Reforma de Salud, Servicios Preventivos e Instituciones Religiosas

Gracias a la Ley de Asistencia Asequible, la mayoría de los planes de seguro médico cubrirán los servicios de prevención para la mujer, incluidos los anticonceptivos, sin cobrar un co-pago o deducible a partir de agosto de 2012. Esta nueva ley le ahorrará dinero a millones de estadounidenses. Pero lo más importante, se asegurará de que los estadounidenses en todo el país obtengan la atención de alta calidad que necesitan para mantenerse sanos. Según esta política, las mujeres que desean anticonceptivos tendrán acceso a ellos a través de su seguro sin tener que pagar un copago o deducible. Pero nadie se verá obligado a comprar o a utilizar un método anticonceptivo.

El 20 de enero, la secretaria Sebelius anunció que ciertas organizaciones religiosas incluyendo las iglesias estarían exentas del pago a sus compañías de seguros para cubrir  anticonceptivos. Otras organizaciones religiosas, incluidas las que emplean a personas de diferentes religiones, pueden reunir los requisitos exigidos para un período de transición de un año mientras se preparan para cumplir con la nueva ley. En los últimos días, ha habido cierta confusión acerca de cómo esta política afecta a las instituciones religiosas. Queremos asegurarnos de que usted cuente con los hechos reales:

  • Las iglesias están exentas de cumplir las nuevas reglas: las iglesias y otros lugares de culto estarán exentos del requisito de ofrecer un seguro que cubra los anticonceptivos.
  • Ningún otro profesional individual de la salud se verá obligado a recetar anticonceptivos: el Presidente y este Gobierno expresaron con anterioridad y continúan expresando su firme apoyo a la objeción de conciencia existente. Por ejemplo, ningún médico católico está obligado a escribir una receta de anticonceptivos.
  • Ninguna persona se verá obligada a comprar o utilizar un método anticonceptivo: esta regla sólo se aplica a lo que cubren las compañías de seguros. Según esta política, las mujeres que desean anticonceptivos tendrán acceso a ellos a través de su seguro sin tener que pagar un copago o deducible. Pero nadie se verá obligado a comprar o utilizar un método anticonceptivo.
  • Los medicamentos que causan el aborto no están cubiertos por esta política: Los fármacos como el RU486 no están cubiertos por esta política, y nada sobre esta política cambia el firme compromiso del Presidente de mantener estrictas limitaciones en la financiación federal de abortos. No se usará el dinero de los impuestos federales para los abortos electivos.
  • Más de la mitad de los estadounidenses ya viven en los 28 Estados que requieren que las compañías de seguros cubran los anticonceptivos: varios de estos Estados como Carolina del Norte, Nueva York, y California tienen las mismas exenciones para empleadores religiosos. Algunos Estados como Colorado, Georgia y Wisconsin no tienen exención en absoluto.
  • Los anticonceptivos son utilizados por la mayoría de las mujeres: según un estudio realizado por el Instituto Guttmacher, la mayoría de las mujeres, incluyendo el 98 por ciento de las mujeres católicas, han usado un método anticonceptivo.
  • La cobertura de los anticonceptivos reduce los costos: mientras que el costo mensual de los anticonceptivos para las mujeres oscila entre US$ 30 y US$ 50, las compañías de seguros y los expertos coinciden en que el ahorro más que compensa el costo. El Grupo Empresarial Nacional sobre Salud estimó que costaría a los empleadores de 15 a 17 por ciento más no proporcionar la cobertura de anticonceptivos que proporcionar dicha cobertura, después de considerar tanto los costos médicos directos de embarazos potencialmente no deseados y no saludables y los costos indirectos, tales como la ausencia de los empleados y la reducción de la productividad.

El Gobierno de Obama se ha comprometido a respetar tanto las creencias religiosas como a aumentar el acceso a importantes servicios de prevención. Y a medida que avanzamos, nuestras sólidas alianzas con las organizaciones religiosas van a continuar. El Gobierno ha proporcionado importantes recursos a las organizaciones católicas en los últimos tres años, además de celebrar numerosas alianzas no financieras para promover comunidades saludables y servir al bien común. Esta labor incluye alianzas con organismos católicos de servicio social en relación con programas locales de paternidad responsable y programas internacionales de asistencia alimentaria y contra el hambre. Esperamos con interés continuar esta importante labor.

Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Política Interior de la Casa Blanca

Your Federal Tax Receipt