La economía en el año 2013

La economía está terminando el año 2013 en una posición más sólida que en la que estaba al iniciar el año, aunque todavía queda más trabajo por hacer para desarrollar la economía, crear empleos y fortalecer a la clase media. Esto es especialmente notable dado el ambiente fiscal general, incluidos el inicio del secuestro del gobierno en marzo y el cierre de la administración y la arriesgada política acerca del límite de la deuda en octubre. El reciente proyecto de ley de presupuesto aprobado por el Congreso en forma bipartita, contribuirá a la seguridad, a una política fiscal mejor durante el próximo año y a más financiamiento para los ingredientes esenciales para un crecimiento más duradero. Pero necesitamos hacer más, antes que nada, extender los beneficios del seguro de desempleo y, más allá de eso, aumentar las inversiones para fortalecer el crecimiento y asegurarnos que el crecimiento sea compartido.

Las diapositivas resaltan los temas clave y los avances en la economía durante el transcurso del año, y también aluden a algunas tendencias estructurales de largo plazo que continuaron extendiéndose en el año 2013 y apoyarán el crecimiento hacia el futuro.

El fortalecimiento de la economía durante el transcurso del año 2013 es un testimonio de la fortaleza del sector privado de los Estados Unidos y de los trabajadores estadounidenses. Las empresas han agregado 8.1 millones de empleos en los últimos 45 meses, y están en camino a registrar el tercer año consecutivo de un crecimiento de empleos de más de dos millones.

La tasa de crecimiento del producto interno bruto ha subido por cuatro trimestres consecutivos, y los componentes privados del PIB han crecido a una tasa robusta del 3.7 por ciento anualizado durante los últimos dos trimestres. Uno de los contribuidores más grandes del reciente crecimiento del PIB ha sido el sector de la vivienda, que fue el centro de la crisis financiera pero está recuperándose y tiene un potencial significativo en el futuro.

También hay varias tendencias estructurales emergentes que apoyaron el crecimiento en el año 2013 y que continuarán desempeñando un papel importante en nuestra economía. Estados Unidos es ahora el más grande productor de petróleo y de gas en el mundo, sobrepasando a Rusia y a Arabia Saudita, y por primera vez desde 1995, Estados Unidos produce internamente más petróleo que el que importa. Una segunda tendencia, menos apreciada ampliamente, es la disminución dramática en el aumento del costo del cuidado de la salud que en parte refleja reformas cruciales conformes a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Una disminución en el aumento del costo del cuidado de la salud significa menos presión en los empleadores y en el presupuesto federal y más sueldo restante para el sostén de las familias. Por último, las contribuciones tecnológicas como la computación en nube, y las soluciones móviles de banda ancha (broadband) y los dispositivos móviles continúan ayudando a la economía.

Estados Unidos ha visto la reducción de déficit más rápida que haya habido desde la Segunda Guerra Mundial, lo que es importante para la viabilidad fiscal, pero también ha sido un obstáculo para el rendimiento macroeconómico. El déficit se ha reducido en 5.7 puntos porcentuales del PIB durante los últimos cuatro años, con casi la mitad de eso, 2.7 puntos porcentuales, que tuvieron lugar en el año fiscal 2013 solamente, resaltando que el fortalecimiento del crecimiento en el transcurso del año 2013 fue dirigido por el sector privado.

Mientras estas estadísticas pintan una imagen alentadora, hay que hacer más para ayudar a asegurar que la economía funcione para cada persona que trabaja en los Estados Unidos. El salario mínimo por hora promedio ajustado según la inflación apenas a comenzado a mostrar un crecimiento positivo, y durante las últimas cuatro décadas no creció a la par con las ganancias de productividad (aún cuando usted incluya los beneficios). La tendencia del aumento en la desigualdad de ingresos esencialmente parece continuar, de acuerdo a los datos más recientes.

Finalmente, aunque la tasa de desempleo ha estado tendiendo a la baja, sigue siendo inaceptablemente alta, lo que se debe casi enteramente a un gran número de personas que han estado desempleadas por un largo periodo de tiempo, lo que subraya la necesidad de que el Congreso extienda el programa del seguro de desempleo de emergencia que vence a finales de este mes, de modo que más de un millón de nuestros compatriotas estadounidenses no pierdan acceso a esa tabla salvavidas mientras buscan empleo. 

Jason Furman es Presidente del Consejo de Asesores Económicos

Your Federal Tax Receipt