THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
19 de diciembre, 2012

Declaraciones de Dan Pfeiffer, Director de Comunicaciones de la Casa Blanca, sobre la legislación “Plan B” de los Republicanos en el Congreso

El pueblo americano ha dejado claro que no aceptará un enfoque económico que le imponga una carga demasiado grande a la clase media, a las personas de la tercera edad, a los estudiantes y a los estadounidenses más vulnerables al tiempo que les pide demasiado poco a los estadounidenses más ricos.  La legislación del “Plan B” de los Republicanos en el Congreso prolonga los recortes fiscales significativos para las personas más acaudaladas; en promedio, los millonarios experimentarían un beneficio de impuestos de $50,000, mientras se eliminan los recortes fiscales de los que dependen 25 millones de estudiantes y familias que enfrentan dificultades para cubrir sus gastos y se suspenden los incentivos críticos para las empresas de nuestra nación.  Esto también les troncaría el sustento vital de asistencia por desempleo a 2 millones de estadounidenses que están luchando por encontrar un empleo, solo unos cuantos días después de la Navidad, al mismo tiempo que hace recortes graves al Medicare. La reducción del déficit es mínima e, ilógicamente, dado sus autores, exclusivamente mediante aumentos de impuestos sin recorte alguno de gastos.  Este enfoque no satisface la prueba del equilibrio, y el Presidente vetaría la legislación en el caso poco probable de que se aprobara.

El Presidente cree que este momento les presenta a ambos lados la oportunidad de llegar a un acuerdo significativo y equilibrado que sea bueno para las familias estadounidenses, para la economía y para el futuro de nuestra nación.  Este ha presentado una propuesta que llega a mitad de camino sobre los impuestos y los gastos propuestos por el Presidente de la Cámara, y ofrece colaborar con los Republicanos para recortar los gastos en un monto adicional de más de un billón de dólares sobre lo que él ya ha promulgado.  El Presidente exhorta a los líderes Republicanos a colaborar con nosotros para resolver las diferencias restantes y encontrar una solución a esta situación en el día de hoy en lugar de recurrir a ejercicios políticos que aumentan la posibilidad de que los impuestos suban para todos los estadounidenses.  El pueblo americano está muy atento a este asunto y no merece que hagamos menos que eso. 

###

White House Shareables