THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 
Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
21 de julio, 2012

Como muchos de ustedes ya saben, en las tempranas horas del viernes, al menos doce personas fueron asesinadas cuando un hombre armado disparó múltiples veces en un cine en Aurora, Colorado.  Decenas más están recibiendo atención a sus lesiones en los hospitales locales.  Algunas de las víctimas están siendo atendidas en un hospital infantil. 

Todavía estamos recopilando información sobre lo que sucedió, pero sí sabemos que la policía tiene a un sospechoso bajo custodia.  Y el gobierno federal está listo para hacer lo que sea necesario para que el que haya cometido esa atroz masacre sea enjuiciado.  Tomaremos todas las medidas posibles para garantizar la seguridad de todo nuestro pueblo.  Y apoyaremos a nuestros vecinos en Colorado durante estos momentos tan extraordinariamente difíciles.

Incluso cuando sepamos cómo sucedió eso y quién es el responsable, es posible que nunca podamos entender qué lleva a una persona a aterrorizar a sus semejantes.  Esa maldad es algo tan insensato que está más allá de la imaginación.  Sin embargo, aunque jamás sabremos exactamente qué motiva a alguien a atentar contra la vida de otro, sí sabemos qué es lo que hace que merezca la pena vivir la vida. 

La gente que perdimos en Aurora amaba, y era amada.  Eran padres y madres; esposos y esposas, hermanos y hermanas, hijos e hijas, amigos y vecinos.  Ellos tenían esperanzas para el futuro y sueños que no se habían llegado a cumplir.  Y, si hay algo que pueda sacarse de esta tragedia, es el recordatorio de que la vida es frágil.  Nuestro tiempo aquí en este mundo es limitado y es muy valioso.  Y lo que importa al final no son las cosas pequeñas y triviales que con frecuencia nos consumen nuestras vidas.  Lo que importa es cómo nos tratamos unos a otros, y cómo nos queremos unos a otros.  Es lo que hacemos día a día para dar sentido a nuestras vidas y para que nuestras vidas tengan un propósito.  Eso es lo que importa.  Es por eso que estamos aquí.

Estoy seguro que muchos de ustedes que tienen hijos tuvieron la misma reacción que tuve yo cuando escuché inicialmente la noticia: ¿qué tal si hubieran sido mis hijas en el cine, haciendo lo que hacen los muchachos jóvenes diariamente?  Michelle y yo tendremos la dicha de abrazar a nuestras hijas un poco más fuertemente este fin de semana, tal como estoy seguro que ustedes harán con sus hijos.  Pero, para esos padres que no tengan esa dicha, tenemos que abrazarlos y hacerles saber que los estamos apoyando como nación.

Espero que este fin de semana todo el mundo tome cierto tiempo para orar y reflexionar; por las víctimas de esta horrible tragedia, por la gente que los conocía y los quería, por aquellos que todavía sufren por recuperarse, y por todas las víctimas de los actos de violencia menos publicados que azotan a nuestras comunidades diariamente.  Mantengamos a todos estos estadounidenses en nuestras oraciones.  Y, a la gente de Aurora, que el Señor le traiga consuelo y sanación en los días venideros tan difíciles. 

###

White House Shareables