Líderes empresariales latinos están de acuerdo en que la banda ancha es la clave para un fuerte futuro

Ayer asistí a una reunión de líderes empresariales latinos  convocada por la Casa Blanca, para discutir sobre cómo la industria de la banda ancha puede ayudar al crecimiento futuro de empleos en la comunidad latina.

Frecuentemente escuchamos sobre un hueco en las destrezas emergentes en los Estados Unidos y la urgente necesidad de contar con más graduados en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM). Los líderes empresariales reconocen que para ayudar a abordar este reto, particularmente en el sector tecnológico, el acceso a Internet de banda ancha es una prioridad. Otra clave para lograr una fuerza laboral con crecientes destrezas tecnológicas es deshacerse del hueco que tiene la comunidad latina para adaptar la banda ancha.  La investigación de la NTIA demostró que sólo el 57 porciento de viviendas hispanas contaba con servicio de banda ancha en el 2010, lo cual es un retraso importante en comparación con el índice nacional. Aún al hacer un ajuste considerando los factores socioeconómicos como ingreso y educación, las viviendas hispanas todavía siguen atrás de las viviendas de raza blanca en cuanto la adopción de banda ancha en un porcentaje de 11 puntos. 

Para impulsar a la siguiente generación de programadores en computación y trabajadores de informática — y para ayudar a los trabajadores de hoy a competir mejor, el acceso a banda ancha desde el hogar y en las escuelas es el primer paso vital. Para ayudar a atacar esta cuestión, la NTIA está supervisando vigorosamente aproximadamente 230 proyectos de banda ancha nacionalmente. Esto proyectos, financiados por la Ley de Recuperación, están desplegando y actualizando nuevas redes de banda ancha, ampliando el acceso a banda ancha en las escuelas y en otras instituciones pilar de la comunidad, actualizando y ampliando los centros de computación públicos, y promoviendo la capacitación gratuita en computadoras y empleos para los residentes.

Muchos de estos proyectos tienen como objetivo las comunidades latinas y abordan la raíz de las causas de esta división digital al demostrar la relevancia de la banda ancha — por ejemplo, al involucrar a los padres de familia en el progreso académico en línea de sus hijos — y al proporcionar un servicio y equipo de banda ancha más asequible a aquellos que terminen la capacitación. Aunque estos proyectos están marcando la diferencia en comunidades a lo largo de la nación, todavía queda mucho por hacer.

En la reunión de ayer, los participantes de la comunidad empresarial proporcionaron sus ideas sobre soluciones efectivas. Por ejemplo, los desarrolladores de software e informática hablaron sobre la importancia de construir la confianza en línea con la comunidad latina, debido a que las inquietudes sobre privacidad son una barrera para adoptar la banda ancha.  Los presentadores o radiodifusores enfatizaron la importancia del contenido que es relevante para los latinos. Escuché sobre iniciativas públicas-privadas que están capacitando a jóvenes latinos en dichas destrezas tecnológicas tan necesarias. Y un empresario enfatizó sobre la necesidad de un espectro adicional para respaldar la banda ancha móvil, la cual está siendo adoptada más rápidamente por las familias latinas que por los otros hogares en cuanto al acceso a Internet.  

Claro que los líderes empresariales entienden que el construir un puente sobre la división digital no solamente es bueno para los latinos, sino para todos aquellos que no han adoptado la banda ancha, pero también es bueno para las empresas de los Estados Unidos y para el crecimiento económico.  Al aprovechar los talentos de toda nuestra gente y edificar una fuerza laboral más fuerte, los Estados Unidos puede competir mejor en la economía global del siglo XXI.

Anna M. Gómez es la Subsecretaria Adjunta para Comunicaciones e Información y la Administradora Adjunta para la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA). 

Your Federal Tax Receipt