THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 9 de marzo, 2013
 

MENSAJE SEMANAL: Ponerles fin a los recortes automáticos para seguir fomentando la economía

WASHINGTON, DC— En su mensaje de esta semana, el Presidente Obama dijo que los negocios han creado empleos todos los meses durante tres años seguidos, casi 6.4 millones en total, y han agregado 246,000 nuevos empleos en febrero.  Tenemos que mantener este impulso, y por eso es que el Presidente se reunió recientemente con los líderes Republicanos para discutir cómo podemos reemplazar los recortes perjudiciales y arbitrarios al presupuesto, denominados los “recortes automáticos”, con una reducción equilibrada del déficit.  Con la colaboración de todos, el Presidente se siente seguro de que podemos reducir el presupuesto invirtiendo en áreas que nos ayuden a crecer y recortando lo que no necesitamos.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov  a las 6:00 a.m. ET, del sábado, 9 de marzo, 2013.
 
Comentarios del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
9 de marzo, 2013
 

Hola a todos.  Mi prioridad principal como Presidente es cerciorarme de hacer todo lo que podamos para reavivar el verdadero motor del crecimiento económico de los Estados Unidos, que es una clase media creciente y próspera.  

En el día de ayer recibimos algunas noticias agradables en ese sentido.  Tuvimos conocimiento de que nuestros negocios agregaron casi 250,000 nuevos empleos el mes pasado.  La tasa de desempleo bajó al 7.7%, que sigue siendo demasiado alta, pero que actualmente es más baja de lo que era cuando yo asumí el poder. 

Nuestros negocios han creado empleos todos los meses durante tres años seguidos, lo que significa casi 6.4 millones de nuevos empleos en total.  Nuestras empresas manufactureras están regresando empleos a los Estados Unidos.  Nuestra bolsa de valores se ha recuperado.  Se están construyendo casas nuevas y vendiéndose a un ritmo más rápido.  Y tenemos que hacer todo lo que podamos para mantener ese impulso. 

Eso significa que nos debemos hacer tres preguntas diariamente: ¿Cómo logramos hacer de los Estados Unidos un imán para atraer nuevos empleos? ¿Cómo equipamos a más de nuestra gente de las habilidades que requieren esos empleos?  Y, ¿cómo nos cercioramos de que el trabajo duro de uno dé lugar a un medio de vida decente?

Ese tiene que ser nuestro enfoque impulsor, nuestra Estrella Norte.  Y, en un momento en que nuestros negocios están logrando un poquito más de tracción, lo último que debemos hacer es permitir que la política en Washington interfiera con el progreso.  Ustedes merecen algo mejor que el mismo estancamiento político y la resistencia a llegar a un acuerdo que con demasiada frecuencia se ha tomado como un debate en serio durante estos últimos años.

Por eso es que yo he estado intentando entablar un diálogo con los Republicanos y los Demócratas para ver si podemos deshacernos de alguna parte de este estancamiento.  A principios de semana, me reuní con algunos Senadores Republicanos para ver si había maneras más sensatas de fomentar nuestra economía y reducir nuestros déficits que los recortes arbitrarios y los tales “recortes automáticos” que tuvieron lugar recientemente.  Sostuvimos una conversación franca y honesta sobre asuntos críticos tales como la reforma migratoria y la violencia con las armas, y otras áreas en las que podemos colaborar para llevar a este país adelante.  Y, la semana que viene, asistiré a las reuniones tanto del partido Demócrata como del Republicano en el Capitolio para continuar esas discusiones.

La realidad es que los Estados Unidos son una nación de diferentes creencias y diferentes puntos de vista.  Eso es lo que nos hace fuertes y, francamente, hace que nuestros debates democráticos sean complicados y con frecuencia frustrantes.  Sin embargo, en definitiva lo que nos hace especiales es cuando somos capaces de pasar por alto esas diferencias y unimos fuerzas en torno a la creencia de que lo que nos une siempre tendrá más poder que lo que nos separa. 

Como Demócratas y Republicanos, podemos no estar de acuerdo sobre la mejor manera de lograr nuestras metas, pero tengo la certeza de que podemos estar de acuerdo sobre lo que deben ser esas metas.  Una clase media fuerte y vibrante.  Una economía que les permita a los negocios crecer y prosperar.  Un sistema educacional que les provea a más estadounidenses las habilidades que estos necesitan para competir por los empleos del futuro.  Un sistema de inmigración que realmente funcione para las familias y los negocios.  Comunidades más fuertes y calles más seguras para nuestros hijos.

Lograr el progreso en estos asuntos no será fácil.  En los próximos meses, habrá debates más contenciosos y desacuerdos honestos entre gente con principios que desea lo mejor para este país.  Pero sigo pensando que es posible llegar a un acuerdo.  Sigo pensando que podemos unir fuerzas para hacer cosas importantes.  Y sé que hay líderes en el otro lado que comparten esa creencia. 

Así es que seguiré luchando por solucionar los verdaderos retos que encaran las familias de la clase media.  Y reclutaré a todo aquel que esté dispuesto a ayudar.  Eso es lo que este país necesita ahora, y eso es lo que ustedes merecen.

Gracias.

###

White House Shareables