THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
29 de octubre, 2012

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE
SOBRE EL HURACÁN SANDY
Sala James S. Brady de orientación para la prensa  

12:46 P.M. EDT

EL PRESIDENTE: Hola a todos.  Acabo de tener una reunión de actualización con nuestros equipos de respuesta a las emergencias, incluyendo a FEMA, y a las agencias que van a ser útiles en los esfuerzos de respuesta y recuperación, tales como el Departamento de la Energía, el Departamento del Transporte, el Departamento de Seguridad Nacional, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Obviamente, todos están al tanto en este punto de que esta tormenta va a ser grande y poderosa.  Y, en toda la costa del este de EE.UU., creo que todos están haciendo los preparativos necesarios.

He hablado con todos los gobernadores en todos esos estados.  Ellos han emitido declaraciones de emergencia, que han sido aprobadas rápidamente aquí en la Casa Blanca.  Hemos facilitado de antemano los recursos, de manera que el personal de FEMA está trabajando en estrecha colaboración con los gobiernos estatales y locales.  Nos estamos cerciorando de que haya disponible comida y agua y servicios de emergencia para aquellas comunidades que van a sufrir el mayor impacto.

Anticipamos que el centro de la tormenta va a tocar tierra en algún momento esta noche.  Sin embargo, debido a la naturaleza de esta tormenta, estamos seguros de que va a ser un proceso de lento movimiento a través de un área muy extensa del país, y que millones de personas van a ser afectadas.

De manera que el mensaje más importante que tengo para el público ahora mismo es que hagan el favor de escuchar lo que digan los funcionarios estatales y locales de sus áreas.  Cuando estos les digan que tienen que evacuar el área, ustedes deben evacuarla.  No lo pospongan.  No se detengan; no pongan en duda las instrucciones que reciban, pues esta tormenta es muy grave y potencialmente podría tener consecuencias fatales si la gente no hubiese actuado rápidamente.

La buena noticia es que creo que los gobernadores y los funcionarios locales han tenido unos cuantos días para prepararse.  Ha habido una coordinación extraordinariamente estrecha entre el gobierno federal y los gobiernos estatales y locales.  Así es que tenemos la seguridad de que los recursos están colocados de antemano para lograr una respuesta efectiva a las secuelas de la tormenta.

Sin embargo, tengan en mente que, para aquellos que no sigan las instrucciones, si ustedes no evacúan la zona cuando se les solicita que lo hagan, ponen en peligro al personal de emergencia.  Vamos a tener que movilizar al mismo tiempo equipos de búsqueda y rescate en diversos estados y sus zonas colindantes.  Y, a pesar de que tenemos a los guardacostas y al Departamento de Defensa en posición de alerta, si el público no sigue las instrucciones, eso entraña dificultades para la gente y significa que podríamos tener accidentes mortales que podrían haberse evitado.

El transporte va a estar comprometido durante largo tiempo.  Y probablemente el impacto más significativo para mucha gente, además de las inundaciones, va a ser el restablecimiento de la electricidad.  Anticipamos que va a haber muchos árboles caídos, así como mucha agua.  Y, no obstante el hecho de que las compañías de electricidad están colaborando estrechamente con sus funcionarios locales y estatales para cerciorarse de reunir la mayor cantidad posible de recursos y tenerlos listos en preparación para la tormenta, la realidad es que muchos de los equipos de emergencia no van a poder ponerse en acción para comenzar a restablecer la electricidad hasta que algunos de los vientos se hayan calmado.  Y, debido a la naturaleza de esta tormenta, eso puede tomar varios días.

Así es que el público debe anticipar que va a haber muchas interrupciones del servicio eléctrico, y que puede tomar tiempo restablecer el servicio.  Lo mismo ocurre con el transporte; va a haber muchos retrasos e, incluso después de que pase la tormenta, va a tomar un tiempo considerable para que las aerolíneas, los trenes subterráneos y a nivel de tierra, etc. puedan volver a operar en sus horarios habituales, dependiendo de la cantidad de daños que haya ocurrido.

Permítanme resumir diciéndoles simplemente que agradezco extraordinariamente la cooperación de nuestros funcionarios estatales y locales.  Las conversaciones que he sostenido con todos los gobernadores indican que, en este punto, no hay necesidades que no se hayan cubierto.  Creo que todo el mundo está tomando este asunto muy en serio.  Tenemos colocados de antemano todos los recursos que necesitamos.

Sin embargo, en este momento la clave es cerciorarse de que el público siga las instrucciones.  Para aquellos de ustedes que todavía necesitan información adicional sobre cómo responder, pueden visitar el sitio web Ready.gov; les aclaro que es Ready.gov.  Y en ese sitio web deben poder conseguir toda la información que sus familias necesitan en cuanto a cómo pueden prepararse para esta tormenta.

A toda la gente que está potencialmente afectada la tenemos en mente y en nuestras oraciones.  Agradecemos extraordinariamente los esfuerzos de nuestro personal de emergencia, debido a que ellos van a estar trabajando las 24 horas de todos los días, sin parar.  Y también quiero cerciorarme de que tengamos en mente y en nuestras oraciones a todos los que puedan tener que lidiar con una situación sumamente difícil durante los próximos días.

No obstante, el último punto que toco es el siguiente: esta tormenta va a ser grande.  Va a ser una tormenta difícil.  Lo mejor que sucede en los Estados Unidos es que, cuando enfrentamos momentos difíciles como este, todos nos ayudamos unos a otros.  Ayudamos a nuestros amigos.  Ayudamos a nuestros vecinos.  Y dejamos a un lado las diferencias que podamos tener en otros aspectos para cerciorarnos de responder adecuadamente y con prontitud.  Y exactamente eso es lo que espero que suceda en este caso.

Así es que quiero agradecerles a todos los equipos federales, estatales y locales que están en posición.  Y tengo la seguridad de que estamos listos.  Pero creo que el público tiene que prepararse para la realidad de que va a tomar un largo tiempo para que podamos volver a la normalidad.  La buena noticia es que lo lograremos y venceremos las dificultades que enfrentemos.

P    ¿Qué impacto tendrá esto en las elecciones, señor Presidente? 

EL PRESIDENTE: En este punto no me preocupa el impacto en las elecciones.  Me preocupa el impacto en las familias, y me preocupa el impacto en nuestro personal de emergencia.  Me preocupa el impacto en nuestra economía y en el transporte. 

Las elecciones se desenvolverán por su cuenta la semana entrante.  Ahora mismo, nuestra primera prioridad es cerciorarnos de que salvemos vidas, que nuestros equipos de búsqueda y rescate estén en posición para actuar, que la gente reciba la comida, el agua y el refugio que necesita en caso de emergencia, y que nosotros respondamos lo más rápido posible para volver a encaminar la economía.

Muchas gracias a todos.

                               FIN                12:52 P.M. EDT

White House Shareables