Blog de la Casa Blanca en español

  • Convirtiéndonos en una unión más perfecta

    Este blog publicó primero en Huffington Post AQUÍ.

    Mientras reflexionamos sobre el 50 aniversario de la Marcha en Washington, se ha hablado mucho sobre lo que ha cambiado en 50 años, y lo que no ha cambiado lo suficiente. Así como nos lo recordó el Congresista John Lewis, tanto en la Marcha de 1963 como en la de 2013, tenemos trabajo por hacer en materia de los derechos al voto, puestos de trabajo e igualdad de oportunidades en este país.

    El Congresista tiene razón en cuanto a eso y también en cuanto a algo más: dedicó parte de su breve discurso para llamar la atención a la necesidad de aprobar una medida de reforma de migración, para "traer [a los inmigrantes] a la luz y encaminarlos hacia la ciudadanía".

    Al pronunciar estas poderosas palabras, coloca al tema de la migración de lleno dentro del marco de los derechos civiles, que es precisamente donde se encontraba hace 50 años, cuando el Congreso emprendió una serie de propuestas de derechos civiles bajo el liderazgo del Presidente Johnson: la Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Derechos al Voto de 1965 y la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1965. Esta última ley cambió drásticamente la forma en que se admitían a los inmigrantes a Estados Unidos, enmendando una política que asignaba visas de acuerdo a los conceptos de superioridad racial. Sí, lo han oído bien: durante la mayor parte del siglo XX, nuestras leyes de migración estuvieron basadas en el concepto "racial" de que algunos europeos eran superiores a otros. Reflexione lo que eso significó para el resto de nosotros.

    Como lo indicó el Presidente Johnson al firmar la ley, conforme al sistema antiguo, "...solamente a tres países se les permitía proveer el 70 por ciento de todos los inmigrantes. Se separaron a las familias porque el esposo, o la esposa o un niño había nacido en el lugar equivocado. Se les negaba el ingreso a hombres con aptitudes y talentos que se necesitaban debido a que provenían de Europa del Este o del Sur o de uno de los continentes en desarrollo".  Firmar ese proyecto de ley para convertirlo en ley en ese entonces se consideró, correctamente, como uno de los grandes logros para los derechos civiles en Estados Unidos.

    En ese entonces al igual que ahora, la reforma migratoria era una cuestión de restaurar la equidad fundamental a un sistema obsoleto y que ya no funcionaba.

    En ese entonces al igual que ahora, se trataba de reunir a las familias, de crear una vía para la gente con las aptitudes que se necesitaban y de asegurar que todos sigan las mismas reglas del juego.

    En ese entonces al igual que ahora, se trataba de realizar la ardua labor para asegurarnos de que nuestro país avance en su camino hacia convertirse en una unión más perfecta.

    Y en ese entonces al igual que ahora, contó con apoyo bipartidista incluso cuando se enfrentaba a los obstáculos por parte de personajes políticos que están haciendo todo lo que pueden para interponerse en el camino del progreso.

    Y del mismo modo que con el trabajo que tenemos por hacer en materia de los derechos al voto, puestos de trabajo e igualdad de oportunidades, no podemos dejar que estos detractores nos disuadan. El valor de mirar hacia atrás es que nos inspira para seguir el camino hacia adelante, y nos recuerda que debemos rendir homenaje a los sacrificios de aquellos que allanaron el camino a donde nos encontramos ahora. Si tomo algún mensaje de las resonantes palabras del Congresista Lewis, es que todos vivimos en la misma casa, y que hemos llegado demasiado lejos como para rendirnos ahora. ¡Adelante. O Juntos, Sí Se Puede!

    Siga a Cecilia Muñoz en Twitter: www.twitter.com/Cecilia44

    Cecilia Muñoz es Directora del Consejo de Política Doméstica

     

  • Celebrando el Día de la Igualdad de la Mujer

    President Barack Obama's inscription on his Lilly Ledbetter Fair Pay Restoration Act Bill

    President Barack Obama's inscription on his Lilly Ledbetter Fair Pay Restoration Act Bill remarks given to the Women’s Rights National Historical Park Visitors Center, in Seneca Falls, New York, during the college affordability bus tour, Aug. 22, 2013. (Official White House Photo by Chuck Kennedy)

    Hoy, 26 de agosto, celebramos el Día de la Igualdad de la Mujer. Conmemoramos el 93er aniversario de la certificación de la Decimonovena Enmienda, que les otorgó a las mujeres el derecho al voto.  Cuesta creer que hace menos de 100 años las mujeres no tenían derecho a votar. Defensoras de la causa tales como Susan B. Anthony, Elizabeth Cady Stanton e Ida B. Wells dedicaron décadas de ardua labor para garantizar que se escuchara la voz de la mujer.  Como resultado, ocurrió un cambio histórico, transformando para siempre a nuestra nación, dando así otro paso hacia una unión más perfecta.

    El año pasado recibí del Presidente Obama un regalo de cumpleaños muy especial.  Me obsequió copias originales de dos documentos históricos:  la “petición del sufragio universal”, fechada el 29 de enero de1866; y la resolución del Congreso de adoptar la decimonovena enmienda— “extendiendo a las mujeres el derecho al sufragio”, fechada el 19 de mayo de 1919.  Transcurrió más de medio siglo entre la fecha de la petición y el momento en que las mujeres recibieron finalmente el derecho al voto.  Y Dios sabe que hubo muchos reveses en el camino. Muchas que iniciaron la jornada les entregaron la posta a otras para que la terminaran, pero el esfuerzo continuó, y a final de cuentas, fue exitoso.

    Comparto esto con ustedes para recordarles— y recordarme a mí misma—que en la era de los tweets y los mensajes de  texto, la feroz urgencia del ahora también se debe templar con paciencia, agallas, determinación, persistencia, resistencia y valor.  Con frecuencia, el cambio toma tiempo.

    Este año, celebramos el Día de la Igualdad de la Mujer la víspera del 50 aniversario de la Marcha en Washington, en la que el Reverendo Martin Luther King, Jr., de pie ante una multitud de cientos de millares, pronunció su famoso discurso “Tengo un Sueño”.  Entre aquellos visionarios líderes de los derechos civiles se encontraban mujeres valerosas como la Dra. Dorothy Height, a quien se puede ver de pie sobre el podio apoyando al Dr. King mientras él habla.

    Ya sea a través del Movimiento por el Sufragio de la Mujer o el Movimiento por los Derechos Civiles, se nos recuerda a aquellos hombres y mujeres que han luchado tan duro para hacer que nuestro país sea más equitativo.  Volvemos la vista atrás en nuestra historia para así  inspirar nuestro futuro.

    Como manifestó el Presidente Obama en su segundo discurso inaugural a comienzos de este año:

    “Nosotros, el pueblo, declaramos el día de hoy que la más evidente de las verdades – que todos somos creados iguales – es la estrella que todavía nos guía; así como guió a nuestros antepasados a través de Seneca Falls y Selma y Stonewall; así como guió a todos esos hombres y mujeres, reconocidos y no reconocidos, que dejaron huellas a lo largo de este gran Mall.”

    Y justo la semana pasada, como adelanto al aniversario de hoy, el Presidente hizo una visita a Seneca Falls, Nueva York, donde se realizó la Primera Convención de los Derechos de la Mujer  en 1848, poniendo en marcha el movimiento a favor de la igualdad de la mujer.  Actualmente, en este sitio se asienta el Parque Histórico Nacional de los Derechos de la Mujer del Servicio de Parques Nacionales. Reconoció el liderazgo de las mujeres a las que se celebra en nuestra historia y aportó su propia contribución a esa historia – le obsequió al Parque  una copia de la Ley Lilly Ledbetter de Pago Justo   [Lilly Ledbetter Fair Pay Act] de 2009, el primer proyecto de ley que firmó para convertirlo en ley, el cual facilitó que las mujeres entablaran demandas por discriminación salarial, así como una copia de los comentarios que él mismo hizo durante la ceremonia de firma del proyecto de ley.

    Su vista la semana pasada, y los avances que celebramos en el Día de la Igualdad de la Mujer, nos recuerdan todo el trabajo que aún queda por hacer y los compromisos que estamos asumiendo a fin de lograr una unión más perfecta para todo nuestro pueblo.  El Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca y todas nuestras entidades federales están avanzando día a día para garantizar que todos nuestros programas, políticas y personal reflejen las necesidades e inquietudes de las mujeres y las niñas.  Y el Presidente Obama está liderando el camino – les presentamos solo unos cuantos de los temas clave en los que seguimos trabajando:

    Un futuro más equitativo significa que las mujeres deben tener acceso a atención de salud de calidad y sin ser discriminadas por las compañías aseguradoras simplemente por ser mujeres. Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, a las mujeres ya no se les cobrará más por el seguro médico solamente por ser mujeres, y se les garantiza cobertura por cosas como  atención de maternidad, exámenes tales como mamografías y servicios anticonceptivos. Ahora tenemos que asegurarnos de que las mujeres y sus familias sepan de estos beneficios y se informen sobre las opciones fáciles que tendrán a partir del 1º de octubre para obtener cobertura bajo términos que funcionen para ellas y sus familias.

    Un futuro más equitativo incluye garantizar salarios justos.  En la actualidad, las mujeres aún ganan como promedio sólo 77 centavos por cada dólar que gana un hombre, y las mujeres  afroamericanas y latinas ganan considerablemente menos. Tenemos que aprobar la Ley de Equidad Salarial [Paycheck Fairness Act].  Pero el Presidente Obama no está esperando hasta que eso suceda, por lo que ha creado el Grupo Especializado Nacional para el Salario Equitativo [National Equal Pay Task Force] que está tomando medidas enérgicas, a un ritmo sin precedentes, para eliminar las transgresiones contra la equidad salarial.

    Nadie puede ser realmente igual cuando teme por su seguridad. El Presidente Obama se sintió muy orgulloso de firmar y convertir en ley la re-autorización de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer [Violence Against Women Act] (VAWA)  a principios de este año.  Desde que el Vicepresidente Biden redactara inicialmente dicha legislación en 1994, cuando era Senador, VAWA ha ayudado a reducir el índice de violencia doméstica en todo el país, y les ha proporcionado a un mayor número de mujeres y niñas la oportunidad de tener vidas sanas y seguras.

    Este Día de la Igualdad de la Mujer, rendimos homenaje y reconocemos a aquellas que lucharon incansablemente por el derecho a votar de la mujer, pero sabemos que todavía queda mucho por hacer.  Sigamos marchando juntos hacia el futuro. 

    Valerie B. Jarrett es Asesora Principal del Presidente Barack Obama. Supervisa las Oficinas de Enlace Público y Asuntos Intergubernamentales y preside el Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca.

  • Lo que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio significa para las minorías

    Me gustaría presentarles a la Dra. J. Nadine Gracia, Secretaria Adjunta para la Salud de las Minorías y Directora de la Oficina de Salud de Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. La Dra. Gracia tiene un mensaje importante que compartir con ustedes sobre lo que significa la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para las minorías.

    El mensaje de la Dra. Gracia es el siguiente:

    Recientemente viajé a Oakland, California, para participar en una reunión de ayuntamiento (Townhall) sobre cómo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio está mejorando la salud y fortaleciendo a las comunidades - especialmente a las minorías que durante mucho tiempo han enfrentado disparidades en la salud y atención médica.

    Cuando el evento estaba por concluir, una señora de la audiencia se puso de pie y preguntó si podía leer una carta de su hija. Su hija no había podido asistir al evento, nos dijo, pero quería compartir su historia con todos.

    La joven había empezado la universidad unos años más tarde que la mayoría, a la edad de 22. Durante su primer año fue diagnosticada con artritis reumatoide - un descubrimiento devastador. Pero tuvo una fuente de alivio: gracias a la disposición de la ley del cuidado de salud que permite que los jóvenes permanezcan en el seguro de salud de sus padres hasta los 26 años, ella pudo permanecer en el plan de seguro de salud de sus padres, tener acceso al tratamiento que necesitaba y continuar sus estudios. Y aunque ya ha cumplido los 26 años, la apertura del nuevo Mercado de Seguros Médicos - y la prohibición de la ley contra la discriminación por condiciones de salud pre-existentes - le proporcionará nuevas oportunidades para conseguir una cobertura a bajo precio.

    Nuestra Comunidad : Fuerte y Saludable

    El último fragmento de la carta de su hija que la señora leyó se dirigía al Presidente Obama. Gracias, escribió. La ley del cuidado de salud ayudó a salvarle la vida.

    Hay muchas formas en que podemos medir el impacto de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio - desde los más de 500,000 jóvenes afro-estadounidenses que previamente no tenían seguro y que lograron cobertura del plan de seguros de sus padres, hasta 10.2 millones de latinos que no tienen seguro y que serán elegibles para recibir cobertura a través del Mercado, hasta los 7.3 millones de afro-estadounidenses y los 8.2 millones de latinos que ya tenían seguro, pero que ahora pueden recibir servicios preventivos, tales como pruebas de detección de diabetes y de cáncer, sin costo adicional.

    Pero tal vez la medida más poderosa de la capacidad de la ley para cambiar vidas y sacar a flote a las comunidades proviene de las historias de la vida real como la que escuché en Oakland. Más allá de las cifras y los informes, estas historias podrían ser los testimonios más reveladores de lo que significa la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para nuestras comunidades: seguridad, tranquilidad, la oportunidad de llevar una vida sana - y la libertad para perseguir nuestros sueños.

    Para obtener más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y el Mercado de Seguros de Salud, visite Cuidadodesalud.gov.

    Siga a la Secretaria Kathleen Sebelius en Twitter: www.twitter.com/Sebelius

    Kathleen Sebelius es Secretaria de Salud y Servicios Humanos

     

  • El primer aniversario de la implementación de la política de Acción Diferida para los Dreamers

    Hace un año hoy, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) empezó a implementar una política que hace que nuestro sistema de inmigración sea más representativo de nuestros valores como nación.  En esta fecha, el DHS empezó a aceptar solicitudes para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), una  política que provee a los jóvenes quienes fueron traídos a Estados Unidos de niños protección provisional para que no puedan ser deportados si pueden demostrar que cumplen varios criterios.

    Al quitar la amenaza de deportación para los jóvenes traídos a este país como niños, conocidos como “Dreamers”, el DHS ha podido enfocar sus esfuerzos para aplicar la ley en las personas quienes son un peligro para nuestras comunidades en vez de en los estudiantes que están obteniendo una educación y quienes quieren mejorarse a sí mismos y a sus comunidades.  Como dijo el presidente cuando se anuncio esta política, “Ellos son estadounidenses en sus corazones, en sus mentes y en todos los sentidos menos uno: en papel”.

    Porque la administración actuó, cientos de miles de jóvenes ambiciosos y trabajadores han podido salir de las sombras sin tener que vivir con el temor de la deportación.  Empezando el 31 de julio, más de 430,000 jóvenes han recibido la acción diferida.  Estos jóvenes no son sólo números, sino estadounidenses con potencial y cada uno su historia única.  Como nos recordó el presidente el junio pasado,

    “Póngase en sus lugares. Imagínese que usted ha hecho todo correctamente a lo largo de su vida, ha estudiado duro, trabajado duro, a lo mejor se graduó el primero en su clase, sólo para repentinamente encarar la amenaza de ser deportado a un país que no conoce en lo absoluto, con una lengua que pueda que no hable”.

     Durante este año, el presidente, el vicepresidente y otros oficiales de la administración han tenido la oportunidad de conocer a personas que han recibido el DACA, incluyendo a:

    • Alan Aleman quien nació en México y fue traído a este país de niño.  Cuando escuchó las noticias sobre el DACA, fue uno de los primeros en Nevada en apuntarse y, al escuchar que habían aprobado su solicitud, dijo, “Siento que ha desaparecido el temor. Me siento aceptado”.  Alan asiste a la Universidad del Sur de Nevada, donde está estudiando para ser médico y espera poder ingresar a la Fuerza Aérea algún día. 
    • Tolu Olubunmi es originaria de Lagos, Nigeria, pero ha vivido en Estados Unidos desde los 14 años.  Durante su vida, Tolu ha mostrado una promesa excepcional, logrando honores en la preparatoria y graduándose la primera en su clase de una universidad prestigiosa con una licenciatura en química e ingeniería. 
    • Kevin Lee, quien aparece en este video, es un inmigrante surcoreano quien recibió la acción diferida.  Kevin se graduó de la Universidad de California, Los Ángeles y vive en Los Ángeles con su familia.  Kevin fue a una reunión en mayo con el presidente y el vicepresidente para hablar sobre la importancia de aprobar la reforma migratoria. 
    • Más recientemente, el Secretario Duncan se reunió con los Dreamers de la comunidad asiática y de las islas del Pacífico quienes recibieron acciones diferidas a través del DACA en julio.  Estos jóvenes están viajando por todo el país para avanzar la causa de la reforma migratoria de sentido común. 
    • Además de impactar las vidas de los Dreamers, el DACA ha impactado familias y comunidades enteras.  Diana Colin, quien también se reunió con el Presidente Obama, es una residente legal permanente quien tiene un hermano que recibió la acción diferida como resultado del proceso DACA.  Usted puede aprender más acerca de la historia de su familia aquí.

     

    Mientras que esta política fue un paso importante que el DHS tomó para asegurarse de que está usando sus recursos de la manera más eficaz, el presidente ha dejado claro que una acción administrativa como ésta no puede proveer lo que necesitan los Dreamers, o lo que necesita en efecto este país, que es una solución permanente.  El DACA no es un beneficio de inmigración, es un ejercicio de la aplicación de la ley; no provee un estatus legal permanente y no provee un camino a la ciudadanía.  Hace catorce meses cuando la DHS anuncio el DACA, el Presidente Obama dijo que los Dreamers merecen algo mejor que tener que planear sus vidas de dos años en dos, y tenía toda la razón.

    El Senado ha actuado al aprobar un proyecto de ley bipartidista de reforma migratoria. Es hora de que actué la Cámara de Representantes.  Necesitamos una reforma migratoria de sentido común que provea un camino a la ciudadanía ganada, no sólo para los Dreamers y sus familias, sino también para todos aquéllos quienes buscan obedecer la ley, pagar sus impuestos y continuar contribuyendo a este país.

    Por otra parte, los costos económicos de la inacción son demasiado altos para demorarse.  Esta semana, la Casa Blanca publicó un informe para hacer el argumento económico para una reforma migratoria con sentido común y para subrayar los beneficios económicos de proveer un camino a la ciudadanía ganada a los 11 millones de inmigrantes indocumentados viviendo y trabajando en la economía sumergida de Estados Unidos hoy en día.

    De acuerdo con cálculos externos, el proveer la ciudadanía ganada a los trabajadores inmigrantes indocumentados incrementaría sus salarios y, en diez años, incrementaría el PIB por $1,4 billones, incrementaría los ingresos para todas las personas en Estados Unidos por $791 mil millones, generaría $184 mil millones en ingresos fiscales estatales y federales adicionales de parte de los inmigrantes indocumentados actuales, y añadiría alrededor de 2 millones de trabajos a la economía de Estados Unidos.

    Alan, Tolu y Kevin son un ejemplo la esencia de por qué la reforma migratoria con sentido común es tan importante.  Pero no sólo para ellos, sino también para nuestras familias, nuestras comunidades y nuestra economía.

    Hoy marca un escalón importante, pero nadie debe confundir una acción ejecutiva como ésta con una solución a nuestros problemas de inmigración.  La acción más importante será cuando el Congreso mande un proyecto de ley al escritorio del presidente para su firma.  Como dijo el presidente en una ceremonia de naturalización el marzo pasado, “La hora a llegado para una reforma migratoria comprensiva y sensible. Estamos dando pasos positivos pero tenemos que acabar el trabajo”.

    Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Política Doméstica

    ###

  • Una Simplísima Explicación de Obamacare

    En los meses venideros, entrarán en vigencia normas adicionales de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, tales como medidas de protección al consumidor para personas en Estados Unidos y sus familias, que pongan fin a los peores abusos cometidos por empresas aseguradoras, prohibiendo prácticas discriminatorias basadas en condiciones médicas preexistentes, eliminando los límites anuales a lo que las aseguradores cubren, y dando acceso por primera vez a toda persona en Estados Unidos a planes de cuidado de la salud que limitan los gastos médicos pagaderos por el paciente.

    Queremos esclarecer algunos otros mitos sobre Obamacare.

    Nota del editor: Esta lista es de healthcare.gov Véase la publicación original aquí.

    Ahora que le hemos contado acerca de la Ley del Cuidado a la Salud, díganos en un Tweet porqué el seguro de salud es importante para usted. Use el hashtag #214words. O déjenos un comentario en Facebook usando 14 palabras o menos.

  • Entran en vigencia puntualmente históricas medidas de protección al consumidor

    Protecciones históricas para el consumidor, incluyendo límites sobre los costos pagaderos de su bolsillo de los planes de seguro médico entrarán en vigencia puntualmente el próximo año.  He aquí la información:

    Bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, por primera vez, nuevas medidas históricas de protección al consumidor pondrán fin a los peores abusos cometidos por las compañías de seguro, prohibiendo que las compañías discriminen con base en condiciones médicas preexistentes, poniendo fin a los límites monetarios vitalicios y anuales sobre lo que cubrirá una aseguradora, y limitando los gastos pagaderos del bolsillo del consumidor, a fin de proteger a las personas en los Estados Unidos y a sus familias.

    Por primera vez, bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, los costos pagaderos del bolsillo de los consumidores estarán limitados a no más de $6,350 por persona, y $12,700 por familia, para ayudar a proteger de la ruina económica a personas que padecen enfermedades graves.  Hasta ahora, los consumidores asegurados aún enfrentaban costos ilimitados pagaderos de su bolsillo por la atención médica y los medicamentos por receta – lo cual podía causar estragos económicos en medio de una enfermedad o crisis de salud grave.

    En febrero, la Administración publicó orientación para el público a fin de implementar de manera puntual esta importante medida de protección al consumidor. 

    Esto funcionará así para usted y su familia:  Si usted va a comprar un plan de seguro en el nuevo Mercado de Seguro Médico [Health Insurance Marketplace], el límite de costos pagaderos de su bolsillo en 2014 para servicios médicos y costos de medicamentos combinados no sobrepasará la suma de $6,350.

    Si ya tiene seguro por medio de su empleador, el límite pagadero de su bolsillo para gastos médicos mayores tampoco excederá los $6,350.

    Sin embargo, la orientación de febrero reconoció que algunos de los planes de los empleadores utilizan a otros administradores de prestaciones para gestionar la cobertura de sus seguros (por ejemplo, uno para la cobertura de gastos médicos mayores, y otro para cobertura de medicamentos).  Los sistemas técnicos no se pueden comunicar el uno con el otro aún.  Por lo tanto, esta orientación permitió que estos planes en existencia limitaran por separado los desembolsos para gastos médicos mayores y planes de medicamentos que en la actualidad tienen límites sobre los desembolsos.  Para 2015, las personas en Estados Unidos que participan en estos planes tendrán un único límite máximo de desembolso de $6,350 para gastos combinados de atención médica y medicamentos, tal como en los mercados de seguro.

    Los consumidores gozarán de nuevas protecciones históricas que mejorarán su cobertura y ayudará a brindarles tranquilidad para que, en caso que usted se enferme, se pueda enfocar en su recuperación en lugar de preocuparse de quedarse en bancarrota.

  • Arreglar nuestro sistema de inmigración: Los beneficios económicos de proveer un camino a la ciudadanía ganada

    El día de hoy, la Casa Blanca dio a conocer un informe en el que detalla los beneficios económicos de proveer un camino a la ciudadanía ganada para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven y trabajan actualmente en la economía informal de los Estados Unidos. Como se destaca en el informe, una amplia gama de estudios económicos muestra que los inmigrantes que viven y trabajan en los Estados Unidos sin tener autorización para hacerlo están ganando mucho menos que su potencial, están pagando bastante menos en impuestos y están contribuyendo significativamente menos a la economía de EE.UU. de lo que lo harían si se les diera la oportunidad de lograr estatus legal y ganarse la ciudadanía estadounidense. De acuerdo con cálculos externos, otorgarles la ciudadanía ganada a estos trabajadores aumentaría sus salarios y, en 10 años, elevaría el PIB de EE.UU. en $1.4 billones, incrementaría el ingreso total de las personas que viven en los Estados Unidos en $791 mil millones, generaría $184 mil millones en ingresos tributarios estatales y federales adicionales de los inmigrantes que en la actualidad están indocumentados y añadiría alrededor de 2 millones de puestos de trabajo a la economía estadounidense.

    Una sólida mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos de diversos estados e historiales políticos respaldan un camino a la ciudadanía ganada. Sin embargo, algunos en el Congreso han sugerido que la reforma migratoria solamente debiera proveer estatus legal, sin ninguna oportunidad de obtener su vía a la ciudadanía para aquellos que están entrando a la legalidad. Este enfoque de “solamente legalización” viola un principio básico de nuestro país: que cualquier persona, sin importar de dónde proviene, puede convertirse en ciudadano estadounidense si está dispuesto a trabajar para lograrlo y asumir las responsabilidades de la ciudadanía. No podemos darnos el lujo de tener un sistema que crea un grupo que nunca podrá convertirse en estadounidense pleno, negándole derechos equitativos a las personas que pagan los mismos impuestos y siguen las mismas reglas aun después de que hayan pagado una sanción y hayan entrado a la legalidad.

    Y además de esto, los estudios muestran los significativos costos económicos − en términos de la pérdida de crecimiento, ingresos, ingresos fiscales y puestos de trabajo – asociados con no proveer un camino a la ciudadanía ganada para estas familias. En comparación con los beneficios de la ciudadanía, el proveer solamente estatus legal a los trabajadores que actualmente están indocumentados, en un lapso de 10 años, resultaría en $568 mil millones menos de BIP y $321 mil millones menos de ingreso total. Conforme a cálculos externos, se crearía un estimado de 820,000 menos puestos de trabajo y los gobiernos federal y estatal perderían $75 mil millones en ingresos fiscales adicionales.

    Economic and Fiscal Benefits of Citizenship Far Greater Than Benefits of Legalization Alone

    Existen probablemente un gran número de factores que explican por qué la ciudadanía proporciona beneficios salariales y económicos aun más grandes que solamente la legalización, entre ellos: puestos de trabajo y licencias para los que son elegibles solamente si son ciudadanos; puestos de trabajo que exigen viajar, que a menudo es más fácil para los que tienen pasaporte estadounidense; y la ciudadanía que sirve como una señal ante los empleadores de que una persona tiene la intención de quedarse en los EE. UU.

    No obstante, el mayor factor puede ser el menos tangible: la mayor certeza que acompaña a la ciudadanía conlleva a una mayor inversión, por ejemplo, en educación y capacitación o una mayor inclinación a tomar el riesgo de empezar un negocio.

    La Ley de Seguridad de la Frontera, la Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración (S. 744) bipartidista aprobada por el Senado representa una oportunidad para que nuestro país finalmente arregle su sistema de inmigración que no funciona. Esta legislación de sentido común, redactada y respaldada tanto por demócratas como republicanos, consiste de cuatro pilares: (1) continuar fortaleciendo nuestras fronteras; (2) tomar medidas enérgicas contra las compañías que contratan trabajadores indocumentados; (3) responsabilizar a los inmigrantes indocumentados antes de que puedan merecerse la ciudadanía exigiéndoles que pasen investigaciones de antecedentes, paguen sanciones y sus impuestos, aprendan inglés y que se vayan al fondo de la cola; y (4) agilizar el sistema migratorio legal para las familias, los trabajadores y los empleadores.

    Economistas, líderes empresariales y los trabajadores que viven en los Estados Unidos están de acuerdo – debemos aprovechar esta oportunidad histórica para arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona de manera integral. Para tal fin, el Presidente urge a la Cámara de Representantes que tome acción y está dispuesto a trabajar con ambos partidos para asegurar que la reforma migratoria de sentido común con un camino merecido hacia la ciudadanía se haga realidad lo más pronto posible.

  • Aumenta el respaldo bipartidista para la reforma migratoria durante el receso de agosto

    De vuelta en sus distritos y estados durante este receso de agosto, los congresistas están recibiendo amplio respaldo para un voto a favor de la reforma migratoria de sentido común. En cientos de juntas de ayuntamiento, mesas redondas con empresarios, vigilias, peregrinajes y mítines por todo el país, los simpatizantes de la reforma migratoria, entre ellos evangélicos, propietarios de negocios, líderes laborales yagentes del orden público, les están pidiendo a sus representantes que aprueben legislación para arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona tan pronto como regresen a Washington en septiembre.

    Los simpatizantes a favor de la reforma están causando conmoción por todo el país a medida que siguen cobrando impulso a favor de la reforma migratoria. La amplia coalición de electores que apoyan la reforma es más fuerte y más bipartidista que nunca. Tiene un mensaje claro: El Congreso debe trabajar para arreglar nuestro sistema de inmigración tan pronto como regrese al Capitolio este otoño.

    En una reunión con la Cámara de Comercio de Modesto la semana pasada, el Representante Jeff Denham, legislador republicano de California, expresó su respaldo para agilizar la legislación de reforma migratoria integral en la Cámara de Representantes: “Pensé que lo haríamos antes del período laboral de agosto. Creo que el Senado ha logrado un gran avance. Se hizo de manera bipartidista y yo creí que esto sería suficiente para hacer que la Cámara de Representantes siguiera adelante con esta gestión".

    Tanto el Senador Richard Durbin como el Representante Bill Foster, legisladores demócratas de Illinois, se reunieron con líderes empresariales y comunitarios locales de Aurora para conversar sobre el proyecto de ley bipartidista de reforma migratoria del Senado, describiéndolo como un “compromiso” y manifestando que una legislación integral debe incluir una vía “rigurosa pero justa” a la ciudadanía.

    Durante una discusión con otros gobernadores republicanos en Aspen, Colorado, en la última semana de julio, el gobernador republicano de Nueva Jersey Chris Christie expresó su apoyo para una reforma migratoria, "Permitir que el sistema continúe de la manera quebrantada en la que esta es negativo para la economía de los Estados Unidos y también es malo para estas personas que ya han tenido hijos en este país y algunos de ellos nietos de este país ", lo que eso demuestra es que el apoyo para la reforma migratoria proviene de ambos lados del espectro político.

    Éste sólo es un vistazo de las reuniones que los legisladores están sosteniendo con sus electores por todo Estados Unidos.  El mensaje es claro: la mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos quiere que sus Representantes aborden el tema de la reforma migratoria. 

    Eventos discutiendo los beneficios económicos para la reforma migratoria siguen teniendo lugar en todo el país. Hoy mismo, el grupo llamado “Biblias, Insignias y Negocios” participó en la conference “South by South West” (SXSW), con un panel de ejecutivos y empresarios que discutieron la importancia de la reforma migratoria a la comunidad empresarial. El panel en que asistieron más de 1.500 empresarios de alta tecnología forma parte del debate en curso sobre cómo la reforma migratoria ayudará a crecer nuestra economía y crear empleos.

    La Casa Blanca y la Administración del Presidente Obama también son parte del creciente coro de voces que defiende la reforma migratoria de sentido común. La semana pasada, la Secretaria de Comercio de EE. UU. Penny Pritzker, sostuvo una mesa redonda con líderes empresariales en Des Moines, Iowa para destacar el beneficio económico de arreglar nuestro sistema de inmigración.

    Este verano, la Casa Blanca publicó una serie de informes que se suman a la creciente evidencia que demuestra que arreglar nuestro sistema de inmigración y crear una vía merecida a la ciudadanía añadiría un ímpetu considerable a nuestra economía, fortalecería a la Seguridad Social y modernizaría nuestro sistema de inmigración legal para hacerlo más congruente con nuestros valores. Entre los informes se encuentra el argumento económico para la reforma migratoria, que detalla la manera en que afecta a cada estado así como también a la comunidad agrícola.

    Mientras que el apoyo de las personas que viven en los Estados Unidos sigue creciendo, la Casa Blanca y el Presidente apoyarán los esfuerzos bipartidistas en la Cámara de Representantes para que se apruebe esta reforma de sentido común lo más pronto posible.

    ###

  • Una nación de inmigrantes y empresarios

    A lo largo de los Estados Unidos, los inmigrantes están empezando y construyendo negocios exitosos que crean buenos puestos de trabajo americanos y promueven el crecimiento económico de nuestro país. Estos negocios forman la estructura de nuestras comunidades y son parte de la herencia tan singularmente americana que tenemos como nación de inmigrantes e innovadores.

    Para acelerar el impulso económico de nuestra nación, necesitamos un sistema de inmigración que funcione en favor de los empresarios y propietarios de negocios pequeños de los Estados Unidos−un sistema que nos permita aprovechar la creatividad y diversidad de los empresarios inmigrantes para competir mejor en la economía global.

    El día de hoy, tuve la oportunidad de reunirme con propietarios de negocios locales y líderes de la Cámara de Comercio de la Isla Staten para hablar sobre cómo la reforma migratoria de sentido común ayudará a fomentar el espíritu emprendedor y crear puestos de trabajo para los trabajadores, no solamente en Nueva York sino por todo Estados Unidos.

    La reforma de inmigración con sentido común tiene tres pilares: mejor control y seguridad continua de la frontera; un camino a la ciudadanía para aquellos que trabajan con perseverancia y respetan las reglas; y un sistema legal actualizado que nos permita atraer y retener empresarios de todo el mundo.

    Sabemos que los inmigrantes sobresalen en materia de espíritu emprendedor.  Solo en el año 2011, los inmigrantes fundaron el 28 por ciento de todos los negocios nuevos estadounidenses, a pesar de representar solamente el 13 por ciento de la población de los EE. UU. Y entre el 2006 y el 2012, el 44 por ciento de las nuevas empresas de tecnología en el Valle Silicon tenía por lo menos un fundador que era inmigrante.

    Los negocios propiedad de los inmigrantes fomentan la vitalidad, la creatividad y la diversidad en nuestro ecosistema empresarial.  Y, además de crear puestos de trabajo aquí en casa, están ayudando a aumentar la competitividad global de los Estados Unidos mediante la exportación y la apertura de mercados en todo el mundo.  Los inmigrantes o sus hijos también fundaron más del 40 por ciento de las compañías de la lista Fortune 500, que de manera colectiva emplean a más de 10 millones de personas y generan ingresos anuales de $4.2 billones.

    La reforma de inmigración con sentido común se expande en los éxitos de los líderes empresariales que vinieron a nuestro país para construir una mejor vida y alienta el tipo de espíritu emprendedor de alto crecimiento que contribuye a nuestra solidez económica a largo plazo.

    El proyecto de ley de inmigración bipartidista del Senado, que abanderó el Senador de Nueva York Schumer junto al Senador de Arizona John McCain y otros demócratas, republicanos e independientes en el Senado, realiza mejoras significativas al sistema de tarjeta verde basado en el empleo existente y crea una nueva “visa de inicio” para los empresarios inmigrantes.  Esta herramienta importante permitiría que empresarios como éstos que satisfacen un nivel de umbral de financiamiento de inversionistas estadounidenses o de ingresos de los clientes de los EE.UU. puedan iniciar sus negocios en nuestro país y quedarse permanentemente si sus empresas crecen y crean puestos de trabajo para trabajadores americanos.

    Estados Unidos es una nación de empresarios y la Administración de Obama está comprometida a honrar el legado de innovación y competitividad que ha ayudado a hacer que nuestro país sea fantástico.  La aprobación de una ley de reforma de inmigración equilibrada e integral por la Cámara de Representantes es el siguiente paso para asegurar que Estados Unidos siga atrayendo a los mejores y más inteligentes del mundo para que funden negocios nuevos y ayuden a hacer que crezca la clase media.

    Para enterarse más sobre los beneficios económicos de la reforma de inmigración en su estado, haga clic aquí.

    Karen Gordon Mills es la Administradora de la Administración de Empresas Pequeñas de los Estados Unidos (Asociación de Pequeñas Empresas,SBA por sus siglas en inglés). La SBA ayuda tanto a los negocios grandes como a los negocios pequeños de alto crecimiento a obtener acceso a capitales, asesoría, contratos federales, asistencia en casos de desastres y mucho más.

  • Fomentando el sueño americano de tener casa propia

    Nota editorial: El miércoles, 7 de agosto a la 1:00 p.m. ET, el Presidente responderá a preguntas presentadas por dueños de viviendas, arrendatarios y futuros compradores en una conversación con el Director Ejecutivo de Zillow, Spencer RascoffInfórmese aquí sobre cómo puede hacer una pregunta.

    President Barack Obama delivers remarks on housing and home ownership at Desert Vista High School in Phoenix

    President Barack Obama delivers remarks on housing and home ownership at Desert Vista High School in Phoenix, Ariz., Aug. 6, 2013. (Official White House Photo by Pete Souza)

    Hoy me uní al Presidente Obama durante una visita a Phoenix, donde expuso su visión para un sistema de vivienda que fomente el sueño americano de tener casa propia.

    Por años, ser propietario de una vivienda fue un símbolo de responsabilidad y una fuente de seguridad para millones de familias de clase media a lo largo del país.  Pero la crisis financiera de 2008 puso todo eso en peligro, y cuando el Presidente Obama asumió el cargo, el mercado de la vivienda estaba en caída vertical.  Los valores de las viviendas se desplomaban y los embargos hipotecarios estaban a niveles récord.

    Esta Administración inmediatamente tomó diversas medidas para restaurar el mercado, las que ayudaron a millones de estadounidenses a permanecer en sus casas, ahorrar dinero en sus hipotecas y dar un giro a la situación de sus comunidades.

    Hoy en día el mercado está en vías de recuperación.  Gracias a reformas al sistema financiero que impusieron medidas enérgicas contra las prácticas más imprudentes que nos llevaron a la crisis del mercado de la vivienda, los estadounidenses responsables pueden sentirse más confiados y seguros cuando obtienen un préstamo monetario para comprar su propia casa.

    President Barack Obama and Housing and Urban Development Secretary Shaun Donovan tour Erickson Construction

    President Barack Obama and Housing and Urban Development Secretary Shaun Donovan tour Erickson Construction, a housing construction company, in Chandler, Ariz., Aug. 6, 2013. (Official White House Photo by Pete Souza)

    Sin embargo, como puntualizó hoy el Presidente Obama, aún queda más trabajo por hacer.  Es hora de dar vuelta a la página y dejar atrás una era de auge en las viviendas y rescates financieros a costa de los contribuyentes, y de construir un nuevo sistema de financiamiento de viviendas que les ofrecerá a las familias de clase media la oportunidad de tener casa propia.

    Consideramos esto algo de crítica importancia, no sólo porque la vivienda y el ser dueño de casa propia forman uno de los pilares de la clase media, sino también porque está tan estrechamente conectado con los demás.  ¿Cómo paga la mayoría de las familias por la educación universitaria de sus hijos, o para comenzar negocios pequeños, o para ahorrar para la jubilación?  Con los ahorros vinculados a sus hogares.  Si no podemos proteger a las familias estadounidenses contra este tipo de crisis en el futuro, si no podemos construir inversiones seguras y estables en el mercado de la vivienda y en la propiedad de la misma, también estamos destruyendo los peldaños en la escalera hacia la oportunidad para muchas familias en otras áreas.

    En primer lugar, hay medidas que podemos tomar desde ahora que podrían ayudar a robustecer el mercado de viviendas y para garantizar que ningún propietario de vivienda o comunidad se quede atrás en la recuperación del mercado de la vivienda.  Esto incluye ayudar a los propietarios de viviendas más responsables a ahorrar dinero refinanciándoles sus préstamos hipotecarios, reducir los trámites burocráticos para que las familias responsables puedan adquirir una hipoteca, ayudar a reconstruir las comunidades más afectadas, y preservar el acceso a viviendas de alquiler a costo asequible.

    En segundo lugar, el Presidente Obama propuso un plan para reformar el sistema de financiamiento de viviendas, el cual está centrado en cuatro principios fundamentales: 

    ·         Poner el capital privado en el centro del sistema de financiamiento de viviendas.

    ·         Poner fin al modelo empresarial fallido de Fannie Mae y Freddie Mac para que los contribuyentes nunca vuelvan a sufrir las consecuencias de préstamos incobrables y rescates financieros.

    ·         Garantizar que haya amplio acceso a préstamos hipotecarios seguros y responsables como las hipotecas con plazo de 30 años con tasa de interés fijo en periodos económicos buenos y malos.

    ·         Fomentar la asequibilidad y el acceso a la posesión de propiedades para las personas con buen crédito que estén comprando por primera vez, y el acceso a viviendas de alquiler a costo asequible para las familias de la clase media y para aquellos que aspiren serlo.

    En tercer lugar, debido a que la compra de una casa es una de las decisiones más importantes que las familias de clase media toman, podemos hacer más para asegurarnos de que el proceso sea seguro, sostenible y fácil de entender. El Buró de Protección Financiera al Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) ya  ha tomado varias medidas con este propósito, y el Presidente Obama está pidiendo al CFPB que termine de simplificar el formulario de divulgación hipotecaria, el cual destaca los puntos clave que cualquier comprador potencial de vivienda debe saber antes de obtener un préstamo hipotecario con sólo llenar tres páginas o menos.

    Finalmente, el Congreso debe moverse con rapidez para confirmar a Mel Watt, quien ha sido seleccionado por el Presidente Obama para tomar el puesto de Director de la Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas, a fin de hacer una transición hacia un sistema de financiamiento de viviendas en el futuro que sea seguro y razonable.

    Al dar estos y otros pasos delineados en el plan del Presidente, podremos finalmente poner fin a las prácticas que llevaron a este país a este problema.  Como resultado, lograremos que nuestra economía crezca y le daremos a la clase media – y a todos los que trabajan duro para llegar ahí – un mejor negocio para las generaciones venideras.

    Shaun Donovan es el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés).