La hoja informativa 
Fortalecimiento de la economía para las familias latinas

El Presupuesto del Presidente para el Año Fiscal 2014 demuestra que podemos hacer inversiones críticas para fortalecer la clase media, crear empleos, y fomentar la economía al tiempo que se continúa reduciendo el déficit de manera equilibrada.

El Presidente cree que tenemos que invertir en el verdadero motor del crecimiento económico de los Estados Unidos, que es una clase media creciente y próspera. Él está concentrado en cubrir tres preguntas fundamentales: ¿Cómo atraemos más empleos a nuestras costas? ¿Cómo equipamos a nuestra gente de las habilidades necesarias para desempeñar los trabajos del siglo XXI? ¿Cómo nos cercioramos de que el trabajo duro dé lugar a un medio de vida decente? El Presupuesto presenta el plan del Presidente para abordar cada una de esas preguntas.

Para lograr que los Estados Unidos vuelvan a ser un imán para atraer empleos, el Presupuesto invierte en manufactura e innovación de alta tecnología, energía limpia, e infraestructura, al tiempo que elimina la burocracia para ayudar a las empresas a crecer. Para proveerles a los trabajadores las habilidades que necesitan para competir en la economía global, este invierte en educación desde el nivel pre-escolar hasta la capacitación laboral. Para garantizar que el trabajo duro se recompense, este aumenta el salario mínimo a $9 la hora de manera que un día de trabajo duro pague más.

El Presupuesto hace todo esto como parte de un plan general que reduce el déficit y enfoca a la nación en un camino fiscal sólido. El costo de cada nueva iniciativa en el plan está totalmente cubierto, así es que estas no le agregan ni un centavo al déficit. El Presupuesto también incorpora la oferta de concesiones hecha por el Presidente al Presidente de la Cámara Boehner para lograr $1.8 billones adicionales en reducción del déficit de una manera equilibrada. Cuando esto se combina con la reducción del déficit que ya se ha logrado, esto nos permitirá exceder de la meta de $4 billones en reducción del déficit, al tiempo que se fomenta la economía y se fortalece la clase media. Al incluir esta propuesta de concesiones en el Presupuesto, el Presidente está demostrando su disposición a tomar decisiones difíciles y su seria intención de encontrar puntos de confluencia para reducir adicionalmente el déficit.

* * *

Para fortalecer la economía para las familias latinas, el Presupuesto de 2014 hará lo siguiente:

Aumentar el acceso a la educación pre-escolar de alta calidad. Para crear una base para el éxito en los primeros años formativos de vida, el Presupuesto describe una propuesta para ampliar el acceso a la educación pre-escolar de alta calidad con la iniciativa de Educación Pre-escolar para Todos. Esa iniciativa se financiará con el aumento del impuesto federal en los cigarrillos y otros productos de tabaco, que también tendrá impactos sustanciales en la salud pública, especialmente al reducir el hábito de fumar en los jóvenes. Además, el Presupuesto hace tres inversiones complementarias, que incluyen subvenciones para el desarrollo de la educación pre-escolar, para ayudar a los estados a crear la infraestructura de manera que puedan participar en la Educación Pre-escolar para Todos; un fondo de alianza entre el programa Early Head Start y los proveedores de cuidado infantil para ampliar el acceso a un ambiente de aprendizaje pre-escolar de alta calidad; y una extensión y expansión del programa voluntario de visitas a domicilio basado en evidencia para proveerles a nuestros padres y niños más vulnerables la educación y los servicios que garanticen que los niños más pequeños lleguen a ser estudiantes saludables en hogares seguros.

Proveer educación pre-escolar de alta calidad para todos. En una alianza con los estados, el Presupuesto les ofrece a todos los niños de cuatro años de ingresos bajos y moderados una educación pre-escolar de alta calidad, mientras que se exhorta a los estados a aceptar a otros niños de cuatro años que provengan de familias de ingresos medios. La iniciativa también promueve el acceso al kindergarten de día completo con programas educativos de alta calidad para los niños menores de cuatro años. Para apoyar esta iniciativa, el Presupuesto también propone una inversión de $750 millones en subvenciones para el desarrollo de la educación pre-escolar para garantizar que los estados que estén dispuestos a comprometerse a expandir el acceso a la educación pre-escolar puedan hacer las inversiones críticas necesarias para atender a sus niños de cuatro años en programas de alta calidad.

Invertir en cuidado de alta calidad para bebés y niños pequeños. El Presupuesto provee $1.6 mil millones para inversiones paralelas en educación pre-escolar de alta calidad para los bebés y niños a través de alianzas entre el programa Early Head Start y los proveedores de cuidado infantil.

Invertir en estrategias eficaces para padres y familias. El Presupuesto también provee $15 mil millones para extender y expandir los programas voluntarios de visitas a domicilio basados en evidencia que les permiten a los enfermeros, trabajadores sociales, y otros profesionales conectar a las familias con las herramientas que impactan positivamente la salud de los niños, su desarrollo, y su capacidad de aprender.

Mantener las inversiones al tiempo que se aumentan las innovaciones en los grados desde Kindergarten al 12°. El Departamento de Educación ha fomentado históricas reformas en nuestro sistema educativo al recompensar la excelencia y promover la innovación para contribuir al éxito de los estudiantes. Sobre la base de esas reformas, el Presupuesto de 2014 provee $659 millones en subvenciones de transformación de escuelas para transformar las escuelas que constantemente han tenido el peor desempeño; incluye $215 millones para apoyar modelos educacionales eficaces mediante el fondo de Inversión en la Innovación (denominado “i3”); aumenta el abanico de opciones de educación pública de alta calidad mediante una inversión de $295 millones en el programa de Expansión de las Opciones Educacionales; y provee $1.3 mil millones para los Centros Comunitarios de Aprendizaje del Siglo XXI para proveerles a los estudiantes de extremas necesidades tiempo adicional, apoyo y actividades de enriquecimiento. El Presupuesto también se compromete a mantener el apoyo a los estudiantes desfavorecidos al proveerles a los estados $14.5 mil millones para subvenciones bajo el Título I de la Ley de Educación Primaria y Secundaria (ESEA, por sus siglas en inglés) para pagar los salarios de los maestros y financiar intervenciones educativas críticas.

Apoyar la educación de los estudiantes migratorios. Específicamente, el Presupuesto apoya a las familias latinas al proveer $393 millones para el programa de Educación de los Estudiantes Migratorios, que está diseñado para ayudar a los niños migratorios y refugiados a vencer los retos singulares que estos encaran debido a los cambios frecuentes al mudarse de un estado a otro, donde encuentran diferencias en los planes de estudio, los requisitos para graduarse, o el contenido académico y las normas de desempeño académico para los estudiantes según el estado.

Rediseñar la escuela secundaria. El Presupuesto crea un nuevo fondo competitivo de $300 millones para rediseñar las escuelas secundarias para concentrarse en proveer experiencias estimulantes y relevantes, al tiempo que promueven y establecen alianzas con universidades y empleadores que mejoren la instrucción y preparen a los estudiantes para continuar su educación o para encaminarse en empleos especializados. Además, el Presupuesto propone fortalecer y reformar la educación de carreras y técnica para alinear mejor los programas con las necesidades de los empleadores y la educación superior para garantizar que los que se gradúen estén posicionados para tener éxito.

Mejorar la asequibilidad del costo y el valor de la universidad. El Presupuesto propone mejorar la asequibilidad del costo y el valor de la universidad con un compromiso sostenido a las Becas Pell; una reforma neutral para el presupuesto de los préstamos para estudios que hará que las tasas de interés se basen más en el mercado; un fondo de $1 mil millones de Carrera a la Cima para apoyar las subvenciones competitivas a los estados que impulsen la reforma de la educación superior, al tiempo que hacen más para contener el costo de las matrículas; un fondo de $260 millones de Primero en el Mundo para fomentar las innovaciones de vanguardia que reducen los costos de los estudios universitarios y aumentan las tasas de graduación; y reformas a la ayuda federal basada en el recinto universitario que establecen una política responsable sobre las matrículas, proveen una educación de alta calidad, y atienden mejor a los estudiantes que tengan necesidades financieras.

Mejorar la educación superior para los estudiantes de procedencia minoritaria. Adicionalmente, el Presupuesto apoyará mejorar y expandir los programas de educación para maestros en instituciones con estudiantado de minorías, que es una vía significativa para preparar una fuerza docente diversa. El Presupuesto mantiene el financiamiento de GEAR UP y TRIO para ayudar a proveer servicios de apoyo a los estudiantes que provienen de familias desfavorecidas parar prepararse, matricularse y completar su educación postsecundaria. Con los fondos disponibles en 2014 para GEAR UP, el Departamento llevará a cabo una competencia que financia proyectos cuyo propósito es garantizar que los estudiantes se matriculen en universidades que aprovechen su máximo potencial. Además, el Presupuesto continúa aproximadamente $800 millones en el financiamiento de programas que fortalecen y apoyan las instituciones cuyos estudiantes son minorías. El Presupuesto mantiene el financiamiento de los programas administrados por el Departamento de Educación que financian las instituciones cuyos estudiantes son hispanos (conocidas como las HSI, por sus siglas en inglés).

Preparar a los estudiantes para carreras STEM en la economía del siglo XXI. Para preparar a los estudiantes para carreras en los campos relacionados con las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), el Presupuesto propone una reorganización general de los programas federales de educación STEM para utilizar mejor los recursos y mejorar los resultados en cuatro áreas: instrucción de Kindergarten al grado 12, educación universitaria, becas de investigación a nivel de posgrado, y actividades educativas que normalmente tienen lugar fuera de la clase. Dicha reorganización se implementará con una concentración en aumentar la participación y las oportunidades para los estudiantes de grupos que históricamente han estado insuficientemente representados en esos campos.

Promover nuevos enfoques en los servicios de capacitación laboral y empleo. A medida que la economía cambia, los programas de capacitación y empleo tienen que hacer innovaciones y adaptarse para ayudar a los trabajadores estadounidenses a obtener las habilidades que necesitan para encontrar nuevos empleos y carreras. El Presupuesto incluye varias iniciativas para garantizar que se logren esas metas explorando oportunidades para reconsiderar cómo el gobierno federal financia los programas de capacitación laboral que benefician a poblaciones traslapadas; impulsando la innovación mediante el Fondo de Innovación para la Fuerza Laboral al probar nuevas ideas estatales y regionales para proveer mejores servicios de capacitación y empleo y ayudar a los trabajadores a encontrar empleos; y proporcionando $8 mil millones para un Fondo de Universidad Comunitaria a una Carrera para apoyar las alianzas entre los estados y las universidades comunitarias con empresas y otros grupos de interés para fomentar los habilidades de los trabajadores estadounidenses.

Crear vías al trabajo para todo estadounidense. Invertir en los jóvenes de bajos ingresos de nuestra nación, y conectar con empleos a aquellos que han experimentado un desempleo a largo plazo, es crítico para construir la prosperidad a largo plazo y garantizar que nuestra recuperación económica llegue a todos los estadounidenses. El Presupuesto crea un fondo de $12.5 mil millones de Caminos para Volver al Trabajo para que les sea más fácil a los trabajadores permanecer conectados con la fuerza laboral y adquirir nuevas habilidades para empleo a largo plazo. Esta iniciativa apoyará empleos tanto de verano como de todo el año para jóvenes de bajos ingresos, oportunidades de empleos subvencionadas para adultos desempleados y de bajos ingresos, así como otras estrategias prometedoras diseñadas para dar lugar a obtener empleo. El Presupuesto también propone un programa de $4 mil millones de Reempleo AHORA, que ayuda a los estados a financiar estrategias innovadoras para conectar con oportunidades de empleo a los trabajadores que reciben indemnización por desempleo y a otras personas que han estado desempleadas a largo plazo.

Establecer alianzas con las comunidades para ayudarlas a reconstruir. La iniciativa de Zonas de Promesa revitalizará las comunidades de alta pobreza en todo el país al atraer inversiones privadas, mejorar la vivienda asequible, expandir las oportunidades educativas, proveer incentivos tributarios por contratar trabajadores e invertir en las Zonas, reducir la violencia y asistir a los líderes locales a navegar los programas federales y eliminar la burocracia. Para alinear las inversiones federales con esas comunidades más golpeadas, el Presupuesto invierte $300 millones en combinar servicios eficaces que abarcan desde la cuna hasta la carrera con reformas escolares generales a través del programa Barrios de Promesa; $400 millones en el programa Barrios Elegidos para revitalizar la vivienda asequible y los barrios aledaños; y $35 millones en subvenciones Byrne para la Innovación en el Sistema de Justicia Penal para combatir la delincuencia y violencia graves con estrategias probadas de seguridad pública.

Solidificar a las familias. El Presupuesto apoya el compromiso hecho por el Presidente de promover los matrimonios sanos para todas las familias y apoyar la función crítica que desempeñan los hombres como padres en el desarrollo intelectual y emocional y en el bienestar financiero de sus hijos e hijas. El Presupuesto propone posibilitarles a los programas federales existentes, tales como el programa de manutención de hijos, que implementen modelos para hacer que más hombres trabajen y se relacionen con sus hijos. Este también apoya a los estados para probar estrategias para vencer los detractores financieros que impidan formar matrimonios seguros y estables.

Hacer permanentes los recortes de impuestos para las familias trabajadoras. El Presupuesto prolonga permanentemente las expansiones del Crédito Fiscal por Hijos y el Crédito Fiscal por Ingreso del Trabajo que fueron aprobadas en la Ley de la Recuperación y se prolongaron como parte de la Ley de Alivio Fiscal, Reautorización de la Indemnización por Desempleo y Creación de Empleos y la Ley de Alivio al Contribuyente Americano, ambas de carácter bipartidista, que el Presidente negoció y promulgó en enero de 2013. La mayor capacidad de reembolso del Crédito Fiscal por Hijos beneficia a 12 millones de familias con 21 millones de hijos, que incluyen a 3.6 millones de familias hispanas, con 6.3 millones de hijos. La expansión del Crédito Fiscal por Ingreso del Trabajo para las parejas casadas y las familias que tienen tres hijos o más les provee recortes de impuestos que promedian $500 a 6 millones de familias. Esas mejoras sacaron de la pobreza a 1.6 millones de estadounidenses, incluyendo a cerca de 700,000 hispanos, en 2010. El Presupuesto también propone hacer permanente el Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana, que actualmente ayuda a cerca de 11 millones de estudiantes y familias a costear los estudios universitarios.

Proveerles una mayor seguridad a los trabajadores estadounidenses. El Presupuesto apoya el llamado del Presidente a recompensar el trabajo duro con un aumento del salario mínimo federal a $9.00 la hora. Aumentar el salario mínimo incrementaría directamente los salarios de 15 millones de trabajadores y contribuiría a nuestra economía creciente. El presupuesto también hace inversiones importantes para contribuir a garantizar que las mujeres reciban una paga igual por el mismo trabajo mediante recursos adicionales para redoblar los esfuerzos de cumplimiento contra la discriminación en la paga hechos por la Oficina de Programas de Cumplimiento en los Contratos Federales y la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo del Departamento del Trabajo. Además, el Presupuesto provee un aumento de $3.4 millones para la División de Salarios y Horas (WHD, por sus siglas en inglés) para aumentar la aplicación de la Ley de Normas Laborales Justas y la Ley de Licencia por Asuntos Médicos y de Familia, que garantizan que los trabajadores reciban los salarios adecuados, paga por horas extra, y el derecho de tomarse una licencia con protección de su trabajo para asuntos médicos y de familia. Aunque la Ley de Licencia por Asuntos Médicos y de Familia les permite a muchos trabajadores tomarse tiempo libre sin goce de sueldo con protección de su trabajo, millones de familias no pueden darse el lujo de usar una licencia sin goce de sueldo. El Presupuesto apoya un Fondo Estatal de Licencia con Goce de Sueldo de $5 millones para proveerles ayuda técnica y apoyo a los estados que estén considerando programas de licencia con goce de sueldo.

Prevenir el hambre. En un momento de necesidad sostenida, el Presupuesto provee $7.1 mil millones de fondos para apoyar a los 8.9 millones de personas que se espera que participen en el Programa de Nutrición Suplementaria Especial para Mujeres, Bebés y Niños (WIC, por sus siglas en inglés), que es crítico para la salud de las mujeres embarazadas, las madres recién paridas, los bebés, y los niños pequeños. La Administración también continúa su apoyo del Programa de Ayuda de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), que es la pieza angular de la red de seguridad de ayuda alimentaria de nuestra nación que toca las vidas de más de 47 millones de personas al ayudar a las familias a poner alimentos sobre la mesa.

Apoyar los hábitos de alimentación saludables. El Presupuesto apoya la implementación de la Ley de Niños Saludables y Sin Hambre de 2010 con $35 millones en subsidios para equipos escolares para ayudar a proveer comidas saludables y un apoyo sostenido a otros recursos escolares.

Hacer más seguras las comunidades al reducir la violencia con las armas. Podemos proteger nuestros derechos bajo la Segunda Enmienda al tiempo que llegamos a un acuerdo en torno a reformas tales como las verificaciones de antecedentes para que sea más difícil que los delincuentes obtengan un arma, que son reformas de sentido común que contribuirán a proteger a nuestros ciudadanos del azote de la violencia con las armas que ha invadido a demasiadas comunidades en todo el país. El 16 de enero de 2013, el Presidente dio a conocer su iniciativa de seguridad con las armas que consistía en varias medidas legislativas que el Congreso está considerando actualmente y numerosas medidas ejecutivas, cuya mayoría ya está bien encaminada. El Presupuesto de 2014 incluye $667 millones en recursos adicionales para ayudar a implementar el plan de seguridad con las armas propuesto por el Presidente que incluye eliminar los vacíos legales sobre las verificación de antecedentes para que las armas no lleguen a manos peligrosas y tomar otras medidas de sentido común para reducir la violencia con las armas; hacer más seguras las escuelas; y ampliar el acceso a los servicios de salud mental.

Reformar nuestro sistema de inmigración. El plan del Presidente para una reforma de inmigración de sentido común continuaría las inversiones en la seguridad de las fronteras, perseguiría a las compañías que contraten a trabajadores indocumentados, mejoraría el sistema de inmigración legal para los inmigrantes patrocinados por empleadores y miembros de su familia, y establecería un camino responsable a ganarse la ciudadanía. El plan le requeriría a todo indocumentado que pague sus impuestos y una multa, que pase al final de la fila de trámites, que aprenda inglés, y que se someta a una verificación de antecedentes.

Un camino a ganarse la ciudadanía. La propuesta del Presidente les proveería un estado provisional a los millones de personas que viven aquí ilegalmente con la creación de un camino responsable que podría eventualmente llevar a la obtención de una tarjeta verde y de la ciudadanía. Se les requeriría a todos los solicitantes que pasaran verificaciones de seguridad nacional y antecedentes penales, que pagaran impuestos, cargos y multas, que aprendieran inglés, y que pasen al final de la fila detrás de los que estén esperando en el sistema de inmigración legal para ser elegibles para la ciudadanía.

Mantener a las familias unidas. La propuesta busca eliminar los casos atrasados existentes en el sistema de inmigración para personas patrocinadas por miembros de su familia con la recuperación de las visas no utilizadas y el aumento temporal de las cifras anuales de visas. La propuesta también aumenta los límites anuales existentes por país del 7 por ciento al 15 por ciento para el sistema de inmigración para personas patrocinadas por miembros de su familia. Este también considera a las familias del mismo sexo como familias otorgándoles a los ciudadanos norteamericanos y a los residentes permanentes legales la capacidad de solicitar una visa en base a una relación permanente con una pareja del mismo sexo. La propuesta también modifica las prohibiciones existentes por presencia ilegal y provee mayor discreción para eliminar las prohibiciones en casos de penuria.

Promover la asequibilidad a ser dueño de vivienda. La Administración proyecta que la Administración Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) asegurará $178 mil millones en préstamos hipotecarios en 2014, para apoyar nuevas compras de viviendas e hipotecas refinanciadas que reducen significativamente los pagos para el prestatario. Un 27 por ciento de todos los compradores de casas usaron el financiamiento provisto por FHA, así como un 50 por ciento de los compradores de casa afro-americanos y un 49 por ciento de las familias hispanas que compraron sus casas en 2011. Esta también es una fuente vital de financiamiento para los compradores de su primera vivienda, el 41 por ciento de los cuales usó el financiamiento asegurado por FHA en 2011.

Apoyar a los dueños de casa responsables y ayudarlos a permanecer en sus casas. El Presidente ha presentado un plan legislativo para apoyar a los dueños de casa responsables al hacer que millones más sean elegibles para un refinanciamiento optimizado, que puede ahorrarles cientos de dólares al mes. Además, el Presidente ha expandido los esfuerzos para ayudar a las familias a evitar la ejecución hipotecaria estableciendo, como norma de la industria, un período de indulgencia de 12 meses para los prestatarios desempleados y expandiendo la elegibilidad para el Programa de Modificación Home Affordable (HAMP, por sus siglas en inglés). La Administración continúa apoyando los programas de asesoría sobre la vivienda para los núcleos familiares en riesgo de ejecución hipotecaria y los núcleos familiares de ingresos bajos y moderados. El Presupuesto provee $55 millones para el programa de Asesoría Sobre la Vivienda del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) y $204 millones para la Corporación de Reinversión en Barrios, incluyendo $77 millones para el programa Nacional de Asesoría para la Mitigación de Ejecuciones Hipotecarias (NFMC, por sus siglas en inglés). NFMC les ha provisto asesoría a más de 1.4 millones de núcleos familiares.

Mantener un cuidado médico primario y preventivo de alta calidad. Los centros médicos son un componente clave del sistema de cuidado de la salud de la nación. Estos lugares ofrecen servicios de cuidado de la salud primarios y preventivos generales y de alta calidad a todos los estadounidenses, independientemente de su capacidad para pagar. A medida que se expande la cobertura de seguro a través de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, los centros médicos continuarán siendo un elemento crítico del sistema de salud. Para garantizar que los centros médicos continúen ofreciendo acceso y servicios críticos a millones de estadounidenses, el Presupuesto continúa apoyando totalmente las localidades existentes de centros médicos e incluye financiamiento para abrir nuevos centros médicos en áreas del país donde actualmente no existen. Hay más de 8,000 localidades de centros médicos alrededor del país que les proveen servicios a más de 20 millones de personas.

Apoyar los programas de reincorporación de presos. El Presupuesto provee $40 millones en nuevos recursos para los programas de reincorporación de presos del Departamento de Justicia, incluyendo $19 millones para programas residenciales de tratamiento para abuso de sustancias en las prisiones y cárceles estatales y locales, $15 millones para la Oficina de las Prisiones para expandir el Programa Residencial de Prevención del Abuso de Drogas y $6 millones para expandir las alternativas al encarcelamiento tradicional, incluyendo programas de monitoreo residencial. Además, se proveen $119 millones para ayuda subvencionada bajo la Ley de la Segunda Oportunidad. En adición, el Presupuesto provee $90 millones para los programas del Departamento del Trabajo que proveen servicios centrados en obtener empleo a ex-infractores adultos y menores así como menores que están en riesgo. Estos programas reducen la reincidencia mediante asesoría, capacitación laboral, tratamiento para adicción de drogas, y otra ayuda transicional provistos a los ex-prisioneros a medida que estos se reintegran al mercado laboral y la vida comunitaria.

Apoyar los negocios propiedad de minorías. La Administración continúa apoyando el acceso a crédito en las comunidades marginadas y de bajos ingresos. Según la información provista por el censo más reciente, los hispanos están abriendo negocios a un ritmo tres veces más acelerado que el promedio nacional. Para ayudar a los negocios a prosperar, el Presupuesto hará lo siguiente:

Apoyar el crecimiento y los préstamos. El Presupuesto provee $225 millones para el Fondo de Instituciones Financieras para el Desarrollo Comunitario (CDFI, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que les provee capital a las comunidades de bajos ingresos en toda la nación y está destinando una parte de sus fondos a ayudar a que haya tiendas de comestibles y otros proveedores al detalle de alimentos saludables en las comunidades urbanas y rurales marginadas. El Presupuesto promueve el espíritu emprendedor en las áreas marginadas al proveer financiamiento para programas de educación empresarial ofrecidos por la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés). Esto incluye $40 millones para una iniciativa de capacitación empresarial que identificará a dueños de pequeñas empresas que están actualmente listos para crecer. El Presupuesto también provee $29 millones para la Agencia de Desarrollo de Negocios Minoritarios a través del Departamento del Comercio.

Aumentar el acceso al crédito para las pequeñas empresas. El Presupuesto apoya $29 mil millones en garantías de préstamos en los programas 7(a), 504, y Compañía de Inversiones en Pequeñas Empresas (SBIC, por sus siglas en inglés) de la SBA, además de $25 millones en micro préstamos directos.

Recortarles los impuestos a las pequeñas empresas que quieren crecer y expandirse. El Presidente propone ampliar los 18 recortes de impuestos para las pequeñas empresas que ya ha promulgado con nuevos recortes de impuestos para fomentar el crecimiento y la inversión.

Suscitar la creación de empleos mediante la infraestructura. El Presupuesto para el Departamento del Transporte apoya totalmente los $50.1 mil millones de programas de transporte de superficie incluidos en el proyecto de ley de reautorización MAP-21 firmado por el Presidente el 6 de julio de 2012. Además de MAP-21, el Presupuesto incluye una reserva comenzando en 2015 para apoyar inversiones robustas a largo plazo en el transporte de superficie bajo la próxima reautorización. Para suscitar de inmediato el aumento de empleos, el Presupuesto provee $50 mil millones adicionales para inversiones en transporte en 2014. Aunque los proyectos de infraestructura toman su tiempo en arrancar, estas inversiones crearían cientos de miles de empleos en los primeros pocos años, y en industrias que sufren de desempleo prolongado. Esto incluye $40 mil millones en inversiones para "arreglar primero" para mejorar los activos existentes de infraestructura que más necesitados estén de repararse y $10 mil millones para contribuir a suscitar la innovación estatal y local en el desarrollo de la infraestructura y apalancar los fondos estatales, locales, tribales y privados. El hecho de hacer inversiones en la infraestructura ahora reintegrará a los trabajadores a la fuerza laboral y ayudará a los programas de transporte a corto plazo, pero el rendimiento sobre la inversión para los contribuyentes federales se beneficiará de las tasas de interés y los costos de construcción históricamente bajos. Para contribuir a que estos fondos fluyan hacia las comunidades sin demora, se les ha ordenado a las agencias federales clave que encuentren maneras de agilizar la obtención de permisos y aprobaciones para los proyectos de infraestructura. Por último, 2014 es el primer año de una propuesta de cinco años de reautorización de redes ferroviarias de $40 mil millones.

Recortar las facturas de energía para las familias de bajos ingresos. Como parte de una inversión general en las actividades relacionadas con la climatización, el Presupuesto incluye $184 millones para el Programa de Ayuda de Climatización del Departamento de la Energía, que les facilita a las familias de bajos ingresos reducir de manera permanente sus facturas de energía haciendo que sus casas sean más eficientes energéticamente. Las familias que reciben servicios de climatización experimentan una reducción anual en sus facturas de energía de alrededor de $250 a $450 en los costos de calefacción, aire acondicionado y servicio eléctrico, dependiendo del tipo de vivienda, su localidad, y la fuente de combustible. El Presupuesto también provee $3 mil millones para el Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP, por sus siglas en inglés) en el Departamento de Salud y Servicios Humanos para ayudar a las familias que tienen dificultades a cubrir sus gastos residenciales de calefacción y aire acondicionado. Este monto incluye $50 millones para subvenciones competitivas para ayudar a reducir los problemas energéticos para los núcleos familiares bajo LIHEAP que dependen de sistemas de alto costo persistente.

"Fortalecimiento de la economía para las familias latinas” está disponible en inglés aquíhttp://www.whitehouse.gov/omb/budget/factsheet/educating-a-competitive-workforce

###

White House Shareables