THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
1° de enero, 2013 

Hoja informativa: El Acuerdo Fiscal: Una victoria para las familias
de la clase media y para la economía
 

En este momento decisivo para la clase media, el Presidente logró una solución bipartidista que les mantiene bajos los impuestos sobre el ingreso a las familias de la clase media y que fomenta la economía.  Por primera vez en 20 años, el Congreso habrá actuado de manera bipartidista para votar a favor de nuevos ingresos significativos.  Esto significa que los millonarios y multimillonarios pagarán lo que les corresponde justamente para reducir el déficit mediante una combinación de aumentos permanentes de la tasa de ingresos y beneficios fiscales reducidos.  Y este acuerdo garantiza que podamos continuar haciendo inversiones en la educación, la energía limpia, y la manufactura que contribuyan a crear empleos y a fortalecer la clase media.

En 2011, el Presidente recortó los gastos. En 2012, mantuvo su promesa de pedirle al 2 por ciento más rico de los estadounidenses que pague más al tiempo que se protege al 98 por ciento de las familias y al 97 por ciento de las pequeñas empresas contra todo aumento de impuestos sobre el ingreso, lo que recauda $620 mil millones de ingresos.  A medida que vamos adelante para hacerles frente a nuestros retos fiscales recurrentes, tanto los recortes de gastos como continuar pidiéndoles a los ricos que hagan un poquito más serán parte de un enfoque equilibrado.  Es crítico para nuestra economía y para las generaciones futuras que reduzcamos el déficit.  No podemos continuar acumulando esta deuda para que sean nuestros hijos quienes la paguen.  Y el Presidente está dispuesto a colaborar con los Republicanos para reducir el déficit de una manera equilibrada y bipartidista.

1. Prolonga permanentemente los recortes fiscales para la clase media y además prolonga los créditos para las familias trabajadoras, con medidas adicionales para proteger a las familias y promover el crecimiento económico. 

  • Prolongación permanente de los recortes fiscales para la clase media: Esto proveerá certeza para 114 millones de núcleos familiares incluyendo tasas de impuestos más bajas, una expansión del Crédito Tributario por Hijos, y alivio de la penalidad por matrimonio, que son pasos que conjuntamente impedirán que la típica familia de cuatro miembros experimente un aumento de impuestos de $2,200 el próximo año. Además, incluye una modificación permanente al Impuesto Mínimo Alternativo (AMT, por sus siglas en inglés).

  • El código de impuestos sobre el ingreso más progresista que haya existido en décadas: Al aumentarles las tasas de impuestos sobre el ingreso a los más ricos y mantener bajos los impuestos para la clase media, el acuerdo garantizará que tengamos el código de impuestos sobre el ingreso más progresista que haya existido en décadas. 

  • Prolongación de los beneficios de indemnización de emergencia por desempleo para 2 millones de gente: El acuerdo impedirá que 2 millones de personas pierdan los beneficios de indemnización por desempleo en enero al prolongar por un año los beneficios de indemnización de emergencia por desempleo. 

  • Prolongación de los recortes fiscales para 25 millones de familias trabajadoras y estudiantes: El trato prolonga las expansiones realizadas por el Presidente Obama del Crédito Tributario por Hijos, el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, y el nuevo Crédito Tributario de la Oportunidad Americana creado por el Presidente, que ayuda a las familias a pagar los estudios universitarios.  El Presidente luchó arduamente para prolongar esos créditos, y venció la insistencia de los Republicanos en que los impuestos sobre el ingreso subieran en un promedio de $1,000 para 25 millones de familias trabajadoras y estudiantes.  El acuerdo los prolongaría durante cinco años. 

  • Prolongación de los incentivos para la energía renovable, el crédito tributario por investigaciones y experimentos y otros incentivos comerciales: El acuerdo prolonga el alivio fiscal para los negocios hasta finales del próximo año.  Esto significa la prolongación del Crédito Tributario por Producción, que es un incentivo clave para la energía renovable que muchos Republicanos habían estado intentado anular, así como el crédito tributario por Investigaciones y Experimentos.  Además, el acuerdo prolonga la depreciación adicional del 50 por ciento, que es una medida temporal de costo beneficio para apoyar las inversiones y el crecimiento.  Todas estas se prolongan hasta el final de 2013. 

  • Modifica la tasa de crecimiento sostenible (SGR, por sus siglas en inglés) (“doc fix”) sin hacerles recortes a la Ley de Cuidado de Salud Asequible ni a sus beneficiarios: El acuerdo evita un recorte del 27 por ciento en los reembolsos para los médicos que atiendan pacientes de Medicare durante 2013 mediante una modificación a la fórmula de la tasa de crecimiento sostenible hasta el final del próximo año (denominada “doc fix”). El Presidente se mantuvo firme frente a las propuestas de los Republicanos de cubrir esta modificación mediante recortes a la Ley de Cuidado de Salud Asequible o a sus beneficiarios. 

  • Pospone el bloqueo durante dos meses, cubriéndolo con $1 de ingreso por cada $1 de gastos, estando los gastos equilibrados entre la defensa y los gastos internos: El acuerdo ahorra $24 mil millones, siendo la mitad en ingresos y la otra mitad de los recortes de gastos que están divididos equitativamente entre los gastos de defensa y los no relacionados con la defensa, para poder posponer el bloqueo durante dos meses.  Esto le dará tiempo al Congreso para poder crear un plan equilibrado para eliminar permanentemente el bloqueo a través de una combinación de ingreso adicional y recortes de gastos de manera equilibrada.

2. Recauda $620 mil millones en ingresos según el Comité Conjunto sobre Tributación del Congreso al lograr la meta del Presidente de pedirle al 2 por ciento más rico de los estadounidenses que pague más al tiempo que se protege al 98 por ciento de las familias y al 97 por ciento de las pequeñas empresas contra todo aumento de impuestos sobre el ingreso. 

  • Restablece la tasa del 39,6 por ciento para los núcleos familiares de altos ingresos, como era en la década de 1990: La tasa máxima regresaría al 39,6 por ciento para las personas solteras que tengan ingresos de más de $400,000 y para parejas casadas que tengan ingresos de más de $450,000. 

  • Las tasas de ganancias de capital para los núcleos familiares de altos ingresos regresan a los niveles de la era de Clinton: La tasa de ganancias de capital regresaría a lo que era bajo el Presidente Clinton, el 20 por ciento. Si se toma en cuenta el recargo del 3,8 por ciento de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, los dividendos y las ganancias de capital estarían sujetos a impuestos a una tasa del 23,8 por ciento para los núcleos familiares de altos ingresos.  Esas tasas de impuestos aplicarían a las personas solteras con ingresos de más de $400,000 y a las parejas casadas con ingresos de más de $450,000. 

  • Beneficios fiscales menores para los núcleos familiares que ganen más de $250,000 (para las personas solteras) y $300,000 (para las parejas): El acuerdo restablece los límites de la era de Clinton para los beneficios fiscales para los altos ingresos, la eliminación paulatina de las deducciones pormenorizadas (“Pease”) y la eliminación paulatina de la exención personal (“PEP”), para las parejas que tengan ingresos de más de $300,000 y las personas solteras que tengan ingresos de más de $250,000.  Estas dos disposiciones reducen los beneficios fiscales para los núcleos familiares de altos ingresos.  Esto sienta las bases para adoptar enfoques equilibrados futuros para reducir el déficit, que podrían incluir ingreso adicional mediante reformas fiscales que reduzcan los beneficios fiscales para los estadounidenses que ganen más de $250,000. 

  • Aumenta las tasas fiscales para los caudales hereditarios mayores: El acuerdo aumenta la tasa de impuestos para los caudales hereditarios mayores, que asciendan a más de $5 millones por persona, del 35 por ciento al 40 por ciento, a diferencia de las propuestas de los Republicanos de que se continuara con los niveles actuales de impuestos sucesorios. 

  • Los $620 mil millones de ingresos del acuerdo representan el 85 por ciento del monto recaudado por el proyecto de ley aprobado por el Senado, si este se hubiera promulgado y hecho permanente: El acuerdo amarra $620 mil millones de entradas de altos ingresos durante los próximos diez años.  A diferencia de esto, el proyecto de ley aprobado por los Demócratas en el Senado lograba aproximadamente $70 mil millones a través de disposiciones de un año de duración; esas mismas disposiciones podrían haber recaudado un total de $715 mil millones durante diez años si el Congreso hubiese actuado nuevamente para prolongarlas permanentemente.  Sin embargo, el proyecto de ley del Senado en sí amarraba solo el monto de ahorros equivalente a un año así es que hubiese requerido prolongaciones adicionales para lograr esos ahorros. 

3. Parte de un proceso equilibrado de reducción del déficit y un crecimiento más sólido.

  • Fortalece nuestra recuperación el próximo año al recortarle los impuestos a la clase media: La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), que es independiente y no está afiliada a un solo partido, estimó que permitir el efecto total del “abismo fiscal” daría lugar a que nuestra economía entrara en una recesión y realmente se redujera el próximo año, principalmente debido a los impuestos más altos sobre la clase media y los recortes de gastos generalizados.  El acuerdo final impide la subida de los impuestos a la clase media y pospone el “bloqueo” generalizado. 

  • Medidas temporales para apoyar los gastos de los consumidores y las inversiones de negocios: Prolongar la indemnización por desempleo es una de las maneras más efectivas de fomentar los gastos de los consumidores.  Y la depreciación adicional les dará a las compañías incentivos para invertir. 

  • Provee una seguridad económica mayor para las familias y los negocios: El acuerdo les facilitará a las familias y los negocios hacer sus planes y contribuirá al crecimiento de nuestra economía. 

  • Recorta el déficit y reduce la deuda como una parte de la economía durante los próximos cinco años: Desde abril del año pasado, el Presidente ha promulgado una reducción del déficit de 1.7 billones de dólares, que incluyen $700 mil millones en recortes de gastos de los proyectos de ley promulgados de asignación de partidas presupuestarias en 2011 y 2012, así como $1 billón en la Ley de Control del Presupuesto. Este acuerdo fiscal no solo reduce adicionalmente el déficit, sino que recauda $620 mil millones en nuevos ingresos de los núcleos familiares de altos ingresos.  Conjuntamente con una economía en vías de fortalecimiento, estos pasos reducirán el déficit como parte de la economía durante los próximos cinco años. 

  • Establece una base para una reducción del déficit adicional, equilibrada y a favor del crecimiento a través de una reforma fiscal y de los subsidios sociales: El acuerdo concede un alcance sustancial para reducir las deducciones de impuestos para los núcleos familiares de altos ingresos, para reformar los impuestos corporativos para ampliar la base y recortar la tasa de impuestos para que los Estados Unidos sean más competitivos, y para tomar pasos adicionales para reformar los subsidios sociales. 

4. Prolonga el proyecto de ley agrícola hasta el final del año fiscal, lo que impide un aumento grave en los precios de la leche al comienzo de 2013.  

White House Shareables