THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
15 de diciembre, 2012

MENSAJE SEMANAL: La nación sufre por los que fueron asesinados en el trágico tiroteo ocurrido en Newtown, CT

WASHINGTON, DC— En su mensaje de esta semana, el Presidente dice que los pensamientos y las oraciones de toda la nación están puestos en aquellos que perdieron a un ser querido durante el trágico tiroteo en Newtown, CT.

El audio y el vídeo de este mensaje están disponibles en línea en www.whitehouse.gov.

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
15 de diciembre, 2012

El viernes tuvimos la noticia de que más de dos docenas de personas fueron asesinadas cuando un hombre armado abrió fuego en una escuela primaria en Newtown, Connecticut. 

La mayoría de los que murieron eran simplemente niños pequeños  que tenían toda su vida por delante.  Y todo padre y madre en los Estados Unidos tiene el corazón acongojado de dolor.

Entre los que perecieron también había maestros; hombres y mujeres que dedicaban sus vidas a ayudar a nuestros hijos a cumplir sus sueños.

De manera que nuestros corazones están destrozados en el día de hoy.  Sufrimos por las familias de los que perdimos.  Y tenemos en nuestras oraciones a los padres de aquellos que sobrevivieron.  Porque, tan bendecidos como están de tener a sus hijos en casa con ellos, estos saben que la inocencia de sus hijos se la han robado demasiado pronto.

Como nación, hemos sufrido demasiadas de estas tragedias en los últimos años.  Una escuela primaria en Newtown.  Un centro comercial en Oregon.  Un centro religioso en Wisconsin.  Un cine en Colorado.  Numerosas esquinas de barrios en lugares tales como Chicago y Philadelphia.

Cualquiera de esos barrios podría ser el nuestro.  Así es que tenemos que unir fuerzas y tomar medidas significativas para prevenir más tragedias como esta.  Todo esto sin tener en cuenta la política. 

Este fin de semana, Michelle y yo haremos lo que sé que todo padre y madre hará, que es abrazar a nuestros hijos lo más fuerte que podamos y recordarles lo mucho que los amamos. 

Hay familias en Connecticut que no pueden hacer eso hoy.  Y nos necesitan a todos ahora. Porque, mientras no hay nada que pueda llenar el espacio de un hijo o un ser querido que hemos perdido, todos nosotros podemos extender una mano a los que la necesitan, para recordarles que estamos dispuestos a ayudarlos, que estamos rezando por ellos, que el amor que ellos sintieron por los que perdieron perdura no solo en sus memorias, sino también en su comunidad, y en su país. 

Muchas gracias.

###

White House Shareables