THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
23 de abril, 2012

La educación como el camino hacia una economía construida para que perdure:

Detener el aumento de la tasa de interés en los préstamos estudiantiles

986,494 estudiantes hispanos serían afectados

El Presidente Obama, en su discurso del Estado de la Unión, presentó un plan específico para una economía construida para que perdure, una economía construida sobre las bases de la manufactura de EE.UU., la energía de EE.UU., las habilidades de los trabajadores de EE.UU., y una renovación de los valores de EE.UU..

El Presidente ha trabajado sin descanso para lograr que la economía vuelva a crecer de nuevo, pero sabe que hay mucho más que podemos y debemos hacer, y eso incluye hacer inversiones inteligentes en la educación que resulten en mejores trabajos y una clase media más fuerte. La solidez de la economía americana están inextricablemente vinculada con la solidez del sistema de educación de EE.UU.: especialmente en este momento decisivo para la clase media, tenemos que continuar invirtiendo para crear una fuerza laboral estadounidenses que esté equipada para tener éxito en la economía global.  En un momento en que las ganancias promedio de los graduados universitarios son el doble de las ganancias de los trabajadores que sólo tienen una educación de escuela secundaria, la educación superior es el camino más obvio para llegar a la clase media.

Sin embargo, el costo de asistir a la universidad está haciendo que la promesa americana no esté al alcance de demasiadas personas en este país.  El acceso a la educación superior en esta época se ha hecho cada vez más costoso para las familias.

  • EE.UU. cuenta con las mejores universidades del mundo; sin embargo las matrículas y cuotas relacionadas medidas en dólares constantes se han más que duplicado durante las últimas dos décadas.
  • En 2010, los graduados que obtuvieron préstamos para estudios debían un promedio de más de $25,000 al momento de completar sus estudios.
  • La deuda por préstamos para estudios actualmente ha sobrepasado la deuda por tarjetas de crédito por primera vez en la historia. 

Las reducciones en fondos estatales y en apoyo a las instituciones han complicado aun más el problema del costo de la educación universitaria, obligando a los estudiantes a absorber los recortes a través de precios de matrícula más altos y aumentando significativamente el grado al que los estudiantes tienen que depender de préstamos para financiar la educación universitaria. 

Con el fin de asegurar que más estudiantes responsables y trabajadores pueden tener acceso justo a una educación superior costeable, el Presidente Obama está exhortando a los estados, a las universidades, y al Congreso a que tomen acción sobre su responsabilidad compartida para ponerle coto a los precios cada vez mayores y hacer posible que la educación superior sea de costo más asequible para todos los estadounidenses.

El Presidente Obama exhorta al Congreso a impedir que las tasas
de interés se dupliquen en los préstamos estudiantiles:

Los estadounidenses ahora deben más en deuda sobre matrículas que lo que deben en deuda de tarjetas de crédito, y obtener préstamos estudiantiles es mucho más común actualmente que lo que era hace una década.  En un momento en que la deuda promedio de préstamos para estudios asciende a $25,000 y en que los precios de las matrículas continúan subiendo, los estudiantes están tomando préstamos más que nunca antes para poder obtener sus títulos.

El 1° de julio de 2012, las tasas de interés en los préstamos estudiantiles con subsidio Stafford tienen programada una subida que las duplicará del 3.4% al 6.8%.Para tener una fuerza laboral mejor educada que la de nuestros competidores globales y hacer que la universidad sea más costeable, el Congreso debe parar la duplicación de la tasa de interés sobre estos préstamos estudiantiles.

Si el Congreso no toma acción antes del 1° de julio de 2012, las tasas de interés en los préstamos para más de 7.4 millones de estudiantes se duplicarán, incluyendo 986,494 estudiantes hispanos. Y, por cada año que el Congreso no tome acción, los estudiantes acumulan $1,000 adicionales de deuda durante la vida de sus préstamos.

Como lo hizo en su discurso del Estado de la Unión, el Presidente Obama está exhortando al Congreso a que presente una legislación para impedir que ocurra este aumento del doble en los intereses sobre los préstamos. El Presidenta está exhortando al Congreso a que recompense la responsabilidad y el arduo trabajo para mantener las tasas de interés bajas y así asegurar que más estadounidenses tengan una oportunidad justa de lograr una educación universitaria costeable, las destrezas que necesitan para encontrar un buen trabajo, y un camino claro hacia la clase media.

Asegurando que los estudiantes estadounidenses tengan acceso justo a una educación superior costeable

La educación superior no es un lujo: es una imperativa económica que debe estar al alcance económico de todo estudiante responsable y trabajador.  El Presidente Obama ha enfatizado que tanto el gobierno federal, como los estados y las universidades, tienen una función que desempeñar para hacer que la educación universitaria sea de costo más asequible, poniéndoles freno a los costos de la educación, ofreciéndoles valor a las familias estadounidenses, y preparando a los estudiantes con una educación sólida para tener éxito en sus carreras.

El Presidente está exhortando al Congreso a que impulse nuevas reformas que le den a más estudiantes trabajadores una oportunidad justa de poder buscar una educación superior.  

  • Reforma de la ayuda estudiantil para promover la asequibilidad y el valor:Para impedir que la matrícula universitaria suba demasiado y promover que se ofrezca un mayor valor, el Presidente ha propuesto reformas a los programas federales de ayuda estudiantil basados en los recintos universitarios que desvíen la ayuda de aquellas universidades que no mantengan la matrícula a un costo asequible hacia las universidades que hagan lo que les corresponde justamente hacer y mantengan la matrícula a un costo asequible, provean un buen valor, y les ofrezcan buenas oportunidades a los estudiantes necesitados.  Estos cambios en la ayuda federal a los recintos universitarios apalancarán $10 mil millones anualmente para contener el costo de la matrícula. 
  • Crear una carrera a la cima para la asequibilidad y la consecución de los estudios universitarios: El Presidente ha propuesto incentivos para que los estados mantengan sus compromisos con la educación superior a través de una nueva inversión de $1 mil millones.  La Carrera a la Cima: Asequibilidad y Consecución de los Estudios Universitarios recompensará a los estados que estén dispuestos a implementar cambios sistémicos en sus políticas y prácticas de educación universitaria, para aumentar el número de graduados universitarios y contener el costo de la matrícula. 
  • Lanzamiento de una competencia de Primera en el Mundo como modelo de innovación y calidad en los recintos universitarios:El Presidente está proponiendo una inversión de $55 millones en una nueva competencia de Primera en el Mundo, para apoyar a las universidades públicas y privadas y las organizaciones sin fines de lucro en sus esfuerzos por desarrollar y probar una nueva estrategia innovadora que fomentará el logro de la educación superior y el resultado de los estudiantes, al tiempo que logra una reducción de los costos.
  • Proveer mejor información para las familias en su selección de la universidad correcta en su caso: El Presidente está exhortando a la creación de un Cuadro de Mando Universitario para todas las instituciones que confieren títulos, diseñado para proveer información esencial sobre los costos de los estudios, las tasas de graduación, así como de las ganancias potenciales de los graduados, presentada en un formato fácil de leer que ayude a los estudiantes y a sus familias a seleccionar una universidad que sea idónea para sus necesidades, que tenga un precio asequible a sus posibilidades, y que sea consistente con sus metas de carrera y de educación.
  • Redoblar el apoyo federal para hacerle frente a los costos universitarios:El Presidente ya ha realizado las mayores inversiones en ayuda para los estudiantes desde la ley de préstamos conocida como el G.I. Bill, a través de aumentos a las Becas Pell, y reforzando los programas de préstamos directos y de reembolso basado en el ingreso.  En su discurso del Estado de la Unión, el Presidente también exhortó al Congreso a que hiciera permanente el Crédito Tributario de la Oportunidad Americana y que duplicara el número de empleos que combinan el trabajo con el estudio durante los próximos 5 años para prestar mayor ayuda a los estudiantes universitarios que trabajan para pagarse sus estudios. 

Refuerzo de inversiones federales históricaspara hacer la educación superior más asequible

El Presidente ha fijado la meta para los EE.UU. de ser el primero en el mundo en la consecución de estudios universitarios en 2020. Para alcanzar esta meta audaz para el futuro de nuestra nación y para preparar a los estudiantes para que compitan en la economía global del siglo XXI, la Administración de Obama ha abogado por inversiones históricas en ayuda financiera a los estudiantes para hacer que la universidad sea más asequible para todas las familias estadounidenses: 

  • Aumento de las Becas Pell: El Presidente ha incrementado el máximo de la Beca Pell a $5,635 para el año de concesión 2013-14: un aumento de $905 desde 2008. El número de beneficiarios de la Beca Pell se ha incrementado durante ese mismo período en un 50 por ciento, proporcionando acceso a la universidad a millones de otros estudiantes de bajos ingresos y de clase media en todo el país. 
  • Ayuda a los estudiantes en la administración de la deuda de préstamos estudiantiles: El plan "Pay As You Earn" (Pague a medida que gane) de la Administración amplía el reembolso basado en los ingresos para permitir que 1.6 millones de estudiantes responsables que no se han atrasado en sus pagos puedan aprovechar una nueva opción de limitar el pago de los préstamos estudiantiles a un 10% de los ingresos mensuales. Estos cambios reducirán la carga de los préstamos para estudiantes de una manera fiscalmente responsable.
  • Ampliación de los créditos fiscales para la educación: El Presidente Obama estableció el Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana en el 2009 para ayudar a las familias con los costos de la universidad, proporcionando hasta $10,000 para cuatro años de matrícula universitaria para las familias que ganan un máximo de $180,000. Más de 9.4 millones de estudiantes y sus familias se benefician del Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana cada año. El Presidente Obama ha pedido al Congreso que haga permanente este crédito fiscal y evite que éste venza en 2012. 

Tasas de interes sobre préstamos estudiantiles con subsidio del programa Stafford:
Ahorros estimados para estudiantes hispanos

 
 
         

Grupo Demográfico

Número de prestamistas (estimado)

Ahorro promedio por prestamista por duración de préstamo (estimado)

Ahorros totales de grupo colectivamente

 

Hispanos

          986,494

$1,027

$1,012,862,160

 
 

White House Shareables