The White House

Office of the National Drug Control Policy

La Administración Obama publica la Estrategia de la Política del Siglo 21 para el Control de las Drogas

El nuevo enfoque nacional enfatiza la Salud Pública Progresiva y las Estrategias de Seguridad para el Control de las Drogas; Construye sobre un Historial Significativo de la Reforma de la Política sobre el control de las Drogas ya logrado desde 2009.

(Washington, D.C.)-  El día de hoy, Gil Kerlikowske, Director de la Política Nacional para el Control de las Drogas, publicó la Estrategia Nacional para el Control de las Drogas 2012, el prototipo principal de la política sobre las drogas en los Estados Unidos de la Administración Obama.  La nueva Estrategia  esboza 113 acciones específicas a tomarse a lo largo del gobierno Federal para la reforma de la política sobre las drogas en los Estados Unidos, mediante enfoques innovadores y de salud pública basados en evidencias y seguridad encaminados a reducir el consumo de drogas y sus consecuencias. Específicamente, la nueva Estrategia  está guiada por tres hechos: La adicción es una enfermedad que puede tener tratamiento; las personas que sufren de desórdenes a causa del consumo de sustancias pueden recuperarse; y deben implementarse innovadoras intervenciones en la salud y la seguridad para tratar de manera justa y efectiva los desórdenes por el consumo de sustancias y el crimen relacionado con las drogas.

“Las políticas como lo son el encarcelamiento masivo de transgresores no violentos  involucrados en drogas o la legalización de las drogas, son reliquias obsoletas del pasado que ignoran la necesidad de una salud pública equilibrada y un enfoque de seguridad a nuestro problema de las drogas,” dijo Kerlikowske. “Las alternativas contenidas en nuestra nueva Estrategia  respaldan las reformas convencionales basadas en los hechos comprobados de que la adicción a las drogas es una enfermedad cerebral que puede prevenirse y tener tratamiento y que no podemos arrestar nuestra solución al problema de las drogas.”

Enfatizados en la Estrategia se encuentran programas que funcionan para reformar significativamente el sistema de justicia criminal, desviando a los transgresores no violentos relacionados con las drogas, hacia un tratamiento en lugar de enviarlos a prisión, obligando a que salud pública enfoque la solución de los desórdenes por consumo de sustancias mediante el sistema del cuidado de la salud y el acercamiento a los jóvenes, mejorando la seguridad pública apuntando hacia las violentas organizaciones criminales transnacionales, y expandiendo los ya existentes esfuerzos sin precedentes, para asegurar la frontera suroeste y constituyendo alianzas internacionales. 

“Los avances en las neurociencias en las últimas décadas nos han proporcionado valiosa información sobre el problema de las drogas en nuestra nación,” dijoStuart Gitlow, Doctor en Medicina, con Maestría en Salud Pública, Maestría en Administración de Empresas, Miembro de la Asociación Americana de Psiquiatría, Presidente interino de la Sociedad Americana de Medicina de Adicciones.  “Nos complace que el enfoque de la Administración Obama sobre el control de las drogas trate a la adicción como una enfermedad crónica cerebral y no como un problema de comportamiento del individuo.  Encomiamos sus esfuerzos para introducir soluciones de salud pública basadas en evidencias que ayudarán a las personas que sufren de desórdenes por consumo de sustancias, a recibir el tratamiento que necesitan para recuperarse y vivir en forma saludable y libres de adiciones.

 La vigilancia policial en el Siglo 21significa ser duro pero inteligente en cuanto a la forma en que tratamos el problema de las drogas en nuestra nación." dijo Charles Ramsey, Presidente de la Major Cities Chiefs Association (Asociación de Jefes de Policía de Ciudades Principales). “Las drogas ponen muchas de nuestras comunidades en riesgo y aplaudimos al Director Kerlikowske y a la estrategia de la Administración Obama para mejorar la seguridad pública a través de la implementación de programas innovadores que reducen el precio que pagan nuestras comunidades a causa de las drogas.  Quienes trabajamos en la aplicación de la ley, entendemos que, con demasiada frecuencia, la adicción a las drogas es la causa subyacente del crimen y que la aplicación de la ley, conjuntamente con nuestro sistema de justicia criminal, desempeñan un papel vital para romper el ciclo del crimen, encarcelamiento y nuevos arrestos a causa de las drogas".

“Estamos encantados de que las políticas que se están dando a conocer hoy trabajarán para ayudar a eliminar el estigma de la adicción a las drogas e incrementarán los esfuerzos para remover las barreras para la recuperación que millones de miembros de nuestras comunidades enfrentan cada día.” dijo Pat Taylor, Director ejecutivo de Faces and Voices of Recovery (Rostros y Voces de la Recuperación).  “La recuperación es un proceso que requiere tiempo, paciencia y apoyo, y esperamos poder seguir trabajando estrechamente con la Administración Obama para implementar políticas públicas a nivel local, estatal y federal para ayudar a los individuos y sus familias a que obtengan la ayuda que necesitan." 

Los 113 elementos de acción establecidos en la Estrategia se basarán en varios hitos importantes ya logrados para dar respaldo, en base a evidencias, a las reformas a la política sobre las drogas durante los últimos tres años: 

  • En octubre de 2009, la Administración estableció por primera vez la Rama de Recuperación en la Oficina de la Política Nacional de Control de las Drogas de la Casa Blanca, para apoyar a los 23.5 millones de estadounidenses durante su recuperación, por medio de la eliminación de las barreras a la recuperación y la eliminación del estigma asociado con la adicción a las drogas.
  • En agosto de 2010, el presidente aprobó la Ley de Sentencias Justas.  Esta parte significativa de la reforma de la política sobre las drogas redujo dramáticamente la disparidad 100-a-1 entre las cantidades de crack y cocaína en polvo de cocaína que ocasionan sentencias mínimas obligatorias y que eliminan la sentencia mínima obligatoria por posesión simple de cocaína o crack.   También aumenta las sanciones a los principales traficantes de drogas.  
  • En marzo de 2010, el Presidente firmó la Ley del Cuidado de la Salud Asequible.  La nueva ley obliga a la salud pública a enfocarse en el tratamiento de los desórdenes a causa del consumo de sustancias, requiriendo que las empresas aseguradoras den cobertura al tratamiento por adicción a las drogas de la misma manera en que lo hacen para otras enfermedades crónicas, a partir de 2014.
  • En octubre de 2010, el Presidente firmó la Ley para Eliminación Segura y Responsable de los Medicamentos de 2010.   La ley ayudará a las comunidades a combatir la epidemia nacional del abuso de los medicamentos recetados, proporcionando a los estados y localidades la autoridad para recaudar medicamentos recetados expirados, no utilizados o no que no se necesitan.
  • A partir de marzo de 2009, la Administración ha desplegado más personal, infraestructura, y tecnología a lo largo de la frontera suroeste para combatir las actividades ilegales del cruce de la frontera, más que nunca en la historia de los EE. UU. 
  • En junio de 2011, la Administración publicó por primera vez la Estrategia de Prevención Nacional, la cual incluye un enfoque en la promoción de una vida saludable mediante la prevención de enfermedades y padecimientos antes de que ocurran.

En general el uso de las drogas en los Estados Unidos se ha reducido sustancialmente durante los últimos treinta años. En respuesta a los esfuerzos globales para tratar el consumo de drogas a nivel local, estatal, Federal e internacional, la tasa de estadounidenses que consumen drogas ilícitas en la actualidad es aproximadamente un tercio en comparación con la tasa de consumo a finales de los años 70. Más recientemente, ha habido una reducción del 40 por ciento en el consumo actual de cocaína, y el consumo de metanfetamina se ha reducido a la mitad.  Para fundamentarse en este progreso y apoyar el enfoque de salud pública y de seguridad para el control de las drogas planteado en la Estrategia, la Administración Obama ha solicitado más de $10 mil millones para respaldar la expansión del acceso al tratamiento por drogas de los adictos.  El presupuesto del Año Fiscal 2013 también solicita $9.4 mil millones para la aplicación de la ley a nivel nacional, $3.7 mil millones para interdicción y $2 mil millones para programas internacionales.

Una copia completa de la La Estrategia Nacional para el Control de las Drogas de 2011 está disponible aquí.

Haga clic aquí para descargar la infográfica: “Política para el Control de las Drogas de la Administración Obama: Historial de la Reforma

Haga clic aquí para ver los videos y leer más acerca de alternativas innovadoras para el control de las drogas respaldadas por la Administración Obama.

Para mayor información sobre los esfuerzos nacionales para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias, visite: www.WhiteHouse.gov/ONDCP

La Oficina de la Política Nacional para el Control de las Drogas busca promover individuos saludables y comunidades seguras a través de dirigir el esfuerzo de la Nación para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias.