Una economía construida para que perdure y seguridad para las familias latinas

Durante el discurso del Estado de la Unión, el Presidente Obama expuso un plan específico para una economía construida para que perdure; una economía construida en base a la manufactura de EE.UU., la energía de EE.UU., las habilidades para los trabajadores de EE.UU., y una renovación de los valores de EE.UU.  Ayer, el Presidente dio a conocer un presupuesto que refleja su firme creencia de que nuestro país siempre ha obtenido los mejores resultados cuando todos tienen una oportunidad justa, cuando todos hacen lo que les corresponde justamente hacer, y cuando todos se rigen por las mismas reglas.  El éxito de la comunidad latina es crítico para el desarrollo de una economía que esté construida para que perdure y el presupuesto del Presidente para 2013 apoyará ese éxito en diversas maneras muy importantes.

Para descargar una hoja de datos sobre el presupuesto de 2013 en español, Una Economía Construida Para Que Perdure y Seguridad Para Las Familias Latinas, haga clic AQUÍ.Para descargar la hoja de datos en inglés, haga clic AQUÍ.

He aquí algunos de los puntos principales:

  • El Presidente Obama se ha comprometido a ofrecerle a todo estadounidense una oportunidad justa a obtener éxito mediante la mejora y la reforma de la educación de Kindergarten al grado 12, que tiene una importancia especial para la comunidad hispana dado que hay 17.1 millones de latinos de 17 años de edad y más jóvenes en los Estados Unidos.  Y, para poder asumir el reto de que sólo el 13 por ciento de los latinos tiene títulos universitarios, el presupuesto propone medidas para facilitarles a los estudiantes poder costear sus estudios posteriores a la escuela secundaria y expandir el acceso a la universidad ofreciéndoles ayuda a los estudiantes y a sus familias para pagar los estudios universitarios.
  • Teniendo en cuenta que los trabajadores latinos constituyen un 15 por ciento de la fuerza laboral de los Estados Unidos, el presupuesto toma medidas para equipar a los trabajadores estadounidenses con empleos con buenos salarios ahora y en el futuro mediante la incrementación de las habilidades de los trabajadores de EE.UU., incluyendo la preparación de los jóvenes para buenos empleos a través de un programa reformado de carrera y educación técnica.  Éste también incluye el apoyo a empresas de minorías al aumentar el acceso al crédito y recortar los impuestos para las pequeñas empresas que desean crecer y expandirse, lo que afecta especialmente a los hispanos, que son un grupo que abre negocios a un ritmo tres veces mayor que el promedio nacional.
  • Para renovar el sentido de seguridad entre los estadounidenses de clase media, incluyendo a los hispano-americanos, el Presidente se ha comprometido firmemente a promover el acceso asequible a la compra de viviendas a través de la Administración Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés). En 2009, el 37 por ciento de todos los compradores de viviendas usó financiamiento de FHA pero, en el caso de las familias hispanas, la cifra fue del 59 por ciento. El presupuesto también requiere una medida permanente para prolongar los recortes de impuestos mayores para las familias de bajos ingresos que el Presidente promulgó inicialmente en 2009, los que proveen un crédito fiscal mayor a 11.8 millones de familias con 21.3 millones de hijos, que incluyen a un número significativo de familias latinas.
  • Uno de cada cuatro núcleos familiares hispanos carece de seguridad alimentaria, en comparación con el promedio nacional del 15 por ciento.  El presupuesto toma medidas importantes para prevenir el hambre y mejorar la nutrición al proveer financiamiento completo para apoyar a los 9.1 millones de personas que se espera que participen en el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Recién Nacidos y Niños (WIC, por sus siglas en inglés) y apoyar la implementación continuada de la Ley para Niños Sanos y Sin Hambre de 2010.
  • Y, en un esfuerzo para promover la ciudadanía y la integración, el presupuesto dedica $11 millones a programas de educación y preparación para la ciudadanía, la replicación de prácticas prometedoras de integración para su uso por las comunidades a través de toda la nación, así como la expansión de herramientas innovadoras de aprendizaje de inglés.

Éste es un momento decisivo para la clase media y para aquellos que intentan llegar a ésta, incluyendo a los hispano-americanos, y es importante que preservemos la promesa básica de EE.UU. de que, si uno trabaja duro, uno puede ganar lo suficiente para criar a su familia, comprar su casa, y guardar un poco para la jubilación.  Estas medidas son parte del plan específico del Presidente Obama para construir una economía en la que el trabajo duro obtiene resultados y la responsabilidad se recompensa.

Alejandra Campoverdi es Subdirectora de Comunicaciones para Medios Hispanos de la Casa Blanca

Your Federal Tax Receipt