THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
8 de diciembre, 2012

MENSAJE SEMANAL: El Congreso tiene que prolongar los recortes fiscales de la clase media

WASHINGTON, DC— En su mensaje de esta semana, el Presidente Obama exhortó al Congreso a que prolongue los recortes fiscales sobre el ingreso de la clase media para el 98% de los estadounidenses y el 97% de las pequeñas empresas sin más demora, y dejó claro que un enfoque equilibrado a la reducción del déficit significa que los Republicanos en el Congreso tienen que estar de acuerdo en que los estadounidenses más ricos paguen tasas de impuestos más altas. 

El audio y el vídeo de este mensaje están disponibles en línea en www.whitehouse.gov.

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
8 de diciembre, 2012

Hola a todos.  Durante estas últimas semanas, se ha hablado mucho acerca de las fechas límite que encaramos sobre los empleos y los impuestos y las inversiones.  Sin embargo, con tanta bulla y tantas opiniones en el ambiente, resulta fácil pasar por alto el tema del que realmente se trata este debate.  No se trata de qué partido político es el vencedor, ni de quiénes ganan o pierden en Washington.  Se trata de tomar decisiones prudentes que tendrán un verdadero impacto en las vidas de ustedes y en las de todos los estadounidenses alrededor del país. 

En este momento, los recortes de la clase media están programados para vencer a final de este año.  El tiempo se está acabando.  Y pueden suceder dos cosas.

Primero, si el Congreso no hace nada, todas las familias en los Estados Unidos experimentarán una subida automática de sus impuestos sobre el ingreso el día 1° de enero.  Una típica familia de clase media de cuatro miembros recibiría un aumento de impuestos de $2,200.  Eso sería malo para las familias, sería malo para los negocios y afectaría negativamente a toda nuestra economía.

Ahora bien, el Congreso puede evitar todo esto si aprueba una ley que impida la subida de impuestos sobre los primeros $250,000 de ingreso de todas las personas.  Eso significa que el 98 por ciento de los estadounidenses y el 97 por ciento de las pequeñas empresas no experimentarían ni un solo centavo de aumento en sus impuestos sobre el ingreso.  Incluso los estadounidenses más ricos recibirían un recorte fiscal sobre los primeros $250,000 de su ingreso.  Y las familias en todas partes podrían disfrutar de cierta tranquilidad. 

Ya el Senado ha hecho su parte.  Ahora solo estamos esperando que los Republicanos en la Cámara de Representantes hagan lo mismo.  Sin embargo, hasta ahora, ellos han presentado un plan desequilibrado que realmente les reduce las tasas de impuestos a los estadounidenses más ricos.  Si queremos proteger a la clase media, la matemática simplemente no resulta.

Podemos y debemos hacer algo más que solo prolongar los recortes fiscales de la clase media.  Yo estoy listo para colaborar con los Republicanos para lograr un plan que fomente el crecimiento económico, que cree empleos y que reduzca nuestro déficit; un plan que les conceda a ambos lados un poco de lo que ellos desean.  Estoy dispuesto a encontrar maneras de reducir el costo del cuidado de la salud sin perjudicar a las personas de la tercera edad y a otros estadounidenses que dependen de este.  Y estoy dispuesto a hacer más recortes de gastos para subsidios sociales en adición al $1 billón de recortes que promulgué el año pasado. 

Sin embargo, si tenemos la seria intención de reducir nuestro déficit mientras seguimos invirtiendo en asuntos como la educación y las investigaciones que son importantes para fomentar nuestra economía, y si tenemos la seria intención de proteger a las familias de la clase media, entonces también vamos a tener que pedirles a los estadounidenses más ricos que paguen tasas de impuestos más altas.  Ese es un principio sobre el que no estoy dispuesto a hacer concesiones.

Esta fue una pregunta central en las elecciones.  Una evidente mayoría de los estadounidenses, tanto Demócratas, como Republicanos e Independientes, estuvo de acuerdo con un enfoque equilibrado que le solicita algo a todos, pero un poquito más a los que más pueden darse ese lujo.  Es la única manera de encaminar a nuestra economía de manera sostenible sin pedirle aun más a la clase media.  Y ese es el único tipo de plan que yo estoy dispuesto a firmar.

Todo el mundo está de acuerdo en que necesitamos reducir nuestro déficit y fortalecer nuestra economía para el futuro a largo plazo.  La pregunta es si podemos hacerlo de una manera responsable que nos permita continuar invirtiendo en las cosas que siempre han hecho fuerte a los Estados Unidos.  Yo creo que podemos hacerlo.  Y, si ambos lados están dispuestos a hacer concesiones, creo que podemos ofrecerles a los negocios y a las familias una sensación de seguridad para comenzar el Año Nuevo.

Gracias, y que disfruten su fin de semana.

White House Shareables