THE WHITE HOUSE

Despacho del Secretario de Prensa


PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA                                                      

27 de junio de 2013

Declaración del Presidente en el Día Nacional de la Prueba del VIH

Hoy es el Día Nacional de la Prueba del VIH, cuando animamos a la gente por todos los Estados Unidos a hacerse la prueba. La detección temprana y el tratamiento del VIH salva vidas, y sin embargo, más de la mitad de los adultos en los Estados Unidos nunca se han hecho la prueba. Casi una de cada cinco personas que viven con el VIH en este país no conoce su estado. Eso retrasa el tratamiento, aumenta el riesgo de transmisión, y nos retrasa en la lucha contra la epidemia.

Hacerse la prueba del VIH es más fácil y más rápido que nunca. Y este pasado mes de abril, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos recomendó que todas las personas entre las edades de 15 y 65 años se hagan la prueba del VIH como parte de su atención médica de rutina. Eso significa que, en virtud de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, se requerirán nuevos planes de salud para cubrir la prueba del VIH sin ningún costo de desembolso adicional.

Pero más estadounidenses todavía tienen que decidir hacerse la prueba. Sabemos por nuestra experiencia aquí en el país y en todo el mundo que la prueba del VIH abre la puerta al tratamiento, reduce la propagación del virus, y ayuda a las personas a llevar vidas más largas y saludables. Es por eso que, en un viaje a África en 2006, Michelle y yo nos hicimos la prueba del VIH, porque no debe haber ninguna vergüenza ni estigma en conocer su estado. Y si cada uno de nosotros hacemos nuestra parte al hacernos la prueba -y animamos a nuestros amigos y familiares a hacer lo mismo- entonces nos acercaremos más a una generación libre de SIDA.

White House Shareables