La comunidad de Miami está lista para arrancar

Sanchez2

Under Secretary of Commerce for International Trade, Francisco Sánchez, addresses participants at the White House Hispanic Community Action Summit at Miami Dade College. (by Gabriel Sandoval)

Estados Unidos ha tenido 21 meses consecutivos de crecimiento del sector privado, inclusive la adición de otros 120,000 empleos en noviembre. No obstante, el camino a la recuperación no está completo. Todavía queda mucha distancia por recorrer.

Lamentablemente, la comunidad latina de EE.UU. fue particularmente afectada por el colapso del mercado de viviendas. En el Sur de la Florida, muchos de los trabajadores de la construcción que perdieron sus trabajos son hispanos, imponiendo así enormes presiones en la capacidad de las familias de hacer frente a sus gastos. 

Es por eso que son tan importantes los eventos como la Cumbre de Acción Comunitaria Hispana de la Casa Blanca en Miami Dade College, en el cual acabo de participar el viernes 2 de diciembre. Bajo el liderazgo del Presidente Obama, estas cumbres – celebradas en todo el país – proporcionan un foro crítico y continuo para que los participantes analicen los asuntos más relevantes para la comunidad latina local. 

Como nativo de Florida, fue un placer poder participar en este diálogo y escuchar exactamente cómo las iniciativas de la Administración ayudan a las familias de Miami  - y qué más podemos hacer. Todos reconocemos que esta época económica tan difícil no comenzó de la noche a la mañana y que tampoco terminará de la noche a la mañana. 

Por eso, el Presidente Obama ha hecho de la creación de empleos el primer punto a tratar de su agenda. Y – hace tres meses – como parte de dicha agenda – dio a conocer la Ley para Trabajos Estadounidenses. 

De hecho, recuerdo muy claramente cuándo anunció su plan. Al día siguiente – estuve en Orlando como parte de otra Cumbre de Acción Comunitaria Hispana de la Casa Blanca. Recuerdo explicar cómo era un conjunto de propuestas que, en opinión de economistas independientes, crearía 2 millones de empleos en un momento cuando tantas personas necesitan trabajo. Recuerdo hablar de los 1.1 millones de hispanos y sus familias que se beneficiarían de la prórroga del seguro de desempleo y los 250,000 negocios pequeños propiedad de hispanos que recibirían beneficios de reducciones de impuestos.

Asimismo, recuerdo hablar con la gente acerca de: los $1.6 mil millones que se invertirían en la infraestructura vial y de tránsito de Florida que podría sustentar más de 20,000 trabajos; la reducción de impuestos de $1,500 que recibirían las familias de la clase media; y los 26,000 maestros en este estado que conservarían sus empleos – en parte – debido a la Ley para Trabajos Estadounidenses. 

Ahora bien, lo que no recuerdo es que el Congreso aprobó este plan práctico para poner a la gente de nuevo a trabajar. Eso se debe a que no lo hizo. En un momento cuando tantas personas están en dificultades, eso simplemente no está bien. 

Lo escuché claramente de los participantes de la Cumbre: no podemos esperar. 

Es por eso que el Presidente ha emprendido una serie de medidas que tendrán un impacto ahora mismo, entre ellas, prorrogar y ampliar la reducción del impuesto de nómina que ha dado ventajas tributarias a millones de familias en todo el país este año. En el Departamento de Comercio y la Administración de Comercio Internacional, estamos ayudando: buscando nuevas oportunidades de exportación; apoyando negocios; promoviendo la fabricación y creando trabajos. 

Administration officials

Administration officials gather with community leaders in Miami, Friday Dec. 2nd. Photo: Miami Dade College. (by Miami Dade College)

El trabajo en conjunto es la forma en que reanimaremos nuestra economía y pondremos a millones de americanos de nuevo a trabajar. Miami está lista para arrancar. Y nosotros también. El Congreso tiene que poner de su parte. 

En estos momentos, los miembros del Congreso están considerando propuestas para prorrogar la reducción del impuesto de nómina, que en promedio proporciona $1,000 adicionales en alivio tributario para cada familia cada año. El Presidente no sólo propuso extender dicha reducción de impuestos, sino ampliarla para dar a la familia trabajadora típica una reducción de impuestos de $1,500 el año entrante. Esta propuesta se pagaría pidiendo un poco más de los millonarios y multimillonarios. 

El conteo ya empezó. El Congreso debe actuar para asegurar que las familias trabajadoras reciban el apoyo que necesitan cuándo la necesitan. Tenemos que asegurar que los 160 millones de americanos trabajadores no vean un aumento de sus impuestos el día 1° de enero. La falta de prorrogar esta importante fuente de ingresos frustraría nuestra recuperación económica. Como dijo el Presidente Obama, "Si nos negamos a actuar, las familias de la clase media serán afectadas por un aumento de impuestos en el peor momento posible. No podemos permitir que esto suceda". 

Francisco Sánchez es el Subsecretario de Comercio

Your Federal Tax Receipt