THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 17 de marzo, 2012

MENSAJE SEMANAL: Acabando con los subsidios a las grandes compañías petroleras

WASHINGTON, DC — En su mensaje de esta semana, el Presidente Obama les pidió a todos los estadounidenses que apostaran al futuro de EE.UU., a medida que reducimos nuestra dependencia del petróleo extranjero mediante la expansión de la producción nacional de petróleo y gas, el aumento de la eficiencia de los vehículos que conducimos, y la inversión en tecnologías avanzadas y combustibles alternativos.  Aunque no existe una solución rápida al problema de los altos precios de la gasolina, el Presidente ha tomado medidas para ahorrarles dinero en la bomba a las familias, incluyendo su aprobación de reformas en Wall Street para impedirles a los corredores que manipulen injustamente el mercado de la energía, y el establecimiento de normas históricas de economía del combustible que prácticamente duplicarán la eficiencia de los vehículos que conducimos, lo que les ahorrará a las familias $1.7 billones en la bomba de gasolina y reducirá el consumo de petróleo en 12 mil millones de barriles.  Además, estamos produciendo más petróleo en casa que en ningún momento en los últimos ocho años; sin embargo, con sólo el 2% de las reservas de petróleo comprobadas del mundo, la perforación por sí sola no es la solución.  Tenemos que adoptar una estrategia integral de energía que invierta en nuevas tecnologías y que suspenda los $4 mil millones de subsidios anuales a las compañías petroleras que están teniendo ganancias históricas.  Si ustedes creen que el Congreso debe ponerles fin a esos subsidios a las compañías petroleras de una vez y para siempre, díganles a sus funcionarios electos que es hora de poner en primer lugar a las familias de la clase media y no a las compañías petroleras grandes.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gova partir de las 6:00 a.m. ET, del sábado, 17 de marzo, 2012.

Declaraciones del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

Sábado, 17 de marzo, 2012

Hola a todos.  Estoy seguro de que se han dado cuenta en estas últimas semanas de que el precio en su bomba local de gasolina ha estado subiendo sin parar.  Y, debido a que es año de elecciones, igual ha subido la temperatura de nuestra retórica política.

Lo que más me importa a mí en este momento es el impacto que tienen en ustedes esos precios más altos.  Cuando uno tiene que gastar más en la gasolina, uno tiene menos para gastar en todo lo demás.  Eso lo hace todo más difícil.  Así es que quiero tomarme un minuto este fin de semana para explicar los pasos que mi Administración está tomando en lo que respecta a la energía: específicamente, producir más mientras usamos menos.

La realidad es ésta: el precio de la gasolina depende bastante de ciertos factores que normalmente están fuera de nuestro control.   La tensión en el Medio Oriente puede restringir el abastecimiento global de petróleo.  El hecho de que naciones en vías de crecimiento tales como China o India agreguen autos en la carretera aumenta la demanda.  Sin embargo, algo que debemos controlar es el fraude y la manipulación que pueden dar lugar a que los precios suban incluso más.

Durante años, los corredores en las firmas financieras podían jugar con los mercados de la energía, distorsionar el precio del petróleo, y beneficiarse de ganancias considerables a expensas de ustedes.  Y podían hacer todo eso debido a brechas y vacíos legales significativos en nuestras regulaciones.  Cuando yo asumí el mandato, tomamos ciertas medidas al respecto. 

Las reformas de Wall Street que yo promulgué están contribuyendo a esclarecer los mercados de la energía y hacer que éstos estén bajo una supervisión efectiva.  Están fortaleciendo nuestra capacidad de perseguir el fraude e impedir que los corredores manipulen el mercado.  De manera que no sólo es incorrecto, sino además peligroso, que algunos en el Congreso quieran dar marcha atrás a esas protecciones y regresar a la época en que las compañías como Enron podían evadir la regulación y lograr utilidades extraordinarias, sin tener en cuenta quiénes sufrieran debido a ello. 

E incluso, en un momento en que las grandes compañías petroleras están ganando más dinero que jamás hasta la fecha, todos los años seguimos regalándoles $4 mil millones en subsidios de los dólares de impuestos que ustedes pagan.  El miembro del Congreso de ustedes debe luchar por ustedes.  Y no por las firmas financieras importantes.  Ni tampoco por las compañías petroleras grandes. 

En las próximas semanas, espero que el Congreso vote a favor de acabar esos subsidios.  Y, cuando lo hagan, vamos a hacer que cada uno de los miembros del Congreso declare públicamente lo siguiente: Pueden defender a las compañías petroleras o pueden defender al pueblo estadounidense.  Ellos pueden apostar a un combustible fósil del siglo pasado, o pueden apostar al futuro de EE.UU.  Así es que hagan ustedes que se escuche su voz.  Envíenle un correo electrónico a su representante.  Llámenlo por teléfono.  Díganle que se ponga a favor de ustedes.

Y díganle que sea honesto con ustedes.  Es muy fácil prometer una solución rápida en lo que respecta a los precios de la gasolina.  El asunto es que no la hay.  Todo el que les diga lo contrario, cualquier político de carrera que les prometa un plan de tres puntos para que la gasolina cueste dos dólares,  ése no está buscando una solución.  Simplemente está buscando el voto de ustedes.  

Si realmente queremos cerciorarnos de que no estamos a la merced de las subidas de precios de la gasolina año tras año, la respuesta no es simplemente perforar más, pues ya lo estamos haciendo.  Bajo mi Administración, estamos produciendo más petróleo aquí en casa que en ningún momento en los últimos ocho años; eso es un hecho.  Hemos cuadruplicado el número de plataformas de petróleo en operación a un nivel sin precedente; eso es un hecho.  Y hemos liberado millones de acres en tierra y mar afuera para un desarrollo mayor de nuestros recursos domésticos. 

Ésos son los hechos.  Sin embargo, no podemos simplemente depender de la perforación.  No cuando usamos más del 20 por ciento del petróleo del mundo y sólo tenemos el 2 por ciento de las reservas de petróleo conocidas del mundo.  Si no desarrollamos otras fuentes de energía así como la tecnología para usar menos energía, continuaremos dependiendo de países extranjeros para suplir nuestras necesidades de energía.  Por eso es que estamos adoptando una estrategia integral.  A medida que desarrollamos más petróleo y gas, también estamos desarrollando energía eólica y solar, biocombustibles, y vehículos de la próxima generación, y miles de estadounidenses tienen empleos actualmente debido a esto.  Tenemos que continuar haciendo esas inversiones, ya que no quiero ser testigo de que esos empleos se vayan a otros países.  Yo quiero crear incluso más de ellos aquí en EE.UU.

Y, después de tres décadas de inacción, elevamos las normas de economía del combustible de manera que, para mediados de la próxima década, nuestros autos promediarán cerca de 55 millas por galón.  Lo cual es casi el doble de lo que logramos actualmente.  Eso significa que sólo tendrán que llenar el tanque cada dos semanas en lugar de semanalmente.  Y eso le ahorrará a la típica familia más de $8,000 durante la vida del auto, sólo con el uso de menos gasolina.

En combinación, estos pasos han contribuido a encaminarnos hacia una mayor independencia de la energía.  Desde que asumí el mandato, la dependencia de EE.UU. del petróleo extranjero ha disminuido todos los años.  En 2010, por primera vez en 13 años, menos de la mitad del petróleo que usamos provino de países extranjeros.

Esos logros pueden ser mayores.  Y los tendremos.  Lo que sí no podemos hacer es continuar dependiendo de otros países para nuestras necesidades de energía.  En EE.UU., nosotros controlamos nuestro destino.  De manera que encaramos dos opciones: el pasado o el futuro.  Y EE.UU. es lo que es actualmente debido a que siempre hemos apostado al futuro.  Muchas gracias y que disfruten su fin de semana.

White House Shareables