THE WHITE HOUSE

Despacho del Secretario de Prensa


PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA                                                      

27 de junio de 2013

Declaraciones del Presidente Obama sobre la aprobación de
la reforma migratoria por el Senado

Hoy, con un voto bipartidista sólido, el Senado de los Estados Unidos cumplió con el pueblo americano, lo que nos lleva un paso crítico más cerca de arreglar de una vez y para siempre nuestro sistema de inmigración que no funciona.

Agradezco al líder de la mayoría Reid, al senador Leahy, al senador Schumer y cada miembro del ‘Grupo de Ocho’ por su liderazgo, y elogio a todos los Senadores que colaboraron, sin diferencias de partidos, para lograr esto.     

El proyecto de ley bipartidista que fue aprobado hoy fue un acuerdo de concesión. Por definición, nadie obtuvo todo lo que quería. Ni los Demócratas. Ni los Republicanos. Ni yo. Pero el proyecto de ley del Senado guarda consistencia con los principios clave para una reforma de sentido común que yo, así como muchos otros, hemos expuesto repetidamente. 

Si se promulgara, el proyecto de ley del Senado establecería el plan de seguridad de la frontera más agresivo de nuestra historia. Le ofrecería un camino a ganarse la ciudadanía a los 11 millones de personas que están ilegalmente en este país; un camino que incluye someterse a una verificación de antecedentes, aprender inglés, pagar impuestos y una multa, y entonces ir al final de la fila detrás de todos los que estén rigiéndose por las reglas e intentando venir aquí legalmente. Modernizaría el sistema de inmigración legal de manera que nuevamente refleje nuestros valores como nación y cubra las urgentes necesidades de nuestra época. Y le proveería un gran auge a nuestra recuperación, el reducir nuestros déficits y fomentar nuestra economía.

En el día de hoy, el Senado hizo su labor. Ahora depende de la Cámara de Representantes hacer lo mismo. 

A medida que este proceso va adelante, exhorto a todo aquel que tenga interés en este asunto a que se mantenga alerta. Ahora es el momento en que los opositores harán su mejor intento por desbaratar este esfuerzo bipartidista de manera que puedan impedir que la reforma de sentido común se haga realidad. No podemos permitir que eso suceda. Si ustedes son parte de la mayoría evidente de estadounidenses que apoya la reforma, desde los Directores Ejecutivos hasta los líderes laborales, desde los agentes de cumplimiento del orden hasta los líderes religiosos, pónganse en contacto con su miembro del Congreso. Díganles que hagan lo que debe hacerse. Díganles que aprueben la reforma de sentido común de manera que nuestros negocios y trabajadores se rijan por las mismas reglas y todo el que esté en este país pague lo que le corresponde pagar de impuestos. 

Tenemos una oportunidad exclusiva de arreglar nuestro sistema que no funciona de una manera que apoye nuestras tradiciones como nación de leyes y nación de inmigrantes. Solo nos hace falta que el Congreso complete esa labor. 

White House Shareables