THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 4 de mayo, 2013
 

MENSAJE SEMANAL: Cómo componer nuestro sistema de inmigración y expandir el comercio en América Latina

WASHINGTON, DC— En su mensaje semanal, el Presidente Obama le habló al pueblo americano desde la Ciudad de México, en México, sobre las increíbles oportunidades para crear empleos de clase media en los Estados Unidos mediante el fortalecimiento de nuestros lazos económicos y la expansión del comercio en América Latina. También discutió un reciente proyecto de ley del Senado que toma medidas de sentido común para componer nuestro sistema de inmigración que no funciona, tales como el fortalecimiento de la seguridad en nuestra frontera con México, proveer n camino para ganarse la ciudadanía, y modernizar nuestros sistema de inmigración legal para atraer a trabajadores sumamente capacitados a nuestras costas, lo que contribuye a crear empleos y fomentar la economía. El Presidente continuará colaborando con nuestros vecinos para nuestra seguridad común y nuestra prosperidad común, de manera que podamos componer nuestro sistema de inmigración que no funciona, abrir más mercados para los negocios de los Estados Unidos, y crear empleos de clase media para los trabajadores estadounidenses.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. ET, del sábado, 4 de mayo, 2013.

Comentarios del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
Ciudad de México, México
4 de mayo, 2013
 

Hola a todos. Hoy les hablo desde la Ciudad de México. Y estoy aquí porque esta parte del mundo representa una oportunidad increíble para los Estados Unidos, especialmente en cuanto a mi prioridad principal como Presidente, que es la creación de buenos empleos de clase media.

Pues bien, una de las mejores maneras de fomentar nuestra economía es venderles más bienes y servicios Hechos en Estados Unidos a los clientes de todas partes del mundo. Y eso incluye a nuestros vecinos hacia el sur.

Ahora mismo, más del 40 por ciento de nuestras exportaciones van hacia las Américas. Y dichas exportaciones están aumentando más rápido que nuestro comercio con el resto del mundo. Por eso es que visité a México y a Costa Rica esta semana, para colaborar con los líderes para fortalecer nuestros lazos económicos y expandir el comercio entre nuestras naciones.

En México, también hablé sobre la reforma migratoria, porque ese es un asunto que afecta a ambos de nuestros países.

La realidad es que, ahora mismo, nuestra frontera con México está más segura de lo que haya estado en muchos años. Hemos puesto más guardias en el terreno que en ningún momento en nuestra historia. Y los cruces ilegales han disminuido en casi un 80 por ciento desde su momento más alto en el año 2000. Pero tenemos más por hacer, no solo para proteger la frontera sino para componer un sistema de inmigración que funciona sumamente mal.

En las últimas semanas, hemos visto la introducción en el Senado de un proyecto de ley de reforma migratoria de sentido común. Este proyecto de ley representa un acuerdo, lo que significa que nadie obtuvo todo lo que quería, incluyéndome a mí. Pero mayormente guarda consistencia con los principios que yo he planteado desde el comienzo.

Este continuaría fortaleciendo la seguridad de nuestras fronteras y les tomaría cuentas a los empleadores que contraten intencionalmente a trabajadores indocumentados.

Les proveería un camino para ganarse la ciudadanía a los 11 millones de personas que ya están aquí ilegalmente.

Y modernizaría nuestro sistema de inmigración legal de manera que podamos reunir a las familias y atraer a los empresarios e ingenieros sumamente capacitados que contribuirán a crear empleos bien remunerados y a fomentar nuestra economía.

Todos estos son pasos de sentido común que la mayoría de los estadounidenses apoya. Así es que no hay motivo por el que la reforma migratoria no pueda hacerse realidad este año.

Mientras tanto, continuaré colaborando con nuestros vecinos para nuestra seguridad común y nuestra prosperidad común. Millones de estadounidenses se ganan la vida actualmente debido al comercio entre nuestras naciones. Y, después de esta semana, estoy más seguro que nunca de que podemos aprovechar nuestra herencia y nuestros valores compartidos para abrir más mercados para los negocios americanos y crear más empleos para los trabajadores de los Estados Unidos.

Muchas gracias y que disfruten de un buen fin de semana

###

White House Shareables