THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 21 de abril, 2012

MENSAJE SEMANAL: Llamado al Congreso para impedir que se
dupliquen las tasas de interés de los préstamos para estudios

WASHINGTON, DC—En su mensaje de esta semana, el Presidente Obama exhortó al Congreso a tomar acción antes de que se dupliquen las tasas de interés en los préstamos para estudios para más de 7.4 millones de estudiantes, lo que agregaría un promedio de $1000 a su deuda personal. Tener una educación universitaria nunca ha sido más importante que ahora, pero tampoco ha resultado más caro que ahora.  Aunque la administración de Obama ha tomado medidas históricas para proveerles a los estadounidenses una oportunidad justa de obtener una educación universitaria a un costo asequible, los Republicanos en el Congreso han optado en su lugar por darles prioridad a nuevos recortes de impuestos para los millonarios y los multimillonarios.  El Congreso tiene la oportunidad de tomar acción en lo que debe ser un área de consenso bipartidista para impedir este aumento innecesario y perjudicial en las tasas de interés y darles a los jóvenes una oportunidad de tener éxito en los empleos de hoy y del mañana.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a partir de las 6:00 a.m. ET, del sábado, 21 de abril, 2012.

Declaraciones del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

Sábado, 21 de abril, 2012

Hola.  Esta semana, tuve la oportunidad de compartir con algunos impresionantes estudiantes en la universidad comunitaria del Condado Lorain en Ohio.  Una de ellos era una mujer con el nombre de Andrea Ashley.  Hace dos años, Andrea perdió su empleo como analista de recursos humanos.  Actualmente, ella está obteniendo su certificación en el campo de los registros médicos electrónicos, que está creciendo rápidamente.  Antes de matricularse en Lorain, me dijo Andrea que había buscado en todas partes para conseguir otro trabajo.  Sin embargo, me dijo que, sin un título, nadie quería contratarla.

La historia de Andrea no es única.  He conocido a tantos estadounidenses que están en la calle buscando afanadamente un trabajo y se encuentran con la realidad de que requieren nuevas habilidades.  Y también he conocido a muchos empleadores que están buscando trabajadores y no pueden encontrar los que tienen las habilidades que ellos buscan.

De manera que debemos hacer todo lo que podamos para poner la educación superior al alcance de todo estadounidense ya que, en un momento en que el índice de desempleo de los estadounidenses que tienen el menos un título universitario es casi la mitad del promedio nacional, esto nunca ha tenido tanta importancia.  Sin embargo, he aquí la realidad: también esto nunca ha sido tan costoso.  Los estudiantes que obtienen préstamos para pagar sus estudios universitarios se gradúan con una deuda promedio de $25,000.  Por primera vez en la historia, los estadounidenses tienen una deuda mayor en sus préstamos para estudios que la que tienen con respecto a sus tarjetas de crédito.  Y, para muchas familias trabajadoras, la idea de deber tanto dinero significa que la educación superior simplemente está fuera del alcance para sus hijos.

En EE.UU., la educación superior no puede ser un lujo.  Es una imperativa económica que toda familia tiene que poder costear.  Por eso es que la semana entrante estaré visitando universidades en todo el país, para hablar con los estudiantes sobre cómo podemos hacer que la educación superior sea de costo más asequible, así como lo que está en juego ahora si el Congreso no hace algo al respecto.  Veamos, si el Congreso no toma acción, el 1° de julio, las tasas de interés en algunos préstamos para estudios se duplicarán.  Cerca de siete millones y medio de estudiantes acabarán por deber más en sus pagos de los préstamos.  Eso sería un golpetazo fuerte.  Y es totalmente evitable. 

Este asunto no salió de la nada.  Durante algún tiempo ya, yo le he estado haciendo un llamado al Congreso para que tomara medidas para hacer que la educación superior fuese de costo más asequible: impedir la duplicación de las tasas de interés, extender el crédito fiscal por matrícula que les ha ahorrado millones de dólares a las familias de la clase media, y duplicar el número de empleos con estudio y trabajo compartidos durante los próximos cinco años.

En lugar de ello, durante estos últimos años, los Republicanos en el Congreso han votado en contra de nuevas maneras de hacer que la universidad fuese de costo más asequible para las familias de la clase media, y votaron a favor de inmensos nuevos recortes de impuestos para los millonarios y los multimillonarios; esos recortes de impuestos tendrían que financiarse mediante recortes a cosas tales como la educación y los programas de capacitación práctica que les proveen a los estudiantes nuevas oportunidades de trabajar y tener éxito.

No podemos simplemente vivir haciendo recortes para llegar a la prosperidad.  El hecho de hacer más difícil que nuestros jóvenes puedan costear su educación superior y obtener sus títulos universitarios no es otra cosa que amputar nuestro propio futuro por las rodillas.  El Congreso tiene que impedir la duplicación de las tasas de interés en los préstamos para estudios, y tiene que hacerlo ahora mismo.

Esto se trata de los valores.  No podemos permitir que EE.UU. se convierta en un país en que un número cada vez menor de gente logra mucho éxito, mientras que un número cada vez mayor de gente enfrenta dificultades para cubrir sus gastos.  Tenemos que construir una economía en la que todos tengan una oportunidad justa, en la que todos hagan la parte que les corresponde hacer, y en la que todos se rijan por el mismo conjunto de reglas.  Así es cómo la clase media se fortalece.  Ésa es una economía construida para que perdure.  Y no sólo voy a plantear esta situación en los recintos universitarios la semana entrante, sino que voy a plantearlo en todas partes del país este año.  Muchas gracias y que disfruten su fin de semana. 

White House Shareables