LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM hora del este, SÁBADO, 14 de septiembre, 2013
 
MENSAJE SEMANAL: Buscando una solución diplomática en Siria

WASHINGTON, DC – En su mensaje semanal, el presidente Obama hizo un seguimiento de su discurso a la nación el martes y dijo que hay posibilidad de una solución diplomática en Siria, en parte debido amenaza creíble de una acción militar por parte de los Estados Unidos. Rusia se ha unido a la comunidad internacional para presionar a Siria a abandonar sus armas químicas que utilizaron para matar a más de 1,000 personas, el 21 de agosto – y  los Estados Unidos tomará medidas para asegurarse de que esto no es una táctica dilatoria. También vamos a mantener nuestra postura militar en la región y estaremos preparados para actuar si la diplomacia falla. Esto nos permite lograr nuestro objetivo de disuadir al régimen sirio de utilizar armas químicas, degradar su capacidad de usarlos, y dejando claro al mundo que nosotros no toleraremos su uso, para poder preservar un mundo libre del temor de armas químicas para nuestros hijos.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. ET, el 14 de septiembre, 2013.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje Semanal

La Casa Blanca

14 de septiembre, 2013

Esta semana, cuando le hablé a la nación sobre Siria, dije que, en parte debido a la amenaza creíble de una acción militar por parte de los Estados Unidos, hay la posibilidad de una solución diplomática.  Rusia ha indicado una nueva disposición a unirse a la comunidad internacional para impulsar a Siria a abandonar sus armas químicas, las cuales el régimen de Assad usó en un ataque que mató a más de 1,000 personas el 21 de agosto.  También le pedí al Congreso que aplazara un voto sobre el uso de la acción militar mientras proseguimos este camino diplomático.  Y eso es lo que estamos haciendo.

Bajo mi dirección, el Secretario de Estado Kerry está en discusiones con su homólogo ruso.  Pero estamos dejando claro que esto no puede ser una táctica dilatoria.  Cualquier acuerdo tiene que verificar que el régimen de Assad y Rusia están cumpliendo con sus compromisos.  Eso quiere decir tomar medidas para que Siria entregue sus armas químicas al control internacional y para que ultimadamente sean destruidas.  Esto nos permitiría alcanzar nuestro objetivo, impedirle al régimen sirio el uso de las armas químicas, privándolo de su habilidad para usarlas, y dejándole  claro al mundo que nosotros no toleraremos su uso.

Hemos visto indicaciones de que hay avances.  Tan recientemente como hace una semana, el régimen de Assad no reconocía que poseía armas químicas.  Hoy lo reconoce.  Siria ha indicado su disposición a unirse a otros 189 países, que representan el 98 por ciento de la humanidad, en el cumplimiento de un acuerdo internacional que prohíbe el uso de armas químicas.  Y Rusia ha arriesgado su propia credibilidad al apoyar este resultado.

Todos estos son pasos positivos.  Seguiremos trabajando con la comunidad internacional para  asegurarnos de que Assad entregue sus armas químicas para que puedan ser destruidas.  Seguiremos consiguiendo el apoyo de nuestros aliados en todo el mundo quienes estén de acuerdo con la necesidad de tomar medidas para prevenir el uso de armas químicas en Siria.  Y si estas discusiones producen un plan serio, estoy preparado para seguir hacia adelante con ese plan.

Pero no nos vamos a fiar sólo de la palabra de Rusia y Assad.  Necesitamos ver acciones concretas que demuestren que Assad ha tomado en serio la entrega de sus armas químicas.  Y como este plan sólo surgió a raíz de la amenaza creíble de una acción militar por parte de Estados Unidos, mantendremos nuestra postura militar en la región para seguir presionando al régimen de Assad.  Y si la diplomacia fracasa, Estados Unidos  y la comunidad internacional tienen que estar preparados para actuar.

El uso de armas químicas en cualquier parte del mundo es una ofensa a la dignidad humana y una amenaza a la seguridad de todos los pueblos.  Como he dicho durante semanas, la comunidad internacional debe responder a esta atrocidad.  No se le puede permitir a un dictador gasear a niños en sus camas con impunidad.  Y no podemos arriesgarnos a que los gases tóxicos sea conviertan en la nueva arma preferida de terroristas y de tiranos en todo el mundo.

Tenemos el deber de preservar para nuestros hijos un mundo libre del temor de armas químicas.  Pero si hay cualquier posibilidad de lograr ese objetivo sin recurrir a la fuerza, pues creo que tenemos la responsabilidad de seguir ese camino.  Gracias.

###

 

White House Shareables