Tomando medidas para atraer a los profesionales más talentosos del mundo Por la Secretaria de Comercio Penny Pritzker

Hoy, la Administración del Presidente Obama anunció pasos nuevos para facilitar que trabajadores altamente cualificados e investigadores talentosos de otros países contribuyan a nuestra economía y a la larga se conviertan en personas que viven en Estados Unidos. Estas medidas son parte de las reformas del sistema administrativo anunciadas por primera vez en 2012, y reflejan nuestro compromiso con atraer y retener inmigrantes altamente cualificados, continuar nuestra recuperación económica, y alentar la creación de empleos.

Específicamente el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS) publicó una regla propuesta que, por primera vez, autorizaría el trabajo de los cónyuges de los trabajadores que tengan una visa H-1B que hayan comenzado el proceso de solicitud de una tarjeta de residente a través de sus empleadores. Una vez promulgada, esta regla propuesta permitiría que estos cónyuges pongan su propia educación y calificaciones a trabajar para el país al que ellos y sus familias ahora llaman su hogar. Este cambio de regla fue solicitado en una petición de “Nosotros, el pueblo” a la Casa Blanca.

Al mismo tiempo, el DHS también está proponiendo otra regla nueva para facilitar que profesores e investigadores destacados de otros países demuestren su elegibilidad para la visa EB-1, un tipo de tarjeta de residencia reservada para los mejores y más brillantes del mundo. Igual que los atletas y actores que ya pueden proporcionar una gama de pruebas para apoyar su pedido de una visa EB-1, los profesores e investigadores podrían presentar diversos logros como patentes revolucionarias o becas científicas prestigiosas.

Estas medidas se basan en los trabajos continuados de la Administración por simplificar los sistemas existentes eliminando ineficiencias y aumentando la transparencia como mediante las Vías para Emprendedores (Entrepreneur Pathways), un centro de recursos en línea que otorga a los emprendedores inmigrantes un camino para navegar las oportunidades para iniciar y hacer crecer un negocio en los Estados Unidos.

Estas acciones prometen desatar más de las extraordinarias contribuciones que siempre hicieron los inmigrantes a la economía de Estados Unidos. De acuerdo a los cálculos, los inmigrantes fueron responsables de un tercio del crecimiento explosivo en las patentes durante las décadas pasadas y estas innovaciones contribuyeron al crecimiento del 2.4 por ciento del producto bruto nacional (GDP) de Estados Unidos. Los inmigrantes representan el 50 por ciento de los doctores (PhD) que trabajan en matemáticas y ciencias informáticas y el 57 por ciento de los doctores que trabajan en ingeniería, y un estudio determinó que el 26 por ciento los ganadores del premio Nobel residentes en los Estados Unidos durante los últimos 50 años nacieron en el extranjero.

Los inmigrantes también están sobre-representados en las filas de los emprendedores de Estados Unidos, ya que existe más del doble de probabilidad de que comiencen un negocio que una persona nacida en Estados Unidos. Los inmigrantes comenzaron uno de cada cuatro pequeñas empresas y nuevas empresas de alta tecnología a través de Estados Unidos, y más del 40 por ciento de las empresas Fortune 500, desde GE y Ford a Google y Yahoo! fueron fundadas por inmigrantes o hijos de inmigrantes.

Aún cuando las acciones ejecutivas de hoy son un paso importante en la dirección correcta, solamente el Congreso puede ofrecer soluciones permanentes para solucionar nuestro sistema de inmigración que no funciona y asegurar caminos libres y consistentes para la migración de emprendedores y trabajadores talentosos extranjeros, y que reflejen mejor las realidades comerciales actuales.

El mes de junio pasado, el Senado pasó un proyecto de ley de reforma migratoria bipartidista que haría crecer de manera marcada nuestra economía y que reduciría el déficit. Es imperativo que la Cámara de Representantes haga su parte para enviar un proyecto de ley al escritorio del Presidente, ya que los costos de la inacción son considerables. Entre los muchos otros beneficios de una reforma migratoria con sentido común, necesitamos legislación que mantenga a los científicos, ingenieros, y emprendedores talentosos aquí en Estados Unidos en vez de forzarlos a que vuelvan a su casa y que compitan contra nosotros.

Cuando el Presidente Obama y yo nos reunimos el mes pasado con los nuevos Embajadores Presidenciales para Pequeñas Empresas (Presidential Ambassadors for Global Entrepreneurship), estos emprendedores superiores hablaron apasionadamente de los inmigrantes y de la importancia de la reforma migratoria para el crecimiento de nuestra economía. Este grupo de exitosos hombres de negocios americanos que se ha comprometido a compartir su experiencia y ayudar a desarrollar la próxima generación de emprendedores nacionales y en el extranjero estuvieron de acuerdo en que nosotros debilitamos nuestra competitividad económica cuando hacemos que sea más difícil, y no más fácil, que los inmigrantes talentosos permanezcan aquí y que aporten a nuestra economía.

Puede ver el vídeo aquí: https://www.youtube.com/watch?v=j96RUCxiJ4I&feature=player_embedded

Your Federal Tax Receipt