Blog de la Casa Blanca en español

  • Fortalecimiento de las comunidades mediante la integración de inmigrantes y refugiados

    Para leer más información, haga clic AQUÍ

    El 16 de julio, recibí a 170 legisladores, profesionales, líderes religiosos, funcionarios electos, investigadores y representantes empresariales en el primer Encuentro sobre Integración de Inmigrantes y Refugiados de la Casa Blanca de la historia.

    Estos líderes vinieron de todos los rincones de Estados Unidos para compartir sus recomendaciones sobre las iniciativas exitosas que están poniendo en práctica las ciudades y los condados a lo largo y ancho del país. Los participantes aportaron ideas y estrategias nuevas para mejorar los programas locales, regionales y nacionales a fin de garantizar que los inmigrantes contribuyan y participen de pleno en la sociedad estadounidense.

    Escuchar los relatos de sus esfuerzos a nivel local nos sirvió de profunda recordatorio de que nuestro éxito como nación de inmigrantes se basa en los valores estadounidenses de equidad y oportunidad. Estas organizaciones trabajan todos los días para salvaguardar el legado de nuestra nación como modelo de esperanza y oportunidad para gente de todo el mundo.  

    Durante los últimos cinco años, la Administración ha trabajado para fortalecer los esfuerzos de integración y mantener un diálogo con las partes interesadas que contribuyen a formar nuestra estrategia nacional en materia de integración de inmigrantes. En 2010 establecimos un grupo de trabajo interinstitucional compuesto por oficinas clave de los Departamentos de Seguridad Nacional, Justicia, Educación, Salud y Servicios Humanos y Trabajo. Este grupo de trabajo identificó tres pilares fundamentales que deben guiar todos los esfuerzos federales e institucionales para integrar a los recién llegados al tejido de nuestra nación: integración económica, cívica y lingüística. 

    Desde entonces, la Administración ha garantizado que los inmigrantes y los refugiados tengan acceso a las herramientas que precisan para convertirse en empresarios exitosos e impulsores de la economía y la innovación. A través de iniciativas como las Redes de Integración de Nuevos Estadounidenses (Networks for Integrating New Americans, NINA) del Departamento de Educación y el Programa de Subsidios de Ciudadanía e Integración (Citizenship and Integration Grant Program) del Departamento de Seguridad Nacional, la Administración promueve la formación de comunidades diversas, inclusivas y acogedoras que benefician tanto a los residentes actuales como a los recién llegados.

    Durante el Encuentro, la Administración ratificó su compromiso de promover políticas innovadoras en materia de aprendizaje del idioma inglés, formación de la mano de obra y naturalización de residentes legales permanentes que cumplen los requisitos pertinentes. Pero lo más importante es que este evento inaugural brindó una plataforma para que los profesionales pudieran aprender de sus colegas, aprovechar los recursos colectivos y forjar estrategias innovadoras dirigidas a lograr una integración exitosa.

    Al centrar nuestra atención en los increíbles logros de determinadas organizaciones (como Welcoming America y la National Partnership for New Americans) y destacar los ejemplos de ciudades y entes estatales que están tomando medidas formidables para fortalecer la realidad económica y cívica de nuestra nación, tengo absoluta confianza de que somos capaces de dar la bienvenida y brindar nuestro apoyo a las personas que trabajan para alcanzar el sueño americano.

    Felicia Escobar, la Asistente Especial del Presidente de Políticas de la Inmigración en el Consejo de Política Doméstica

  • El Presidente habla sobre la situación humanitaria en la frontera sudoeste

    Nota del editor: El siguiente fue publicado en el Blog de la Casa Blanca.

    Después de reunirse con las autoridades locales, con los líderes religiosos y con el gobernador de Texas, Rick Perry, el Presidente Obama hizo unas declaraciones ayer por la tarde sobre la situación humanitaria en la frontera.

    Describió por primera vez dos de los componentes cruciales de la crisis en curso. En primer lugar, se está produciendo un aumento de niños no acompañados y de niños con adultos en una zona concentrada en la frontera, el Valle del Río Grande. En segundo lugar, muchos de estos niños y sus padres no buscan eludir la aplicación de la ley; sino que están siendo detenidos en gran número.

    En sus declaraciones, el Presidente reiteró las medidas que su Administración está tomando para asegurar que se proporcionen suficientes recursos a esta zona de la frontera:

    En estos momentos, hay más agentes de la Patrulla Fronteriza y más recursos de vigilancia sobre el terreno que en cualquier otro momento de nuestra historia. Y deportamos casi 400,000 inmigrantes cada año. Pero tan pronto como se puso de manifiesto que la migración de este año a la frontera era diferente que en los últimos años, di instrucciones a la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) a fin de coordinar nuestra respuesta en la frontera. Los miembros de mi Gabinete y mis colaboradores han hecho múltiples viajes a las instalaciones de allí. Y también estamos abordando la raíz del problema. Envié al Vicepresidente Biden y al Secretario de Estado Kerry y al Secretario de Seguridad Nacional Johnson para reunirse con líderes de América Central, y trabajar con nuestros socios internacionales para perseguir a los traficantes que están poniendo en peligro las vidas de sus hijos.

    El martes, el Presidente envió una solicitud oficial al Congreso pidiendo que se comprometan $3700 millones para “hacer frente de forma integral a esta situación humanitaria urgente”.

    “Aproximadamente la mitad de los recursos iría a la seguridad fronteriza, a la aplicación de la ley y a la deportación expedita de las personas no aptas para una prestación humanitaria”, dijo el Presidente. “Aproximadamente otra mitad iría para garantizar que los niños son tratados con humanidad. También haríamos inversiones para hacer frente con más contundencia a la raíz de los problemas de Centroamérica”.

    El Presidente Obama recordó a la audiencia que el Senado aprobó un proyecto de ley bipartidista sobre inmigración hace más de un año que podría haber evitado esta situación:

    “Nos habría colocado en una posición más fuerte para hacer frente a esta oleada y, de hecho, evitarla”.

    El Presidente también se refirió a su encuentro con el Gobernador Perry y otras autoridades locales, calificando la reunión de “constructiva” y detallando las preocupaciones actuales del gobernador.

    El Presidente Barack Obama preside una reunión con las autoridades de Texas en Dallas

    El Presidente Barack Obama preside una reunión con las autoridades de Texas en Dallas el 9 de julio de 2014 sobre los menores no acompañados que tratan de cruzar la frontera de EE. UU. desde países de América Central. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

    En la reunión, el Gobernador Perry expresó cuatro áreas de interés: el número de agentes de la Patrulla Fronteriza directamente en la frontera; posicionamiento de algunos agentes demasiado lejos de la frontera por motivos de eficacia; el largo proceso para los niños procedentes de países distintos de México; y la duración del proceso administrativo dentro del sistema judicial de inmigración.

    El Presidente hizo hincapié en que muchos de estos problemas podrían ser tratados si el Congreso aprueba los recursos suplementarios de forma expedita, e instó al Gobernador Perry a hablar con la delegación de Texas para votar a favor de los recursos suplementarios a fin de dotar al gobierno federal de los recursos para hacer frente a este problema.

    “En otras palabras -y se lo dije directamente al Gobernador-, ¿son gente que está más interesada en la política, o más interesada en resolver el problema?”

    El Presidente Obama cerró su discurso agradeciendo a las autoridades locales y a los grupos religiosos con los que se reunió, el haber sido muy compasivos al examinar las instalaciones que podrían alojar a algunos de estos niños. Otras organizaciones han proporcionado atención y asistencia a los niños necesitados.

    “A ellos les di las gracias, porque confirmaban lo que yo creo que todos sabemos, que el pueblo estadounidense es un pueblo muy compasivo y cuando vemos a un niño necesitado queremos cuidar de ellos”.

    El Presidente Barack Obama hace una declaración después de reunirse con el gobernador de Texas, Rick Perry, y con las autoridades de Texas en Dallas

    El Presidente Barack Obama hace una declaración después de reunirse con el gobernador de Texas, Rick Perry, y con las autoridades de Texas en Dallas el 9 de julio de 2014 sobre los menores no acompañados que tratan de cruzar la frontera de EE. UU. desde países de América Central. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

  • Julián Castro confirmado por el Senado como el próximo secretario de HUD

    President Obama nominates HUD Secretary Shaun Donovan as OMB Director and San Antonio Mayor Julián Castro to replace him (Spanish)

    El Presidente Barack Obama realiza unas declaraciones junto al Vicepresidente Joe Biden en el comedor estatal de la Casa Blanca, con ocasión de anunciar su intención de nominar al Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Shaun Donovan como director de la Oficina de Administración y Presupuestos y nombrar en su lugar al alcalde de San Antonio Julián Castro, 23 de mayo de 2014. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

    Esta tarde, el Senado aprobó por amplia mayoría el nombramiento del alcalde de San Antonio Julián Castro como próximo secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). La votación fue 71-26.

    El Presidente Obama aplaudió la mayoría bipartidista de senadores que confirmaron rápidamente la nominación del alcalde Julián Castro como el Secretario de HUD: 

    Julián es un líder comprobado, un defensor de la importancia de viviendas seguras y asequibles y vecindarios fuertes y sostenibles. Sé que junto al personal profesional del departamento de vivienda, Julián ampliará el progreso que hemos hecho levantándonos de la Gran Recesión - reconstruyendo nuestro mercado de la vivienda, reduciendo la falta de hogar entre los veteranos, y conectando vecindarios con buenas escuelas y buenos trabajos que ayudan a nuestros ciudadanos a tener éxito.

    En mayo pasado, el Presidente Obama nominó al alcalde Castro para dirigir HUD e hizo mención especial al trabajo realizado por este en la modernización de San Antonio como un ejemplo excelente de la experiencia y el talento que aporta a este nuevo cargo. Como alcalde de San Antonio, Castro modernizó la ciudad y puso en marcha proyectos de desarrollo económico e inmobiliario que han atraído cientos de millones de dólares en inversiones.

    El alcalde Castro ha establecido relaciones sólidas con otros alcaldes de todo el país y ha formado alianzas importantes en el marco de la iniciativa Zonas Prometedoras de la Administración Obama, lo cual pone de manifiesto el éxito de San Antonio en asociarse con las empresas y los líderes comunitarios locales con el objeto de promover las oportunidades y el crecimiento económico.

    Además, el alcalde Castro no ha olvidado sus orígenes. En mayo, el Presidente contó cómo la historia del alcalde Castro representa el sueño Americano:

    La abuela de Julián vino a este país desde México. Trabajó como empleada doméstica, como cocinera, como niñera... cualquier cosa que le ayudara a aportar un techo a su familia. Y eso es porque para ella, y para generaciones de personas que viven en Estados Unidos iguales que ella, un hogar es más que una simple casa. Un hogar es un símbolo de orgullo y seguridad. Es un lugar donde criar a una familia, plantar raíces y ahorrar para estudios superiores, una empresa o la jubilación, o para recopilar una vida entera de recuerdos. Y quizás un día el joven que se críe en ese hogar podrá conseguir una gran educación y convertirse en el alcalde de San Antonio y en miembro del gabinete del Presidente.

    Julián ha vivido el Sueño Americano. Y es precisamente porque ha vivido el sueño americano que va a esforzarse al máximo para asegurarse de que más personas puedan seguir ese camino y conseguir también sus propios sueños.

    El alcalde Castro traerá a HUD una fórmula de éxito probada y pragmática, y su propia historia le recordará cada día lo que un hogar puede significar para una familia.

  • Unas pocas millas pueden suponer la diferencia entre tener seguro de salud y no tenerlo

    Para Adelina de Sunland Park, Nuevo México, vivir en un estado o en otro supuso una gran diferencia a la hora de conseguir un seguro de salud. Gracias a que vive en Nuevo México y no en el estado vecino de Texas, pudo acceder a un seguro de salud. La verdadera diferencia de la decisión que toma un estado se demuestra en la historia de Adelina y en un informe nuevo que publicó ayer el Consejo de Asesores Económicos titulado Oportunidades perdidas: Las consecuencias de las decisiones de los estados de no expandir Medicaid.

    Adelina

    Al verse con la responsabilidad de cuidar a su madre enferma, Adelina estuvo sin trabajar y sin seguro de salud durante más de seis meses. Pero gracias a lo que aprendió en las noticias, supo que Nuevo México había expandido Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, y que podría acceder a la cobertura de seguro de salud asequible que necesitaba.

    Hace poco Adelina escribió al Presidente Obama para compartir tu historia, y contó que "escribo porque creo que es importante informar a nuestros líderes de cómo nos afectan sus políticas". Añadió que su cobertura "no solo me ha ahorrado miles de dólares, sino que de alguna manera me ha evitado sufrir aún más estrés del que ya se tiene cuando no se tiene trabajo, como puede atestar cualquier persona en mi situación".

    Desde que se implementó la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, 5.2 millones más de personas que viven en Estados Unidos tienen cobertura bajo Medicaid y el programa de seguro de salud para niños (CHIP) en los 26 estados y el Distrito de Columbia que expandieron su elegibilidad con Medicaid a todas las personas adultas, no ancianos, en familias con ingresos menores del 133 por ciento del nivel de pobreza federal. Adelina, que hace poco consiguió un seguro de salud bajo el nuevo sistema de Medicaid Centennial Care de Nuevo México, fue una de las personas que viven en Estados Unidos que recibió cobertura tras las decisiones estatales de expandir Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

    Esta cobertura no solo ahorró a Adelina "miles de dólares", sino que también fue vital cuando sufrió un accidente en un ojo. En lugar de pagar más de $5,000 en una visita a la sala de urgencias del hospital, pudo tratárselo con un oftalmólogo cubierto por el plan. El seguro de salud también le ha dado la oportunidad de recibir cuidado preventivo como una mamografía y analíticas de sangre. Sin cobertura, habría acumulado una deuda importante y no habría estado informada de los problemas de salud que le revelaron la analítica de sangre. En sus propias palabras, "me alegro de poder llevar una vida sana y así poder perseguir mis sueños de tener un buen empleo y seguir trabajando".

    La experiencia de Adelina no es única y la comparten miles de personas en todo el país. Medicaid supone una gran diferencia en la vida de las personas que pueden acceder a él, al ofrecer mejor acceso a cuidados de salud y más seguridad financiera. Pero estos beneficios van más allá del individuo; el impacto que tienen en las economías de los estados es significativo.

    A largo plazo, tener trabajadores más saludables con menos estrés financiero y mejor salud mental significa que es más probable que participen en la fuerza laboral y sean más productivos. Pero los estados que han decidido expandir Medicaid también han comenzado a ver grandes ventajas económicas. Los estados que han decidido expandir la cobertura de Medicaid fomentarán el empleo con 79,000 trabajos en 2014 y 172,000 en 2015. Estos empleos adicionales, potenciados por los casi $84,000 millones en ayudas federales que recibirán estos estados de aquí al año 2016 por haber expandido Medicaid, ayudarán a reforzarán la actividad económica total de estos estados en casi $62,000 millones de aquí al año 2017.

    Aún hay 24 estados que no han expandido la cobertura de Medicaid. Estos estados no solo están renunciando a 85,000 trabajos en 2014, 184,000 trabajos en 2015 y $88,000 millones en fondos federales de aquí al año 2016, sino que le están privando de cobertura de seguro de salud a millones de residentes de bajos ingresos. En su carta, Adelina menciona que vive en Nuevo México a pocas millas de la frontera con Texas y que Texas no ha expandido Medicaid. A causa de la decisión de Texas de jugar a política en lugar de expandir Medicaid, hay gente justo al otro lado de la frontera que no puede acceder al cuidado de salud y a la protección financiera que necesitan.

    Afortunadamente hay estados como Nuevo México que han aprovechado la oportunidad de asegurar que las personas como Adelina tengan acceso al cuidado de salud que se merecen. En sus palabras, "Nuevo México tiene la idea correcta y estoy muy orgullosa de ser residente de Nuevo México".

    Para Adelina, como para muchos otros, la cobertura de Medicaid le ofrece la cobertura que necesita para mantenerse sana. Nos explica que: "Sé que es un hecho que la gente sana representa una economía sana".

    Más información:
    ·         Vea cómo expandir Medicaid ayudará a la gente de su estado
    ·         Lea el informe completo del Consejo de Asesores Económicos
    Bess Evans es asesora política sénior para Enlace Público en la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

  • El Presidente Obama se Reúne con la Presidenta Chilena Michelle Bachelet Jeria

    Hoy, el Presidente Barack Obama recibió a la Presidenta Chilena Michelle Bachelet Jeria en la Casa Blanca. La reunión fue una oportunidad para reforzar la larga asociación entre los Estados Unidos y Chile y profundizar nuestra cooperación en áreas como el comercio y la integración económica; energía, educación, y ciencia y tecnología; y mantenimiento de la paz, seguridad global y desarrollo socio-económico.

    Basado en el exitoso Acuerdo de Libre Comercio de los EE. UU. y Chile de 2004 y la designación anterior de Chile para el programa de exención de visado de los EE.UU., los Estados Unidos y Chile firmarán un Acuerdo de Asistencia Mutua de Aduanas (Customs Mutual Assistance Agreement, CMAA). El acuerdo facilitará el comercio al fomentar intercambios de información para prevenir infracciones aduaneras. A partir de ahora, tanto los Estados Unidos como Chile se comprometen a concluir las negociaciones de la Asociación Transpacífica, que fijará las condiciones para el comercio y las normas para la inversión del siglo XXI y creará nuevas oportunidades para nuestros exportadores.

    También estamos innovando en nuestra cooperación para el desarrollo de pequeñas empresas. La decisión tomada por la Administración de Bachelet de establecer 50 Centros para el Desarrollo de Pequeñas Empresas en Chile es loable y los Estados Unidos está listo para apoyar las iniciativas de Chile. La Administración de Pequeñas Empresas de los Estados Unidos y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Chile, junto con el Ministerio de Economía de Chile firmarán un Memorando de Entendimiento (Memorandum of Understanding, MOU) sobre la promoción de la iniciativa empresarial y el crecimiento de pequeñas y medianas empresas. Esto mejorará la integración económica y la creación de empleos al conectar la infraestructura de apoyo de las pequeñas empresas de nuestros países. Con respecto a la energía, la U.S. Overseas Private Investment Corporation está proporcionando un préstamo de casi un cuarto de mil millones de dólares para ayudar a la construcción de una planta de energía solar en el norte de Chile. Este proyecto apoyará a más de 400 empleos en los Estados Unidos y creará aproximadamente 70 empleos en Chile.

    Además, Presidentes Obama y Bachelet entienden la importancia de colaborar juntos para edificar un hemisferio más seguro y protegido. Nuestras agencias para el desarrollo están lanzando una nueva asociación en el Caribe que comenzará por combinar activos y experiencia para trabajar juntos en áreas como el empleo de jóvenes, buen gobierno y que se opondrá a la violencia basada en el género. Además de la cooperación para el desarrollo, los Estados Unidos y Chile permanecen unidos para apoyar la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití, la Agenda Mundial de la Seguridad de la Salud y la Cumbre de Seguridad Nuclear.

    La mejor inversión para el futuro de los países será en nuestra gente, por eso el Presidente Obama está entusiasmado en continuar promoviendo la iniciativa La Fuerza de 100,000 en las Américas, que anunció durante su visita a Chile en 2011. Esta iniciativa busca aumentar los intercambios estudiantiles entre estudiantes de los EE. UU y América Latina, y Chile es uno de los socios más prometedores y que más apoyo ha brindado al respecto.

    Al trabajar con la Presidenta Bachelet, aumentaremos el nivel de intercambios académicos más allá de las 3,000 personas que viven en los Estados Unidos que estudian en Chile y los 2,000 chilenos que estudian en los Estados Unidos por año. No hay mejor manera para promover la colaboración entre las nuevas y futuras generaciones.

    La Administración está entusiasmada de ver como continúa y se desarrolla esta asociación entre los Estados Unidos y Chile.

  • Las Políticas del Lugar de Trabajo Favorables para las Familias son necesidades básicas

    Columna de opinión por el Presidente Obama sobre la Cumbre de las Familias Trabajadoras de la Casa Blanca

    En una columna de opinión publicada en el Huffington Post, el Presidente Obama escribe sobre la importancia de la Cumbre de las Familias Trabajadoras de la Casa Blanca y su compromiso con la creación de un lugar de trabajo del siglo 21 para todas las personas que viven en Estados Unidos.

    Esta columna de opinión por el Presidente Obama se publicó en el Huffington Post.

    http://www.huffingtonpost.com/barack-obama/family-friendly-workplace_b_5521660.html?1403532355

    Como Presidente, mi prioridad es la reconstrucción de una economía donde todos aquellos que trabajen duro tengan la oportunidad de salir adelante.

    Ese es el tema de la primera Cumbre de las Familias Trabajadoras de la Casa Blanca, que se está llevando a cabo hoy. Estamos reuniendo a líderes del comercio y a trabajadores para hablar sobre los desafíos que enfrentan los padres a diario y cómo podemos ocuparnos de ellos.

    Tomemos la flexibilidad, la capacidad de tomar unas horas libres para asistir a una obra en la escuela o para trabajar desde la casa si su niño está enfermo. La mayoría de los trabajadores la quieren, pero no suficientes de ellos la tienen, aún cuando estudios demuestran que la flexibilidad hace que los trabajadores sean más felices y ayuda a las empresas a reducir la renovación de personal y aumenta la productividad.

    Tomemos la ausencia por motivos familiares pagada. Muchos empleos no ofrecen un nivel adecuado de licencia para cuidar a un bebé nuevo ni a padre enfermo, de manera que los trabajadores puedan estar allí cuando sus familias más los necesitan. Y los Estados Unidos es el único país desarrollado en el mundo que no tiene licencia pagada por maternidad.

    Tomemos el cuidado de los niños. La mayoría de las familias que conozco no puede pagar miles anuales para el cuidado de los niños, pero con frecuencia, es lo que cuesta. Recientemente recibí una carta de una señora en Minnesota cuyos servicios preescolares eran tan caros que cuestan mensualmente más que su hipoteca.

    Y tomemos el salario mínimo. Casi 28 millones de personas que viven en Estados Unidos se beneficiarían si se eleva el salario mínimo a $10.10. Y no estamos hablando solamente sobre personas jóvenes en su primer trabajo, el trabajador promedio que se beneficiaría de un aumento tiene 35 años de edad. Muchos tienen niños. Y una mayoría son mujeres. En este momento, muchos trabajadores de tiempo completo que cobran el salario mínimo no ganan suficiente para mantener a sus niños fuera de la pobreza.

    La licencia familiar, el cuidado de los niños, la flexibilidad y un salario decente no son adornos. Son necesidades básicas. No debieran ser premios, debieran ser fundamentales.

    Los padres que trabajan tiempo completo debieran ganar suficiente para pagar las facturas e ir a trabajar a diario sabiendo que sus niños están en buenas manos. Los trabajadores que dan lo mejor de sí mismos saben que si necesitan un poco de flexibilidad, pueden obtenerla, debido a que sus empleadores entienden que es difícil ser productivo cuando se tiene niño enfermo en la casa o una crisis de cuidado del niño. Y las personas talentosas que trabajan duro debieran poder decir sí a una nueva oportunidad sin tener que preocuparse de que sus familias paguen el precio. Casi la mitad de todos los padres que trabajan encuestados dicen que han decidido rechazar un trabajo, no porque no lo querían, sino porque sería demasiado duro en sus familias. Cuando tantos miembros de nuestra fuerza laboral se ven forzados a escoger entre su trabajo y sus familias, algo está mal.

    Algunas empresas se están dando cuenta que las políticas favorables para las familias son una buena práctica comercial, debido a que ayudan a aumentar la lealtad e inspiran a los trabajadores a hacer esfuerzos adicionales. JetBlue ofrece un plan de trabajo desde la casa flexible para sus representantes de servicio al cliente. Google aumentó a cinco meses su licencia para los padres y la tasa de mujeres que abandonan la empresa se redujo a la mitad. Cisco permite que sus empleado trabajen desde la casa en la medida que sea necesario y ellos calculan que les ahorra $275 millones anuales.

    Y también hay un argumento económico más grande. La fuerza de nuestra economía depende de si estamos sacando el máximo provecho de todo el talento de nuestra nación, si estamos haciendo posible que todos nuestros ciudadanos contribuyan a nuestro crecimiento y prosperidad. Esa es la clave para mantener la competitividad en la economía mundial. Ahora, estamos dejando de lado a mucha gente que tiene ganas y capacidad para trabajar, pero que está limitada por un obstáculo u otro. Eliminar esos obstáculos es nuestro deber. De eso se trata justamente apoyar a las familias. 

    Los Estados también están participando. California, Rhode Island y Nueva Jersey ofrecen ausencia por motivos familiares pagada a los trabajadores. Connecticut y Nueva York ofrecen días de ausencia por enfermedad pagados. Desde que le pedí al Congreso que aumente el salario mínimo el año pasado, 13 Estados han tomado medidas para aumentarlo por su cuenta.

    Pero todas las personas que viven en Estados Unidos deberían beneficiarse de estas políticas. Es por eso que necesitamos generar resultados aquí en Washington.

    Trabajaré junto a cualquiera, Demócratas o Republicanos, para incrementar las oportunidades para las personas que viven en Estados Unidos y trabajan. Pero en este año de acción, siempre que pueda actuar por mi cuenta, lo haré. 

    Hoy, firmaré un Memorándum Presidencial indicando a todas las agencias del gobierno federal que amplíen el acceso a horarios de trabajo flexibles y que les den a los empleados el derecho de pedirlos. 

    Le estoy pidiendo al Congreso que pase la Ley de imparcialidad para las trabajadoras embarazadas, porque muchas mujeres embarazadas que trabajan se ven forzadas a elegir entre su salud y su trabajo.  Se les puede despedir por ir muy seguido al baño, o se les puede forzar a tomarse una licencia sin sueldo simplemente por estar embarazadas. Esto es inhumano y tiene que acabar.

    Y para ayudar a los padres que están tratando de salir adelante, le pedí a mi Secretario de Trabajo que invierta $25 millones para ayudar a quienes quieran inscribirse en programas de capacitación laboral, pero que actualmente no tienen acceso al cuidado de niños que necesitan para ello.  

    Para mí esto es una cuestión personal; como hijo y nieto de mujeres tenaces que trabajaron arduamente para mantener a mi hermana y a mí; como el esposo de una mujer brillante quien lucha por mantener un equilibrio entre su trabajo y la crianza de nuestras jovencitas cuando mi trabajo a menudo me mantiene alejado; y como el padre de dos hermosas niñas, con las que quiero estar en la medida de lo posible, y quienes espero que un día tengan una familia y una carrera propia.    

    Sabemos por la historia que a nuestro país le va mejor cuando todos participan; cuando los talentos de todos se ponen en uso; cuando todos tenemos una oportunidad justa. Esos son los Estados Unidos en los que yo creo. Esos son los Estados Unidos por los que voy a continuar luchando cada día.  

     

  • Estudiar en el extranjero en el hemisferio occidental: “La Fuerza de 100,000 en las Américas” lanza la cuarta ronda de la convocatoria de becas para la fortalecer capacidad

    La Organización de los Estados Americanos organizó una conferencia acerca de la visión del Presidente Obama sobre los objetivos de política del Hemisferio Occidental

    La Organización de los Estados Americanos organizó una conferencia acerca de la visión del Presidente Obama sobre los objetivos de política del Hemisferio Occidental, incluyendo: 100.000 en las Américas, las asociaciones público-privadas, y la educación en América Latina. Contó con la participación de Ricardo Zúñiga, Asistente Especial del Presidente y Director Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional; Evan Ryan, Subsecretaria de Estado para Asuntos Educativos y Culturales; Robin Lerner, Subsecretaria Adjunta de Estado para Asuntos Educativos y Culturales; Jeff Brown, Subsecretario Adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, 13 de junio, 2014. (Foto por Juan Manuel Herrera /OAS)

    Para estudiantes y pasantes, investigadores y maestros, a través del hemisferio occidental, tener la oportunidad de vivir en el país del otro, aprender el idioma del otro, estudiar juntos y compartir el conocimiento es esencial, tanto para su desarrollo profesional como para nuestras economías conectadas y el fortalecimiento de nuestras relaciones.

    Esta es la premisa de la iniciativa La Fuerza de 100,000 en las Américas del Presidente Obama que tiene como objetivo aumentar los intercambios educativos entre Estados Unidos y América Latina, el Caribe y Canadá. Nuestro objetivo es lograr 100,000 intercambios de estudiantes que se trasladen en ambas direcciones cada año entre Estados Unidos y los países de las Américas para el año 2020. El Presidente Obama dijo: 

    "La educación nos ayuda a encontrar nuevas fronteras para la colaboración entre Estados Unidos y México, y por todo el hemisferio. Es por eso que he lanzado la iniciativa “La Fuerza de 100,000 en las Américas” para incrementar de manera significativa los intercambios educativos entre nuestros países. Y acabo de tener un debate con los líderes de los negocios y de la educación, que ven estos intercambios como la clave para mantener su ventaja competitiva. Ellos entienden que si hablamos en serio sobre la creación de una fuerza de trabajo del siglo XXI, entonces vamos a tener que construir conocimiento y relaciones que traspasen las fronteras. Y así es como vamos a crear nuevos puestos de trabajo y desarrollar nuevos mercados, explorar nuevas ideas y dar rienda suelta a la extraordinaria oportunidad del hemisferio."

    El viernes, hablé en un panel del gobierno de EE. UU. dirigido por Ricardo Zúñiga, Asistente Especial del Presidente y Director Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, a más de sesenta miembros del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) en la Organización de los Estados Americanos. Estos destacados líderes de negocios están de acuerdo en que a medida que ampliemos las oportunidades para intercambios educativos, asociaciones de investigación científica e innovación transfronteriza, desarrollamos la fuerza laboral calificada y competitiva del siglo XXI. Alenté a CEAL a apoyar La Fuerza de 100,000 en las Américas mediante asociaciones públicas y privadas, pasantías y tutorías de nuestra juventud.

    Me siento orgulloso de anunciar que el 16 de junio se abrió la cuarta ronda de la convocatoria de becas para la creación de capacidad La Fuerza de 100,000 en las Américas. Esta ronda, financiada por ExxonMobil, está abierta a instituciones de educación superior en la Argentina, Brasil, Colombia, México y Estados Unidos que fomentan oportunidades para estudiar en el extranjero en los campos de Ingeniería, Física, Geología y Geofísica. Se alienta a las universidades a que demuestren cómo reafirmarán el liderazgo para implementar las innovaciones propuestas, abordar los obstáculos en el campus universitario a la movilidad académica y cómo se comprometerán para hacer cambios concretos a fin de ampliar el acceso para estudiar en el extranjero. En esta ronda se concederán ocho becas de $25,000 cada una. Las solicitudes deben presentarse antes del 28 de julio de 2014.

    Los intercambios internacionales fomentan conocimientos y construyen relaciones que traspasan las fronteras.

    Los estudiantes, los académicos y los maestros de Estados Unidos fortalecen las relaciones y la prosperidad económica en todo el Hemisferio Occidental. Los estudiantes internacionales y los académicos enriquecen nuestras universidades en Estados Unidos y fomentan las conexiones a largo plazo entre nuestras instituciones. Presidentes, Premios Nobel y ganadores del Premio Pulitzer de todo el mundo se encuentran entre los que han estudiado en el extranjero. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, participaron ambos en los intercambios internacionales con Estados Unidos. La ex Representante de EE. UU. Gabrielle Giffords, la mujer más joven elegida para el Senado del Estado de Arizona, pasó un año en México como beneficiaria de una beca del programa Fulbright. Los estudiantes, los maestros y los investigadores internacionales desarrollan relaciones duraderas con sus colegas. Estas redes producen la investigación en colaboración y mejoran nuestra capacidad para solucionar cuestiones transfronterizas complejas y desafíos compartidos.

    Los intercambios internacionales dan rienda suelta a extraordinarias oportunidades en el hemisferio.

    El impacto de los intercambios es impresionante. Mediante los estudios en el extranjero, las personas adquieren idiomas, liderazgo y habilidades de adaptación, y obtienen la comprensión intercultural: todo lo necesario para dirigir en una economía globalizada. Esto es especialmente cierto en las Américas, donde la innovación está despegando y los empresarios están buscando mercados en un hemisferio habitado por casi mil millones de personas. La Fuerza de 100,000 en las Américas es vital para nuestra competitividad como región porque fomenta nuestra capacidad de conectarnos, comunicarnos y colaborar a través de las fronteras.

    Los intercambios internacionales son la clave para nuestras relaciones bilaterales.

    Nos estamos asociando con muchos gobiernos de las Américas para alcanzar los objetivos de La Fuerza de 100,000. Para el otoño de 2014, Estados Unidos habrá recibido a más de 25,000 estudiantes del Programa de Ciencia Sin Fronteras de Brasil en más de 200 universidades de EE. UU. en 46 estados. Nos hemos asociado con el gobierno mexicano y el sector privado para llevar a 300 estudiantes mexicanos a estudiar en universidades comunitarias de Estados Unidos. Estados Unidos y Colombia han colaborado por mucho tiempo para promover la enseñanza del inglés en Colombia y la enseñanza del español en Estados Unidos a través de los intercambios. En las Américas, las contribuciones extranjeras del gobierno y del sector privado al programa Fulbright casi se han quintuplicado en la última década, creando una oleada de apoyo para La Fuerza de 100,000. Al trabajar juntos, incluimos no solamente los mejores atributos de nuestras universidades y centros de enseñanza superior, sino que también desarrollamos las habilidades que pueden conducir a un empleo y una mayor competitividad

    Los intercambios internacionales crean nuevos puestos de trabajo.

    Los intercambios internacionales también benefician a nuestra economía y contribuyen a la prosperidad compartida. Los más de 66,000 estudiantes que vienen a Estados Unidos anualmente procedentes de América Latina y el Caribe, junto con 27,000 de Canadá, gastan sus dólares de intercambio en los campus universitarios y comunidades de Estados Unidos. De hecho, un estudio reciente descubrió que se crean tres puestos de trabajo en Estados Unidos por cada siete estudiantes matriculados al gastar en educación superior, alojamiento, cenas y otras actividades extracurriculares. Los casi 50,000 estudiantes de Estados Unidos que estudian en el extranjero en el hemisferio occidental cada año regresan a casa con nuevas habilidades y experiencias que los convierte en empleados más comercializables. Los intercambios internacionales expanden nuestra red de socios económicos mediante la creación de vínculos entre las personas en todos los sectores de la economía.

    Mediante La Fuerza de 100,000, estamos preparando a nuestra próxima generación para los desafíos del siglo XXI, para aumentar la competitividad y para ayudar a sentar las bases de la prosperidad económica. Alentamos a todos a buscar oportunidades de intercambio internacional: un hemisferio fuerte, próspero e innovador depende de ello. Y, alentamos a nuestros socios a que apoyen esta importante iniciativa. Al trabajar y estudiar juntos, estamos creando un futuro en el que nuestras sociedades pueden prosperar juntas. 

     

  • Un equipo, una nación: Celebrando al equipo de fútbol masculino de EE. UU. en la Copa Mundial

    Anoche tuve el privilegio de alentar al equipo de fútbol masculino de EE. UU. cuando derrotaba a Ghana en su primer partido en la Copa Mundial en Brasil. Fue un partido increíble, desde el primer minuto hasta el último, y nuestros muchachos hicieron que todo el país se sintiera orgulloso.

    La importancia de la Copa Mundial para la gente de todo el mundo es evidente. Para un fanático de los deportes, es la combinación del pánico, la euforia y, según el equipo, la agonía o el éxtasis. Se puede sentir tanto en pequeños pueblos como en grandes ciudades. Se puede sentir en cada huso horario, a cada hora, cada día y cada noche, en casas, bares, oficinas y estadios donde decenas de miles de personas se pintan la cara, cantan sus himnos y alzan sus banderas.

    Y anoche realmente se podía sentir la energía en el aire. Se podía sentir el golpe eléctrico global del estadio Arena das Dunas en Natal en todas las pantallas gigantes ubicadas en los parques y bares en todo el país, en donde los fanáticos, tanto jóvenes como viejos, alzaban sus franjas y sus estrellas y cantaban ese sentimiento particularmente nuestro: “Yo confío.”

    Si se necesitan evidencias para mostrar cómo la Copa Mundial une a la gente, simplemente se puede observar al equipo de fútbol masculino de EE. UU.: Con el entrenador alemán a la cabeza, una cantidad de jugadores que pueden declarar doble nacionalidad y varios estadounidenses de primera y segunda generación en la alineación, este equipo joven representa el crisol de talento extraordinario que tiene Estados Unidos.  

    Veinticinco millones de personas en Estados Unidos juegan al fútbol, el 80% de ellos son jóvenes que durante muchos años serán jugadores y fanáticos; nuestros equipos de las grandes ligas de fútbol venden todas las entradas a sus estadios. Nuestro equipo de fútbol femenino está clasificado número uno en el mundo. Y así como nuestro equipo masculino lo demostró anoche, nuestro valor, determinación y perseverancia son las características que nos definen como equipo y como país.

    En estos momentos estamos enfrentando grandes desafíos alrededor del mundo. Pero la Copa Mundial es un momento para celebrar, es un momento emocionante para Brasil, para Estados Unidos y para todos los fanáticos del fútbol en el mundo entero. Fue impresionante ser parte de eso anoche, y como les dije a los muchachos en los vestuarios, después del partido, ellos verdaderamente representan un equipo unido, una nación unida.

    Puede ver el vídeo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=G8pBqsYPZjE

  • Superando la discriminación y la adversidad: Una nación Honra a los Veteranos de Puerto Rico

    El presidente Obama lidera ovación después de promulgar H.R. 1726

    El presidente Obama lidera ovación después de promulgar H.R. 1726 para conceder la Medalla de Oro del Congreso al Regimiento 65 de Infantería del Ejército, que son llamados los "Borinqueneers,” en el Auditorio Sur del Edificio Ejecutivo, el 10 de junio de 2014. (Foto Oficial de la Casa Blanca por Amanda Lucidon.)

    El presidente Barack Obama firmó un proyecto de ley de concesión de la Medalla de Oro del Congreso al Regimiento 65 de Infantería del Ejército de los Estados Unidos; una unidad de ejército compuesto en su mayoría de soldados desde el territorio de Puerto Rico do EE.UU. llamaron los "Borinqueneers." Su sobrenombre se debe al nombre nativo Taino, de origen indígena, para Puerto Rico: Boriquen. La ceremonia de ratificación de la firma nos recuerda que desde la Primera Guerra Mundial al comienzo de este siglo hasta Afganistán hoy en día, los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico han construido una historia rica y distinguida de servicio militar para nuestro país.

    Como el presidente Obama destacó para nosotros hoy:

     "Poco después de que Puerto Rico se convirtió en parte de los Estados Unidos en 1898, se formó un regimiento de soldados puertorriqueños, y sirvieron a nuestra nación con valentía desde entonces. En la Primera Guerra Mundial, defendieron la patria y patrullaron la zona del Canal de Panamá. En la Segunda Guerra Mundial, lucharon en Europa. En Corea, lucharon en el barro y la nieve. Ellos son el Régimen de Infantería número 65, del Ejército de EE.UU. También se conocen como Borinqueneers."

    El Regimiento dejó su marca por su excepcional servicio de combate en la Guerra de Corea. Como una de las últimas unidades del Ejército segregadas de nuestra nación, también luchó contra los amargas actitudes racistas hacia las minorías étnicas que prevalecen en nuestro país en ese momento. No fue hace mucho tiempo en nuestro país que la nación en su conjunto y los militares de EE.UU., en particular, tenía actitudes muy diferentes hacia las minorías raciales y étnicas. Los "Borinqueneers" lucharon contra el enemigo extranjero con valor y habilidad, pero también sufrieron y superaron la discriminación racial y estereotipos negativos en casa. Esta dicotomía – servir con orgullo mientras en una unidad del ejército segregado, fue el legado que muchos soldados, incluyendo a mi papá y "tío José" (tío Joe) tuvieron que vivir.

    Ambos, papá y "tío José" sirvieron en el Regimento 65º durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando era niño, mi hermana, mi padre y yo visitamos a tío José en su casa, en Bethlehem, PA, donde después de la guerra, se fue a trabajar en las fábricas de acero y para establecerse allí. Los dos hermanos solían sentarse alrededor de la mesa de la cocina intercamiando historias de aventureras y escandalosas sobre sus hazañas coloridas con la unidad y su despliegue en Panamá y Filipinas. Hablaron de las interminables horas de trabajo de guardia en el sofocante calor y la humedad. Y sirvieron y lo soportaron con orgullo.

    Una de las anécdotas más conmovedoras que compartieron refleja las realidades sociales y políticas de una nación segregada en el momento. Mientras que los dos hermanos se alistaron en casi el mismo día, pronto iban a ser marcado diferentemente. La forma en como papá nos contó, cuando los enviaron fuera de Puerto Rico para la formación básica military no tenìan una designación para los latinos/hispanos, sólo si una persona era “de color” o “blanca”. Un hermano fue designado "de color", mientras que el otro fue designado "blanco". La ironía está marcada por el hecho de que se parecían entre sí en una serie de formas, casi idénticos.

    Papá murió en las manos amorosas de la unidad de cuidados paliativos del Bronx, Hospital de Veteranos en el Cuatro de Julio, 2013 - conociendo a papá, él lo planeó de esa manera. Papá era un hombre humilde, excepto por dos cosas - su servicio y su familia.

    La Medalla de Oro del Congreso es la más alta forma de reconocimiento de que el Congreso puede otorgar a un individuo o grupo para el logro excepcional. Junto al Presidente en la Casa Blanca, hoy fueron varios Borinqueneers sobrevivientes, muchos con 80 y 90 años, y junto a sus familias, y a los líderes del Congreso que lucharon para otorgar este alto honor de estos valientes veteranos. El proyecto de ley, elaborado por el Comisionado Residente de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, avanzó por el Congreso bajo un esfuerzo bipartidista, encabezado por el Representante Bill Posey de la Florida, un republicano, y el senador Richard Blumenthal de Connecticut, un demócrata. El Gobernador Alejandro García Padilla y varios miembros de la dirección legislativa estuvieron presentes para felicitar a los ganadores del premio.

    Hoy fue un día histórico, emocional y edificante en muchos niveles. Fue extraordinario ver a nuestro Comandante en Jefe, acompañado por varios Borinqueneers en sus últimos años, en la Casa Blanca reunidos para firmar un proyecto de ley honrando estos fieles héroes. Ellos representaban el espíritu de decenas de miles de sus hermanos-en-brazos, entre ellos mi padre y "tío José" que han luchado por más de un siglo en los campos de batalla tan lejos de casa.

    James Albino es el Director Ejecutivo del Grupo de Trabajo del Presidente sobre Puerto Rico

  • El papel cambiante de los padres en la fuerza laboral y la familia

    Como parte de los preparativos de la Cumbre sobre Familias Trabajadoras de la Casa Blanca, hemos estado estudiando políticas y mejores prácticas que ayuden a las familias y a las empresas a manejar la cada vez más complicada interacción entre trabajo y vida familiar. Los funcionarios del gobierno auspiciaron una charla (la primera de este tipo en la Casa Blanca) sobre el presente de los padres trabajadores y las medidas que pueden tomar las empresas para crear una cultura en la que todos ganen al posibilitar que dichos padres se comprometan más con la educación de sus hijos y sean mejores empleados.

    La necesidad de repensar las políticas laborales a fin de amparar a las familias no debe centrarse exclusivamente en las mujeres o madres trabajadoras, sino que tiene que tener en cuenta a los padres trabajadores, que son una pieza clave en este asunto. Tal como lo muestran los datos recopilados por el Consejo de Asesores Económicos sobre “Los aspectos económicos de la paternidad y el trabajo”, el papel del padre ha sufrido una transformación y hoy en día los padres participan más en la crianza de sus hijos. Este cambio obedece tanto a factores culturales como económicos, ya que las familias se han adaptado a la realidad del papel más protagónico de la mujer en el mercado laboral. En la actualidad, casi dos tercios de los niños viven en una familia con dos padres que trabajan o con un padre o madre solteros que trabajan, lo cual contribuye a la tendencia del aumento del papel del padre en la crianza de los hijos. Hoy en día, uno de cada catorce padres con hijos menores de 18 años son padres solteros (un aumento que multiplica por siete la cifra correspondiente a 1970) y cada vez es más común que el padre permanezca en la casa mientras la madre trabaja.

    Sin embargo, la mayoría de los padres (al igual que ocurre con las madres) están intentando mantener un equilibrio entre su trabajo y sus obligaciones paternales. Uno de cada cinco niños que van a guarderías tiene registrado a un padre como la principal persona a cargo y la mayoría de estos padres trabajan. Los padres modernos pasan más tiempo encargándose de sus hijos y de las tareas domésticas a la vez que intentan ocuparse de sus carreras. En la actualidad, hay más padres que cambian pañales, pasan a buscar a sus hijos al colegio, los ayudan a hacer los deberes y tienen que estar disponibles en caso de que haga falta buscar a un hijo enfermo del jardín de infantes.  Al tener que pasar más tiempo ocupándose de sus hijos y de las tareas domésticas sin apenas posibilidad de reducir el tiempo que permanecen en el lugar de trabajo, los padres están manifestando con mayor frecuencia la existencia de conflictos entre el hogar y el trabajo. Actualmente se ha invertido la tendencia y es más probable que un padre manifieste dificultades en mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia que una madre.

    Estos cambios sugieren la necesidad de poner en efecto políticas y mejores prácticas, como las ausencias pagadas y la flexibilidad laboral, que ayuden a las madres y los padres a mantener un mejor equilibrio entre sus deberes contrapuestos como trabajadores y como padres. Los estudios han demostrado que dichas políticas pueden beneficiar a las empresas al permitirles contratar a trabajadores talentosos, reducir la necesidad de reemplazar empleados y aumentar la moral, la productividad y los beneficios. Por ejemplo, a pesar de que inicialmente algunas empresas estaban preocupadas por la ley de ausencias con goce de sueldo del estado de California antes de su entrada en vigor, en una encuesta reciente más del 90 por ciento de los encuestados indicaron que no habían experimentado ningún efecto negativo o que la ley había tenido un efecto positivo en la rentabilidad, el reemplazo de empleados, la productividad y la moral. Y otros estudios han demostrado que la flexibilidad puede dar lugar a una mayor productividad y que existe una correlación con las empresas bien gestionadas. Los inversores también consideran que estas políticas son buenas para la rentabilidad: cuando las empresas anuncian políticas nuevas que benefician a las familias, los precios de las acciones aumentan.

    En el evento, escuchamos a los principales expertos, a padres trabajadores, a líderes empresariales y a funcionarios del gobierno opinar sobre la paternidad moderna y cómo podemos ayudar a los hombres a mantener un equilibrio entre sus deberes familiares y laborales. Nuestros participantes (empleados y pequeñas, medianas y grandes empresas) corroboraron los resultados de las investigaciones, que muestran que las políticas de ausencias pagadas y flexibilidad pueden ser beneficiosas para los negocios.

    Mientras ultimamos los preparativos de la cumbre sobre familias trabajadoras del 23 de junio, esperamos contar con la participación de más expertos, empresas, investigadores y demás interesados para estudiar estrategias que nos permitan hacer uso extensivo del talento que tenemos en Estados Unidos y aumentar nuestra competitividad global a la vez que nos aseguramos de que tanto las madres como los padres puedan criar a sus hijos con éxito. 

    Jason Furman es el presidente del Consejo de Asesores Económicos. Betsey Stevenson es miembro del Consejo de Asesores Económicos.