Otras Mejoras

Mejoras a la equidad en el financiamiento federal para los estados. Los estados y el gobierno federal han sido socios en la creación de una red de seguridad de atención de salud para poblaciones vulnerables y de bajos ingresos. Ellos manejan y comparten el costo de Medicaid y el Programa de Seguro Médico Infantil (Children’s Health Insurance Program o CHIP). El proyecto de ley del Senado crea un marco nacional para los requisitos de acceso a Medicaid que son la base de los intercambios a $29,000 para una familia 4 (133% de pobreza), y para ellos proporciona apoyo financiero que varía según el estado.

En relación al proyecto de ley del Senado, la propuesta del Presidente remplaza el apoyo variable a los estados en el proyecto de ley del Senado con un apoyo federal uniforme de 100% a todos los estados con el fin de establecer requisitos de acceso para nuevos beneficiarios desde el 2014 al 2017, apoyo de 95% para el 2018 y 2019, y 90% para el 2020 y años posteriores. Este enfoque se asemeja al proyecto de ley de la Cámara de Representantes, que proporciona apoyo total a todos los estados durante los primeros años y luego 91% en años posteriores. La propuesta del Presidente también reconoce la inversión temprana que han hecho algunos estados para ayudar a los no asegurados con la expansión de Medicaid a adultos con ingresos por debajo del 100% de pobreza, e incrementa la tasa de contrapartida de dichos estados en ciertos servicios de salud en 8 por ciento a partir del 2014. La propuesta del Presidente también proporciona asistencia adicional a los territorios y eleva el tope de fondos de Medicaid en 35%, en lugar del 30% propuesto por el proyecto de ley del Senado.

Simplificación de la definición de ingreso.
La propuesta del Presidente busca simplificar los requisitos de ley para varios programas existentes así como para los nuevos créditos tributarios. Siguiendo algunas de las medidas en el proyecto de ley de la Cámara de Representantes, la propuesta del Presidente concordará las definiciones de ingreso a fin de hacerles más fácil a los beneficiarios maniobrar dentro del sistema y simplificar la administración para los estados y el gobierno federal: se cambiará la definición de ingreso usada para beneficios de ingreso bruto modificado a ingreso bruto ajustado y modificado, la cual es más fácil de implementar; se creará un 5% para ingresos no incluidos para determinar si la persona cumple con los requisitos para Medicaid, a fin de facilitar la transición del uso actual por los estados respecto a ingresos no incluidos; se simplificará el proceso de conciliación de ingresos para determinar los créditos tributarios y reducir costos compartidos, y se aclarará el tratamiento tributario de las contribuciones del empleador por cobertura de dependientes adultos.

Postergación y reforma de las tarifas para proveedores de seguro de salud. Al igual que el sector farmacéutico, el sector de seguros se beneficiará porque más estadounidenses tendrán cobertura. El proyecto de ley del Senado incluye impuestos por $67,000 millones para las compañías de seguro médico en 10 años para compensar el costo de inscribir a millones de estadounidenses en sus planes. La propuesta del Presidente posterga el impuesto hasta el 2014 para que coincida con cláusulas de cobertura más amplias que expandirán considerablemente el mercado para los proveedores de seguro de salud. También otorga exenciones limitadas a los planes que sirven propósitos cruciales en la comunidad, como las organizaciones sin fines de lucro que reciben más del 80% de su ingreso de programas gubernamentales orientados a poblaciones de bajos ingresos, personas mayores o discapacitados, así como asociaciones voluntarias de beneficios para empleados (Voluntary Employees’ Beneficiary Associations o VEBA) que no son creadas por empleadores.

Postergación de la tarifa para productores de dispositivos médicos y su conversión a impuesto al consumo.
El sector de dispositivos médicos se beneficiará de la expansión de cobertura del seguro de salud. Tanto el proyecto de ley de la Cámara de Representantes como el proyecto de ley del Senado elevarán los ingresos de este sector en $20,000 millones en 10 años. La propuesta del Presidente remplaza la tarifa sobre dispositivos médicos con un impuesto al consumo (que devengará los mismos ingresos) que empezará en el 2013 para facilitar la administración por el IRS.

Mejoras a la Ley CLASS.
Las propuestas de reforma del seguro de salud de la Cámara de Representantes y el Senado incluyen un programa de Ayuda, Servicios y Apoyo con Vivienda Comunitaria (Community Living Assistance Services and Supports o CLASS), un programa de seguro voluntario, con fondos privados para servicios a largo plazo. El programa CLASS ofrece a los trabajadores una deducción opcional por planilla para un programa de seguro que proporciona un beneficio en efectivo en caso de discapacidad. La propuesta del Presidente hace varios cambios al proyecto de ley del Senado para mejorar la estabilidad financiera del programa CLASS y asegurar su solvencia a largo plazo.

Protección del Fideicomiso del Seguro Social.
La propuesta del Presidente dispone que, de ser necesario, se transferirán fondos al Fideicomiso del Seguro Social para asegurar que no sean afectados por su propuesta.

Implementación efectiva asegurada.
Los cambios hechos por la reforma del seguro médico requerirán implementación cuidadosa, efectiva, deliberada y transparente. La propuesta del Presidente asigna $1,000 millones para que el gobierno implemente las medidas de la reforma del seguro médico. También posterga varias de las medidas para asegurar la implementación eficaz y mejorar la transición: el crédito por descubrimiento terapéutico, eliminación de la deducción de gastos asignables al subsidio de la Parte D de Medicare, tarifas al sector farmacéutico y productores de dispositivos médicos, y la tarifa al sector de seguros médicos.

Para mayor información acerca de la propuesta del Presidente, visite http://www.whitehouse.gov/health-care-meeting