a cabo en colaboración con las organizaciones educativas nacionales y otras agencias federales. Otras actividades incluirán diálogos profesionales y seminarios por Internet sobre diversos temas. Animamos a los interesados ​​a visitar el sitio web del Centro Nacional de Adquisición del Idioma Inglés (National Clearinghouse for English Language Acquisition o NCELA)en para las actualizaciones de estos eventos.

Si el capital humano es el mayor recurso de nuestra nación, entonces no podemos darnos el lujo de dejar de educar a nuestros alumnos de inglés, muchos de los cuales son hispanos. Por lo tanto, al celebrar el Mes de la Herencia Hispana recordemos también que tenemos mucho trabajo por hacer para asegurar que nuestros alumnos de inglés estén listos para la universidad y carreras profesionales. Ellos, al igual que las generaciones anteriores, merecen la oportunidad de alcanzar el Sueño Americano, también.

Rosalinda B. Barrera, Ph.D., es secretaria adjunta y directora de la Oficina de Adquisición del Idioma Inglés (OELA) del Departamento de Educación de EE.UU.

Your Federal Tax Receipt