El Presidente habla sobre la situación humanitaria en la frontera sudoeste

Nota del editor: El siguiente fue publicado en el Blog de la Casa Blanca.

Después de reunirse con las autoridades locales, con los líderes religiosos y con el gobernador de Texas, Rick Perry, el Presidente Obama hizo unas declaraciones ayer por la tarde sobre la situación humanitaria en la frontera.

Describió por primera vez dos de los componentes cruciales de la crisis en curso. En primer lugar, se está produciendo un aumento de niños no acompañados y de niños con adultos en una zona concentrada en la frontera, el Valle del Río Grande. En segundo lugar, muchos de estos niños y sus padres no buscan eludir la aplicación de la ley; sino que están siendo detenidos en gran número.

En sus declaraciones, el Presidente reiteró las medidas que su Administración está tomando para asegurar que se proporcionen suficientes recursos a esta zona de la frontera:

En estos momentos, hay más agentes de la Patrulla Fronteriza y más recursos de vigilancia sobre el terreno que en cualquier otro momento de nuestra historia. Y deportamos casi 400,000 inmigrantes cada año. Pero tan pronto como se puso de manifiesto que la migración de este año a la frontera era diferente que en los últimos años, di instrucciones a la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) a fin de coordinar nuestra respuesta en la frontera. Los miembros de mi Gabinete y mis colaboradores han hecho múltiples viajes a las instalaciones de allí. Y también estamos abordando la raíz del problema. Envié al Vicepresidente Biden y al Secretario de Estado Kerry y al Secretario de Seguridad Nacional Johnson para reunirse con líderes de América Central, y trabajar con nuestros socios internacionales para perseguir a los traficantes que están poniendo en peligro las vidas de sus hijos.

El martes, el Presidente envió una solicitud oficial al Congreso pidiendo que se comprometan $3700 millones para “hacer frente de forma integral a esta situación humanitaria urgente”.

“Aproximadamente la mitad de los recursos iría a la seguridad fronteriza, a la aplicación de la ley y a la deportación expedita de las personas no aptas para una prestación humanitaria”, dijo el Presidente. “Aproximadamente otra mitad iría para garantizar que los niños son tratados con humanidad. También haríamos inversiones para hacer frente con más contundencia a la raíz de los problemas de Centroamérica”.

El Presidente Obama recordó a la audiencia que el Senado aprobó un proyecto de ley bipartidista sobre inmigración hace más de un año que podría haber evitado esta situación:

“Nos habría colocado en una posición más fuerte para hacer frente a esta oleada y, de hecho, evitarla”.

El Presidente también se refirió a su encuentro con el Gobernador Perry y otras autoridades locales, calificando la reunión de “constructiva” y detallando las preocupaciones actuales del gobernador.

El Presidente Barack Obama preside una reunión con las autoridades de Texas en Dallas

El Presidente Barack Obama preside una reunión con las autoridades de Texas en Dallas el 9 de julio de 2014 sobre los menores no acompañados que tratan de cruzar la frontera de EE. UU. desde países de América Central. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

En la reunión, el Gobernador Perry expresó cuatro áreas de interés: el número de agentes de la Patrulla Fronteriza directamente en la frontera; posicionamiento de algunos agentes demasiado lejos de la frontera por motivos de eficacia; el largo proceso para los niños procedentes de países distintos de México; y la duración del proceso administrativo dentro del sistema judicial de inmigración.

El Presidente hizo hincapié en que muchos de estos problemas podrían ser tratados si el Congreso aprueba los recursos suplementarios de forma expedita, e instó al Gobernador Perry a hablar con la delegación de Texas para votar a favor de los recursos suplementarios a fin de dotar al gobierno federal de los recursos para hacer frente a este problema.

“En otras palabras -y se lo dije directamente al Gobernador-, ¿son gente que está más interesada en la política, o más interesada en resolver el problema?”

El Presidente Obama cerró su discurso agradeciendo a las autoridades locales y a los grupos religiosos con los que se reunió, el haber sido muy compasivos al examinar las instalaciones que podrían alojar a algunos de estos niños. Otras organizaciones han proporcionado atención y asistencia a los niños necesitados.

“A ellos les di las gracias, porque confirmaban lo que yo creo que todos sabemos, que el pueblo estadounidense es un pueblo muy compasivo y cuando vemos a un niño necesitado queremos cuidar de ellos”.

El Presidente Barack Obama hace una declaración después de reunirse con el gobernador de Texas, Rick Perry, y con las autoridades de Texas en Dallas

El Presidente Barack Obama hace una declaración después de reunirse con el gobernador de Texas, Rick Perry, y con las autoridades de Texas en Dallas el 9 de julio de 2014 sobre los menores no acompañados que tratan de cruzar la frontera de EE. UU. desde países de América Central. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

Your Federal Tax Receipt