Un equipo, una nación: Celebrando al equipo de fútbol masculino de EE. UU. en la Copa Mundial

Anoche tuve el privilegio de alentar al equipo de fútbol masculino de EE. UU. cuando derrotaba a Ghana en su primer partido en la Copa Mundial en Brasil. Fue un partido increíble, desde el primer minuto hasta el último, y nuestros muchachos hicieron que todo el país se sintiera orgulloso.

La importancia de la Copa Mundial para la gente de todo el mundo es evidente. Para un fanático de los deportes, es la combinación del pánico, la euforia y, según el equipo, la agonía o el éxtasis. Se puede sentir tanto en pequeños pueblos como en grandes ciudades. Se puede sentir en cada huso horario, a cada hora, cada día y cada noche, en casas, bares, oficinas y estadios donde decenas de miles de personas se pintan la cara, cantan sus himnos y alzan sus banderas.

Y anoche realmente se podía sentir la energía en el aire. Se podía sentir el golpe eléctrico global del estadio Arena das Dunas en Natal en todas las pantallas gigantes ubicadas en los parques y bares en todo el país, en donde los fanáticos, tanto jóvenes como viejos, alzaban sus franjas y sus estrellas y cantaban ese sentimiento particularmente nuestro: “Yo confío.”

Si se necesitan evidencias para mostrar cómo la Copa Mundial une a la gente, simplemente se puede observar al equipo de fútbol masculino de EE. UU.: Con el entrenador alemán a la cabeza, una cantidad de jugadores que pueden declarar doble nacionalidad y varios estadounidenses de primera y segunda generación en la alineación, este equipo joven representa el crisol de talento extraordinario que tiene Estados Unidos.  

Veinticinco millones de personas en Estados Unidos juegan al fútbol, el 80% de ellos son jóvenes que durante muchos años serán jugadores y fanáticos; nuestros equipos de las grandes ligas de fútbol venden todas las entradas a sus estadios. Nuestro equipo de fútbol femenino está clasificado número uno en el mundo. Y así como nuestro equipo masculino lo demostró anoche, nuestro valor, determinación y perseverancia son las características que nos definen como equipo y como país.

En estos momentos estamos enfrentando grandes desafíos alrededor del mundo. Pero la Copa Mundial es un momento para celebrar, es un momento emocionante para Brasil, para Estados Unidos y para todos los fanáticos del fútbol en el mundo entero. Fue impresionante ser parte de eso anoche, y como les dije a los muchachos en los vestuarios, después del partido, ellos verdaderamente representan un equipo unido, una nación unida.

Puede ver el vídeo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=G8pBqsYPZjE

Your Federal Tax Receipt