THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa

 LA ADMINISTRACIÓN DEL PRESIDENTE OBAMA ANUNCIA METAS AMBICIOSAS PARA FLEXIBILIDAD DE LA LEY "NO CHILD LEFT BEHIND" A FIN DE AVANZAR LA REFORMA DE EQUIDAD Y APOYO

WASHINGTON – En un intento para apoyar la reforma de educación a nivel local y estatal en todo Estados Unidos, la Casa Blanca hoy esbozó maneras en las cuales los estados pueden obtener alivio de las estipulaciones de la Ley de Educación Primaria y Secundaria – o la Ley No Child Left Behind (NCLG) – a cambio de esfuerzos estatales en serio para cerrar las brechas de logros, promover un rendimiento de cuentas riguroso y asegurar que todos los estudiantes estén en camino hacia la graduación universitaria y listos para carreras.

 Los estados pueden solicitar flexibilidad con respecto a mandatos específicos de la ley NCLB que están sofocando la reforma, pero sólo si están pasando a los estudiantes, maestros y escuelas a un sistema alineado con normas de preparación universitaria y de carrera para todos los estudiantes, desarrollando sistemas de rendimiento de cuentas diferenciados y emprendiendo reformas en apoyo de la instrucción de salón de clases eficaz y el liderazgo escolar. 

 “Para ayudar a los estados, distritos y escuelas listas para seguir adelante con la reforma de la educación, nuestra administración proporcionará flexibilidad de la ley a cambio de un compromiso real de emprender cambios. Esta iniciativa no tiene por finalidad dar a los estados y los distritos una exención del rendimiento de cuentas, sino desencadenar energía para mejorar nuestras escuelas al nivel local", señaló el Presidente Obama.

 La divulgación de este paquete viene casi una década después de aprobarse la ley NCLB y cuatro años después de que debiera haber sido redactada de nuevo por el Congreso. La ley NCLB puntualizó las brechas de logros y aumentó el rendimiento de cuentas para los estudiantes más necesitados, pero también alentó a los estados a reducir las normas y limitar el plan de estudios, con enfoque en puntuaciones de pruebas absolutas en vez del crecimiento y avance de los estudiantes, y creó mandatos federales globales. 

 El Secretario de Educación Arne Duncan señaló, "Deseamos quitarnos del camino y dar a los estados y distritos la flexibilidad de desarrollar soluciones a nivel local a sus retos educacionales, a la vez que protegen a los niños y hacen responsables a las escuelas de preparar mejor a los jóvenes para la universidad y las carreras". 

 Durante meses recientes, los estados han encabezado una "revolución silenciosa" para pasar más allá de la visión de la ley NCLB. Los estados se han puesto a la vanguardia en materia de reforma e innovaciones, inclusive la adopción extensa de normas de preparación universitaria y de carreras, el desarrollo de evaluaciones nuevas y otras reformas en áreas que incluyen la evaluación y el apoyo de maestros y directores de escuelas, y para revitalizar las escuelas de desempeño deficiente. 

 El paquete de flexibilidad ESEA anunciado hoy, desarrollado con contribuciones de principales funcionarios escolares de 45 estados, estimulará el impulso en todo Estados Unidos para implementar un sistema de educación nuevo alineado con la preparación universitaria y de carreras, a la vez que las reformas más integrales descritas en el Proyecto de Reforma del Presidente esperan la reautorización congresional de la ley ESEA.

 Este paquete de flexibilidad se desarrolló bajo la autoridad de exención otorgada expresamente al Departamento Federal de Educación bajo la ley ESEA, la cual ha ejercido bajo la administración anterior. La flexibilidad comenzará a tener impacto durante el año escolar 2011-2012, y tendrá un impacto creciente en años subsiguientes.  

 Para una hoja de datos sobre los detalles del anuncio de flexibilidad haga clic  AQUÍ.

White House Shareables