Blog de la Casa Blanca en español

  • Un nuevo informe muestra que continúa el ritmo de lento crecimiento de 2012 en los gastos del cuidado de salud

    Durante años, los costos del sistema de salud en Estados Unidos se han disparado, lo que ha tenido graves consecuencias para nuestro país. El incremento de los costos daña a la economía al reducir el sueldo de los trabajadores y el ritmo de contratación. Estos costos han contribuido a nuestro déficit y han obstaculizado la inversión en cosas esenciales como la educación y el mantenimiento de una infraestructura de primera clase. Han sacado dinero directamente de los bolsillos de los consumidores, ya que las personas que viven en Estados Unidos pagan mucho más dinero que las de otras partes del mundo sin recibir mejores resultados.
     
    La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, por primera vez en décadas, ha ayudado a parar esa tendencia.
     
    La Oficina del Estadista en los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid ha publicado hoy nueva información en la que se muestra que los gastos nacionales en salud crecieron solo un 3.7% en 2012. Eso significa que de 2009 a 2012 se registró el crecimiento más lento en los gastos del sistema de salud de EE.UU. desde que el gobierno empezó a recoger esta información en la década de 1960.
     
    2012 health spending 1

     
    Este crecimiento lento junto con la recuperación económica del país significa que los gastos en salud como parte del producto interno bruto (PIB) disminuyeron al 17.2% y es el tercer año consecutivo en que los gastos en salud se han mantenido o han disminuido como parte de la economía. En otras palabras, los gastos en salud se han estabilizado en los últimos cuatro años, lo que significa que no han consumido una parte cada vez mayor de la economía. Como se describió recientemente en un informe emitido por el Consejo de Asesores Económicos (Council of Economic Advisers, CEA) del Presidente, el crecimiento lento en los gastos del sistema de salud se observó en una variedad de categorías de pagadores principales y de tipos de atención.
     
    El nuevo informe emitido hoy muestra que estos ritmos se reflejan en los últimos datos de 2012. El informe muestra un crecimiento más bajo en los gastos por cada persona inscrita en 2012 para Medicare (0.7%), Medicaid (1.3%) y en primas de seguros de salud privados (2.7%). En comparación, en los diez años anteriores a la reducción de gastos (de 1999 a 2008), esas figuras por cada persona inscrita se situaban en 7.4% para Medicare, 2.8% para Medicaid y 7.4% para seguros de salud privados. Frenar el crecimiento en el costo de las primas privadas en más de un 60% significa un gran ahorro para los trabajadores, sus familias y las empresas.
     
    Asimismo, la inflación en los precios de los servicios médicos como se miden en la Oficina del Estadista, disminuyó, de lo que ya eran niveles bajos, de un 2.4% en 2011 a un 1.7% en 2012. Según el informe de la CEA, la inflación en el precio de los servicios de salud medida usando la información sobre precios del Departamento de Análisis Económicos (que está disponible desde hace mucho tiempo) ha alcanzado el nivel más bajo en 50 años. 

    2012 health spending 2

    La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio se diseñó para sostener y contribuir al crecimiento lento en los gastos en salud de nuestro país. La ley da prioridad a mejorar la eficacia del sistema de salud y así crear oportunidades para que los profesionales médicos y los hospitales puedan ofrecer una atención médica de alta calidad a un costo total menor. Por ejemplo, las normativas que especifica la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para desalentar la readmisión y las transiciones del cuidado médico de los pacientes han dado lugar a 130,000 readmisiones menos en hospitales para los beneficiarios de Medicare entre enero de 2012 y agosto de 2013. Menos readmisiones significa menos costos para Medicare y para las personas de edad avanzada, y también mejor atención. La ley también reduce el exceso de pago a proveedores de servicios médicos y a aseguradoras a través de Medicare.
     
    Ya hemos visto ejemplos convincentes de hospitales y otros profesionales de la salud que han comenzado a adoptar cambios en sus clínicas y consultorios a fin de disminuir los costos de acuerdo con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, dándole prioridad a los resultados por encima de la cantidad de tratamiento que reciben los pacientes.
     
    2012 health spending 3

     
    Además, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio requiere que las compañías de seguros gasten al menos un 80% del dinero de las primas en el cuidado de los pacientes, no en gastos generales ni en ganancias, y se estima que este requisito ha generado ahorros de 5,000 millones de dólares en los últimos dos años. La revisión de los aumentos en las primas del 10% o más, ayudó a 6.8 millones de personas que viven en Estados Unidos a ahorrar aproximadamente 1,200 millones de dólares en 2012 después de que las aseguradoras eliminaran los aumentos planeados como resultado de este proceso.
     
    La disminución en el aumento de los costos del cuidado de la salud, gracias en parte a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, ya ha empezado a pagar dividendos en forma de ahorros para los consumidores en este país, con menores costos para las empresas y con nuestro déficit que disminuye aceleradamente. Este trabajo continuará en 2014 a medida que incorporamos a millones más de personas en el sistema de seguros de salud. Ya no se le puede negar a las personas cobertura médica debido a una condición preexistente ni se les puede cobrar más por ser mujeres. A medida que la cobertura se hace más accesible, seguiremos esforzándonos por conseguir que se reduzcan más los costos del sistema de salud para nuestra economía, las empresas y los consumidores.
     
    Jeanne Lambrew es Adjunta al Presidente para Politicas de Salud
     
    ###

     

  • La celebración continúa: el Día de los Tres Reyes Magos y el Mercado de Seguros Médicos

    Nota del editor: Este blog se ha extraído del blog de la Oficina de Salud de las Minorías 

    Cuando era niña, siempre esperaba con ilusión el 6 de enero. Para muchos de mis amigos, las celebraciones de Navidad habían terminado y Santa Claus ya estaba de vuelta en el Polo Norte ocupado preparándose para la siguiente temporada navideña. Para mis hermanas y para mí, y para muchos otros en la comunidad latina, los regalos no se habían acabado ya que todavía quedaba por celebrar el Día de los Tres Reyes Magos. Y este año no es diferente.
     
    No obstante, este año, mientras la temporada de hacer y recibir regalos continúa, hay un regalo especial disponible ya mismo: el acceso a una cobertura de seguro de salud para millones de latinos a través del Mercado de Seguros Médicos.
     
    Todos los años, nuestra familia celebraba esta fiesta religiosa reuniéndose en la casa de uno de nuestros seres queridos, intercambiando historias sobre la temporada navideña y disfrutando de algunas delicias como chocolate caliente y rosca de reyes. Este año, si se reúne con sus familiares y amigos para disfrutar de una rosca de reyes, asegúrese de hablar sobre la importancia de tener una cobertura de seguro de salud y sobre cómo encontrarla en el Mercado de Seguros Médicos. Los consumidores pueden solicitar cobertura en el Mercado de diferentes maneras: en línea en HealthCare.gov o CuidadodeSalud.gov; por teléfono, llamando al centro de servicio al cliente con atención las 24 horas del día, los 7 días de la semana (1-800-318-2596, TTY 1-855-889-4325 disponible en inglés y español, y con traducción en otros 150 idiomas); con la ayuda de una persona capacitada de su comunidad local (Encuentre ayuda local); o enviando una solicitud impresa por correo postal. Puede descargar el formulario de solicitud impreso y las instrucciones en CuidadodeSalud.gov.
     
    Siempre estábamos ansiosos el Día de los Tres Reyes Magos por ver quién encontraba la estatuilla del bebé Jesús escondida en la rosca. ¡Después de todo, siempre se esperaba que quien la encontrara hiciera otra fiesta el 2 de febrero, Día de la Candelaria! Este año, para muchas de las personas recientemente aseguradas, será la primera vez que podrán encontrar la seguridad que conlleva tener una cobertura de salud y podrán olvidarse de la ansiedad y la preocupación que conlleva no tenerla. En total, se han inscrito 6 millones de personas para recibir cobertura en el Mercado de Seguros Médicos o en Medicaid desde que se abrió la inscripción en el Mercado de Seguros Médicos. Durante las celebraciones del Día de los Tres Reyes Magos, animemos a quienes sabemos que se han inscrito recientemente para que llamen para programar su primera cita médica antes del 2 de febrero. Los consumidores con preguntas acerca de su nueva cobertura de salud privada que comenzó el 1 de enero, pueden ponerse en contacto con su compañía de seguros directamente o leer estos consejos para consumidores. Cuando llegue el momento de la fiesta, usted puede celebrar haber hecho su cita.
     
    Anoche, muchos niños colocaron sus zapatos en la repisa de la ventana y se fueron a la cama ansiosamente esperando la mañana para abrir sus regalos. Como integrantes de una comunidad, podemos ayudar a dar más regalos al trabajar juntos para asegurarnos de que todos los latinos elegibles que desean inscribirse en la cobertura del Mercado de Seguros Médicos antes de que finalice el período de inscripción el 31 de marzo de 2014, puedan hacerlo; y que puedan disfrutar de la seguridad y la tranquilidad que conlleva tener un seguro de salud de calidad. ¡Este es un regalo del que gozarán siempre! ¡Feliz Día de los Tres Reyes Magos!
     
    Mayra E. Álvarez es Directora Asociada de la Oficina de Salud de las Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos 
     
    ###

    En Inglés

  • ¿Tiene el nuevo seguro? Esto es lo que tiene que saber

    Si usted es una de las muchas personas que viven en Estados Unidos que se inscribieron en la cobertura de salud que comienza el 1 de enero de 2014, lea estos consejos sobre qué hacer la primera vez que vaya al médico o a la farmacia.

     

  • Un Año Nuevo con nuevas opciones de seguros de salud y nuevas medidas de protección al consumidor

    Hoy es un nuevo día para los millones de personas que viven en Estados Unidos que finalmente cuentan con la seguridad que brinda un seguro de salud de calidad y a bajo precio. Aquellas personas que ya tienen seguro de salud contarán con una cobertura mejor y más confiable de lo que jamás se ha visto. De ahora en adelante, las personas con seguro médico que viven en Estados Unidos no se verán obligadas a posponer un chequeo médico ni tendrán que preocuparse de quedarse en la bancarrota si se llegaran a enfermar.

    Si bien todavía nos queda mucho por hacer, empezando el primero de enero a ninguna familia se le negará cobertura debido a afecciones preexistentes como la hipertensión o el asma. Ya no se les podrá cobrar más a las mujeres que a los hombres por el mismo tipo de seguro. Ninguna persona que viva en Estados Unidos tendrá que preocuparse por perder su seguro de salud debido a que perdió su trabajo. Y las pequeñas empresas pueden calificar para obtener más ayuda financiera destinada a pagar las nuevas opciones de cobertura para sus empleados a bajo precio.

    Los desafíos de nuestro sistema de salud tardaron décadas en crearse y no se resolverán de un día para otro. Sin embargo, ahora más de 6 millones de personas que viven en Estados Unidos se han inscrito en los seguros de Medicaid o del Mercado de salud, logrando así la tranquilidad de saber que pueden obtener la atención que necesitan sin tener que perder todo lo que han trabajado y ahorrado.

    A PARTIR DE HOY, HAY NUEVOS BENEFICIOS Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR

    ·         Protección para personas con afecciones preexistentes: casi 129 millones de personas que viven en Estados Unidos con afecciones preexistentes no tendrán que preocuparse más de que se les niegue el seguro médico o se les cobren primas más altas debido a su estado de salud.

    ·         Nuevas opciones de seguro: muchas personas que viven en Estados Unidos que antes no tenían seguro de salud cuentan con nuevas opciones de seguro de salud mediante planes de seguros privados en el Mercado de salud o Medicaid en los estados que han optado por expandirlo. Casi 6 de cada 10 personas que viven en Estados Unidos que no tenían seguro de salud podrían pagar 100 dólares al mes o menos por su cobertura.

    ·         No más límites anuales en los beneficios de salud: millones de personas que viven en Estados Unidos no tendrán que preocuparse más de que les eliminen sus beneficios de salud después de alcanzar el límite anual de beneficios.

    ·         Cobertura integral: a partir de ahora, a los planes de seguro de salud en los mercados individuales y de grupos pequeños se les exige cubrir diez categorías esenciales de beneficios de salud, entre los que se incluyen los servicios de urgencias, maternidad y cuidado al recién nacido, los servicios de salud mental y para trastornos por abuso de sustancias y la cobertura de medicamentos de venta con receta médica. Como resultado de estas nuevas protecciones, aproximadamente 60 millones de personas obtendrán beneficios de salud mental y para trastornos por abuso de sustancias y/o protecciones equivalentes.

    MILLONES DE PERSONAS QUE VIVEN EN ESTADOS UNIDOS YA SE HAN BENEFICIADO DE LA LEY DEL CUIDADO DE LA SALUD

    ·         Servicios preventivos gratuitos: en 2011 y 2012, 71 millones de personas con seguros privados que viven en Estados Unidos obtuvieron cobertura de al menos un servicio preventivo gratuito, entre los que se encuentran las mamografías, los métodos anticonceptivos y las vacunas. Durante los once primeros meses de 2013, 25 millones más de personas con Medicare tradicional recibieron como mínimo un servicio preventivo sin realizar gasto alguno de su bolsillo.

    ·         Nuevas opciones de seguro para adultos jóvenes: más de tres millones de adultos jóvenes obtuvieron seguro médico porque ahora pueden permanecer en los planes de salud de sus padres hasta los 26 años.

    ·         No más límites vitalicios en los beneficios de salud: 105 millones de personas que viven en Estados Unidos no tendrán que preocuparse más de que les eliminen sus beneficios de salud después de alcanzar el límite vitalicio de beneficios en dólares.

    ·         Protección para niños con afecciones preexistentes: los padres y madres de los 17 millones de niños con afecciones preexistentes han tenido la tranquilidad de saber que los seguros ya no les podrían negar la cobertura a sus hijos debido a su estado de salud.

    ·         Ahorros para personas de edad avanzada en medicamentos de venta con receta: desde que se promulgó la ley del cuidado de la salud, más de siete millones de personas de edad avanzada y personas discapacitadas han ahorrado un promedio de $1,200 por persona en medicamentos de venta con receta gracias a que la ley del cuidado de la salud solventó la “laguna de cobertura” de Medicare.

    ·         Restricción de los aumentos en las primas: las compañías de seguros deben presentar los aumentos de más del 10% en las primas a un comité de expertos para su estudio. El año pasado, 6.8 millones de personas que viven en Estados Unidos ahorraron una cifra estimada de $1,200 millones en primas de seguros médicos ya que sus aseguradoras restringieron los aumentos planeados debido a este proceso.

    ·         Dólares de las primas al servicio del consumidor, no solo de las aseguradoras: en los últimos dos años, los consumidores han ahorrado $5,000 millones gracias a un nuevo requisito que exige que las compañías de seguros gasten como mínimo un 80% de los dólares de las primas en atención para sus pacientes (un 85% como mínimo para las aseguradoras de grandes grupos). De no hacerlo, deben enviar un reintegro a los consumidores. El año pasado, 8.5 millones de afiliados recibieron una cifra promedio de $100 por familia en reintegros.

    ·         Cobertura para determinadas personas que viven en Estados Unidos con afecciones preexistentes: el plan federal de seguros para afecciones preexistentes otorgó a decenas de miles de personas que viven en Estados Unidos y que anteriormente no podían obtener seguro médico debido a afecciones preexistentes la protección de contar con cobertura médica antes de que los planes estuvieran disponibles a través del Mercado de salud.

    ·         Ampliación del acceso a la atención médica en la comunidad: gracias al uso de los fondos provistos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los centros de salud comunitarios están ampliando el acceso a la atención médica mediante la prestación de servicios de atención primaria, el establecimiento de centros nuevos y la renovación de los centros existentes. En 2012, los centros de salud brindaron atención a aproximadamente 21 millones de pacientes

     

    Phil Schiliro, Oficina del Jefe de Gabinete

    ###

     

  • La economía en el año 2013

    La economía está terminando el año 2013 en una posición más sólida que en la que estaba al iniciar el año, aunque todavía queda más trabajo por hacer para desarrollar la economía, crear empleos y fortalecer a la clase media. Esto es especialmente notable dado el ambiente fiscal general, incluidos el inicio del secuestro del gobierno en marzo y el cierre de la administración y la arriesgada política acerca del límite de la deuda en octubre. El reciente proyecto de ley de presupuesto aprobado por el Congreso en forma bipartita, contribuirá a la seguridad, a una política fiscal mejor durante el próximo año y a más financiamiento para los ingredientes esenciales para un crecimiento más duradero. Pero necesitamos hacer más, antes que nada, extender los beneficios del seguro de desempleo y, más allá de eso, aumentar las inversiones para fortalecer el crecimiento y asegurarnos que el crecimiento sea compartido.

    Las diapositivas resaltan los temas clave y los avances en la economía durante el transcurso del año, y también aluden a algunas tendencias estructurales de largo plazo que continuaron extendiéndose en el año 2013 y apoyarán el crecimiento hacia el futuro.

    El fortalecimiento de la economía durante el transcurso del año 2013 es un testimonio de la fortaleza del sector privado de los Estados Unidos y de los trabajadores estadounidenses. Las empresas han agregado 8.1 millones de empleos en los últimos 45 meses, y están en camino a registrar el tercer año consecutivo de un crecimiento de empleos de más de dos millones.

    La tasa de crecimiento del producto interno bruto ha subido por cuatro trimestres consecutivos, y los componentes privados del PIB han crecido a una tasa robusta del 3.7 por ciento anualizado durante los últimos dos trimestres. Uno de los contribuidores más grandes del reciente crecimiento del PIB ha sido el sector de la vivienda, que fue el centro de la crisis financiera pero está recuperándose y tiene un potencial significativo en el futuro.

    También hay varias tendencias estructurales emergentes que apoyaron el crecimiento en el año 2013 y que continuarán desempeñando un papel importante en nuestra economía. Estados Unidos es ahora el más grande productor de petróleo y de gas en el mundo, sobrepasando a Rusia y a Arabia Saudita, y por primera vez desde 1995, Estados Unidos produce internamente más petróleo que el que importa. Una segunda tendencia, menos apreciada ampliamente, es la disminución dramática en el aumento del costo del cuidado de la salud que en parte refleja reformas cruciales conformes a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Una disminución en el aumento del costo del cuidado de la salud significa menos presión en los empleadores y en el presupuesto federal y más sueldo restante para el sostén de las familias. Por último, las contribuciones tecnológicas como la computación en nube, y las soluciones móviles de banda ancha (broadband) y los dispositivos móviles continúan ayudando a la economía.

    Estados Unidos ha visto la reducción de déficit más rápida que haya habido desde la Segunda Guerra Mundial, lo que es importante para la viabilidad fiscal, pero también ha sido un obstáculo para el rendimiento macroeconómico. El déficit se ha reducido en 5.7 puntos porcentuales del PIB durante los últimos cuatro años, con casi la mitad de eso, 2.7 puntos porcentuales, que tuvieron lugar en el año fiscal 2013 solamente, resaltando que el fortalecimiento del crecimiento en el transcurso del año 2013 fue dirigido por el sector privado.

    Mientras estas estadísticas pintan una imagen alentadora, hay que hacer más para ayudar a asegurar que la economía funcione para cada persona que trabaja en los Estados Unidos. El salario mínimo por hora promedio ajustado según la inflación apenas a comenzado a mostrar un crecimiento positivo, y durante las últimas cuatro décadas no creció a la par con las ganancias de productividad (aún cuando usted incluya los beneficios). La tendencia del aumento en la desigualdad de ingresos esencialmente parece continuar, de acuerdo a los datos más recientes.

    Finalmente, aunque la tasa de desempleo ha estado tendiendo a la baja, sigue siendo inaceptablemente alta, lo que se debe casi enteramente a un gran número de personas que han estado desempleadas por un largo periodo de tiempo, lo que subraya la necesidad de que el Congreso extienda el programa del seguro de desempleo de emergencia que vence a finales de este mes, de modo que más de un millón de nuestros compatriotas estadounidenses no pierdan acceso a esa tabla salvavidas mientras buscan empleo. 

    Jason Furman es Presidente del Consejo de Asesores Económicos

  • SNAP mejora la salud de nuestros niños en Estados Unidos

    Demasiadas familias en todo el país tienen que hacer malabarismos para pagar sus facturas y poner comida en la mesa. El Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria (Supplemental Nutritional Assistance Program, SNAP) alivia un poco esta carga al ayudar a las familias a costear sus alimentos y evitar caer en la pobreza. En 2012, este programa evitó que casi 5 millones de personas cayeran en la pobreza, incluidos 2.2 millones de niños, muchos de ellos latinos. Además de ayudar a las familias estadounidenses durante un período económico difícil, los beneficios de SNAP brindan uno de los métodos más rentables para fomentar el crecimiento y el empleo cuando la economía está débil. 

    La salud nutricional del país sigue siendo una máxima prioridad para la Administración del Presidente Obama. Lo que comemos y cómo nos alimentamos afecta a nuestra capacidad de éxito, nuestros sueños y esperanzas, la economía, el medioambiente y, sobre todo, a nuestros niños.

    A pesar de las duras noticias de que 49 millones de personas que viven en Estados Unidos no cuentan con una seguridad alimentaria, esta cifra se ha mantenido estable desde 2008. Un motivo clave de esto es la capacidad directa del Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria (SNAP) para mitigar el hambre en los Estados Unidos. Cuando la participación en SNAP aumentó durante la recesión, el programa se expandió como lo tenía previsto. Al brindar una red de seguridad nutricional durante nuestra recuperación económica, SNAP pone comida a las mesas de las personas en aprietos mientras vuelven a la normalidad. SNAP también ayuda a alimentar a los 15 millones de niños que viven en hogares sin seguridad alimentaria, ya que un 20 % de los niños en Estados Unidos viven en la pobreza.

    Hoy, SNAP brinda servicio a 47 millones de personas que viven en Estados Unidos. A medida que la economía continúa mejorando, la participación en SNAP comenzó a estabilizarse en 2012 y ya está decayendo. La capacidad del programa para expandirse y contraerse de acuerdo con la economía refleja tanto la intención del Presidente John F. Kennedy cuando desarrolló el proyecto piloto en 1961, como el compromiso del Presidente Lyndon B. Johnson para acabar con el hambre cuando firmó la Ley de Estampillas para la Compra de Alimentos (Food Stamp Act) de 1964. Gracias a la visión de ambos, SNAP aún complementa la dieta de las personas que viven en Estados Unidos sin seguridad alimentaria, para que así todos puedan contar con los alimentos que necesitan para llevar vidas activas y saludables.

    La falta de seguridad alimentaria podría implicar saltarse comidas, preocuparse por el origen de su próxima comida o modificar sus opciones de compras en el supermercado para poder costearlas. SNAP alivia estas presiones diarias para millones de personas que viven en Estados Unidos. Por ello, necesitamos apoyar este programa en el Proyecto de Ley Agrícola, ya que el hambre en Estados Unidos a menudo pasa desapercibido y, paradójicamente, está vinculado con la obesidad. El hambre afecta igualmente a los niños, a la clase trabajadora pobre, a los veteranos, a los ancianos y a diversas comunidades similares. Aunque un 30 % de los niños en Estados Unidos tienen sobrepeso u obesidad, casi la mitad de los beneficiarios de SNAP (45 %) son niños.

    Desde que el Presidente Obama asumió su cargo, ha apoyado la Ley de Niños Sin Hambre y Saludables (Healthy, Hunger-Free Kids Act) que firmó en 2010 para mejorar los alimentos que se ofrecen en las escuelas como no se había hecho en 30 años. La Primera Dama lidera nuestra meta de combatir la obesidad infantil mediante el programa “Let’s Move!” y el huerto que cultiva en la Casa Blanca. El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, expande el acceso a SNAP a los mercados agrícolas, erradica la pobreza rural al fortalecer la agricultura local, colabora con comunidades mediante programas “De la granja a la escuela”, y ofrece micropréstamos del USDA a agricultores nuevos y principiantes para eliminar la escasez de alimentos.

    A medida que nuestro país se dirige hacia un sistema alimentario más fuerte y saludable, tenemos que seguir brindando alimentos saludables a todos nuestros niños. Los programas del USDA como SNAP, el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC) y el Programa Nacional de Alimentación Escolar permiten que los niños coman bien. Estos programas reducen nuestra brecha de hambre y permiten que los niños tengan éxito para que en el futuro también ellos puedan contribuir.

    Mientras que los bancos de alimentos se preparan para una mayor demanda debido a los recortes que SNAP sufrió recientemente, los niños y jóvenes están solucionando el problema del hambre en sus comunidades. Jack Berman, de 6 años y residente de Scottsdale, Arizona, donó los $1020 que recaudó corriendo vueltas para ayudarnos a alimentar a niños hambrientos. La escuela secundaria Williams Field High School de Gilbert, Arizona, recaudó 17,000 libras de alimentos donados con los que llenaron un autobús escolar entero.

    A pesar de lo agradecidos que estamos de estos líderes jóvenes por sus inspiradores logros, esperamos que algún día sus donaciones no sean necesarias. Mientras tanto, SNAP complementa la reducción de la brecha de hambre con la que nuestros bancos de alimentos les cuesta contribuir, y apoya la seguridad alimentaria para nuestros niños. Si fortalecemos su salud nutricional, entonces fortaleceremos su capacidad de que crezcan felices, saludables y productivos. Mientras celebramos y compartimos alimentos en esta temporada navideña, recordemos que nuestros niños merecen opciones alimentarias saludables hoy para que podamos construir un mejor Estados Unidos mañana. Al igual que la inspiración del Presidente Kennedy, nuestro compromiso con la salud nutricional de nuestros niños refleja lo que juntos podemos hacer por nuestro país.

    Lisa Pino es Presidenta and Directora Ejecutiva del United Food Bank de Arizona. Anteriormente fue Secretaria Auxiliar Adjunta de Derechos Civiles del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y Administradora Adjunta de SNAP para el USDA bajo la Administración del Presidente Obama.

  • Las madres saben más: el cuidado de salud brinda tranquilidad a las familias de Estados Unidos

    Ayer, el Presidente Obama y la Primera Dama Michelle Obama organizaron un evento en el que se reunieron en el Despacho Oval con un grupo de madres que ha estado trabajando para alentar a sus familiares, vecinos y amigos a recibir cobertura (#GetCovered) en virtud de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

    Las mujeres tienen una gran influencia sobre sus familias y son un grupo demográfico clave en los esfuerzos continuos para asegurar que los consumidores conozcan los beneficios a los que tienen acceso mediante la ley de salud. Las madres entienden lo vital que es cuidar a los hijos para ayudarlos a crecer fuertes y saludables.

    Como madre orgullosa de dos hijas universitarias, la ley del cuidado de salud del Presidente ya ha garantizado mi propia tranquilidad mental al permitir que mis hijas, quienes pronto se graduarán, permanezcan en mi plan de salud hasta los 26 años. Anteriormente, muchas compañías de seguro retiraban a los adultos jóvenes de los planes de salud de sus padres cuando cumplían los 19 años o cuando dejaban de ser estudiantes a tiempo completo. Para muchos adultos jóvenes, ese es el momento clave en que necesitan la estabilidad de permanecer en los planes de salud de sus padres porque están en una transición entre estudios y trabajo.

    Y mis hijas son solo dos de casi 1 millón de jóvenes latinos menores de 26 años que se han beneficiado con la ley del cuidado de salud. En lugar de preocuparse por lo que podría pasar si se enferman, nuestros hijos pueden concentrarse en asuntos más importantes, como en recibir una educación.

    Y muchos más adultos jóvenes que no tienen acceso a una cobertura de salud a través de sus padres, sus escuelas o a través de sus empleadores, cumplirán con los requisitos de elegibilidad para recibir créditos fiscales que los ayudarán a comprar planes de salud asequibles mediante el nuevo Mercado de Salud. Aproximadamente 5 de cada 10 adultos jóvenes sin seguro en hogares de una sola persona que podrían cumplir con los requisitos de elegibilidad para comprar planes en el Mercado de Salud lo podrán hacer por $50 al mes o menos después de tomar en cuenta los créditos fiscales. Casi 7 de cada 10 de estas personas podrían pagar $100 o menos para cobertura en 2014. Ninguno de estos adultos jóvenes tendrá que preocuparse por no recibir cobertura debido a condiciones preexistentes como asma o diabetes.

    Una de las cosas más duras de ser padre o madre es que no importa qué tan cuidadosos y atentos seamos, simplemente no podemos proteger a nuestros hijos de todas las adversidades o crisis a las que puedan enfrentarse. Ninguno de nosotros sabe qué tipos de accidentes o de enfermedades tendrán nuestros hijos durante el transcurso de sus vidas. Y la ley de salud también está ayudando a 100 millones de personas que viven en Estados Unidos a obtener acceso a la atención preventiva, como exámenes de detección de cáncer. Estoy contenta de que mis hijas y yo podamos aprender sobre riesgos tales como el cáncer de mama, del que hay antecedentes en mi familia. Por esa razón, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio brinda estos tipos de opciones y protecciones que son de vital importancia para todas las familias.

    Hoy me enorgullece trabajar para un Presidente que ha asegurado que mujeres como las que conocí ayer tengan más opciones de cobertura de cuidado de salud para sí mismas y que tengan la tranquilidad de saber que sus familias tienen cobertura.

    Únanse a mí y a muchas madres del país para ayudar a regar la voz en sus comunidades acerca de los beneficios de inscribirse para obtener un seguro de salud. Para obtener más información acerca de cómo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio puede beneficiar a su familia, visite healthcare.gov y cuidadodesalud.gov.

    Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Políticas Nacionales 

    ###

  • Fortalecemos los centros de salud para fortalecer nuestras comunidades

    Hace tan solo un par de semanas, tuve el privilegio de participar en un foro repleto de entusiasmo en un centro de salud comunitario en Detroit, mi ciudad natal, y fui testigo directo de lo esenciales que son los centros de salud comunitarios como fuente de atención médica de calidad. Hoy por hoy, tenemos aproximadamente 1,200 centros de salud que administran más de 9,000 instalaciones sanitarias, las cuales brindan atención a más de 21 millones de pacientes en todo el país. Estoy francamente maravillada del gran trabajo que realizan estos centros de salud comunitarios, especialmente por la atención que brindan a la comunidad latina y a otros grupos desfavorecidos. Estos centros son un verdadero salvavidas para las personas que carecen de seguro médico, ya que brindan atención de calidad con la dignidad y el respeto que la gente se merece y con un enfoque que tiene en cuenta los desafíos que dichas personas se ven obligadas a enfrentar en sus vidas.

    Tomemos como ejemplo Los Barrios Unidos Community Clinic (LBUCC) en Dallas, Texas. Este caso demuestra el impacto real que puede tener un centro de salud comunitario en la vida de las personas. LBUCC trabaja en la comunidad desde hace más de 40 años y atiende a 26,000 pacientes al año, de los cuales un 93% son hispanos, y el 70% de la población hispana carece de seguro. LBUCC no le niega la atención médica a nadie, incluso si la persona no puede pagar. Durante más de 45 años, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha respaldado la labor de estos centros con el fin de proporcionar acceso a profesionales de atención primaria y preventiva competentes desde el punto de vista cultural en las comunidades que más lo necesitan.

    El acceso a servicios de atención primaria tiene un impacto positivo en las familias latinas, muchas de las cuales utilizan los centros de salud comunitarios como centros médicos de atención primaria. De hecho, uno de cada tres pacientes de los centros de salud es de ascendencia latina. Esto significa que los centros de salud comunitarios son recursos esenciales para el éxito de los esfuerzos dirigidos a reducir las disparidades étnicas y raciales en la atención médica.

    Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, no solo estamos expandiendo el acceso al seguro de salud, sino que también estamos expandiendo el acceso a una atención de alta calidad mediante el fortalecimiento de los centros de salud en comunidades a lo largo y ancho de Estados Unidos. La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio destina $11,000 millones a fortalecer y hacer crecer nuestros centros de salud comunitarios, entre lo que se incluye el financiamiento de servicios de atención primaria, el establecimiento de nuevas instalaciones y la renovación de los centros de salud existentes. El martes, el Sr. Vicepresidente anunció que el Departamento de Salud y Recursos Humanos está a punto de lanzar una oportunidad de financiamiento de $50 millones para ayudar a los centros de salud comunitarios a establecer o ampliar los servicios de salud mental y trastornos de consumo de sustancias. Esta inversión permitirá hacer frente a otra necesidad importante de la comunidad. Y el mes pasado, HHS anunció $150 millones en subvenciones nuevas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para financiar más de 230 centros de salud nuevos en todo el país.

    Los centros de salud también son una fuente integral de empleo y crecimiento económico en muchas comunidades. Los puestos de trabajo de los centros de salud superan los 148,000 empleos en total a nivel nacional y dichos centros añadieron más de 35,000 trabajos en los últimos cuatro años, incluidos los médicos, las enfermeras y el personal de salud del comportamiento.

    Mientras nos concentramos en asegurar que la mayor cantidad posible de personas que viven en Estados Unidos obtengan información sobre las nuevas opciones de cuidado de salud para que puedan inscribirse mediante los Mercados de Salud federales y estatales, también es importante asegurar que aumentamos el acceso a servicios de cuidado de salud de calidad. El respaldo a nuestros centros de salud comunitarios es tan solo una de las maneras en las que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio está fortaleciendo nuestro sistema de salud.

    Si desea saber más sobre las diferentes mejoras que está estableciendo la ley en la atención sanitaria de millones de personas que viven a lo largo y ancho del país, visite whitehouse.gov/healthreform.

    Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Políticas Nacionales

  • El Presidente Obama y la Primera Dama Michelle Obama les darán la bienvenida en la Casa Blanca a dos artistas latinos premiados por el Centro Kennedy

    El Presidente Obama y la Primera Dama Michelle Obama recibirán a los artistas premiados por el Centro Kennedy del año 2013 en la Casa Blanca este domingo 8 de diciembre, donde los aplaudirán y les darán las gracias por su contribución musical al mundo. Entre los cinco artistas premiados que serán reconocidos, dos son latinos: el aclamado músico Carlos Santana y la famosa cantante de ópera soprano Martina Arroyo.

    La elección de Carlos Santana y Martina Arroyo representa la creciente influencia a nivel nacional de la música y la comunidad latina.  La música latina, es conocida por su diversidad, y se caracteriza por su larga tradición y creatividad permanente. La música siempre ha tenido un papel fundamental en la cultura latina, una tradición que se puede observar en pueblos y ciudades a través de Estados Unidos.  A medida que la población latina crece en EE. UU., también crece la fusión de ritmos latinos en la música comercial de las estaciones de radio a las listas de Billboard.

  • Estado de la Situación del Empleo en noviembre

    Con el sólido crecimiento del empleo en noviembre, además de los buenos datos sobre la actividad industrial y las ventas de automóviles, no hay duda que la recuperación continúa su buena marcha. El informe de hoy fue otro recordatorio de la capacidad de resistencia del sector privado de América tras el pernicioso cierre de la administración y la arriesgada política  sobre el techo de la deuda de la primera quincena de octubre. Sin embargo, el número de puestos de trabajo de hoy en día muestra que muchas personas que viven en Estados Unidos que han estado desempleados durante 27 semanas o más todavía están luchando para encontrar trabajo. Es por eso que el Presidente ha pedido al Congreso que apruebe la extensión del seguro de desempleo de emergencia antes de que expire a finales de año, al igual que lo han hecho siempre que el desempleo de larga duración se mantenía elevado. Asimismo, el Presidente continúa trabajando para aumentar el crecimiento global y garantizar que éste sea ampliamente compartido en forma de salarios más elevados y mayor flexibilidad laboral; por ello está lidiando para aumentar el salario mínimo y ampliar las oportunidades educativas.

    CINCO PUNTOS CLAVE DEL INFORME DE HOY DE LA OFICINA DE ESTADÍSTICAS LABORALES

    1. Empresas fuertes de Estados Unidos han creado puestos de trabajo durante 45 meses consecutivos, con un aumento de mas de 8 millones en el empleo del sector privado durante dicho período. Hoy sabemos que el empleo total no agrícola aumentó en 203,000 en noviembre, de los que 196,000 pertenecen al sector privado. El crecimiento del empleo en el sector privado fue revisado al alza en septiembre (hasta 168,000) y en octubre (hasta 214,000), de modo que durante los últimos tres meses, el empleo privado ha aumentado un promedio de 193,000 al mes. 

    Unemployment 1

     
    2. El salario medio real por hora de los trabajadores de producción y no supervisores privados aumentó un 1.4 por ciento en los doce meses transcurridos hasta octubre, el mayor incremento desde 2009, y los datos actuales sobre los salarios nominales en noviembre sugieren un probable crecimiento continuado. Estos datos indican que la recuperación del mercado de trabajo sigue avanzando, pero también son un recordatorio de que aún queda trabajo por hacer no solo en la creación de empleo, sino también en los salarios. El crecimiento del salario real de los últimos meses refleja una baja inflación y también un repunte en el crecimiento de los salarios nominales, que continuó en noviembre, cuando la producción promedio del sector privado y el trabajador no supervisor ganaban 20.31 dólares por hora, un 2.2 por ciento más que el año anterior (los datos sobre la inflación y los salarios reales en noviembre estarán disponibles el 17 de diciembre). Si consideramos un periodo más amplio, los salarios reales promedio por hora de producción y de los trabajadores no supervisores han aumentado en neto sólo un 3 por ciento desde 1979 —un período en que la productividad laboral aumentó en más del 90 por ciento. Estas estadísticas ponen de relieve la importancia de adoptar medidas para garantizar que así como nuestra economía global continúa fortaleciéndose, aquellos que luchan por acceder a la clase media no se queden atrás.
     
    Unemployment 2

     
     
    3. Mientras que muchos minoristas contratan trabajadores adicionales para hacer frente al aumento de clientes durante la temporada navideña, la magnitud de la contratación durante las fiestas difiere sustancialmente entre los subsectores minoristas. El cuadro siguiente muestra el grado variable de contratación por temporada comparando el nivel de empleo no ajustado en un sector determinado con el nivel ajustado estacionalmente. Se puede decir que los sectores con ratios más altos muestran un patrón de contratación estacional más elevado. En noviembre, la industria global del comercio minorista tenía 15,773,100 de puestos de trabajo (no ajustados estacionalmente), lo que representa 15,320,500 de puestos sobre una base ajustada estacionalmente. El nivel no ajustado es aproximadamente un 3 por ciento superior al nivel ajustado. Para tiendas de prendas de vestir y accesorios, el sector con mayor contratación durante las fiestas, el empleo no ajustado fue en noviembre de un 10 por ciento más que el nivel ajustado estacionalmente. Por el contrario, para tiendas de materiales de construcción y de jardinería, el empleo no ajustado fue en noviembre un 2 por ciento menos que el nivel ajustado estacionalmente. Quizá no resulte sorprendente, ya que el clima frío impide a las personas que viven en Estados Unidos en muchas partes del país realizar actividades de jardinería durante los meses de invierno. Si bien los datos no ajustados pueden proporcionar ideas interesantes sobre los patrones de nuestra economía y la sociedad, los datos ajustados estacionalmente son el mejor referente de progreso de la economía. Y algo muy importante, los datos ajustados estacionalmente muestran que la contratación general en el sector del comercio minorista ha sido sólida en los últimos meses, con un aumento del empleo en un promedio de 36,000 por mes en los últimos seis meses.
     
    Unemployment 3

     
    4. Si bien sigue siendo inaceptablemente alta, la tasa de desempleo cayó 0.3 puntos porcentuales hasta el 7.0 por ciento, el más bajo en cinco años, y la medida alternativa de mayor alcance de la infrautilización de mano de obra de la Oficina de Estadísticas Laborales también registró un descenso notable. La tasa de “U-6” es la medida alternativa de mayor alcance de la infrautilización de mano de obra, ya que incluye a los desempleados, a las personas que trabajan a tiempo parcial por razones económicas, y a aquellos marginalmente vinculados a la fuerza laboral. Esta medida se redujo en 0.6 puntos porcentuales en noviembre, la mayor caída registrada en un mes (después de un aumento en octubre relacionado con el cierre de la administración), alcanzando también su nivel más bajo en cinco años. La mejora simultánea en la medida alternativa oficial de mayor alcance de la infrautilización de mano de obra es otra señal de que el mercado laboral se está recuperando. El gráfico siguiente muestra que con el tiempo, estas dos series tienden a moverse en la misma dirección, pero que la tasa U-6 es siempre considerablemente mayor que la tasa oficial de desempleo tanto en recesión como en recuperación.
     
    Unemployment 4

     
     
    5. Toda la reducción del desempleo en noviembre se debió a una caída en el número de desempleados de corta duración, mientras que la duración media del desempleo se elevó a 37.2 semanas y sigue siendo notablemente elevada. La duración media de desempleo ha descendido desde su máximo de 24.8 semanas a 17.0 semanas en noviembre, pero el promedio de duración no ha bajado tanto desde su máximo de 40.7 semanas. La diferencia sustancial entre el promedio y la duración media de desempleo sugiere que gran parte del desempleo restante se concentran en periodos de desempleo extremadamente largos. Las semanas adicionales de seguro de desempleo ofrecidas como resultado del programa de Compensación por Desempleo de Emergencia (EUC) convertido en ley por primera vez por el presidente Bush en 2008, sirven como un salvavidas importante para aquellos que todavía están lidiando por recuperarse de la crisis. La necesidad imperiosa de ampliar el programa EUC antes de que expire a finales de este año se perfila en este informe, publicado a principios de esta semana por el Consejo de Asesores Económicos y el Departamento de Trabajo.
     
    Unemployment 5

     
     
    Como lo enfatiza la Administración cada mes, las cifras mensuales de empleo y desempleo pueden ser fluctuantes y los cálculos salariales pueden estar sujetos a una revisión sustancial. Por lo tanto, es importante no basarse demasiado en el informe de un solo mes, siendo útil tener en cuenta cada informe en el contexto de otras fuentes de datos que se encuentren disponibles.

    Jason Furman es el presidente del Consejo de Asesores Económicos.