LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
DEL SÁBADO, 28 DE ENERO, 2012

MENSAJE SEMANAL: El plan específico del Presidente incluye la renovación de los valores de EE.UU.

WASHINGTON, DC— En su mensaje semanal, el Presidente discute el plan específico que él presentó esta semana en su discurso del Estado de la Unión para crear una economía construida para que perdure.  Después de concentrarse en la industria manufacturera de EE.UU., la energía de EE.UU., y las habilidades para los trabajadores de EE.UU., durante cada día de los últimos tres, éste aprovechó su Mensaje Semanal para destacar su compromiso con la renovación de los valores de EE.UU.  El Presidente está exhortando a los líderes en Washington, DC, a seguir el ejemplo dado por nuestros hombres y mujeres en el ejército, a ponerle fin al embotellamiento y comenzar a hacerle frente a los problemas que tienen importancia, sin tomar en cuenta su ambición personal.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. ET, del sábado, 28 de enero, 2012.

 

Comentarios del Presidente Barack Obama

Según fueron preparados para su presentación

Sábado, 28 de enero, 2012

La Casa Blanca

El martes, en mi discurso del Estado de la Unión, yo expuse un plan específico para una economía construida para que perdure; una economía construida en base a la industria manufacturera de EE.UU., la energía de EE.UU., las habilidades para los trabajadores de EE.UU., y una renovación de los valores de EE.UU.

Esta semana, yo llevé dicho plan específico alrededor del país, y lo que pude observar fue gente que trabaja duro y que cree en sus semejantes.  Ellos tienen fe en los EE.UU. que están a nuestro alcance.  Sin embargo, no están seguros de que se hará lo correcto en Washington este año, o el año que viene, o el año después de ése.  Y, francamente, cuando uno analiza algunas de las cosas que suceden en esta ciudad, ¿cómo podemos culparlos de que sean un tanto cínicos?

Sólo hace un par de días, un senador prometió ponerle obstáculos a cada uno de los ciudadanos que yo nombre a un cargo de juez o a una posición de servicio público, salvo que yo despida al vigilante de los consumidores que nombré para proteger a la gente de este país contra los fraudes o la negligencia financieros.

En la mayoría de los casos, no significa que dicho senador crea que los candidatos no estén calificados.  De hecho, todos los candidatos judiciales cuyo nombramiento está siendo obstaculizado tienen el apoyo bipartidista.  Y casi el 90 por ciento tiene el apoyo unánime del Comité Judicial.

En su lugar, uno de sus asistentes les comentó a los reporteros que el senador tiene planes de, y les cito textualmente el comentario, “Aplazar y demorar el proceso con el fin de captar la atención del Presidente”.

El asunto no tiene que ver conmigo.  No fuimos enviados aquí para emprender campañas políticas perpetuas unos contra otros.  Fuimos enviados aquí para servir al pueblo estadounidense.  Y ellos merecen algo mejor que estar frente a un embotellamiento y juegos absurdos.  El hecho de que un senador paralice el trabajo de todo el país realmente no es lo que imaginaron los fundadores de nuestra patria.

La realidad es que ninguno de los dos partidos ha estado libre de culpas de usar tácticas como éstas.  Sin embargo, es hora de que ambos partidos pongan fin a esto.  Exhorto al Congreso, tanto a los Demócratas como a los Republicanos, que ponga fin a este tipo de comportamiento con la aprobación de una regla que permita un simple voto a favor o en contra de las nominaciones judiciales y de servicio público dentro de un período de 90 días.

También debemos frenar la influencia corrosiva que ejerce el dinero en la política.  La Cámara de Representantes y el Senado deben enviarme un proyecto de ley que prohíba las operaciones con información privilegiada por parte de los miembros del Congreso, y yo lo firmaré de inmediato.  Deben impedir que todo funcionario electo tenga acciones en aquellas industrias que ellos impactan.  Y deben cerciorarse de que la gente que combina las contribuciones a las campañas para el Congreso no pueda ejercer presión sobre el Congreso, y viceversa.

Durante mi discurso el martes en la noche, yo hablé sobre el increíble ejemplo dado por los hombres y las mujeres de nuestras fuerzas armadas.  En un momento en que demasiadas de nuestras instituciones nos han defraudado, ellos exceden de todas las expectativas.  Ellos no están guiados por su ambición personal.  Tampoco se obsesionan con las diferencias entre ellos.  Se concentran en la misión que tienen por delante.  Y trabajan juntos. 

Si ustedes están de acuerdo conmigo en que los líderes en Washington deben seguir el ejemplo de estos hombres y mujeres, entonces den a conocer su opinión.  Díganle a su miembro del Congreso que es hora de ponerle fin al embotellamiento y de comenzar a hacerle frente a los problemas que realmente tienen importancia: una economía construida en base a la industria manufacturera de EE.UU., la energía de EE.UU., las habilidades para los trabajadores de EE.UU., y una renovación de los valores de EE.UU.  Una economía construida para que perdure.

Muchas gracias, que Dios los bendiga, y que disfruten su fin de semana.

White House Shareables