Contemplación del Ayuno por las Familias en apoyo de la Reforma Migratoria

Durante los muchos años que he trabajado en la comunidad latina y el movimiento de derechos civiles, he visto la foto muchas veces, tal vez más que cualquier otra foto. A menudo está doblada por haber estado en la pared durante muchos años, o por haberla sacado de la billetera muchas veces. Es una foto de César Chávez, débil por el ayuno de muchas semanas. Junto a él se encuentra Robert Kennedy, quien lo visitó y le ofreció su apoyo y solidaridad durante el ayuno. Chávez se está apoyando en Kennedy, cuya mano se encuentra sobre el brazo de Chávez; uno está sonriendo débilmente, y el otro alegremente. La foto es muy querida por la gente que recuerda aquellos años cuando Chávez organizaba a los campesinos, llevando su enorme autoridad moral a su lucha.

He estado pensando mucho en esa foto esta semana, ya que otro luchador por la justicia, mi amigo Eliseo Medina, comienza su segunda semana de Ayuno por las Familias, que está teniendo lugar en una tienda de campaña cerca del Capitolio de los EE.UU. Él, junto con el Reverendo Sam Rodríguez, Dae Joong Yoon, Lisa Sharon Harper, Cristian Ávila y Marco Grimaldo ayunan llamar la atención sobre la urgente necesidad de una reforma migratoria.

Tuve el honor de visitar a los ayunantes y escuchar sus historias el día 9 de su ayuno durante el que solo están bebiendo agua, y me sentí profundamente conmovida por su compromiso moral. Ellos explican por qué es importante la reforma migratoria en sus vidas, como lo es para Christian, un soñador que me dijo que está ayunando para conseguir su propia oportunidad de obtener la ciudadanía, para honrar a sus padres, y para llamar la atención sobre la necesidad de una reforma migratoria para mantener alejada de su familia la amenaza de la separación. Ellos compartieron conmigo sus esperanzas de lograr una reforma migratoria que se sienta a su alcance, debido a que la Cámara de Representantes tiene el apoyo que necesita para aprobar la legislación, y la coalición que la apoya tiene una solidez y fuerza sin precedentes. Comentaron que sus estómagos estaban vacíos, pero sus corazón estaban llenos, ya que están recibiendo un gran apoyo; hasta la fecha, más de 3000 personas por todo el país se han comprometido a ayunar en solidaridad.

Por mi parte, tuve el honor de compartir que el Presidente Obama está profundamente comprometido con esta lucha; sabe que la reforma migratoria es lo correcto para el país, para la economía, y para nuestras comunidades de todo el país. Él seguirá presionando hasta que se haga el trabajo, y él y su equipo se sienten enormemente inspirados por el sacrificio de un puñado de defensores que están siguiendo la tradición de César Chávez, Martin Luther King Jr. y Mahatma Ghandi para llevar la compasión y el compromiso a este debate.

Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Políticas Nacionales

Your Federal Tax Receipt