The White House

Office of the National Drug Control Policy

Nuevos datos revelan baja significativa en el mercado de cocaína

El número de estadounidenses que consumen cocaína ha disminuido; la producción global de cocaína en la Región Andina disminuyó una tercera parte desde el 2001 y las incautaciones de cocaína en la frontera suroeste también van en descenso.

Washington, DC - Hoy, Gil Kerlikowske, director Nacional de Control de Drogas, dio a conocer nuevos datos que indican un progreso significativo en la lucha contra el mercado internacional de la cocaína y destacó el renovado esfuerzo nacional de la Administración Obama por reducir la demanda de cocaína en los Estados Unidos.

Según el cálculo que el nuevo Gobierno de EE.UU. realiza anualmente, la capacidad de producción potencial de cocaína pura en Colombia se ha reducido consecutivamente en este año, de 280 toneladas métricas en el 2008 a 270 toneladas métricas en el 2009 (cuatro por ciento). Esta última reducción se basa en la fuerte disminución de la cantidad de cocaína pura producida en Colombia en los últimos años - de un estimado de 700 toneladas métricas de producción potencial de cocaína en el 2001 a sólo 270 toneladas métricas en el 2009 - una disminución del 61 por ciento. En el 2009, Colombia erradicó (tanto de forma manual y a través de fumigación aérea) más de 160.000 hectáreas de coca, lo que reduce la productividad de los cultivos de coca. La cocaína en los Estados Unidos en su mayoría proviene de la producción colombiana, que representa aproximadamente el 95 por ciento del mercado de EE.UU.

Adicionalmente, no se ha presentado un incremento compensatorio en toda la Región Andina a manera de “efecto global” como resultado de las reducciones en Colombia. La producción potencial de cocaína pura a lo largo de los Andes se ha reducido en un 35 por ciento en los últimos años, de 1.055 toneladas métricas en el 2001 a 690 toneladas métricas en el 2009. Las estimaciones para la producción potencial de cocaína pura entre el 2008 y el 2009 en el Perú aumentó un poco (a 225 toneladas métricas), mientras que la producción potencial de Bolivia se mantuvo esencialmente estable en 195 toneladas métricas. Las principales fuentes de demanda y los destinos de la cocaína de Perú y Bolivia parecen ser Europa y otros mercados extranjeros.

Disminuciones sin precedentes en el suministro de cocaína a EE.UU. se están produciendo al mismo tiempo que la reducción del uso de la droga en el país. A pesar del aumento general en el uso de otras drogas, los datos de la Encuesta Nacional 2009 sobre Uso de Drogas y la Salud - la más grande encuesta sobre consumo de drogas en Estados Unidos - muestra que el número de estadounidenses mayores de 12 años que son consumidores habituales de cocaína ha disminuido en un 21 por ciento desde el 2007, de un estimado de 2.1 millones de usuarios en el 2007 a un estimado de 1,6 millones de usuarios en el 2009. En particular, también ha habido una disminución de 19 por ciento en el uso actual de cocaína entre los 18-25 años - el segmento de la población con las tasas más altas de uso - durante el mismo período de tiempo.

"Como alguien que ha pasado más de treinta años en la aplicación de la ley, he visto de primera mano el número de víctimas que el consumo de cocaína y el tráfico han tenido y siguen teniendo. Sus efectos destructivos han dañado a nuestros socios internacionales, así como nuestras comunidades locales ", dijo Kerlikowske. "A pesar de que una amplia gama de datos actuales confirman la reducción en el uso y la disponibilidad de cocaína en los Estados Unidos, todavía hay demasiados estadounidenses que usan drogas que contribuyen a aumentar la violencia y atentan contra la estabilidad en otros países. Esa es la razón por la cual Administración del presidente Obama está trabajando para restablecer el equilibrio en nuestros esfuerzos de control de drogas, haciendo énfasis en la reducción de la demanda al mismo tiempo que estamos apoyando a nuestros aliados internacionales en sus esfuerzos por detener el suministro de estas drogas. "

"Estas tendencias en la producción y la calidad de la droga son resultado de un progreso significativo que la DEA han realizado a nivel mundial en compañía de nuestros socios internacionales", dijo la administradora Interina de la DEA Michele M. Leonhart. "Aunque queda mucho trabajo por hacer para continuar combatiendo el mercado internacional de drogas y para reducir la demanda en los Estados Unidos, estas cifras son una clara señal de que nuestros esfuerzos están dando sus frutos. Redes y cárteles de tráfico de drogas están desapareciendo, nuestros socios mundiales están unidos, y la demanda de cocaína en los EE.UU. está disminuyendo. "

Otros indicadores clave de los resultados de la lucha contra el mercado de la cocaína nacional son:

  • La pureza de los envíos de cocaína a granel enviado directamente a, o incautado en los Estados Unidos ha disminuido un 14 por ciento, desde el 85 por ciento en el primer trimestre del 2006 al 73 por ciento en el segundo trimestre del 2010, indicando que más cocaína se diluye con adulterantes antes de llegar a los Estados Unidos. Esto va acompañado de una caída aún más pronunciada en la pureza de la cocaína en polvo comprada en los Estados Unidos durante este tiempo. (DEA)
  • La más grande encuesta de la Nación sobre el uso de drogas entre los jóvenes muestra que mientras que el uso de otras drogas va en aumento, ha habido una disminución del consumo de cocaína del 28 por ciento en el número de alumnos del grado 10 en el último año y además, muestra un descenso del 36 por ciento en el uso de la cocaína entre los estudiantes de último año de secundaria que consumieron cocaína en el último año entre el 2004 y el 2009. (2009 Estudio de Observación del Futuro)
  • Se ha producido un descenso del 60 por ciento en la tasa de personas que dieron positivo en los resultados de los exámenes médicos para detección de cocaína en el lugar de trabajo entre el 2006 y el 2009, entre 72 y 29 de cada 10.000 trabajadores fueron examinados. (Índice de Diagnóstico de Misión de Drogas)
  • Pruebas de drogas que se realizaron a detenidos en las cárceles mostraron descensos significativos en los resultados positivos de cocaína en 8 de las 10 ciudades que se sometieron a pruebas en el 2009, comparado con los examinados en el 2007 o el 2008. (Programa de Monitoreo de Abuso de Drogas a Detenidos)
  • En un momento en que las incautaciones de metanfetamina, heroína y marihuana están aumentando, las incautaciones de cocaína a lo largo de la frontera suroeste se han reducido en un tercio (32 por ciento), de 28.156 kilogramos en el 2006 a 19.262 kilogramos en el 2009. (Sistema Nacional de Incautaciones, EPIC, 11/28/10)

La Oficina Nacional de Control de Drogas (ONDCP), está coordinando un enfoque de salud pública sin precedentes en todo el gobierno para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias en los Estados Unidos.

Este esfuerzo incluye el aumento de la financiación para la prevención de drogas en $203 millones y en los programas de tratamiento en $137 millones, haciendo un énfasis más fuerte en programas de intervención temprana en centros de salud, alineado con las políticas de justicia penal y con los sistemas de salud pública para ayudar a los delincuentes no violentos a salir de las drogas mediante tratamiento en lugar de la cárcel, incluye la financiación de investigaciones científicas sobre el consumo de drogas, y la ampliación del acceso al tratamiento de abuso de sustancias.

La ONDCP también ha renovado la campaña a medios de comunicación de la Comisión Nacional Anti-Drogas en la que incluye un enfoque más amplio sobre las sustancias de abuso más frecuente entre los adolescentes, incluidos los medicamentos recetados, la marihuana y el alcohol, y la colaboración con las comunidades para llegar a las poblaciones jóvenes en riesgo en las zonas rurales, suburbanas, y las comunidades urbanas.

A continuación se muestra una comparación de las tendencias de la producción potencial de Colombia con diversos indicadores de la cocaína nacional: