El financiamiento de la educación universitaria

 

Nota del editor: El siguiente artículo de opinión por Alejandra Ceja fue publicado en Univision.com. Puede leer el artículo original aquí.

Durante el último año he tenido la oportunidad de reunirme con los estudiantes, padres, educadores y líderes comunitarios de todo el país para debatir la importancia de la educación. He visto de primera mano el notable impacto que el liderazgo, el compromiso y una educación rigurosa pueden tener, no sólo en un estudiante, sino en toda una comunidad. También he visto los efectos devastadores asociados a la falta de oportunidades y acceso a la educación, en particular para las familias que se esfuerzan por llegar a ser clase media.

Durante una reunión del ayuntamiento en una escuela secundaria, recordé lo importante que puede ser el acceso a la información y el conocimiento de los diferentes recursos de ayuda financiera que existen: en un salón con 200 estudiantes de los últimos dos grados de escuela secundaria, cuando se les preguntó cuántos de ellos habían rellenado el formulario FAFSA, sólo se alzaron 3 manos. Cuando se les preguntó cuántos irían a la universidad, se alzaron las mismas 3 manos. Cuando se les preguntó por qué tantos de ellos no pensaban en la universidad, su principal motivo de vacilación era la cuestión de la asequibilidad. Mientras que los latinos han hecho grandes progresos en cuanto a la finalización de la escuela secundaria y su matriculación en la universidad, sigue habiendo brechas desafiantes pues solo el 15 por ciento de los adultos latinos se gradúan con un título de licenciatura.

Sé lo importante que es rellenar el formulario FAFSA. Para mí, marcó la diferencia entre aceptar un trabajo con salario mínimo después de la escuela secundaria, que era bastante típico en mi comunidad, o la búsqueda de una educación universitaria. Sin el conocimiento de los recursos financieros disponibles, en particular para las minorías y los asistentes universitarios de primera generación, no habría perseguido mi sueño de obtener un título universitario -un título que me abrió muchas puertas y, finalmente, me brindó la oportunidad de avanzar en la agenda de educación de la Administración Obama para la comunidad latina. Esa misma barrera del conocimiento a la que me enfrenté durante mi niñez sigue siendo crítica para los estudiantes latinos en la actualidad. No es necesariamente sólo la falta de recursos, sino más bien la falta de conocimiento de los recursos disponibles lo que contribuye a los niveles de instrucción más bajos para nuestra comunidad. Aumentar la conciencia de la ayuda financiera es el primer paso para romper la barrera del conocimiento que tanto impacto tiene en nuestros estudiantes latinos y sus familias.

Para ayudar a abordar estas cuestiones, la iniciativa del Presidente Obama para la Excelencia Educativa de los Hispanos ha creado, "¡Gradúate! Una Guía de Ayuda Financiera para el Éxito". La guía ayudará a los estudiantes hispanos y sus familias a empezar a prepararse desde temprano para su camino a la educación universitaria, transitar el proceso de solicitud de la universidad y les informará acerca de la ayuda financiera disponible del gobierno federal y no federal y becas.

Accesible en inglés y en español, la guía también proporciona recursos esenciales para los jóvenes indocumentados y los beneficiados por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Sabemos que la Guía no es una solución para todas las barreras que los estudiantes latinos pueden encontrar durante la búsqueda de una educación universitaria, pero puede ayudar a responder a muchas dudas que puedan albergar acerca de la solicitud de la universidad y el proceso de ayuda financiera. Animo a todo el mundo - estudiantes, educadores, consejeros, padres y líderes de la comunidad y de los negocios - a crear conciencia sobre este tema dondequiera que puedan. ¡Nuestra Guía sólo puede ser útil en relación al número de estudiantes que la conozcan!

Cada niño de nuestra nación tiene la promesa; que ese potencial no debe verse limitado por la falta de conocimiento acerca de los recursos que podrían ayudar a cultivar y estimular el desarrollo de ese niño. Ahora, más que nunca, nosotros, como comunidad y como nación, tenemos que enfatizar ante nuestros alumnos que hay ayuda disponible para financiar la educación universitaria, y que ellos también tienen una oportunidad en el sueño americano. ¡Déles ese conocimiento, y se sorprenderá de los lugares (o cargos) a los que su trayecto educativo podría llevarles!

Este artículo fue escrito por Alejandra Ceja, Director Ejecutivo de la Iniciativa de la Casa Blanca para la Excelencia Educativa de los Hispanos

Financing a College Education

Ed. note: This is cross-posted on Univision.com. See the original post here.

Over the past year I have had the opportunity to meet with students, parents, educators and community leaders across the country to discuss the importance of education. I have seen first-hand the remarkable impact leadership, engagement and a rigorous education can have, not only on a student but on an entire community. I have also seen the devastating impact associated with the lack of educational opportunity and access, in particular for families who strive to reach the middle class.

During a town hall discussion at a high school, I was reminded of just how critical access to information and awareness of the various financial aid resources that exist can be: in a room filled with 200 high school juniors and seniors, when asked how many had filled out the FAFSA™ form, only 3 hands went up. When asked how many were college bound, the same 3 hands went up. When asked why so many were not thinking of college, the question of affordability was at the forefront of their hesitation. While Latinos have made significant strides in high school completion and college enrollment, there remain challenging gaps that have resulted in only 15 percent of Latino adults graduating with a bachelor’s degree.

I know how important filling out the FAFSA is. For me, it was the difference between taking a minimum-wage job after high school, which was pretty typical in my community and pursuing a college education. Without knowledge of the financial resources available, in particular for minority and first-generation college goers, I would not have pursued my dream of getting a college degree – a degree that opened many doors and ultimately provided me the opportunity to advance the Obama Administration’s education agenda for the Latino community. That same knowledge barrier I faced during my childhood is still relevant to Latino students today. It is not necessarily just a lack of resources, but rather, a lack of awareness of resources available that contribute to the lower educational attainment levels for our community. Increasing awareness of financial aid is the first step to breaking down the knowledge barrier that impacts so many of our Latino students and families.

To help address these issues, the Initiative created the, “¡Gradúate! A Financial Aid Guide to Success” (Guide). The Guide will help Hispanic students and their families navigate the college application process and inform them about federal and non-federal financial aid, including public and private scholarship resources, available. Accessible in English and Spanish, the Guide also provides critical resources for undocumented youth and those granted Deferred Action for Childhood Arrivals. We recognize that the Guide is not a solution for all the barriers Latino students may face when exploring a college education, but it can help answer many questions they may have about the college application and financial aid process. I encourage everyone – students, educators, counselors, parents, and community and business leaders – to raise awareness about it wherever you can. Our Guide can only be as useful as the number of students who know about it!

Every child in our nation has promise; that potential should not be limited by a lack of knowledge about resources that could help cultivate and spur that child’s growth. Now, more than ever, we as a community and a nation need to emphasize to our students that there is help available for financing a college education, and that they too have a shot at the American dream. Give them that knowledge, and you might be surprised at the places (or offices) their educational journey might take them!

This article was written by Alejandra Ceja, White House Initiative on Educational Excellence for Hispanics Executive Director

Your Federal Tax Receipt