LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
DEL SÁBADO, 27 DE ENERO, 2012

FICHA INFORMATIVA: La fórmula del Presidente Obama para mantener el acceso asequible a la universidad, al alcance de todos los estadounidenses

 

“Desde luego que no nos contentamos con aumentar la ayuda financiera estudiantil… Los estados también tienen que poner de su parte, si le dan una mayor prioridad a la educación superior en sus presupuestos. Además, los institutos terciarios y las universidades tienen que colaborar si se esfuerzan por reducir sus costos.”

Presidente Barack Obama
Discurso sobre el Estado de la Unión, 24 de enero, 2012

En su discurso sobre el Estado de la Unión, el Presidente Obama presentó una fórmula para concretar una economía construida para que perdure, una economía basada en las fábricas estadounidenses, la energía estadounidense, las habilidades desarrolladas por trabajadores estadounidenses y la renovación de los valores estadounidenses. El Presidente hizo un llamamiento a aplicar un criterio integral para domeñar los costos universitarios en aumento, como parte importante del plan para mantener viva la promesa estadounidense. En la economía global de hoy, una educación universitaria ya no es solo un privilegio de pocos sino un requisito esencial para todos. Si deseamos lograr la meta nacional de liderar el mundo con la mayor participación de graduados universitarios antes de 2020, el costo de la educación superior debe ser más asequible.

El Presidente Obama ha recalcado la responsabilidad que comparten el gobierno federal, los estados, los institutos terciarios y las universidades para fomentar el acceso y la asequibilidad a la educación superior. Este objetivo se logra con el control de los gastos de estudio universitarios, la generación de valor educativo para las familias estadounidenses y la preparación de los estudiantes que obtengan una educación sólida a fin de que puedan prosperar profesionalmente. En los últimos tres años, la Administración Obama ha tomado medidas históricas para que los estudiantes puedan tener una educación universitaria asequible, incluida la reforma del sistema de ayuda financiera estudiantil para que sea más eficiente y fiable, y la expansión de las becas y los créditos fiscales universitarios.

Este año, el Presidente Obama pide enfáticamente al Congreso que proponga nuevas reformas para fomentar la responsabilidad compartida, a fin de encarar el desafío de abaratar el costo de los estudios universitarios. Si se sancionan estas propuestas, será la primera vez en la historia que el gobierno federal ha vinculado la ayuda financiera federal para universidades con las directivas responsables de éstas.

El Presidente Obama comenzó el tercer día de sus viajes posteriores al Discurso sobre el Estado de la Unión con un evento que se celebró en el campus de la Universidad de Michigan en Ann Arbor. Allí se concentró en la importancia de controlar los costos universitarios en aumento para asegurar que los estudiantes y trabajadores de Estados Unidos puedan obtener la educación y capacitación necesarias a fin de que el país tenga una fuerza de trabajo preparada para los empleos del siglo XXI.

Reforma de la ayuda financiera estudiantil para fomentar la asequibilidad y el valor educativo:para impedir que los gastos de estudios suban demasiado y para generar un mayor valor educativo, el Presidente propondrá reformas a los programas de ayuda federal para universidades a fin de desviar la ayuda financiera de las instituciones educativas que fracasan (con el fin de reducir los gastos de estudios) y encaminarla a los institutos terciarios y las universidades que cumplen su parte justa. De este modo, los gastos de estudio se mantendrán a un nivel asequible, se generará un buen valor educativo y se atenderá efectivamente a los estudiantes necesitados.  Con estos cambios en la ayuda financiera federal a las universidades, se aprovecharán $10 mil millones al año para controlar los gastos de estudio.

Creación del programa Carrera a la cima para lograr la asequibilidad y la terminación de los estudios universitarios:el Presidente creará incentivos para los estados y establecimientos universitarios a fin de controlar los costos mediante una inversión de $1 mil millones en la forma de un nuevo reto a los estados. Con este desafío, los estados estimularán reformas en la educación superior con una mira en la asequibilidad y en mejores resultados en todos sus establecimientos terciarios y universitarios. El programa Carrera a la cima para la asequibilidad y terminación de estudios universitarios recompensará a los estados que estén dispuestos a generar cambios sistémicos en las directivas y prácticas que gobiernan la educación superior, en tanto que se esfuercen más por controlar los gastos de estudios y facilitar el camino a la obtención de un título universitario para los estudiantes.

Certamen para modelar la innovación y la calidad en los campus universitarios, primero en el mundo:el Presidente invertirá $55 millones en un nuevo certamen primero en el mundo para apoyar establecimientos universitarios públicos y privados, así como organizaciones sin fines de lucro, a medida que trabajen para desarrollar y poner a prueba las futuras estrategias de avanzada con las que mayores logros y mejores resultados educativos puedan arrancar.  Asimismo, este nuevo programa permitirá maximizar aquellas prácticas innovadoras y eficientes que han demostrado impulsar la productividad y mejorar la enseñanza y el aprendizaje en los campus universitarios.

Mejores datos para que las familias puedan escoger el establecimiento universitario adecuado:el Presidente exigirá una tarjeta de puntaje universitario para todas las instituciones que otorguen títulos. Esta tarjeta estará diseñada para contener información esencial sobre gastos universitarios, tasas de egreso y salarios futuros de cada profesión, presentada en un formato de fácil lectura. De este modo, los estudiantes y sus familias podrán  seleccionar el establecimiento que responda a sus necesidades, al gasto que puedan afrontar y de conformidad con sus metas profesionales y educativas.

Apoyo federal para el control de gastos universitarios:el Presidente ya ha realizado las mayores inversiones en ayuda estudiantil desde la ley G. I. mediante incrementos en los subsidios Pell y mediante el apuntalamiento de los programas de amortización de préstamos directos y préstamos basados en ingresos. Tal como el Presidente lo recalcara en su Discurso sobre el Estado de la Unión, se hace un llamado al Congreso para lo siguiente: mantener tipos de interés bajos para 7.4 millones de prestatarios de créditos estudiantiles a fin de reducir la deuda futura, dar permanencia al Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana y duplicar el número de empleos de trabajo-estudio en los próximos cinco años a fin de prestar un mejor servicio a los estudiantes que trabajan y estudian.

La responsabilidad compartida para controlar los gastos universitarios en aumento

Recompensa a los establecimientos que mantengan la asequibilidad de la educación universitaria

  • La propuesta del Presidente para reformar la ayuda financiera estudiantil a fin de impedir el aumento excesivo de los gastos de estudio y con el propósito de generar un mayor valor educativo mejorará la distribución de la ayuda financiera federal y aumentará la ayuda que reciben las universidades. Con esta reforma, se premiará a los establecimientos que cumplan con éxito estos principios:
  1. Establecer directivas responsables que gobiernen los gastos de estudiopara así ofrecer gastos de estudio netos más bajos y controlar el aumento de los mismos.
  2. Brindar un valor educativo excelente para los estudiantes y sus familias, con el cual obtendrán una educación y capacitación de gran calidad que les permita obtener empleo y pagar sus préstamos educativos.
  3. Prestar servicio a estudiantes de bajos ingresos. Procurarán lograr la matriculación y la graduación de una cantidad relativamente mayor de estudiantes elegibles para recibir subsidios Pell.

La ayuda financiera que el gobierno federal presta a establecimientos mediante Subsidio Federal de Oportunidad

Educativa Suplementaria FSEOG, préstamos Perkins y Trabajo-Estudio se distribuye en base a una fórmula anticuada que premia la longevidad de las instituciones universitarias en el programa y no da incentivo alguno para reducir los gastos de estudio. El Presidente propone modificar la manera de distribuir estos fondos con la implementación de una fórmula mejorada que desvía la ayuda que reciben las instituciones que suben los gastos de estudio y la encamina a aquellas instituciones que operan de manera responsable, que se concentran en establecer directivas responsables que gobiernen los gastos de estudio, que brinden un valor educativo excelente y que aseguren la terminación de la educación universitaria de un mayor número de estudiantes con bajos ingresos. El Presidente también propone aumentar a $10 mil millones anuales el monto de la ayuda financiera para las universidades. Este incremento tiene su motivación principal en una expansión de los préstamos en el programa federal Perkins, la cual no cuesta nada a los contribuyentes.

Los establecimientos terciarios que demuestren concretamente un valor educativo excelente a largo plazo serán premiados con fondos adicionales para facilitar la asistencia de sus estudiantes. Aquellos que demuestren un valor educativo deficiente o que no operen de manera responsable en la determinación de los gastos de estudio recibirán menos fondos en ayuda federal para universidades. Los estudiantes recibirán el mayor apoyo gubernamental en materia de subsidios y préstamos en las instituciones universitarias donde probablemente reciban el mejor servicio. Aquellos establecimientos que no cumplan las normas de asequibilidad y valor educativo recibirán poco o nada en materia de fondos del gobierno para universidades.

Creación de nuevos incentivos para fomentar la asequibilidad y el valor educativo

  • El programa Carrera a la cima: Asequibilidad y terminación de estudios universitariosfomentará el cambio en los sistemas estatales de educación superior. El Presidente propone un programa que estimularía las reformas sistémicas a nivel estatal para reducir los gastos de estudio y promover el éxito en nuestro sistema de educación superior en los establecimientos universitarios públicos. Esta inversión de $1 mil millones daría el incentivo necesario para que los estados pudieran hacer lo siguiente:
  • Renovar la estructura de la financiación de la educación superior a nivel estatal.
  • Alinear las normas de ingreso y egreso con escuelas K-12 y establecimientos terciarios para facilitar la terminación puntual de los estudios.
  • Mantener niveles adecuados de financiación de la educación superior para encarar las causas importantes de largo plazo del aumento de los costos en las instituciones públicas a las que asisten dos tercios de los estudiantes universitarios con carreras de grado.

El programa Carrera a la cima: Asequibilidad y terminación de estudios universitarios dará el incentivo necesario a los gobernadores y asambleas legislativas estatales en todo el país para actuar y estimular esta reforma innovadora. Las instituciones pueden controlar los gastos y brindar un mayor nivel de asequibilidad a sus estudiantes si aplican medidas de economía como el rediseño de cursos y el mejor uso de tecnologías pedagógicas.

  • El certamen primero en el mundoincrementará la productividad a largo plazo de la educación superior con la inversión de $55 millones a fin de habilitar a establecimientos individuales (entre otros, instituciones que sirven a grupos minoritarios) y organizaciones sin fines de lucro para que desarrollen, validen o amplíen estrategias innovadoras y eficaces de mejoramiento de la productividad y de la calidad en campus universitarios. Con esta iniciativa, se podría dar una financiación inicial moderada a establecimientos terciarios individuales, entre otros, institutos terciarios privados, para el cumplimiento de proyectos que pudieran generar mejoras de productividad a largo plazo y de mayores dimensiones en los institutos terciarios y las universidades. Dichos proyectos pueden tomar la forma de rediseño de cursos y el mejor uso de tecnologías, actividades de preparación para el ingreso universitario para reducir la necesidad de prestar educación compensatoria, planteos de competencia para obtener créditos educativos, además de otros conceptos para estimular cambios en la cultura de la educación superior.

Facultemos a familias y estudiantes para que sean consumidores bien informados

  • Las nuevas acciones para que los consumidores obtengan una información más clara sobre los gastos de estudio y la calidad educativa mejorarán el proceso de tomar decisiones en materia de educación superior para los estudiantes estadounidenses. Asimismo, las familias estarán en posición de responsabilizar a las universidades en cuanto a gastos de estudio y resultados educativos. El Presidente Obama propone aplicar nuevas herramientas con las que estudiantes y familias obtengan información sobre la educación superior. Esta información se presentará en un formato comparativo y comprensible:
  • El Presidente creará una tarjeta de puntaje universitario para todas las instituciones que otorguen títulos. Con esta tarjeta, será más fácil que los estudiantes y sus familias puedan seleccionar el establecimiento universitario que responda a sus necesidades, al gasto que puedan afrontar y de conformidad con sus metas profesionales y educativas.
  • También se actualizará la versión de la Lista comparativa de asistencia financiera, anunciada en octubre pasado, un modelo obligatorio para todas las instituciones universitarias y no una herramienta voluntaria. De este modo, será más fácil que las familias puedan comparar los paquetes de ayuda financiera universitaria.
  • Además, el Presidente propone comenzar a recoger información salarial y de empleo para los establecimientos universitarios, así los estudiantes pueden tener una idea mejor y más equilibrada de los resultados que pueden esperar luego de egresar.

Duplicación del apoyo federal para el control de gastos universitarios

  • Tal como el Presidente lo recalcara en su Discurso sobre el Estado de la Unión, se hace un llamado al Congreso para lo siguiente:
  • Mantener tipos de interés bajos para créditos estudiantiles: este verano, los tipos de interés de los préstamos estudiantiles subsidiados Stafford van a duplicarse, de 3.4% a 6.8%, lo cual es una carga considerable en una época en que la economía sigue en condición frágil y en que los estudiantes están adquiriendo mayores deudas para completar sus títulos. El Presidente pide al Congreso que impida este aumento durante un año para reducir la deuda estudiantil. Con esta propuesta, los tipos de interés se mantendrán en un nivel bajo para 7.4 millones de prestatarios estudiantiles y el estudiante medio se ahorrará más de mil dólares.
  • Duplicar la cantidad de empleos de trabajo-estudio: el Presidente propone además duplicar el número de oportunidades de empleo de trabajo-estudio relacionados con la profesión para que los estudiantes puedan adquirir una valiosa experiencia laboral mientras siguen en la universidad.
  • Respetar nuestro compromiso para lograrla asequibilidad universitaria: cada año, más de 9 millones de estudiantes y familias aprovechan el Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana implementado por la Administración Obama, con el cual el estudiante puede financiar hasta $10,000 en un período de cuatro años de estudios universitarios. En su Discurso sobre el Estado de la Unión, el Presidente hizo un llamamiento al Congreso para dar permanencia a este crédito fiscal y evitar su vencimiento en 2012.

El progreso como base

Durante su mandato, el Presidente Obama se ha esforzado por ampliar el acceso universitario y dar mayores recursos y apoyo para que una mayor cantidad de estudiantes egrese de la universidad con las habilidades y conocimientos necesarios para prosperar en el mercado laboral.

  • Ayuda para el pago de estudios universitarios para estudiantes y familias: la Administración Obama ha elevado a $5,635 el subsidio máximo Pell para el año próximo, lo que representa un aumento de $905 desde 2008.

Mayor asequibilidad de los préstamos estudiantiles: con el plan “Pague según su capacidad de ingresos” de la Administración Obama, 1.6 millones de estudiantes podrán aprovechar una nueva opción para limitar la devolución de los préstamos estudiantiles en el 10% de los ingresos mensuales, medida que se implementará tan pronto como en este año. Los prestatarios estudiantiles que deseen determinar si les conviene adoptar la opción de pago según sus ingresos, deberán visitar el sitio web http://studentaid.ed.gov/ibr

White House Shareables