Unas pocas millas pueden suponer la diferencia entre tener seguro de salud y no tenerlo

Para Adelina de Sunland Park, Nuevo México, vivir en un estado o en otro supuso una gran diferencia a la hora de conseguir un seguro de salud. Gracias a que vive en Nuevo México y no en el estado vecino de Texas, pudo acceder a un seguro de salud. La verdadera diferencia de la decisión que toma un estado se demuestra en la historia de Adelina y en un informe nuevo que publicó ayer el Consejo de Asesores Económicos titulado Oportunidades perdidas: Las consecuencias de las decisiones de los estados de no expandir Medicaid.

Adelina

Al verse con la responsabilidad de cuidar a su madre enferma, Adelina estuvo sin trabajar y sin seguro de salud durante más de seis meses. Pero gracias a lo que aprendió en las noticias, supo que Nuevo México había expandido Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, y que podría acceder a la cobertura de seguro de salud asequible que necesitaba.

Hace poco Adelina escribió al Presidente Obama para compartir tu historia, y contó que "escribo porque creo que es importante informar a nuestros líderes de cómo nos afectan sus políticas". Añadió que su cobertura "no solo me ha ahorrado miles de dólares, sino que de alguna manera me ha evitado sufrir aún más estrés del que ya se tiene cuando no se tiene trabajo, como puede atestar cualquier persona en mi situación".

Desde que se implementó la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, 5.2 millones más de personas que viven en Estados Unidos tienen cobertura bajo Medicaid y el programa de seguro de salud para niños (CHIP) en los 26 estados y el Distrito de Columbia que expandieron su elegibilidad con Medicaid a todas las personas adultas, no ancianos, en familias con ingresos menores del 133 por ciento del nivel de pobreza federal. Adelina, que hace poco consiguió un seguro de salud bajo el nuevo sistema de Medicaid Centennial Care de Nuevo México, fue una de las personas que viven en Estados Unidos que recibió cobertura tras las decisiones estatales de expandir Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Esta cobertura no solo ahorró a Adelina "miles de dólares", sino que también fue vital cuando sufrió un accidente en un ojo. En lugar de pagar más de $5,000 en una visita a la sala de urgencias del hospital, pudo tratárselo con un oftalmólogo cubierto por el plan. El seguro de salud también le ha dado la oportunidad de recibir cuidado preventivo como una mamografía y analíticas de sangre. Sin cobertura, habría acumulado una deuda importante y no habría estado informada de los problemas de salud que le revelaron la analítica de sangre. En sus propias palabras, "me alegro de poder llevar una vida sana y así poder perseguir mis sueños de tener un buen empleo y seguir trabajando".

La experiencia de Adelina no es única y la comparten miles de personas en todo el país. Medicaid supone una gran diferencia en la vida de las personas que pueden acceder a él, al ofrecer mejor acceso a cuidados de salud y más seguridad financiera. Pero estos beneficios van más allá del individuo; el impacto que tienen en las economías de los estados es significativo.

A largo plazo, tener trabajadores más saludables con menos estrés financiero y mejor salud mental significa que es más probable que participen en la fuerza laboral y sean más productivos. Pero los estados que han decidido expandir Medicaid también han comenzado a ver grandes ventajas económicas. Los estados que han decidido expandir la cobertura de Medicaid fomentarán el empleo con 79,000 trabajos en 2014 y 172,000 en 2015. Estos empleos adicionales, potenciados por los casi $84,000 millones en ayudas federales que recibirán estos estados de aquí al año 2016 por haber expandido Medicaid, ayudarán a reforzarán la actividad económica total de estos estados en casi $62,000 millones de aquí al año 2017.

Aún hay 24 estados que no han expandido la cobertura de Medicaid. Estos estados no solo están renunciando a 85,000 trabajos en 2014, 184,000 trabajos en 2015 y $88,000 millones en fondos federales de aquí al año 2016, sino que le están privando de cobertura de seguro de salud a millones de residentes de bajos ingresos. En su carta, Adelina menciona que vive en Nuevo México a pocas millas de la frontera con Texas y que Texas no ha expandido Medicaid. A causa de la decisión de Texas de jugar a política en lugar de expandir Medicaid, hay gente justo al otro lado de la frontera que no puede acceder al cuidado de salud y a la protección financiera que necesitan.

Afortunadamente hay estados como Nuevo México que han aprovechado la oportunidad de asegurar que las personas como Adelina tengan acceso al cuidado de salud que se merecen. En sus palabras, "Nuevo México tiene la idea correcta y estoy muy orgullosa de ser residente de Nuevo México".

Para Adelina, como para muchos otros, la cobertura de Medicaid le ofrece la cobertura que necesita para mantenerse sana. Nos explica que: "Sé que es un hecho que la gente sana representa una economía sana".

Más información:
·         Vea cómo expandir Medicaid ayudará a la gente de su estado
·         Lea el informe completo del Consejo de Asesores Económicos
Bess Evans es asesora política sénior para Enlace Público en la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

Your Federal Tax Receipt