CBO: La Reforma Migratoria Reducirá el Déficit y Hará Crecer la Economía

Oficina de Presupuesto del Congreso: La Reforma Migratoria Reducirá el Déficit y Hará Crecer la Economía

Ayer, la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) dio a conocer su calificación del proyecto de ley bipartidista de inmigración del Senado, que provee aun más evidencia de que la reforma migratoria de sentido común es beneficiosa para el presupuesto y beneficiosa para el crecimiento económico.

La CBO estima que arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona reducirá los déficits federales en $200 mil millones en los próximos diez años y a través de los próximos 10 años y $700 mil millones en 20 años. El análisis de la CBO expresó claramente que los impuestos adicionales que paguen los nuevos inmigrantes que se legalicen no solo compensarían todo nuevo desembolso, sino que serían suficientemente sustanciales para reducir el déficit durante el espacio de 20 años. Una parte sustancial de los nuevos impuestos la pagarían los inmigrantes previamente indocumentados. Mientras que muchos de esos trabajadores ya pagan impuestos federales, millones más pagarán impuestos sobre la nómina una vez que ellos puedan obtener un estado legal y trabajar dentro de la ley.

La CBO también determinó que la reforma migratoria de sentido común aumentará el PIB entre un 3.3% para el décimo año y 5.4% para la vigésima década, lo que representa un aumento de $700 mil millones en el 2023 y $1.4 billones en el 2033, debido a una mayor participación en la fuerza laboral, una mayor inversión, y un aumento en la productividad que resulta de los “avances tecnológicos, como nuevas innovaciones y mejoras a la producción.

La calificación de la CBO fue emitida acto seguido de otros análisis independientes recientes que señalan que una de las mejores maneras, que frecuentemente no se toman en cuenta, de fortalecer la solvencia del fondo de fideicomiso del Seguro Social es aprobar la reforma migratoria de sentido común.

En una carta del 8 de mayo, el actuario principal del Seguro Social determinó que el proyecto de ley bipartidista de inmigración del Senado fortalecería la solvencia del fondo de fideicomiso del Seguro Social a corto y a largo plazo al reformar el sistema de inmigración legal y permitirles a los trabajadores actualmente indocumentados trabajar dentro de la ley, lo que garantiza que estos paguen impuestos sobre la nómina.

El actuario principal del Seguro Social estima que el proyecto de ley del Senado agregará más de $200 mil millones al Fondo de Fideicomiso del Seguro Social durante la próxima década. Solo los inmigrantes actualmente indocumentados pagarán alrededor de $170 mil millones más en impuestos federales del Seguro Social y Medicare como resultado del proyecto de ley, debido a que la legislación les permite salir de las sombras y trabajar legalmente, lo que garantiza que pagarán impuestos sobre la nómina. En la carta que le provee esas estimaciones al Senador Rubio, el actuario principal también dijo que, “En general, anticipamos que el efecto neto de este proyecto de ley en el saldo actuarial a largo plazo bajo el Título II de la Ley del Seguro Social (OASDI) será positivo”.

Debido a que la mayoría de los inmigrantes es joven, la inmigración adicional contribuye a equilibrar el aumento de jubilados por trabajador que ocurrirá a medida que se jubile la generación del “Baby Boom”de la posguerra. Por eso es que el recién emitido informe de los fideicomisarios del Seguro Social de 2013 determinó que el aumento de la inmigración fortalece el Seguro Social. El informe de los fideicomisarios indica que un aumento de alrededor del 25 por ciento en flujos netos anuales de inmigración reducirían el desequilibro de 75 años del Seguro Social en un 7 por ciento. En cambio, una disminución del 25 por ciento en la inmigración aumentaría el desequilibrio de 75 años en un 8 por ciento. También es por eso que un análisis recién publicado en la revista científica Health Affairs llegó a la conclusión de que “Estimular un flujo estable de inmigrantes jóvenes contribuiría a compensar el envejecimiento de la población de los EE.UU. y los retos de financiamiento del cuidado de la salud que este representa”.

Y esos beneficios económicos y presupuestarios tangibles son en adición a los demás beneficios de construir un sistema de inmigración del siglo XXI: fortalecer nuestra seguridad nacional, impulsar la creación de empleos, promover la innovación, y garantizar que los Estados Unidos mantenga su posición de liderazgo al tener la fuerza laboral con mayor talento del mundo. Adicionalmente, los estudios económicos más detallados arrojan que el impacto de la inmigración en los salarios y el empleo de los trabajadores estadounidenses tiende a ser menor, y el impacto que pueda existir es en general positivo.

El Presidente exhorta al Congreso a que lleve adelante rápidamente este proyecto de ley, y está listo a hacer lo que sea necesario para garantizar que la reforma migratoria de sentido común se haga realidad lo antes posible. 

 Sylvia Mathews Burwell es la Directora de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Alan Krueger es el presidente del Consejo de Asesores Económicos, y Gene Sperling es el Director del Consejo Económico Nacional.

 

Your Federal Tax Receipt