THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
________________________________________________________________________
EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 12 de enero, 2013 
 
MENSAJE SEMANAL: Poniéndole fin a la guerra en Afganistán y reconstruyendo a los Estados Unidos
 

WASHINGTON, DC—Después de reunirse con el Presidente Hamid Karzai, el Presidente Obama aprovechó su mensaje semanal para poner al día al pueblo americano sobre cómo le pondremos fin a la guerra en Afganistán, y cómo tenemos al alcance nuestra meta de garantizar que al Qaeda jamás vuelva a usar a Afganistán para lanzar ataques contra los Estados Unidos.  La guerra habrá terminado para finales del próximo año, y ahora tenemos que concentrarnos en la tarea de reconstruir a los Estados Unidos, fortalecer nuestra economía, y apoyar a nuestras valientes tropas y nuestros veteranos, y el Presidente tiene la certeza de que podemos vencer estos retos si colaboramos todos juntos como una nación.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. ET, del sábado, 12 de enero, 2013. 

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
12 de enero, 2013
 

Hola a todos.  Esta semana, recibí al Presidente Hamid Karzai en la Casa Blanca para discutir el camino a seguir en Afganistán.  Y hoy quiero ponerlos al día sobre cómo le pondremos fin a esta guerra, cómo traeremos a nuestras tropas de regreso a casa, y cómo continuaremos la labor de reconstruir a los Estados Unidos.

Durante estos últimos cuatro años, gracias a nuestros valientes hombres y mujeres uniformados, le hemos asestado golpes devastadores a al Qaeda.  Hemos expulsado a los talibanes de sus bastiones.  Y ahora nuestro objetivo fundamental, que es el motivo principal por el que iniciamos la guerra, está a nuestro alcance: garantizar que al Qaeda jamás vuelva a utilizar a Afganistán para lanzar ataques contra los Estados Unidos. 

Las 33,000 tropas adicionales que recibieron mis órdenes para ir a Afganistán sirvieron con honor, cumplieron su misión y, según se prometió, regresaron a casa este otoño pasado.  Esta semana acordamos que esta primavera las fuerzas afganas tomarán el liderazgo en cuanto a la seguridad en todo el país, y nuestras tropas pasarán a una función de apoyo.  En los próximos meses, daré a conocer la próxima fase de nuestra retirada.  Y, para fines del próximo año, la guerra de EE.UU. en Afganistán habrá llegado a su fin.

Este progreso solo ha sido posible debido a los sacrificios heroicos de nuestras tropas y diplomáticos, conjuntamente con las tropas de muchas otras naciones.  Más de medio millón de estadounidenses, tanto militares como civiles, han servido en Afganistán.  Miles han resultado heridos.  Más de 2,000 han sacrificado sus vidas.

Esta continúa siendo una misión sumamente difícil.  La labor que tenemos por delante no será fácil.  Nuestras fuerzas armadas todavía están expuestas al peligro.  Pero no tengan la menor duda; nuestro camino es obvio, y estamos yendo adelante.  Debido a que, después de más de una década de guerra, la nación que tenemos que reconstruir es la nuestra. 

A medida que lo hacemos, tenemos que ocuparnos de nuestras tropas y de nuestros veteranos que lucharon en nombre nuestro.  Tenemos que fomentar nuestra economía, y reducir nuestros déficits.  Crear nuevos empleos y fomentar los ingresos de las familias.  Tenemos que componer nuestra infraestructura y nuestro sistema de inmigración.  Tenemos que proteger a nuestro planeta de los efectos destructores del cambio climático, y proteger a nuestros hijos de los horrores de la violencia de las armas. 

Estas también serán misiones difíciles para los Estados Unidos.  Pero tenemos que cumplirlas.  Y, si podemos armarnos de tan solo una ínfima parte de la determinación de nuestros hombres y mujeres uniformados, yo sé positivamente que podemos cumplirlas.  Y tengo la intención de esforzarme al máximo de mis posibilidades para cerciorarme de que lo hagamos.

Muchas gracias.

###

White House Shareables