THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET DEL SÁBADO, 24 de marzo, 2012

MENSAJE SEMANAL: El Presidente Obama afirma que la Cámara de Representantes debe aprobar el proyecto de ley de transporte bipartidista

WASHINGTON, DC—En su mensaje de esta semana, el Presidente Obama instó a la Cámara de Representantes a que apruebe un proyecto de ley de transporte bipartidista que permita reparar las carreteras y puentes en deterioro y apoye los puestos de trabajo del sector de la construcción en comunidades de todo Estados Unidos. Según un nuevo informe, el 90 por ciento de estas obras de construcción son puestos de trabajo de clase media. El Senado aprobó el proyecto de ley con el respaldo de los demócratas y republicanos porque si el proyecto de ley se estanca en el Congreso, entonces  las obras de construcción se paralizarán, los trabajadores tendrán que regresar a su casa y nuestra economía sufrirá un revés. El Presidente solicita que todos les digan a sus funcionarios electos que aprueben un proyecto de ley de transporte a largo plazo que apoye a los trabajadores estadounidenses de la construcción y a nuestra economía.

El audio y el video del mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a partir de las 6:00 a.m. ET, el sábado 24 de marzo, 2012.

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
24 de marzo, 2012

Hola. Esta semana viajé por todo el país para hablar de mi enfoque integral a la energía americana: una estrategia en la que producimos más petróleo y gas aquí en nuestro país, pero también más biocombustibles y vehículos con más bajo consumo de combustible, más energía solar y energía eólica, así como otras fuentes de energía limpia y renovable.

Ahora, ustedes no lo sabrían si solo se limitan a escuchar a algunos de los candidatos que se postulan para cargos públicos hoy en día, pero producir más petróleo en el país ha sido y seguirá siendo una parte clave de mi estrategia en materia de energía. Bajo mi Gobierno, estamos produciendo más petróleo que en cualquier otro momento en los últimos ocho años. Hemos cuadruplicado el número de plataformas petroleras que operan a un nivel récord. Y hemos añadido suficientes oleoductos y gasoductos para rodear toda la Tierra y considerablemente más además. Esos son los hechos.

Pero como he estado diciendo toda la semana, a pesar de que los Estados Unidos utilizan alrededor del 20 por ciento del petróleo mundial, sólo tenemos alrededor de un 2 por ciento de las reservas mundiales conocidas de petróleo. Así que incluso si perforáramos en todas partes, todavía estaríamos dependiendo de otros países por el petróleo.

Es por eso que estamos llevando a cabo una estrategia integral. Estamos produciendo más biocombustibles. Automóviles de más bajo consumo de combustible. Más energía solar. Más energía eólica. Esta semana, estuve en Boulder City, Nevada, donde tienen la mayor planta solar de su tipo en todo el país. Ese es el futuro. Estuve en la Ohio State University, donde han creado el automóvil eléctrico más rápido del mundo. Ese es el futuro. No quiero ceder estas industrias de energía limpia a China o Alemania o a ningún otro país. Quiero ver paneles solares, turbinas de viento y automóviles de bajo consumo de combustible fabricados aquí en Estados Unidos, por trabajadores estadounidenses.

Ahora bien, lograr que estas industrias de energía limpia se trasladen aquí nos obliga a mantener un compromiso nacional con una nueva investigación y desarrollo. Pero también nos obliga a construir redes de transporte y comunicaciones de nivel internacional de modo que cualquier empresa pueda transportar mercancías y vender productos en todo el mundo de la manera más rápida y eficiente posible.

En estos momentos, gran parte de los Estados Unidos tiene que ser reconstruida. Tenemos carreteras y puentes que se están viniendo abajo. Una red de energía eléctrica que desperdicia demasiada energía. Una red incompleta de banda ancha de alta velocidad. Y tenemos miles de trabajadores de la construcción desempleados que han estado buscando un puesto de trabajo desde que el mercado inmobiliario se derrumbó.

Pero una vez más, estamos esperando que el Congreso actúe. Como ven, en cuestión de días, se pondrá término a la financiación para todo tipo de proyectos de transporte. Las obras de construcción estarán paradas. Los trabajadores tendrán que regresar a su casa. Y nuestra economía sufrirá un revés.

Este Congreso no puede permitir que eso suceda. No en un momento en que deberíamos estar haciendo todo lo que esté a nuestro alcance –demócratas y republicanos–  para que esta recuperación siga avanzando. El Senado hizo su parte. Aprobó un proyecto de transporte bipartidista. Contó con el apoyo de 52 demócratas y 22 republicanos.  Ahora le toca a la Cámara de Representantes hacer lo mismo; dejar de lado la politiquería partidista, poner fin a la paralización, y hacer lo correcto para el pueblo estadounidense.

Esto es sentido común. En este momento, en todo este país, tenemos contratistas y trabajadores de la construcción que nunca han estado más dispuestos a volver al trabajo. Un proyecto de ley de transporte a largo plazo los pondría a trabajar. Y esos son buenos puestos de trabajo. Acabamos de publicar un informe que demuestra que casi el 90 por ciento de los puestos de trabajo de la construcción, la manufactura y el comercio creados a través de inversiones en proyectos de transporte son empleos de clase media. Esos son exactamente los empleos que necesitamos en estos momentos, y ellos fortalecerán la economía para todos.

Hemos hecho esto antes. Durante la Gran Depresión, Estados Unidos construyó la represa Hoover y el puente Golden Gate. Después de la Segunda Guerra Mundial, conectamos a nuestros estados con un sistema de carreteras. Los Gobiernos demócratas y republicanos invirtieron en grandes proyectos que beneficiaron a todos, desde los trabajadores que los construyeron hasta las empresas que todavía los usan hoy en día.

Así que díganle al Congreso que si invertimos en nueva tecnología y nueva energía, en nuevas carreteras, puentes y proyectos de construcción, podemos permitir que nuestra economía siga creciendo, poner a nuestro pueblo a trabajar nuevamente, y recordarle al mundo por qué los Estados Unidos son el país más grande de la Tierra.

Gracias y que tengan un gran fin de semana.

White House Shareables