Blog Posts Related to the Hispanic Community

  • Jennifer Molina’s I’m Covered Story: Taking Control of My Health

    You can read this story on HHS.gov, HERE

    Between my college studies and working to pay for my education, my life is pretty busy. I don’t have time to be sick. But illnesses don’t care about schedules, as I found out this winter.

    They also don’t care what’s in your bank account. I couldn’t get health insurance through my sales job, I couldn’t afford it through my school, and getting it on my own was way too expensive. Prices were outrageous.

    So when I got really sick, I decided I had no choice but to wait it out. Medical care is too costly when you’re paying for it on your own. I took over-the-counter medicines, but they could only do so much.

    As a student who wants to become a nurse, I knew that taking care of my health needed to be a higher priority. So I checked out the Health Insurance Marketplace and got help from a navigator who ran through various plans and benefits with me and explained deductibles and premiums.

    Because of the Affordable Care Act, I was able to choose the coverage that was right for me. My new plan costs only $21 a month after tax credits.

    And I’m not the only one who was able to find an affordable plan. Millions of Americans have already enrolled in affordable, quality health coverage through the Marketplace.

    With the help of the navigator, I found it was a pretty easy process to get covered. I tell my friends: Just look into it. Don’t pass up this opportunity.

    When I first started looking, I thought it wasn’t going to be affordable for me, but I was wrong. I’ve since learned that nearly 7 in 10 people who signed up for plans with tax credits through the federal Marketplace got covered for $100 a month or less. Like me, nearly half were able to get covered for $50 a month or less. This is particularly important to the well-being of my friends and family, because Hispanic-Americans are more likely to be uninsured than any other racial or ethnic group.

    You can sign up at HealthCare.gov, or in Spanish at CuidadoDeSalud.gov when open enrollment begins again on November 15. Folks with special circumstances, like people who have lost job-based insurance, gotten married or aged off a parent’s plan at 26, may qualify for a special enrollment period, allowing them to enroll in a Marketplace plan before November. And if you are eligible for Medicaid or CHIP, you can enroll at any time.

    You can also contact the Marketplace Call Center -- 1-800-318-2596 (TTY: 1-855-889-4325 – anytime, day or night, and get assistance in English or Spanish or any of 150 languages.

    For me, health insurance means peace of mind and being able to feel safe. Thanks to the Marketplace, I don’t have to worry about what to do when I’m ill. I know that I’m covered at any time, any place.

  • La historia de Jennifer Molina, Estoy cubierta: Tomando el control de mi salud

    Puede leer esta histora en HHS.gov, AQUÍ

    Entre mis estudios universitarios y el trabajo para pagar por mi educación, tengo una vida muy ocupada. No tengo tiempo de enfermarme. Pero a las enfermedades no les importa que estemos tan ocupados, como descubrí este invierno.

    Tampoco les interesa lo que hay en tu cuenta de banco. No podía recibir seguro de salud a través de mi trabajo en ventas, no podía pagar el de la universidad y obtenerlo por mi cuenta era demasiado caro. Los precios eran excesivos.

    Entonces, cuando me enfermé decidí que no me quedaba otra alternativa que esperar que se me pasara. La atención médica es muy cara cuando uno la paga por su cuenta. Tomé medicamentos de venta libre, pero solamente pudieron ayudarme un poco.

    Como estudiante de enfermería sabía que cuidar de mi salud debía ser una prioridad mayor. Entonces, visité el Mercado de Salud para seguros de salud y obtuve ayuda de un navegador que me mostró varios planes y beneficios y me explicó los deducibles y las primas.

    Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, pude elegir una cobertura perfecta para mí. Mi nuevo plan cuesta solamente $21 por mes, después de los créditos fiscales.

    Y yo no soy la única que pudo encontrar un plan a bajo precio. Millones de personas que viven en Estados Unidos ya se inscribieron en coberturas de salud de calidad y a bajo precio a través del Mercado de Salud.

    Con la ayuda del navegador, me pareció un proceso bastante fácil obtener cobertura. A mis amigos les digo: Simplemente averigüen. No dejen pasar esta oportunidad.

    Cuando al principio comencé a buscar, pensaba que no iba a poder pagarlo, pero estaba equivocada. Desde entonces me enteré que casi 7 de cada 10 personas que se inscribieron a algún plan con créditos fiscales a través del Mercado de Salud federal, consiguieron cobertura por $100 o menos por mes. Como yo, prácticamente la mitad pudo obtener cobertura por $50 o menos por mes. Esto es muy importante para el bienestar de mis amigos y familiares, ya que las probabilidades de que los hispanos estadounidenses no tengan seguro de salud son más altas que ningún otro grupo étnico o racial.

    Para inscribirse hay que visitar HealthCare.gov, o en español CuidadoDeSalud.gov cuando se abra la inscripción nuevamente el 15 de noviembre. Las personas en circunstancias especiales, como los que perdieron el seguro de salud obtenido a través del empleo, se casaron o tuvieron que dejar el plan de los padres a los 26 años, pueden reunir los requisitos para un período especial de inscripción que les permite inscribirse en un plan del Mercado de Salud antes de noviembre. Y si alguien reúne los requisitos para Medicaid o CHIP, se puede inscribir en cualquier momento.

    También se puede comunicar con el Centro de llamadas del Mercado de Salud llamando al -- 1-800-318-2596 (TTY: 1-855-889-4325, en cualquier momento, noche y día, y se puede obtener ayuda en inglés, en español o en alguno de los 150 idiomas.

    A mí, tener seguro de salud me da tranquilidad y seguridad. Gracias al Mercado de Salud, no tengo la preocupación de qué voy a hacer cuando me enfermo. Sé que estoy cubierta en cualquier momento y en cualquier lugar.

  • Puerto Rico Makes Important Strides To Support Vaccine Research to Combat HIV

    The Obama Administration is a strong partner in helping Puerto Rico to develop the industries that will support its long-term economic growth.  One such opportunity is to work through the President’s Task Force on Puerto Rico to identify opportunities can work more closely with partners to ensure that Puerto Rico’s best days are ahead. 

    Earlier this week, Governor Alejandro Garcia Padilla of Puerto Rico announced  a collaborative effort to develop a vaccine to combat the spread of HIV, the virus that causes AIDS between the University of Puerto Rico (UPR), the National Institutes of Health (NIH); the Puerto Rico Science, Technology and Investigations Trust, and the Puerto Rico Industrial Development Co. (PRIDCO).  This collaborative effort links Puerto Rico’s formidable biologics industry expertise, academic biomedical research, and a long history of HIV studies and proven experts trained in Puerto Rico, with the experience of NIH in their tenacious global effort to stop the spread of HIV/AIDS.

    While at the White House Office of National HIV/AIDS Policy (ONAP) I authored a 2012 New Year’s message titled Persistence, Promise and Hope for the End wherein I highlighted an announcement that Science —one of the world’s leading scientific research journals—had chosen the HPTN 052 study, an HIV-related clinical trial, as its 2011 Breakthrough of the Year.  The editors noted that they chose the study “because of HPTN 052′s profound implications for the future response to the AIDS epidemic.”  I was inspired a month earlier, on Worlds AIDS Day 2011, as I sat in the audience mesmerized as President Obama, joined by former Presidents Bush and Clinton (via video link) and a multitude of world leaders, proclaimed a global effort to mark the beginning of the end of AIDS – a notion that for many years and for too many patients and family members, seemed faraway. The conversation that many of us had had about HIV/AIDS had turned from years of despair to one of hope.

    That same year, the President’s Task Force on Puerto Rico issued its report to the President with a series of recommendations for building competitive industries and enhancing economic development.  One key recommendation was to support the creation of the Caribbean’s Health Science and Research Center (Science City) on the island: “Puerto Rico has many of the infrastructure elements necessary to develop a regional health and research cluster as an engine for economic development. The Task Force’s recommendation to create a health science and research center helps meet both the health and economic challenges confronting Puerto Rico.”

    Governor Padilla’s announcement this week and the President’s call to action on World AIDS Day 2011 is the fusion of two universes that help to spur important progress towards combating HIV/AIDS.  The notion that Puerto Rico may progress through its academic strengths and biologics industry expertise, not only to promote its own economic development and growth in health and research sciences, but to join our Federal partners in NIH to stop the spread of HIV and ultimately defeat AIDS is extraordinarily hopeful.

    The Obama Administration, through the ongoing work of the President’s Task Force remains dedicated to being a strong partner in helping Puerto Rico achieve this important goal.   In the months ahead, the Task Force, which consists of diverse group of federal staff from across various agencies, will continue to take actions that complement local efforts to promote job creation, education, health care, clean energy and economic development in Puerto Rico. 

  • Puerto Rico hace avances importantes para apoyar el desarrollo de vacunas para combatir el VIH

    La Administración del Presidente Obama es una fuerte aliada en su ayuda a Puerto Rico para desarrollar las industrias que sostendrán su crecimiento económico a largo plazo. Una de dichas oportunidades es actuar mediante el Grupo de Trabajo del Presidente dedicado a Puerto Rico que identifica oportunidades para poder trabajar más estrechamente con aliados para asegurar un futuro mejor para Puerto Rico.

    A principios de esta semana, el Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla anunció un esfuerzo de colaboración para desarrollar una vacuna para combatir la transmisión del VIH, el virus que causa el SIDA entre la Universidad de Puerto Rico (UPR), los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico, y el Puerto Rico Industrial Development Co. (PRIDCO). Este esfuerzo de colaboración, la experiencia formidable de la industria biológica, la investigación biomédica académica y los grandes antecedentes de estudios del VIH puertorriqueños y de expertos comprobados capacitados en Puerto Rico se conectan con la experiencia del NIH en su tenaz esfuerzo global para detener la transmisión del VIH/SIDA.

    Cuando estaba en la Oficina de Política Nacional sobre el VIH/SIDA de la Casa Blanca (ONAP) fui el autor de un mensaje de Año Nuevo en 2012 titulado Persistencia, Promesa y Esperanza para el Fin, en el cual resaltaba una noticia en la que Science, una de las revistas de investigación científica de liderazgo mundial, había elegido el estudio HPTN 052, un ensayo clínico relacionado con el VIH, como el Descubrimiento del año 2011. Los editores destacaron que eligieron el estudio “por las profundas implicaciones que el HPTN 052 tenía con respecto a la futura respuesta a la epidemia del SIDA”. Me había inspirado el mes anterior en el Día Mundial del SIDA de 2011, cuando sentado en la audiencia cautivado por el Presidente Obama, junto con los expresidentes Bush y Clinton (mediante un enlace de video) y una multitud de líderes mundiales, se proclamaba un esfuerzo global para marcar el inicio del fin del SIDA, una idea que durante muchos años y para demasiados pacientes y familiares, parecía distante. La conversación que muchos de nosotros habíamos tenido sobre el VIH/SIDA pasó de años de desesperación a una de esperanza.

    El mismo año, el Grupo de Trabajo del Presidente dedicado a Puerto Rico emitió su informe al Presidente con una serie de recomendaciones para crear industrias competitivas y mejorar el desarrollo económico. Una recomendación clave fue el respaldo a la creación del Centro Caribeño de Ciencias de la Salud e Investigaciones (Ciudad de la Ciencia) en la isla: “Puerto Rico cuenta con muchos de los elementos de infraestructura necesarios para desarrollar una agrupación regional de salud e investigación como fuente de crecimiento económico. La recomendación del Grupo de Trabajo de crear un centro de ciencias de la salud e investigaciones ayuda a cumplir tanto el desafío de salud como el desafío económico que enfrenta Puerto Rico”.

    El anuncio de esta semana del Gobernador Padilla y el llamado a la acción del Presidente el Día Mundial del SIDA en 2011 representan la fusión de dos universos que ayudan a estimular un progreso importante para combatir el VIH/SIDA. Nos da una esperanza extraordinaria saber que Puerto Rico pueda progresar mediante sus habilidades académicas y la experiencia de la industria biológica, no solo para promover su propio crecimiento económico y desarrollo en ciencias de la salud e investigaciones, sino para unirse a nuestros aliados federales en el NIH para detener la transmisión del VIH y, en última instancia, vencer el SIDA.

    La Administración del Presidente Obama, mediante la labor constante del Grupo de Trabajo del Presidente, sigue comprometida como un fuerte aliado para ayudar a Puerto Rico a alcanzar este importante objetivo. En los meses venideros, el Grupo de Trabajo, que consiste en un grupo diverso de personal de varias agencias a nivel federal, continuará tomando medidas que complementen los esfuerzos locales para promover la creación de empleos, educación, atención médica, energía limpia y desarrollo económico en Puerto Rico. 

  • Nuestra Respuesta Integral en la Frontera

    Nuestra frontera ha sido y sigue siendo más segura de lo que lo ha sido en décadas. A principios de este año, hemos visto una afluencia de emigrantes centroamericanos incluyendo niños no acompañados y adultos con niños en una zona aislada de nuestra frontera, el Valle del Río Grande en Texas, pero la Administración tomó medidas decisivas y la situación está mejorando.

    El Presidente y su Administración reaccionaron con una respuesta federal contundente y coordinada centrada en intensificar la disuasión, mejorar la actuación, fortalecer la cooperación, y dar una mayor capacidad a las agencias federales afectadas para garantizar que nuestra frontera se mantuviera segura. Como resultado, y como el Secretario Jeh Johnson informó la semana pasada, el número de emigrantes de Centroamérica que intentan cruzar ilegalmente la frontera sudoeste sigue disminuyendo incluidos los niños no acompañados y las familias.  Todo esto son buenas noticias.  No estamos declarando la victoria, ni vamos a quitar el pie del acelerador; el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los EE.UU. (CBP) sigue estando preparado. Seguiremos vigilantes y trabajando sin descanso para evitar futuros aumentos y afrontar la afluencia en ambos lados de la frontera con nuestros socios de Centroamérica. 

    Las razones de la disminución del número de niños no acompañados y de adultos que viajan con niños detenidos por el CBP no se pueden atribuir a un solo factor.  Sin embargo, creo que la respuesta y esfuerzos de la Administración en trabajar con dirigentes de Centroamérica para dar a conocer los peligros del viaje, enfatizar que los emigrantes detenidos que no califican para ninguna ayuda humanitaria son finalmente devueltos sanos y salvos a sus países de origen de acuerdo con la ley, y el impacto del clima estacional son elementos que conjuntamente han desempeñado su papel.

    Bajo esta Administración, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS) ha dedicado niveles históricos de personal, tecnología y recursos a la frontera sudoeste. Hoy en día, hay 18.164 agentes de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera suroeste (en comparación con 15.442 en 2008), el vallado y las barreras se han incrementado en más del doble (652 millas en 2014 en comparación con 267 en 2008), los sistemas de aeronaves no tripuladas han aumentado en más del doble (9 en 2014 en comparación con 4 en 2008) y los sistemas de vigilancia del terreno casi se han duplicado (12.722 en 2014 frente a 6.712 en 2008), todo ello dedicado a la seguridad de la frontera de esta Nación. En su conjunto, la mano de obra adicional, la tecnología y los recursos previstos en los últimos seis años representan la acción más seria y sostenida en la historia de nuestra nación para proteger nuestra frontera. Y está claro a partir de todas las medidas clave que este enfoque funciona. Como muestra el gráfico de más arriba, de un reciente informe del Pew Center, después de una rápida expansión desde 1990-2006, la población inmigrante ilegal dentro de los EE.UU. se ha estabilizado desde 2007. El hecho de que no haya habido un crecimiento real de inmigrantes ilegales en los últimos seis años puede sorprender a muchos.  Una serie de factores están en juego, pero uno de los más importantes es una contundente actuación en la frontera suroeste.

    Además de aumentar la capacidad actuación a través de la frontera suroeste, también hemos hecho que sea más móvil, de modo que cuando surgen problemas, podemos movilizar los recursos para hacer frente a ellos con mayor rapidez. Por ejemplo, para hacer frente a la afluencia de este verano, movilizamos dos despliegues adicionales de agentes de la Patrulla Fronteriza desde todo el país para apoyar a los agentes en el sector del Valle del Río Grande. Este despliegue mejoró los esfuerzos para ejecutar las operaciones conjuntas de actuación, dirigidas a desvertebrar y desarticular las organizaciones criminales que son responsables del el contrabando de inmigrantes ilegales y drogas en todo el corredor del sur de Texas.

    Además de mejorar la actuación, también hemos hecho grandes esfuerzos para transmitir el mensaje a las familias en Centroamérica, a través de la Campaña de Concienciación del Peligro de la CBP (Dangers Awareness Campaign), de que el viaje hacia el norte es traicionero y que no hay 'permisos' para aquellos que cruzan la frontera de forma ilegal.  Los niños, especialmente, son presa fácil para los coyotes y las organizaciones criminales transnacionales y pueden ser objeto de robo, violencia, agresión sexual, tráfico sexual y trabajo forzado.

    La Campaña de Concienciación del Peligro de la CBP, es un esfuerzo de difusión en español agresivo y un llamamiento urgente a la acción para grupos de la comunidad, que alcanza a los padres y familiares de los emigrantes en los EE.UU. y a las comunidades en Centroamérica a través de los medios de comunicación de radio y de medios escritos para salvar y proteger la vida de los niños emigrantes que intentan cruzar la frontera suroeste.  Se emitieron más de 6.700 anuncios de radio y televisión en Honduras, Guatemala y El Salvador durante el verano y 174 entrevistas en los medios incluyeron eventos en McAllen, Laredo, Houston, Los Ángeles, Nueva York y Miami.

    Pero, lamentablemente, hemos tenido que hacer todo esto sin ninguna ayuda del Congreso. Después de un fallido proyecto de ley de reforma migratoria, a finales de julio el Congreso se negó a autorizar los recursos adicionales solicitados por el Presidente para gestionar esta última afluencia y mantener la seguridad de nuestra frontera. Y como consecuencia, el DHS ha tenido que transferir recursos de actividades de aplicación de la ley en áreas de menor prioridad a fin de incrementar los recursos en la frontera.  El apoyo a esta estrategia y la petición suplementaria del Secretario del DHS -incluyendo los esfuerzos para apoyar los esfuerzos de disuasión- sigue siendo fundamental para la gestionar hoy esta situación humanitaria y lograr el progreso a largo plazo en la detención del flujo de emigrantes de Centroamérica en el futuro.

    Continuamos trabajando con el Congreso sobre la reforma migratoria integral y seguimos comprometidos con la actuación efectiva que priorice la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública.