LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
28 de enero, 2014
 
Una oportunidad para todos: Medidas ejecutivas clave que tomará el Presidente en 2014
 
La máxima prioridad del Presidente sigue siendo asegurarse de que las personas que viven en Estados Unidos de la clase media se sienten seguras en sus empleos, casas y presupuestos. Para crear una seguridad económica real y duradera, el Presidente trabajará con el Congreso y actuará por su cuenta para ampliar las oportunidades para todos de manera que cada persona que vive en Estados Unidos pueda salir adelante y tener la oportunidad de conseguir una vida mejor para sus hijos. 
 
Seguridad y oportunidad en el trabajo para la clase media
                                                                                                                           
  • Aumentar el salario mínimo mediante una Orden Ejecutiva a $10.10 para los trabajadores federales contratados. El Presidente también seguirá instando al Congreso para aumentar el salario mínimo a $10.10 en toda la nación, porque nadie que trabaje a tiempo completo debería tener que criar a su familia en la pobreza.
  • Crear una Nueva Cuenta de Ahorros Inicial para ayudar a millones de personas a ahorrar para su jubilación. El Presidente tomará una medida ejecutiva para crear una cuenta de ahorros para la jubilación “inicial” sencilla, segura y asequible disponible a través de los empleadores para ayudar a las millones de personas que viven en Estados Unidos a ahorrar para la jubilación.
  • Construir un lugar de trabajo del siglo XXI para las familias trabajadoras de Estados Unidos. El Presidente será el anfitrión de una cumbre sobre Familias Trabajadoras para destacar las políticas que aseguren la competitividad económica global de Estados Unidos mediante el apoyo a las familias trabajadoras; presentar las empresas que están haciendo un trabajo ejemplar en este espacio; y resaltar las leyes y políticas modelo de ciudades y estados de todo el país en áreas tales como la discriminación, la flexibilidad y ausencias pagadas. 
Oportunidad de empleo y económica
 
  • Lanzamiento de cuatro nuevos Institutos de Fabricación en 2014. Los fabricantes estadounidenses están añadiendo trabajos por primera vez en toda una década. Para construir sobre este progreso, el Presidente lanzará cuatro nuevos institutos este año mediante la medida ejecutiva. Estos institutos se basarán en los cuatro que ya ha anunciado el Presidente.
  • Revisión de todo el Gobierno de los programas federales de capacitación para ayudar a las personas que viven en Estados Unidos a conseguir las habilidades de gran demanda para buenos empleos. El Presidente ha ordenado a la Vicepresidencia que realice una revisión completa de nuestro sistema de capacitación laboral federal para asegurarse de que los programas tengan un mayor rendimiento y estén impulsados por las necesidades de los empleadores que están contratando de forma que conduzcan a empleos bien remunerados. En los próximos meses, ayudaremos a los colegios comunitarios a construir alianzas con las compañías a fin de que cuando cambien las necesidades de habilidades de las industrias, los colegios comunitarios puedan adaptarse rápidamente.
  • Alianzas con muchos directores ejecutivos principales de Estados Unidos para ayudar a los desempleados a largo plazo. Más adelante esta semana, como parte de un esfuerzo continuo que comenzó la Administración hace varios meses, el Presidente convocará a un grupo de directores ejecutivos y otros líderes empresariales que apoyen las mejores prácticas para la contratación de los desempleados a largo plazo.
  • Aumentar el número de aprendizajes mediante la movilización de negocios, colegios comunitarios y trabajo. Este año el Presidente movilizará a líderes empresariales, colegios comunitarios, alcaldes y gobernadores, y líderes sindicales para aumentar el número de aprendizajes innovadores en Estados Unidos.
  • Aumentar la eficiencia de combustible para los camiones. El Presidente propondrá nuevos incentivos para camiones de servicio mediano y pesado que funcionan con combustibles alternativos como el gas natural y la infraestructura necesaria para implementarlos, y la Administración establecerá nuevos estándares de eficiencia de combustible para los vehículos pesados.
  • Colaborar con los estados, ciudades y tribus para pasar a la eficiencia energética y energía limpia. El Presidente ha ordenado a su Administración que trabaje para reducir la contaminación de carbono a través de la energía limpia y la eficiencia energética.
Escuelas y oportunidad de educación
  • Conectar a 20 millones de estudiantes de 15,000 escuelas con la mejor tecnología para enriquecer educación K-12. La Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC) está haciendo un pago inicial importante en el objetivo ConnectED del Presidente de conectar al 99 % de los estudiantes con la tecnología inalámbrica y de banda ancha de próxima generación en un plazo de cinco años. En las próximas semanas, el Presidente anunciará nuevas asociaciones filantrópicas, incluidas compañías como Apple, Microsoft, Sprint y Verizon.
  • Rediseño de las escuelas secundarias para enseñar las habilidades del mundo real que necesitan los adolescentes. Este año, la Administración dará a conocer los ganadores de una competencia de $100 millones que apoya a las escuelas secundarias rediseñadas que ofrecen a los estudiantes de secundaria el acceso a la educación y las habilidades del mundo real.
  • Incrementar la oportunidad universitaria y graduación. Basándose en el éxito de la Cumbre de la Oportunidad Universitaria de la Primera Dama y del Presidente, en los próximos meses el Presidente estará pidiendo a colegios y universidades, organizaciones no lucrativas y empresas que trabajen con él en maneras de mejorar el acceso de los estudiantes y la conclusión de la educación superior.

Seguridad y oportunidad en el trabajo para la clase media

El avance mediante la medida ejecutiva 

  • Aumentar el salario mínimo a $10.10 para aquellas personas que trabajan en nuevos contratos federales. Un salario mínimo más alto puede aumentar los ingresos y reducir la pobreza. Más empresas, desde pequeñas empresas hasta grandes corporaciones como Costco, ven los salarios más altos como el camino correcto para impulsar la productividad, reducir la rotación laboral y aumentar las ganancias. El Presidente emitirá una Orden Ejecutiva para aumentar el salario mínimo a $10.10 para las personas que trabajan en los nuevos contratos de servicios federales.
  • Crear una Cuenta de Ahorros Inicial segura y fácil de usar para ayudar a millones de personas que viven en Estados Unidos de la clase media a ahorrar para su jubilación. Empezar a ahorrar es solo el primer paso hacia una jubilación segura. Los trabajadores deben tener un lugar para invertir sus ahorros arduamente ganados que proporcione un equilibrio adecuado entre riesgo y rendimiento, y muchos proveedores del sector privado no ofrecen opciones de ahorro para la jubilación a la medida de los ahorradores con saldos pequeños. Nuestro sistema de jubilación debería ayudar a estos potenciales ahorradores y animarlos para empezar a crear su seguridad de jubilación. El Presidente está usando su autoridad ejecutiva para crear una nueva cuenta de ahorros para la jubilación “inicial” sencilla, segura y asequible que estará disponible a través de los empleadores y ayudará a las millones de personas que viven en Estados Unidos a ahorrar para su jubilación.
  • Construir un lugar de trabajo del siglo XXI para las familias trabajadoras de Estados Unidos. En la primavera de 2014, la Casa Blanca, el Departamento de Trabajo (Department of Labor, DOL) y el Centro para el Progreso Americano (Center for American Progress, CAP), serán los anfitriones de una Cumbre sobre Familias Trabajadoras para establecer una agenda para un lugar de trabajo del siglo XXI que asegure la competitividad económica global de Estados Unidos en las próximas décadas. La Cumbre presentará los argumentos comerciales y económicos para las políticas que apoyan a las familias trabajadoras; presentará las empresas que están haciendo un trabajo ejemplar en este espacio; y resaltará las leyes y políticas modelo de ciudades y estados de todo el país en áreas tales como la discriminación, la flexibilidad y ausencias pagadas.
Continuar trabajando con el Congreso
 
  • Extender el seguro de desempleo de emergencia para las personas que viven en Estados Unidos que están buscando trabajo. En un momento en que nosotros, como nación, debemos avanzar en nuestros esfuerzos para ayudar a los desempleados a largo plazo a encontrar nuevos puestos de trabajo, no deberíamos haber dado nunca un paso atrás cortando abruptamente su seguro de desempleo. El Presidente insta a los miembros de ambos partidos a que se unan en este momento para como mínimo aprobar una extensión de tres meses bipartidista que está en estudio en el Senado. Al extender temporalmente el seguro de desempleo de emergencia por tres meses, este proyecto de ley bipartidista proporcionará beneficios para los más de 2 millones de personas que viven en Estados Unidos cuando más los necesitan, incluidos los 1.6 millones de personas que viven en Estados Unidos que ya han perdido el acceso a estos beneficios desde que expiró el programa a finales del año pasado.
  • Aumentar el salario mínimo a $10.10. El Presidente seguirá pidiendo al Congreso que apruebe el plan de Harkin-Miller para aumentar el salario mínimo federal para las personas que viven en Estados Unidos que trabajan en etapas a $10.10 y el índice de la inflación a partir de entonces, aumentando también el salario mínimo para los trabajadores que reciben propinas por primera vez en más de 20 años. El Presidente sabe que esto es importante para los trabajadores y bueno para los negocios.
  • Premiar el trabajo arduo al Expandir el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (Earned Income Tax Credit, EITC). Las expansiones del Crédito Tributario por Hijos y del Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo del Presidente Obama benefician a 15 millones de familias cada año, proporcionando una reducción de impuestos promedio de alrededor de $800. El Presidente está pidiendo ahora al Congreso que apruebe un aumento significativo en el EITC para los trabajadores sin hijos, incluidos los padres no custodios. Actualmente, los trabajadores sin hijos califican para un crédito máximo de alrededor de $500, que desaparece en los ingresos muy bajos. El Presidente propone fomentar el trabajo y reducir la pobreza aumentando el crédito máximo y poniendo el EITC a disposición de los trabajadores con los salarios más bajos para ofrecer un incentivo laboral más significativo.
  • Eliminar las exenciones tributarias de la jubilación para los más ricos mientras se mejoran para la clase media. Aproximadamente la mitad de todos los trabajadores que viven en Estados Unidos no tienen acceso a un plan de ahorros para la jubilación en el lugar de trabajo. Además, nuestros incentivos fiscales benefician principalmente a personas de altos ingresos que ya están bien posicionadas para la jubilación, lo que les permite obtener decenas de miles de dólares más en exenciones tributarias que las familias de clase media. El presupuesto del Presidente propondrá establecer la inscripción automática en cuentas IRA (o “auto-IRA”) para los empleados que no tienen acceso a un plan de ahorros en el lugar de trabajo, de acuerdo con un plan que ha propuesto en todos los presupuestos desde que asumió el cargo. Y, el Presidente desea trabajar con el Congreso para asegurarse de que cuando tomemos medidas para reformar nuestro código de impuestos que también reformemos los incentivos fiscales de jubilación que están patas arriba. 
  • Apoyar la equidad en el lugar de trabajo para las mujeres. El Presidente reiteró su llamado al Congreso para que apruebe la Ley de Equidad en el Cheque de Paga que fortalecería la Ley de Igualdad Salarial y daría a las mujeres más herramientas para luchar contra la discriminación salarial. La Administración también continuará trabajando para asegurarse de que tener un bebé no ponga en peligro el trabajo de una mujer, y que más personas que viven en Estados Unidos que trabajan arduamente puedan tener acceso a las ausencias pagadas con el fin de cuidar de los miembros de la familia y de ellos mismos. Porque el Presidente sabe que cuando las mujeres triunfan, Estados Unidos triunfa.
  • Igualdad en el lugar de trabajo para los trabajadores LGBT. Hoy en día, la ley federal prohíbe la discriminación laboral por motivos de raza, sexo, religión y discapacidad. Es hora de añadir la orientación sexual y la identidad de género a la lista, para que ningún trabajador que vive en los Estados Unidos pueda perder su empleo simplemente porque quién es o a quién ama. La Ley Contra la Discriminación Laboral proporcionará fuertes protecciones federales a los trabajadores que sean lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales. El año pasado, una mayoría bipartidista del Senado aprobó ENDA, y el Presidente renovó su petición a la Cámara de Representantes para que haga lo mismo.

Oportunidad de empleo y económica

El avance mediante la medida ejecutiva 

  • Lanzamiento de cuatro nuevos institutos de innovación en la fabricación en el 2014. Para apoyar la inversión en la competitividad de nuestros fabricantes y acelerar la innovación en la industria manufacturera, el Presidente hará uso de su autoridad ejecutiva para poner en marcha cuatro nuevos institutos de innovación de fabricación este año, una co-inversión por parte del sector privado y los organismos federales, dirigidos por los Departamentos de Defensa y Energía. Estos nuevos institutos se basarán en el éxito de los cuatro que el presidente ya ha anunciado, incluido el instituto piloto en Youngstown, Ohio, y el instituto lanzado más recientemente en Raleigh, Carolina del Norte. A finales de 2014, el Presidente habrá llegado a la mitad del camino desde su meta inicial de 15 institutos, sin el Congreso. Aprovechando los puntos fuertes de una región en particular, los institutos reunirán a empresas, universidades y colegios comunitarios y al gobierno para co-invertir en el desarrollo de tecnologías y capacidades líderes mundiales en fabricación que los fabricantes en Estados Unidos puedan aplicar en la producción.
  • Revisión de todo el Gobierno de los programas federales de capacitación para ayudar a las personas que viven en Estados Unidos a conseguir las habilidades de gran demanda para buenos empleos. En los próximos días, el Presidente dará a conocer los detalles de un plan para llevar a cabo un análisis, programa por programa, de los programas de capacitación federales para estar más centrados en las habilidades necesarias en los sectores de alta demanda. El Presidente ha pedido a la Vicepresidencia que dirija una revisión completa del sistema de capacitación laboral de Estados Unidos para asegurarnos de que nuestros programas estén ayudando a las personas con habilidades a encontrar puestos de trabajo que necesitan esas habilidades y, para aquellos que necesitan ser capacitados, asegurarnos de que nuestros programas de habilidades sean de mayor rendimiento y se emparejen mejor con las necesidades de habilidades de los empleadores que buscan contratar. En los próximos meses, ayudaremos a los colegios comunitarios a formar alianzas con las empresas para que nuestros programas de capacitación estén cumpliendo con las necesidades de las empresas que van a estar contratando.
  • Asociación con directores ejecutivos para poner a los desempleados a largo plazo de vuelta en el trabajo. El Presidente pide a todos los líderes empresariales en Estados Unidos que ayuden a los desempleados a largo plazo a volver a puestos de trabajo, porque somos más fuertes cuando Estados Unidos tiene equipos de pleno rendimiento. A finales de esta semana, como parte de un esfuerzo en curso que comenzó hace varios meses, el Presidente convocará a un grupo de directores ejecutivos y otros líderes que se han comprometido a dar una oportunidad justa de trabajo a más desempleados a largo plazo y a darles una nueva oportunidad para mantener a sus familias. Esta convocatoria destacará también modelos prometedores para conectar a los desempleados a largo plazo con el trabajo.
  • Aumentar los aprendizajes mediante la movilización de negocios, colegios comunitarios y trabajo. Los programas de capacitación de aprendizaje en el lugar de trabajo proporcionan un camino sólido para empleos con ingresos medios en muchos países. Otras economías con las que estamos compitiendo, como Alemania, tienen millones de programas de aprendizaje que conducen a puestos de trabajo cualificados, pero hoy en día solo hay alrededor de 420,000 programas de aprendizaje registrados en EE. UU. Este año, el Presidente movilizará líderes de empresas, sindicatos, colegios comunitarios y otros proveedores de capacitación para aumentar el número de programas de aprendizaje en este país y ampliar estas estrategias de “aprender y ganar” a otros campos de vanguardia.
  • Reducir la burocracia para invertir en la infraestructura. Con el fin de acelerar el crecimiento económico, el Presidente está tomando medidas para mejorar la eficiencia del proceso federal de la concesión de permisos, reduciendo la burocracia y obteniendo más decisiones oportunas en los permisos y revisiones federales, mientras se asegura de que los proyectos que son aprobados conlleven mejores resultados para nuestras comunidades y el medio ambiente. En agosto de 2011, el Presidente emitió un memorando presidencial para agregar más transparencia, responsabilidad y certeza en el proceso de permisos y revisiones. Desde entonces, las agencias han trabajado para agilizar los permisos y revisiones de 52 proyectos importantes y han completado la revisión de 32 proyectos que incluyen puentes, ferrocarriles, puertos y vías fluviales, carreteras y proyectos de energía renovable. Las agencias federales también han completado una revisión exhaustiva para identificar las mejores prácticas, tales como tener múltiples agencias revisando un proyecto simultáneamente en vez de en forma consecutiva. En las próximas semanas, el Presidente publicará un plan para institucionalizar estas mejores prácticas.
  • Aumentar la eficiencia de combustible para los camiones y ahorrar dinero a las familias. El Presidente propondrá nuevos incentivos para que camiones de capacidad mediana y pesada funcionen con gas natural u otros combustibles alternativos y la infraestructura necesaria para ponerlos en efecto. Esto se basa en los esfuerzos de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) y el Departamento de Transporte (Department of Transportation, DOT), como parte del Plan de acción climática, para desarrollar estándares de ahorro de combustible adicionales para vehículos pesados, que conducirán a mejoras sostenidas de economía de combustible para camiones y autobuses, y a la adopción de combustibles alternativos. Ya las inversiones del sector privado están desarrollando infraestructuras de gas natural, biocombustibles y otras infraestructuras avanzadas de combustibles a través de Estados Unidos al igual que la investigación está haciendo estas tecnologías más eficaces económica y ambientalmente. El Presidente se ha comprometido a acelerar la adopción de estos combustibles alternativos avanzados originados localmente, que benefician nuestro planeta, nuestra economía y nuestra seguridad energética. 
  • Colaborar con los estados, ciudades y tribus para pasar a la eficiencia energética y energía limpia. Como parte del Plan de acción climática, el Presidente ordenó a su Administración trabajar con los estados para desarrollar políticas de eficiencia energética y energía limpia. Ya 10 estados tienen sistemas basados en el mercado para reducir la contaminación de carbono; más de 35 estados tienen objetivos de energías renovables que son un imán para la inversión en energía limpia en tecnologías como la eólica, solar, hidroeléctrica, carbón con captura y almacenamiento de carbono, nuclear y geotérmica; y más de 25 estados tienen programas de todo el estado para reducir el desperdicio de energía. Basándose en este progreso, la Agencia de Protección Ambiental está trabajando con los estados, los servicios de utilidades y otros a fin de desarrollar nuevos estándares de contaminación de carbono para las centrales eléctricas. Además, el mes pasado el Presidente anunció un compromiso de más de $1000 millones en contratos de rendimiento ahorro de energía por nueve estados y varias ciudades en todo el país; este es otro ejemplo de gobiernos estatales y locales implementando políticas inteligentes para impulsar la inversión y crear puestos de trabajo como parte de una economía de energía limpia. 
  • Promover la producción segura y responsable de gas. El gas natural está ayudando a reducir la contaminación de carbono, y la Administración está tomando medidas para hacer más segura su producción. La Administración está desarrollando nuevos estándares ambientales para la producción de petróleo y para las excavaciones de la extracción de gas en tierras públicas y continuará invirtiendo en la investigación para asegurar la producción de gas natural segura y responsable. Bajo el Plan de acción climática del Presidente, la Administración también está desarrollando una estrategia de varios sectores para reducir las emisiones de metano. 
  • Establecer nuevos estándares de eficiencia de energía. Como parte del Plan de acción climática, desde agosto, el Departamento de Energía (Department of Energy, DOE) ha propuesto cinco estándares de conservación de energía y completó un estándar para enseres y equipos electrodomésticos. Estas acciones reducirán las facturas de electricidad y gas de los consumidores por cientos de miles de millones de dólares a la vez que reducen la contaminación de carbono. 
  • Equilibrio entre la conservación y el desarrollo: permitir proyectos de energía renovable en algunos terrenos públicos mientras se conservan aparte lugares demasiado preciados para desarrollar. El Presidente cree que debemos alentar el desarrollo energético de la manera correcta y en los lugares correctos, pero también reconoce que hay algunos lugares que son muy especiales para desarrollar. Es por ello que el Presidente usará su autoridad para proteger a algunos de los lugares que más aman las personas que viven en Estados Unidos, mientras que continuamos desarrollando los recursos energéticos en otros lugares. Y según seguimos la transición a la energía más limpia, el Presidente ha dirigido al Departamento de Interior (Department of Interior, DOI) para seguir avanzando hacia la meta del Presidente de permitir proyectos de energía renovable de 20,000 megavatios en terrenos públicos para el año 2020, lo cual si llegara a construirse completamente, representa suficiente capacidad para proveer energía a más de 6 millones de hogares. Desde junio de 2013, el Departamento del Interior ha aprobado varios proyectos grandes de energía renovable, que incluyen un proyecto eólico de 500 megavatios en Arizona y un proyecto de energía geotérmica de 40 megavatios en California. Además, en julio de 2013, el Departamento del Interior celebró su primer venta de arrendamiento para energía eólica en áreas fuera de la costas de Rhode Island y Massachusetts, y, en el otoño, el Departamento del Interior llevó a cabo una venta de arrendamiento para energía eólica adicional fuera de las costas Virginia y anunció la próxima subasta para un área fuera de las costas de Maryland. 
  • Tomar medidas para hacer a nuestras comunidades más resistentes a los efectos del cambio climático. En noviembre de 2013, el presidente Obama firmó una orden ejecutiva dirigiendo a las agencias a ayudar a las comunidades en Estados Unidos a fortalecer su resistencia a condiciones climáticas extremas y a prepararse para otros impactos relacionados con el clima. Bajo la orden ejecutiva, las agencias están trabajando para modernizar los programas federales para apoyar mejor la preparación para los impactos del cambio climático. La orden ejecutiva también estableció un grupo de trabajo estatal, local y de líderes tribales que se compone de 26 funcionarios electos de todo el país, el cual asesorará a la Administración sobre cómo el gobierno federal puede modernizar los programas y proveer herramientas que apoyen los esfuerzos de preparación para clima local. 
  • Abrir nuevos mercados para los fabricantes de energía limpia estadounidenses. Bajo el Plan de acción climática, el Presidente ordenó a su Administración negociar un acuerdo que eliminaría los aranceles sobre bienes ambientales, incluidas las tecnologías de energía limpia y renovable. Tal acuerdo podría acelerar el crecimiento en el mercado de $955 mil millones en el comercio mundial anual de bienes ambientales, que actualmente enfrenta tarifas tan altas como 35% en algunos países. 
  • La reforma y ampliación agresiva de SelectUSA para crear el primer esfuerzo federal para atraer trabajos de todo el mundo a EE. UU. El Presidente ha hecho el traer inversiones a Estados Unidos una prioridad principal del gobierno federal. Él está usando su autoridad ejecutiva para crear el primer esfuerzo del gobierno en su totalidad para atraer la inversión a través de la expansión y mejora de SelectUSA. Este esfuerzo ha significado una serie de primicias: la primera vez que habrá un sistema claro de promoción de inversiones de alta prioridad de creación de empleos, impulsada por los más altos funcionarios de la Administración hasta el Presidente; por primera vez habrá un único punto de contacto para inversionistas dispuestos a traer puestos de trabajo y producción a Estados Unidos; por último, la Administración está participando en el apoyo coordinado sin precedentes a los estados y localidades para atraer la inversión.

Continuar trabajando con el Congreso

  • Continuar pidiendo un Gran Pacto de puestos de trabajo para pagar las inversiones en infraestructura al reformar los impuestos de las empresas y al cerrar las brechas que ayudan a las empresas a enviar empleos a ultramar. Como el Presidente propuso por primera vez en Chattanooga en julio de 2013, él está listo para trabajar con el Congreso para un Gran Pacto de empleos de clase media que iguale la reforma integral para simplificar nuestro código de impuestos comercial con las inversiones para la reconstrucción de la infraestructura de Estados Unidos que crea más buenos puestos de trabajo en construcción, que nuestra economía necesita ahora mismo. Los ingresos temporales generados por la transición al nuevo sistema impositivo podrían utilizarse para financiar estas inversiones. Además, el Presidente sabe que la nación funciona mejor cuando convocamos a los recursos y el ingenio de nuestro sector privado vibrante, y por eso apoya los esfuerzos para atraer y facilitar el aumento de la inversión privada para reconstruir la infraestructura vital de Estados Unidos, incluida nuestra infraestructura de carreteras, puentes, tránsito, ferrocarriles, energía, y agua.
  • Arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona. Tenemos que arreglar nuestro sistema descompuesto de inmigración continuando con el fortalecimiento de nuestra seguridad fronteriza, tomando medidas enérgicas contra los empleadores que contratan a trabajadores indocumentados, y proporcionando un camino merecido a la ciudadanía para los inmigrantes que paguen una multa y los impuestos, que aprendan inglés, que pasen una verificación de antecedentes y vayan a la cola de la fila. Muchas empresas juegan con el sistema mediante la contratación de trabajadores indocumentados y hay 11 millones de personas viviendo en las sombras. Esto no es bueno para la economía ni para el país. Reforma migratoria hará crecer nuestra economía por más de $1 billón en las próximas dos décadas, ayudando a crear miles de empleos, elevar la productividad y unir a las familias de una manera oportuna y humana. El Senado ha pasado una legislación bipartidista que es en gran medida coherente con las prioridades del Presidente. Aunque la Cámara de Representantes puede seguir múltiples caminos, el Presidente se encuentra dispuesto a trabajar con todas las partes para hacer la reforma migratoria una realidad.
  • Invertir en crecimiento al mismo tiempo que fortalecemos la posición fiscal a largo plazo de nuestra nación. En los últimos cuatro años se ha reducido el déficit a la mitad como proporción de la economía, cayendo en un 5.7% del PIB, la mayor reducción del déficit en cuatro años desde la desmovilización de la II guerra mundial. La perspectiva del largo déficit también ha mejorado considerablemente debido a la reducción en el crecimiento de Medicare mientras mejoran la solvencia y los beneficios con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, un código de impuestos más justo establecido en durante el trato del abismo fiscal de 2012, y gasto discrecional que está en vías de ser el más bajo como proporción de la economía desde que Dwight Eisenhower era Presidente. El reciente acuerdo bipartidista del Presupuesto deshizo algunos recortes perjudiciales del año pasado a prioridades como la educación y la investigación y despejó el camino para que Washington evite atrasar nuestra economía este año con crisis fiscales manufacturadas. El Presidente quiere construir sobre este progreso con una agenda de crecimiento y oportunidad que incluye el compromiso de fortalecer nuestra posición fiscal a largo plazo. Esto implica un compromiso por parte del Presidente para pagar no solo todas sus iniciativas nuevas y en curso sino también para apoyar la reducción adicional del déficit de una manera equilibrada que surge de la reforma fiscal procrecimiento que nivela las oportunidades para la clase media y promueve los esfuerzos de reforma y fortalece los derechos a beneficios. Este enfoque acelerará el crecimiento y asegurará que la deuda siga descendiendo como parte de la economía durante la próxima década y que la deuda y el déficit se estabilicen en el largo plazo.
  • Transformar las comunidades en todo el país en centros globales de fabricación avanzada mediante una red nacional de institutos de fabricación. Basándose en los cuatro institutos que ya ha lanzado el Presidente y los cuatro institutos más que pondrá en marcha este año mediante poder ejecutivo, el Presidente sigue pidiendo al Congreso crear hasta 45 institutos de innovación en fabricación en 10 años, triplicando el número de los 15 institutos originalmente propuestos en sus discursos del Estado de la Unión de 2012 y 2013. El Presidente primero estableció una meta para el Congreso de triplicar el número de institutos apoyados en su discurso de julio de 2013 en Chattanooga. El verano pasado, los senadores Brown (D de OH) y Blunt (R de MO) y los congresistas Reed (R de NY) y Kennedy (D de MA) lanzaron propuestas bipartidistas en el Senado y la Cámara que nos moverían más cerca a la visión del Presidente de una red nacional de innovación en fabricación liderada por el Departamento de Comercio. El Presidente continuará trabajando con el Congreso para asegurarse de alcanzar su meta de 45 institutos de fabricación en 10 años. 
  • Apoyo y aumento de alianzas innovadoras entre colegios comunitarios y otras entidades públicas y entidades sin fines de lucro para reorientar esfuerzos de capacitación dirigida por los empleos. El Presidente quiere trabajar con el Congreso para aumentar los fondos para permitir que más trabajadores de todas las edades tengan acceso a programas de capacitación que proveerán las destrezas conducentes a buenos trabajos y carreras y son más responsables de resultados.
  • Nivelación de las oportunidades y apertura de nuevos mercados para productos fabricados en Estados Unidos. Desde que el Presidente asumió el cargo, hemos alcanzado un nivel récord de las exportaciones, más de $2 billones anuales en cada uno de los últimos tres años. El crecimiento en las exportaciones de productos y servicios estadounidenses ha representado un tercio de nuestro crecimiento del PIB durante la recuperación. Unos 9.8 millones de puestos de trabajo son apoyados por las exportaciones, las que aumentaron en 1.3 millones desde el año 2009. Ahora, para impulsar más las exportaciones y apoyar y expandir los empleos bien remunerados en EE. UU., el Presidente está trabajando hacia un Acuerdo de asociación transpacífico de 12 naciones y ha puesto en marcha las negociaciones hacia un acuerdo global con la Unión Europea. Para abrir estos mercados a nuestras empresas y asegurar que los nuevos acuerdos comerciales resulten en más empleos bien remunerados y que protejan a los trabajadores que viven en Estados Unidos, el Presidente quiere trabajar con el Congreso para actualizar su dirección y su papel en el comercio y aprobar legislación de Asistencia de promoción comercial (Trade Promotion Assistance, TPA) con el apoyo de una amplia coalición de ambos partidos en el Congreso. 
  • ubvención completa de SelectUSA para aumentar en cinco veces la cantidad de personas que se despiertan cada día con enfocados exclusivamente en traer empleos de nuevo al país. Partiendo de los $7 millones autorizados en el acuerdo reciente del presupuesto, el Presidente trabajará con el Congreso para conseguir la financiación total de la iniciativa SelectUSA de manera que podamos quintuplicar la cantidad de personal dedicado que se despierta cada día enfocado exclusivamente en traer empleos a Estados Unidos. La iniciativa asegurará que tengamos expertos en el extranjero y pongamos en marcha los especialistas en inversiones que necesitamos en las oficinas centrales para manejar el aumento de casos que ya hemos visto de la entrada de afluencia de la demanda de SelectUSA.
  • Protegiendo la innovación americana de los “secuestradores de patentes”. Nuestro sistema de patentes está consagrado en nuestra constitución para alentar la innovación y para recompensar a las personas que viven en Estados Unidos por su arduo trabajo y por tomar riesgos; pero en los años recientes, dicho sistema ha visto también una explosión de litigios de patentes abusivos que no están diseñados para recompensar la innovación, pero que amenazan a empresas sobre la base de reclamaciones cuestionables. Hay una cantidad creciente de empresas llamadas comúnmente “secuestradores de patentes”, que emplean estas tácticas de litigios como un modelo comercial, abusando de las protecciones sólidas otorgadas por el sistema, y que cuestan miles de millones de dólares y que socavan la innovación americana. En febrero, el presidente Obama desafió a la Administración y al Congreso para que se hagan cargo del problema, y en junio anunció un camino para proteger a las empresas de las prácticas depredadoras de los secuestradores. En su discurso del Estado de la Unión, el Presidente renovó su llamado al Congreso para que apruebe legislación sobre patentes, que cuenta con apoyo bipartidista. En las semanas entrantes anunciará importantes progresos en las iniciativas de la Administración sobre la reforma de las patentes para simplificar y fortalecer nuestro sistema de patentes para tener una economía del siglo XXI, ayudando a que las empresas se enfoquen en la innovación, no en los litigios. 
  • Apoyando a los creadores de trabajos americanos a través de una agenda para pequeñas empresas e iniciativa empresarial. Las pequeñas empresas sufrieron un impacto desproporcionado por el deterioro de la economía y, a pesar de las mejoras, hay desafíos importantes para que las pequeñas empresas consigan el capital y las capacidades que necesitan para crecer y contratar. El Presidente ha trabajado anteriormente con miembros de ambos partidos en el Congreso para la aprobación de tres transcendentales instrumentos de legislación, incluida la ley para la creación de empleos (JOBS Act), la ley de empleos de pequeñas empresas (Small Business Jobs Act) de 2010, y la ley de recuperación y reinversión americana (American Recovery and Reinvestment Act), y el Presidente desea trabajar con el Congreso en un paquete para pequeñas empresas que ampliará el acceso al capital, cortará y simplificará los impuestos para pequeñas empresas e invertirá en educación intensa en empresas. 
  • Creación de trabajos a través de la explotación del gas de esquisto. El Presidente pide que el Congreso trabaje con la Administración y con los gobiernos estatales y locales para crear zonas de crecimiento sostenible para el gas de esquisto (Sustainable Shale Gas Growth Zones), ayudando a que se junten las regiones para hacer que el gas de esquisto se explote de manera segura y responsable que ayude a crear economías regionales con diversidad y resistentes que puedan soportar ciclos de auge y depresión, y que puedan ser líderes en la edificación y el despliegue de tecnologías de energía limpia. La planificación regional inteligente y la ayuda técnica federal a los estados y a las comunidades locales puede asegurar que desarrollemos el gas de esquisto de la manera correcta y, al mismo tiempo, crear comunidades estables con trabajos bien pagados.
  • Impulsar la utilización del gas natural en el transporte y en la industria. Además, el Presidente anunció maneras específicas para enfocarse mejor en el aprovechamiento del gas natural en las industrias de la fabricación, transporte, y generación energética, creando empleos, reduciendo costos, y reduciendo la dependencia en el petróleo extranjero. La Administración ayudará a los estados y a las localidades a coordinar la revisión de proyectos del sector privado propuestos para invertir en plantas nuevas de fabricación con uso intenso de energía en EE. UU. dependiendo del gas natural. La Administración también ampliará los incentivos impositivos para edificar la infraestructura del combustible y reemplazar el petróleo con gas natural producido en EE. UU. en camiones y otros medios de transporte.
  • Ampliando las opciones de energía de los conductores americanos. Mientras que Estados Unidos seguirá dependiendo del petróleo y el gas producidos responsablemente, el presidente Obama está comprometido a una política a largo plazo que nos permite la transición a fuentes de energía más limpias.
  • Establecimiento de un fondo fiduciario para la seguridad energética (Energy Security Trust Fund) para financiar la investigación y el desarrollo de las tecnologías automovilísticas avanzadas (Advanced Vehicle Technologies). Además de instar al Congreso a que rechace los $4 mil millones en subsidios que los contribuyentes proporcionan a la industria del petróleo todos los años, el Presidente ha pedido al Congreso que establezca un fondo fiduciario para la seguridad energética y que apruebe reformas para promover la explotación diligente de petróleo y gas en tierras fiscales. La propuesta del fondo fiduciario para la seguridad energética tiene amplio apoyo bipartidista, incluido el de almirantes, generales retirados y directores ejecutivos líderes, y se enfoca en cambiar nuestros automóviles y camiones del uso de petróleo. Esta inversión de $2 mil millones en una gama de tecnologías económicamente eficaces como los vehículos avanzados que funcionan usando electricidad, combustibles biológicos caseros, hidrógeno, y gas natural de explotación nacional, se tomarán de ganancias generadas de la explotación de petróleo y gas federal. El establecimiento de una fuente dedicada de fondos permitirá que el Departamento de Energía mantenga inversiones orientadas y sostenidas que son catalíticas y que hacen avanzar directamente la seguridad energética de EE. UU.
  • El apoyo de la inversión en vehículos e infraestructura avanzados mediante un nuevo crédito impositivo y una extensión de los créditos impositivos para apoyar los biocombustibles celulósicos. El Presidente anuncia un nuevo crédito impositivo para catalizar la inversión en la infraestructura necesaria para apoyar el despliegue de vehículos en masa crítica. Esta propuesta sería neutra en cuanto a los combustibles, permitiendo que sea el sector privado el que determine si los biocombustibles, electrificación, gas natural, hidrógeno u otros combustibles de alternativa serían los más adecuados en las distintas comunidades. Además, el Presidente propuso extender el crédito para los productores de biocombustible celulósico que venció el 31 de diciembre de 2013. Los combustibles celulósicos tienen el potencial de reducir el consumo de petróleo y la contaminación de carbono mientras que impulsan el desarrollo económico rural. Extender el crédito impositivo existente aceleraría el desarrollo de este combustible de transporte dinámico.

Escuelas y oportunidad de educación

El avance mediante la medida ejecutiva 

  • Conectar a 20 millones de estudiantes de 15,000 escuelas con la mejor tecnología para enriquecer y personalizar la educación K-12. La tecnología tiene el potencial de transformar la educación en América, permitiendo que los estudiantes aprendan más, y que lo hagan a su propio paso, y que desarrollen el conocimiento y las destrezas que piden los empleadores. El Presidente anunció su iniciativa ConnectED en junio para convertir esta oportunidad en realidad para todos los estudiantes americanos, partiendo de su objetivo de conectar el 99 % de los estudiantes con la conectividad de próxima generación en cinco años. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) respondió al llamado de acción del presidente el mes de agosto pasado y anunció trabajos de modernización y expansión del programa E-Rate, para traerlo a la era moderna, y cumplir de manera más plena con las necesidades de las escuelas y bibliotecas mientras se conectan a la banda ancha de alta velocidad. En su discurso del Estado de la Unión, el Presidente anunció que con el apoyo de la FCC, haremos un pago anticipado importante en su objetivo, conectando a más de 15,000 escuelas y 20 millones de estudiantes durante los próximos dos años, sin añadir un centavo al déficit. Empresas como Apple, Microsoft, Sprint y Verizon están respondiendo al llamado, y en las semanas entrantes, el Presidente resaltará detalles adicionales de programas y asociaciones nuevas que acelerarán su visión de las aulas enriquecidas a lo largo de Estados Unidos.
  • Rediseño de las escuelas secundarias para enseñar las habilidades del mundo real que necesitan los adolescentes. Muy pocos estudiantes de América participan de manera significativa en su experiencia académica mientras están en la escuela secundaria. Muchos graduados de la escuela secundaria carecen de la exposición al aprendizaje que vincula su trabajo en la escuela con la universidad o con carreras, especialmente en los campos de importancia crítica de las ciencias, la tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Además, muchos competidores internacionales de América ofrecen a los estudiantes una educación más rigurosa e importante en sus años de escuela intermedia y secundaria. El Presidente ha pedido un esfuerzo completo para volver a replantear la experiencia de la escuela secundaria, desafiando a las escuelas a que aumenten los modelos innovadores que rediseñarán y personalizarán la enseñanza para los estudiantes, de manera que reciban la educación rigurosa e importante necesaria para graduarse y pasar a la enseñanza postsecundaria y a la edad adulta. Este año, la Administración tomará el primer paso hacia ese objetivo anunciando a los ganadores de una competencia por $100 millones para Youth CareerConnect; becas que proporcionarán a los estudiantes de la escuela secundaria la educación que es importante en la industria y las destrezas que ellos necesitan para un futuro exitoso, como parte de sus esfuerzos para asegurar que las escuelas secundarias preparen a los estudiantes para la universidad y las carreras.
  • Incrementar la oportunidad universitaria y graduación. Un niño que ha nacido en el 20 % inferior de la escala de ingresos tiene menos de 1 oportunidad en 20 de llegar al tope si no concurre a una universidad. Ganar un título universitario cambia esas posibilidades a casi 1 en 5. Por eso a principios del año, el Presidente y la Primera Dama auspiciaron el primer llamado a la acción de la Casa Blanca sobre las oportunidades universitarias recibiendo más de 150 compromisos nuevos de colegios, universidades, negocios, filántropos, y entidades sin fines de lucro para mejorar el acceso a las universidades y al éxito para estudiantes de bajos ingresos. El Presidente está pidiendo una movilización continuada durante todo el año 2014 para promover nuevos compromisos a la acción para ayudar a que más estudiantes de bajos ingresos tengan acceso a la universidad y triunfen en ella, incluyendo facultades y universidades adicionales, negocios, organizaciones sin fines de lucro y otros líderes.
  • Hacer que las universidades sean más accesibles para las familias americanas. La educación superior es la inversión unitaria más importante que puedan hacer los estudiantes en sus propios futuros. Al mismo tiempo, los estudiantes se están endeudando más para pagar por ella. Por eso, desde que asumió el cargo, el presidente Obama ha hecho inversiones históricas en la accesibilidad de las universidades, aumentando la beca máxima Pell Grant para familias que trabajan y de la clase media en más de $900, creando el crédito tributario para la oportunidad americana (American Opportunity Tax Credit), y aprobando reformas para los préstamos para estudios eliminando los subsidios a los bancos y haciendo que la universidad sea más accesible. En agosto, el presidente Obama describió una agenda nueva ambiciosa, incluido el desarrollo de un nuevo sistema de valoración de universidades para incentivar a las universidades para que se enfoquen en la asequibilidad y el valor, y que ayuden a los estudiantes y sus familias a tomar mejores decisiones en sus opciones universitarias. Porque los prestamistas a través de la nación ya están encontrando nuevas maneras para ayudar a los estudiantes a aprender más con un costo más bajo, la agenda incluye la asociación con colegios y universidades, empresarios, investigadores y enseñó a los líderes de los campos de la educación y la tecnología a ayudar a empoderar estudiantes y familias con las herramientas y recursos para ayudarlos a que tomen decisiones informadas sobre ir a la universidad y pagar por ella, y apoyar las innovaciones y las tecnologías que pueden conducir a avances en cuanto al costo y a la calidad de las universidades. Este año el Presidente continuará usando medidas ejecutivas para incentivar el desarrollo, la validación y el aumento de estas innovaciones de avanzada.

Continuar trabajando con el Congreso 

  • Hacer que haya educación preescolar de alta calidad disponible para los niños en todo el país. Para tener éxito en el siglo XXI, debemos tener la fuerza laboral más dinámica y educada del mundo; esa educación tiene que comenzar temprano en la vida. El presidente Obama ha presentado una visión audaz para ampliar el acceso a escuelas preescolares de alta calidad a todos los niños de cuatro años de edad en América y mejorar el acceso a programas voluntarios de visita a hogares y otros servicios para nuestros niños más jóvenes. Este año, el Presidente trabajó con el Congreso para establecer un anticipo para su visión al invertir los recortes financieros al programa Head Start para proporcionar educación temprana crítica a los niños de nuestra nación, lanzando nuevas asociaciones para la atención temprana de niños de Head Start para ampliar el acceso a la atención de alta calidad de recién nacidos y menores de dos años para decenas de miles de niños adicionales y ampliar el acceso a programas preescolares de alta calidad a través de Race to the Top.
  • Preparando a la juventud de América para que se gradúe lista para ir a la universidad y emprender carreras al transformar nuestras escuelas secundarias. En su discurso del Estado de la Unión de 2013, el Presidente presentó una nueva visión para las escuelas secundarias de América y ha propuesto dedicar nuevos recursos en el Departamento de Educación para aumentar los modelos que personalizan la educación y se enfocan en la exploración de universidades y carreras para los estudiantes, de manera que los estudiantes se gradúen estando mejor equipados para cumplir con las exigencias de nuestra economía de alta tecnología.

Asegurar un sistema de financiación de la vivienda seguro y sólido

  • El final de Fannie y Freddie tal como los conocíamos. El Presidente ha dejado claro que es hora de pasar la página a la era de los rescates financieros de los contribuyentes y de préstamos imprudentes, y construir un nuevo sistema de financiación de la vivienda que proporcione la propiedad de vivienda segura para las familias responsables de la clase media y aquellos que luchan por unirse a ellas. El Presidente se siente alentado por el liderazgo del Presidente Johnson del Comité Bancario del Senado y del miembro prominente Crapo para tratar de forjar una legislación bipartidista. El Presidente también aprecia los esfuerzos bipartidistas de otros miembros del Senado, como el senador Warner y el senador Corker. Tal como expuso el Presidente en su discurso de la vivienda en agosto de 2013, está listo para trabajar con los miembros del Congreso de ambos partidos para promulgar una legislación basada en cuatro principios fundamentales de la reforma que (i) ponga el capital privado en el centro del sistema de financiación de la vivienda, (ii) ponga fin al modelo de negocio fallido de Fannie Mae y Freddie Mac para que los contribuyentes no se vuelvan a encontrar comprometidos con préstamos incobrables y rescates financieros, (iii) asegure el acceso generalizado a hipotecas seguras y responsables, como la hipoteca de interés fijo a 30 años, y (iv) apoye la asequibilidad para los compradores por primera vez con capacidad crediticia y el acceso a la vivienda de alquiler asequible para familias de clase media y aquellos que aspiran a unirse a ellas.

 

White House Shareables