Celebrando el Día de la Igualdad de la Mujer

President Barack Obama's inscription on his Lilly Ledbetter Fair Pay Restoration Act Bill

President Barack Obama's inscription on his Lilly Ledbetter Fair Pay Restoration Act Bill remarks given to the Women’s Rights National Historical Park Visitors Center, in Seneca Falls, New York, during the college affordability bus tour, Aug. 22, 2013. (Official White House Photo by Chuck Kennedy)

Hoy, 26 de agosto, celebramos el Día de la Igualdad de la Mujer. Conmemoramos el 93er aniversario de la certificación de la Decimonovena Enmienda, que les otorgó a las mujeres el derecho al voto.  Cuesta creer que hace menos de 100 años las mujeres no tenían derecho a votar. Defensoras de la causa tales como Susan B. Anthony, Elizabeth Cady Stanton e Ida B. Wells dedicaron décadas de ardua labor para garantizar que se escuchara la voz de la mujer.  Como resultado, ocurrió un cambio histórico, transformando para siempre a nuestra nación, dando así otro paso hacia una unión más perfecta.

El año pasado recibí del Presidente Obama un regalo de cumpleaños muy especial.  Me obsequió copias originales de dos documentos históricos:  la “petición del sufragio universal”, fechada el 29 de enero de1866; y la resolución del Congreso de adoptar la decimonovena enmienda— “extendiendo a las mujeres el derecho al sufragio”, fechada el 19 de mayo de 1919.  Transcurrió más de medio siglo entre la fecha de la petición y el momento en que las mujeres recibieron finalmente el derecho al voto.  Y Dios sabe que hubo muchos reveses en el camino. Muchas que iniciaron la jornada les entregaron la posta a otras para que la terminaran, pero el esfuerzo continuó, y a final de cuentas, fue exitoso.

Comparto esto con ustedes para recordarles— y recordarme a mí misma—que en la era de los tweets y los mensajes de  texto, la feroz urgencia del ahora también se debe templar con paciencia, agallas, determinación, persistencia, resistencia y valor.  Con frecuencia, el cambio toma tiempo.

Este año, celebramos el Día de la Igualdad de la Mujer la víspera del 50 aniversario de la Marcha en Washington, en la que el Reverendo Martin Luther King, Jr., de pie ante una multitud de cientos de millares, pronunció su famoso discurso “Tengo un Sueño”.  Entre aquellos visionarios líderes de los derechos civiles se encontraban mujeres valerosas como la Dra. Dorothy Height, a quien se puede ver de pie sobre el podio apoyando al Dr. King mientras él habla.

Ya sea a través del Movimiento por el Sufragio de la Mujer o el Movimiento por los Derechos Civiles, se nos recuerda a aquellos hombres y mujeres que han luchado tan duro para hacer que nuestro país sea más equitativo.  Volvemos la vista atrás en nuestra historia para así  inspirar nuestro futuro.

Como manifestó el Presidente Obama en su segundo discurso inaugural a comienzos de este año:

“Nosotros, el pueblo, declaramos el día de hoy que la más evidente de las verdades – que todos somos creados iguales – es la estrella que todavía nos guía; así como guió a nuestros antepasados a través de Seneca Falls y Selma y Stonewall; así como guió a todos esos hombres y mujeres, reconocidos y no reconocidos, que dejaron huellas a lo largo de este gran Mall.”

Y justo la semana pasada, como adelanto al aniversario de hoy, el Presidente hizo una visita a Seneca Falls, Nueva York, donde se realizó la Primera Convención de los Derechos de la Mujer  en 1848, poniendo en marcha el movimiento a favor de la igualdad de la mujer.  Actualmente, en este sitio se asienta el Parque Histórico Nacional de los Derechos de la Mujer del Servicio de Parques Nacionales. Reconoció el liderazgo de las mujeres a las que se celebra en nuestra historia y aportó su propia contribución a esa historia – le obsequió al Parque  una copia de la Ley Lilly Ledbetter de Pago Justo   [Lilly Ledbetter Fair Pay Act] de 2009, el primer proyecto de ley que firmó para convertirlo en ley, el cual facilitó que las mujeres entablaran demandas por discriminación salarial, así como una copia de los comentarios que él mismo hizo durante la ceremonia de firma del proyecto de ley.

Su vista la semana pasada, y los avances que celebramos en el Día de la Igualdad de la Mujer, nos recuerdan todo el trabajo que aún queda por hacer y los compromisos que estamos asumiendo a fin de lograr una unión más perfecta para todo nuestro pueblo.  El Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca y todas nuestras entidades federales están avanzando día a día para garantizar que todos nuestros programas, políticas y personal reflejen las necesidades e inquietudes de las mujeres y las niñas.  Y el Presidente Obama está liderando el camino – les presentamos solo unos cuantos de los temas clave en los que seguimos trabajando:

Un futuro más equitativo significa que las mujeres deben tener acceso a atención de salud de calidad y sin ser discriminadas por las compañías aseguradoras simplemente por ser mujeres. Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, a las mujeres ya no se les cobrará más por el seguro médico solamente por ser mujeres, y se les garantiza cobertura por cosas como  atención de maternidad, exámenes tales como mamografías y servicios anticonceptivos. Ahora tenemos que asegurarnos de que las mujeres y sus familias sepan de estos beneficios y se informen sobre las opciones fáciles que tendrán a partir del 1º de octubre para obtener cobertura bajo términos que funcionen para ellas y sus familias.

Un futuro más equitativo incluye garantizar salarios justos.  En la actualidad, las mujeres aún ganan como promedio sólo 77 centavos por cada dólar que gana un hombre, y las mujeres  afroamericanas y latinas ganan considerablemente menos. Tenemos que aprobar la Ley de Equidad Salarial [Paycheck Fairness Act].  Pero el Presidente Obama no está esperando hasta que eso suceda, por lo que ha creado el Grupo Especializado Nacional para el Salario Equitativo [National Equal Pay Task Force] que está tomando medidas enérgicas, a un ritmo sin precedentes, para eliminar las transgresiones contra la equidad salarial.

Nadie puede ser realmente igual cuando teme por su seguridad. El Presidente Obama se sintió muy orgulloso de firmar y convertir en ley la re-autorización de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer [Violence Against Women Act] (VAWA)  a principios de este año.  Desde que el Vicepresidente Biden redactara inicialmente dicha legislación en 1994, cuando era Senador, VAWA ha ayudado a reducir el índice de violencia doméstica en todo el país, y les ha proporcionado a un mayor número de mujeres y niñas la oportunidad de tener vidas sanas y seguras.

Este Día de la Igualdad de la Mujer, rendimos homenaje y reconocemos a aquellas que lucharon incansablemente por el derecho a votar de la mujer, pero sabemos que todavía queda mucho por hacer.  Sigamos marchando juntos hacia el futuro. 

Valerie B. Jarrett es Asesora Principal del Presidente Barack Obama. Supervisa las Oficinas de Enlace Público y Asuntos Intergubernamentales y preside el Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca.

Your Federal Tax Receipt