LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 15 de febrero, 2014

MENSAJE SEMANAL: Haciendo un Llamado al Congreso para que Suba el Salario Mínimo

WASHINGTON, DC – Esta semana, el Presidente actuó para alzar el salario de más trabajadores al requerir que los contratistas federales le pague a sus empleados un salario justo de por lo menos $10.10 por hora. En el mensaje semanal, el subraya la acción ejecutiva y hace un llamado al Congreso a que apruebe un proyecto de ley que aumente el salario mínimo para todos los trabajadores a nivel nacional.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 15 de febrero de 2014.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

15 de febrero de 2014

Hola a todos. En este año de acción, dije que haría todo lo que estuviera en mi poder a fin de ampliar las oportunidades para más personas que viven en Estados Unidos. Y esta semana, me puse manos a la obra para subir los sueldos de los trabajadores al requerir a los contratistas federales que paguen a sus empleados un sueldo justo de al menos $10.10 la hora. Estos son los trabajadores que sirven la comida de nuestras tropas, les lavan los platos, cuidan a nuestros veteranos; personas que viven en Estados Unidos que trabajan duro y que recibirán un aumento de sueldo a medida que se establecen estos contratos. Eso será positivo para los contratistas, para los contribuyentes y para el balance de Estados Unidos.

Sabemos por qué es importante. Nuestra economía ha crecido durante cuatro años. Nuestras empresas han creado ocho millones y medio de nuevos puestos de trabajo. Aún así, mientras que las personas que más ingresan están mejor que nunca, la media de sueldos apenas ha cambiado. Demasiadas personas que viven en Estados Unidos están trabajando más duro que nunca solamente para sobrevivir, por no hablar de mejorar su situación. Y eso ha sido así desde mucho antes de entrar en recesión.

Por eso tenemos que construir una economía que funcione para todos, no solo para unos pocos afortunados. Tenemos que recuperar la oportunidad para todos, la idea de que independientemente de quiénes sean o de cómo empezaron, con esmero y responsabilidad, pueden salir adelante en Estados Unidos.

El programa de oportunidades que he presentado se ha construido sobre la base de más puestos de trabajo nuevos que pagan buenos salarios; mejor capacitación para que la gente pueda desempeñar esos trabajos; una mejor educación para nuestros hijos; y la garantía de que el trabajo honesto se recompense. Esta semana he puesto en marcha una medida que recompensará el trabajo duro para más personas que viven en Estados Unidos.

Pero para terminar el trabajo, el Congreso debe actuar. Desde la primera vez que le pedí al Congreso que aumentara el salario mínimo hace un año, ya son seis los estados que han aprobado leyes para aumentar el suyo. Más estados, ciudades, condados y compañías están tomando medidas para unirse a ellos. Una mayoría abrumadora de personas que viven en Estados Unidos apoyan aumentar el salario mínimo que tiene un valor del 20 % menos que cuando Ronald Reagan asumió el cargo.

En este momento, hay un proyecto de ley en el Congreso que elevaría el salario mínimo en Estados Unidos a $10.10 la hora. Es fácil de recordar: diez-diez. Y recuerden: el trabajador medio que recibiría un aumento si actúa el Congreso tiene unos 35 años. La mayoría de los trabajos con los salarios más bajos están desempeñados por mujeres. Y aumentar el salario mínimo no solo subiría sus salarios, sino que su efecto subiría los salarios de unos 28 millones de personas que viven en Estados Unidos. Sacaría a millones de personas que viven en Estados Unidos de la pobreza y ayudaría a millones más a trabajar para salir de la pobreza, sin necesitar un solo dólar en impuestos o gastos nuevos. Ayudará a más empresas a conseguir más clientes con más dinero para gastar, lo que ayudaría a mejorar la economía para todos.

Se merecen saber lo que piensan sobre este tema las personas que les representan. Si no apoyan un aumento del salario federal mínimo a diez-diez la hora, pregúntenles “¿por qué no?”. Aquellos que se oponen a aumentar los salarios de la gente han usado los mismos argumentos durante años, y una vez tras otra, se ha demostrado que se equivocan. Demostremos que no tienen razón y démosle un aumento a Estados Unidos. Hagamos que las oportunidades sean más fáciles de conseguir para todas las personas que viven en Estados Unidos que estén dispuestos a trabajar para ello.

Gracias y que pasen un buen fin de semana.

###

White House Shareables